El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27798Vistas
AA

36. Cp - 33

Capitulo Treinta y Tres

 

Eh de ser honesta, las últimas semanas han sido algo pesadas. Todo entre Louis y yo ah estado muy intenso, por lo tanto me eh mantenido lo suficientemente alejada de el. Después de nuestra discusión, no hemos hablado y de eso ya han pasado tres semanas.  Ese día el durmió en el living ó no sé donde exactamente, pero seguro no durmió en la misma cama que yo.

 

El único momento que estuvimos juntos fue cuando salimos del hotel y cuando llegamos al aeropuerto, rumbo a Grecia tome asiento junto a Zayn; platicamos bastante en el vuelo. Llegando a nuestro destino, camine junto a Louis al subirnos a la camioneta; de igual forma al llegar al hotel.

 

Pero una vez dentro de nuestra suite, me encerré en la habitación y no supe que fue de su vida; él se durmió en el sofá toda la semana, mientras que yo disfrute de una hermosa cama. Por supuesto que el salía a sus conciertos y todo junto con los chicos, pero sin mi; lógicamente no tenía cara para decirme que lo acompañara.

 

Mientras él trabajaba, yo disfrute al máximo de Grecia sin su presencia; aproveche para pasear un rato por la playa, nadar un poco en la piscina del hotel. Aunque sentía que tenía todas las miradas sobre mí, pero no importo; fui completamente feliz con mi notable embarazo andando en bikini.

 

Algunas personas se acercaban a pedirme fotos, no me negué; por lo mismo hay muchas fotos mías embarazada en bikini que se esparcieron por internet y los medios como si fueran un virus. Les eh de contar que en la semana me hice muy cercana a Zayn, me cae increíblemente bien y platicamos mucho por textos solamente.

 

Finalmente llego mi momento de estar sola en Londres, la semana de mi tranquilidad paso volando. Lo único que hice fue dormir, relajarme y disfrutar de mi completa monotonía; sin Louis que me hablara ó molestara. Mi abogado vino un par de veces, alguien ofreció una cifra por mi apartamento; vino a consultarme si lo aceptaba ó no, por supuesto que dije que sí.

 

De eso ya paso una semana, así que como supondrán; Louis ya está en Londres. Pero a pesar de que estamos en el mismo departamento, no convivimos para nada; el está en su habitación y yo en la mía. Nos hemos cruzado a veces, cuando yo voy a la cocina y el está en el living y cosas así por el estilo; pero no hemos hablado, no tenemos porque cruzar palabra. Lo malo de esto es que aún queda una semana más para estar juntos bajo el mismo techo, después puede que decida quedarme en Londres ó irme a Nueva York unas semanas.

 

Eh platicado todos los días con Zayn, me hace reír y pasar un buen rato; es una excelente persona. Hablamos de todos los temas que se les puedan ocurrir, hablamos de mi embarazo; pero no de lo que hay entre Louis y yo y su mal humor.

 

Hoy cumplo las veinte semanas de embarazo, cinco meses que se han pasado casi volando. Puedo jurar que mi vientre crece cada día más, así mismo cada día mi instinto maternal se manifiesta más.

 

Ahora mismo estoy en la sala de espera del hospital Kensington, espero a escuchar mi nombre para pasar a consulta. Obviamente estoy sola, a pesar de lo que Louis dijo en la entrevista; el no está conmigo para esta consulta.

 

-Kendra Stone…-dice la enfermera

 

Me levanto de mi asiento, mi móvil vibra en el bolsillo de mi abrigo; un mensaje.

 

Contacto: Zayn

Mensaje: Hey! Buenos días, te deseo suerte para tu consulta; de no haber estado en Bradford te hubiera acompañado. Pero sabes que moralmente tienes mi apoyo

Posdata: Espero y puedas enviarme una foto de los gemelos y ojala y POR FIN puedas saber el sexo de los peques

 

Sonrió ante su mensaje, le respondo.

 

Contacto: Zayn

Respuesta: Buenos días, gracias por tus buenos deseos J no te preocupes, ya tendrás suerte la próxima para acompañarme jaja

Posdata: Cuenta con la foto, ojala y si se dejen ver los gemelos

 

Guardo mi móvil en mi bolso de mano, tomo asiento frente al escritorio de la doctora Sharon. Cruzamos algunas palabras, me hace las preguntas habituales y hablamos un poco de mi horrible infección estomacal que tuve en Italia. Procedemos al ultrasonido, me acomodo en la camilla de costumbre.

 

-Y vaya que tu embarazo evoluciona bastante rápido –dice la doctora al ver mi vientre descubierto

-Eso mismo digo yo –respondo

-Pero de cualquier forma necesito que sigas con las vitaminas que te eh recetado siempre –comenta, aplica el gel frio en mi vientre- Tienes un buen peso, estas saludable; pero debes de aumentar unos kilos más y es importante que no sufras una descompensación por el aumento inhabitual de peso –agrega- Tienes que estar al cien el día del parto, de lo contrario te vas a desmayar de camino a hospital ó cualquier otra cosa –comenta

-Yo sigo sus instrucciones al pie de la letra –respondo- Sigo siendo vegetariana, pero como bastante bien –agrego risueña

-Bueno, aquí vamos…-dice mirando la pantalla, la miro yo también

-Se ve tan pequeños aun…-digo con cierta ternura

-Y lo serán cuando nazcan también –comenta- Por ser gemelos tienen menos espacio, pero confió en que serán excelentemente sanos –dice sonriente

-¿Se ve que son? –pregunto mirando con detalle la pantalla, pero no puedo distinguir su sexo realmente

-No se dejan ver…-dice Sharon concentrada en la pantalla- Parece que quieren sorprenderte al nacer…-agrega

-Supongo que si…-comento

-Lo importante es que se les ve bien, bastante saludables y tienen un buen crecimiento; todo está perfecto y normal con tus hijos –sonríe, le respondo con otra sonrisa

 

Imprime una foto del ultrasonido para mi, le agradezco; me extiende su mano para levantarme de la camilla. Camino de regreso a mi asiento, bostezo; tengo un sueño repentino.

 

-Y bueno Kendra, dime… ¿Qué has pensado del parto? –pregunta la doctora

-¿Respecto a que precisamente? –contesto

-Bueno, quieres que sea natural, en el agua, en casa ó algo programado como una cesárea ó un parto inducido ¿Qué has pensado? –insiste

-La verdad es que no lo eh decidido, supongo que realmente no lo eh analizado como es debido –respondo- Pero creo que lo más lógico es que sea natural –agrego

-Pero debes de estar consciente de que lo más conveniente es que sea cesárea, puesto que son dos bebes –dice Sharon- También puede ser un parto normal, pero debería de meditar la idea de que sería conveniente una cesárea programada para estar seguros de que todo saldrá bien –agrega

-La verdad es que me dan miedo los quirófanos, los hospitales en sí –respondo- Y creo que el simple hecho de pensar que tendría que entrar a un quirófano por voluntad propia, eso me da algo de miedo -agrego

-Lo importante aquí es tu salud y el bienestar de tus hijos, así que no te estreses con el tema; simplemente piénsalo un poco, ojala y para la próxima consulta estés bien decidida y podamos planear todo bien –comenta

-Okey, me parece bien –respondo- Aun tengo tiempo para pensar las cosas, aun faltan cuatro meses –agrego

-Eso dices ahora cielo, que tienes tiempo; pero cuando no te des cuenta, estarás cargando a dos pequeños –dice Sharon risueña

-Ojala y no sea así, aun tengo mucho que hacer antes de que nazcan –respondo

-Oh, también tienes que pensar lo del hospital –comenta- Yo puedo atender el parto en cualquier hospital que quieras, pero en tu caso; es importante que tengas reservada una habitación privada, que hables con los directivos del hospital que elijas para que lleguen a un acuerdo de privacidad total y solo personal autorizado pueda trabajar en tu parto –agrega

-No te preocupes Sharon, prometo tener todas las respuestas para la próxima consulta –contesto

-Bueno, aquí tienes la receta de las vitaminas que necesitas –dice entregándome el pedazo de papel con mil letras- También escribí unas instrucciones que debes seguir –agrega- Entre ellas, quiero que tomes muy en serio lo de viajar de un lado al otro; estas en una etapa avanzada de tu embarazo; un cambio de altura bastante brusco puede provocarte un problema parecido a lo de Canadá pero más preocupante –comenta- El parto puede adelantarse, las cosas se dificultan; etc –dice seriamente- Así que si vas a viajar, procura que sea haciendo escalas y solo que sea un viaje muy importante; aparte de que viajes un día y tome un avión hasta dos semanas después, no tengas viajes tan repentinos –comenta

-De hecho ya no viajare tanto, tratare de estar lo más posible en un solo lugar –contesto- De hecho quería comentarte que viajare a Nueva York terminando la próxima semana, regresare a Londres hasta mi próxima consulta –agrego- ¿Crees que haya algún inconveniente? -pregunto

-Mientras viajes descansada y con poco estrés, confió en que todo esté bien –dice con una sonrisa

 

Nos despedimos con un abrazo, salgo del consultorio; me despido de las enfermeras. Subo al elevador,  camino pro el lobby del hospital tranquilamente. Siento algunas miradas sobre mí, pero no detengo mi paso. Subo a mi auto, eh de contarles que mi vientre esta a centímetros de chocar contra el volante; por lo tanto manejo con el asiento recorrido hacia atrás, lo mas que se pudo. Me pongo mis gafas oscuras, el día esta algo soleado.

 

Como ya les dije, alguien compro mi departamento; por lo tanto ya puedo sentirme libre de comprar la casa que quiero. Eh de contarles que mi abogado me mando algunos mails respecto a propiedades en Nueva York, me gustaron varias; pero una en particular me dejo sin aliento.

 

Ayer por la noche reserve mi boleto para viajar y ver la propiedad personalmente, si es tan linda como en las fotos; es un hecho que ya sé donde viviré. Por eso es que me quedare tanto tiempo allá, en caso de que sea un hecho la compra de la propiedad; aprovechare para comprar muebles y todo lo que necesite.

 

Aparte de que mi cumpleaños es dentro de dos semanas, el 16 de Diciembre cumplo veintitrés y estaría bien pasar ese día especial con mi mamá. El cumpleaños de Louis será ocho días después, pero que a él le festejen sus amigos  ó quien sea; yo no tengo por qué preocuparme por él.

 

También me emociona el hecho de pasar navidad y año nuevo con ella, hace mucho que no festejo las fiesta decembrinas con ella; planeo des estresarme al cien por ciento el próximo mes sin duda alguna.

 

Ya hable con mi mamá de esto, está emocionada; ya está planeando mil cosas que haremos las semanas que este allá. El único que no lo sabe es Louis, pero le avisare el día que me vaya; ese mismo día el tomara un vuelo para seguir con la gira de la banda, por eso mismo elegí esa fecha para viajar a Nueva York.

 

De camino a casa me detuve en una farmacia para comprar lo que me receto la doctora, también compre algunos dulces. Gracias a los caramelos se me alboroto el hambre, hice una pausa en un restaurante vegetariano cerca del centro; pedí algunas cosas para comer en mi habitación más tarde y un helado que devore en el camino.

 

Como de costumbre hay fotógrafos en la entrada, los ignoro; estaciono el auto en el lugar habitual de siempre. Los segundos en el elevador transcurren rápido, camino por el pasillo a paso tranquilo. Entro al departamento, afortunadamente Louis no está en el living.

 

Cierro la puerta, camino por las escaleras; se escucha algo de ruido en la habitación de Louis. Entro a mi cuarto, cierro la puerta; me quito los zapatos. Dejo mi bolso sobre la mesa de noche, me quito el abrigo; tomo asiento en la cama. Enciendo el televisor con el control remoto, afortunadamente hay maratón de “Criminal Minds”.

 

Termino de comer mi ensalada y mi pasta a la Italiana, disfruto del pastel de chocolate; es increíblemente delicioso.

 

-Tenemos que hablar…-escucho del otro lado de la puerta

 

Hay no, que carajos quiere. Eh estado tan bien últimamente sin escuchar su estúpida voz diciendo idiotez y media, no sé qué mosca le haya picado. Suspiro, estoy por responderle; la puerta se abre y entra el a la habitación.

 

-La puerta se toca antes de entrar…-le digo seria

-Te hable del otro lado, pero no contestaste –responde, suena muy tranquilo

-No escuche –miento- Debiste haber tocado –agrego

-Si lo sé, disculpa –contesta- Pensé que te habrías quedado dormida ó algo y por eso no contestabas –agrega

-Si hubiera estado dormida ¿Qué? –digo seria, sigo viendo la T.V sin prestarle mucho interés

-Ya estaría de regreso en mi habitación –responde, cierra la puerta

-Bueno, finjamos que estoy dormida y te regresas a tu habitación ¿Vale? –digo totalmente en serio, honestamente no quiero verlo; tal vez y sigo sin superar lo que me dijo el otro día

-Es en serio que tenemos que hablar –responde

-Estamos hablando…-digo completamente concentrada en la TV

-Me refiero ah que hay temas de que hablar en especifico –responde- Tenemos que ponernos de acuerdo a algunas cosas –agrega- Dentro de unas semanas será tu cumpleaños, así que quiero saber si quieres que organice algo en especial –comenta

-No estaré contigo ese día, así que no tenemos porque hablar de esto siquiera -respondo

-¿Disculpa? –su tono de voz cambia radicalmente, creo se molesto…- ¿Con quien estarás entonces? –evito mirarlo

-Creo que esa respuesta es personal, no tienes por qué estar enterado de todo lo que pasa en mi vida –contesto- Y por si te lo preguntabas…tampoco estaré contigo en tu cumpleaños, así que si quieres hacer planes para las fiestas decembrinas; no cuentes conmigo –concluyo sonando muy segura

 

Hay un incomodo silencio por unos segundos, lo escucho resoplar; da un par de pasos y se pone de pie frente al televisor.

 

-Es de mala educación que tapes mi vista –comento, agacho la mirada hacia mi pastel

-Es de mala educación que me ignores mientras te hablo de algo importante –contesta, suena serio

-En lo que a mí concierne, todo ah quedado muy claro –levanto la mirada- Pero si te quedo una duda, es importante que sepas que no nos veremos hasta el próximo año –agrego- Y te aviso de una vez, no puedo seguir viajando contigo; es importante que empiece a guardar reposo –concluyo

-También es importante que hablemos de los gastos médicos –contesta- Necesito que me digas cuanto será necesario para el parto y la hospitalización –agrega- Simon me pregunto que si ya sabias en donde reservarías el cuarto de hospital, hay muchas cosas que se deben organizar y eso tomara tiempo -comenta

-Aun no sé nada de eso, así que después te aviso –tomo otro trozo de pastel

-Hoy llego mi estado de cuenta del banco –comenta de repente- Y al parecer no ah habido ningún cargo a mi tarjeta de crédito con motivo de tus consultas –agrega- ¿No sabes si ah habido algún error en la información de los pagos en el hospital? –pregunta

-Lo único que sé es que yo estoy pagando mis consultas –respondo

-Acordamos que yo pagaría los gastos médicos respecto a tu embarazo –dice serio

-Y yo pienso que puedo cubrir los gastos –contesto- No quiero que más tarde te sientas con algún derecho sobre mis hijos solo porque pagaste los ultrasonidos –agrego totalmente sincera

 

Se queda congelado, la expresión en su rostro es una mezcla de sorpresa y confusión; parece no haber entendido mis palabras.

 

-¿Algo más de lo que quieras hablar? –digo saboreando el chocolate del pastel que se derrite en mi boca

-Si…-dice arrastrando la ultima letra- Mi mamá ah insistido mucho últimamente sobre comprar cosas para los gemelos –agrega- Estaba pensando en ir mañana al centro y  visitar algunas tiendas, comprar muebles, ropa, lo necesario; puedes escoger lo que más te guste –agrega- Cambiare mis cosas al cuarto de visitas del primer piso, para poder arreglar mi cuarto para los bebes; aunque sea de fingido para que venga mi familia y vea avance en ese aspecto y todo parezca normal entre nosotros –dice en un tono suave de voz

-No creo que sea necesario –respondo- Puedes decirle a tu mamá que hemos comprado todo en tiendas por internet, que como escogimos de varios países diferentes y diseñadores; las cosas tardaran en llegar aquí pero estarán a tiempo para su nacimiento –agrego

-Creo que podemos hacer lo que te propongo, así puedes quedarte con todo lo que compre –responde- Prometo que no me sentiré con derecho alguno sobre tus hijos –agrega

-Gracias por la oferta, pero eh de decirte que no –contesto- Piensa en el pretexto que quieras decirle a tu mamá, ya que te decidas por lo que le dirás me avisas para yo también decirle lo mismo cuando me pregunte

 

Una vez más se queda sin palabras, parece que no estaba preparado para mi sinceridad el día de hoy; pero la verdad es que ya me canse de quedarme siempre callada.

 

-¿Cómo te fue con la doctora? –dice de repente

-Bien, gracias –respondo desviando la mirada hacia el control remoto en mi mano

-¿Cómo están los pequeños? –pregunta, suena dulce su voz

-Excelentemente –contesto, estiro mi brazo para dejar el plato vacio sobre la mesa de noche

-Oh…que bien –guarda silencio- ¿Te dijo su sexo ó alguna pista de que serán? –agrega

-No se dejaron ver…-respondo

-¿Tu qué crees…-lo interrumpo

-Sabes Louis…-suspiro- No intentes hacerme platica, la verdad no quiero ser grosera pero todo entre tú y yo está muy claro –agrego- No tienes que fingir interés para nada, sé muy bien que te importa un bledo mi embarazo –trago saliva- Así que limítate a ser amable y con eso será mas que suficiente para sobrellevar lo que falta del contrato –digo mirándolo fijamente

 

Me mira fijamente, esta mas confundido que nunca; en sus ojos azul verdoso resalta algo de gris que no había notado antes, tal vez sera que tiene muy abiertos sus parpados.

 

-Yo…mira…no…-tartamudea, agacha la mirada- Te dejo –logra pronunciar- Que tengas buena tarde, nos vemos –suspira

-Igualmente –respondo educadamente

 

Da un par de pasos, se queda de pie frente a la puerta; toma la manija, voltea a verme. Su mirada se fija con la mía, ambos estamos en total silencio; lo único que se escucha en mi habitación es la televisión y el eco de nuestras respiraciones.

 

No sé cuánto tiempo ah pasado, el simplemente suspira; regresa su mirada al frente, gira la manija de la puerta y sale de mi habitación.

 

Suelto un suspiro, trago saliva; es oficial, lo poco que sentía por Louis se ah ido. Siento mis hombros relajarse, de cierta forma me siento algo liberada de haber sido tan sincera con él; la verdad es que ya era tiempo de dejarle las cosas en claro, no necesito que siga fingiendo a estas alturas del partido.

 

Después de esto queda una semana más con el aquí, un mes en Nueva York y dos meses más aquí; después de eso todo será tranquilidad.

 

Cuatro meses más tengo que aguantar del contrato, solo eso y seré libre; totalmente libre.

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...