El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27756Vistas
AA

35. Cp - 32

Capitulo Treinta y Dos

 

La verdad es que el día de ayer tuve la mejor siesta del mundo, admitiré que fue bastante lindo dormir entre los brazos de Louis; entre sueños lo escuchaba respirar. Aunque parece que el disfruto más de la siesta que yo, cuando desperté él seguía dormido; me quede inmóvil un buen rato mas para no despertarlo.

 

Poco después llego una enfermera con lo que era mi cena, le pedí que por favor le pidiera al señor que estaba afuera de la habitación que entrara. Con el mas mínimo tono de voz, le pedí a Paul que comprara algo de comida para Louis.

 

El despertó ya que Paul había llegado con su comida, se levanto de la cama y me agradeció por haberle ordenado la comida. Ambos disfrutamos de nuestros platillos en silencio, fue raro que después de tan lindo momento abrazados; el simplemente no mencionara nada al respecto, por supuesto que yo igual no dije nada.

 

Una enfermera entro para revisar mis signos vitales, reviso la solución; poco después entro la doctora, me preguntaron cómo me sentía, respondí que muchísimo mejor y sin nada de vomito ni mareo; también el dolor estomacal había desaparecido.

 

La doctora me dio una receta de lacto-bacilos que debía tomar, puesto que la infección había afectado de manera significativa mi estomago; así que era importante reconstruir la capa protectora que se había desgastado y también tomar unas vitaminas. Me dieron de alta a las diez de la noche, como era de esperarse ya todo el mundo hablaba de que estaba internada de nuevo; habían fans y periodistas rodeando el hospital.

 

Afortunadamente Paul y los de seguridad del hospital habían ideado una manera de salir sin que la gente se diera cuenta, salimos por la parte trasera; la camioneta negra paso desapercibida por el estacionamiento y nadie se entero de que había abandonado el hospital hasta que llegamos al hotel.

 

Las fans me recibieron con sus habituales gritos, seguridad del hotel nos rodeaba a Louis y a mí por nuestro camino hacia la entrada. Al llegar a la suite, simplemente camine a la habitación; me quite las sandalias, me acomode bajo las cobijas y caí rendida en un profundo sueño.

 

Una patada de los gemelos y despierto, estuvieron muy activos toda la noche estos latosos; pero esta aptada fue significativamente fuerte. En el momento en que llegamos al hotel empezaron a moverse sin parar, parece que no les gusto el hospital.

 

Bostezo, estiro mis brazos hacia arriba; suspiro, pongo ambas manos sobre mi vientre. Acaricio a mis gemelos, responden moviéndose de lado a lado; su respuesta causa una sonrisa enorme y automática en mi rostro, es lindo despertar con una muestra de “cariño” de mis hijos.

 

Volteo a mi izquierda, la cama esta desordenada pero no está Louis; volteo a ver el reloj de pared que cuelga sobre la pantalla, marca las diez de la mañana con doce minutos. Me siento en mi lugar, estiro la mano para tomar el control remoto sobre la mesita de noche.

 

Escucho la voz de Louis, volteo a mi derecha; esta en el balcón, parece que habla por teléfono. Enciendo el televisor, empiezo a cambiar canales de poco a poco hasta encontrar uno en ingles; es una película llamada “Chlóe”. El ruido de la puerta corrediza me avisa que Louis entro a la habitación, volteo a verlo; camina hacia mí.

 

-Buenos días –dice tranquilo

-Buenos días –respondo

-¿Qué tal dormiste? ¿Cómo te sientes? –pregunta, se detiene a unos pasos de distancia

-Bien, me siento descansada y bastante mejor; gracias –respondo

-Te vez muy bien –comenta- Se que es temprano, no quisiera molestarte pero hay cosas de que hablar…-agrega

-Okey…dime –respondo

-Bueno, hoy es nuestra última presentación aquí; viajaremos mañana en la tarde a Grecia –contesta- Estaremos ahí una semana, así que no se si quieras quedarte aquí unos días más y después alcanzarnos allá ó ¿Cómo vez? –agrega, toma asiento en el sofá de la habitación

-¿Qué sigue de Grecia? –pregunto

-Una semana recorriendo España, dos semanas de descanso en Londres –responde

-Hmmm…creo que estaría bien si viajo a Grecia con ustedes, terminando la semana yo puedo viajar a Londres evitando España para descansar casi un mes en Londres –comento

-Sí, me parece buena idea –responde- Arreglare todo eso –agrega

-Bueno…dijiste “cosas que hablar” –respondo- Ya hablamos de una ¿Qué mas falta? –agrego

-Se que quedamos en que no usaríamos lo que paso ayer para publicidad…-comenta- Así fue, a todos los medios se les ha dicho que no habrá comentarios al respecto –agrega- Pero están haciendo comentarios bastante desagradables, pero hay una propuesta del programa de “E!” para hacernos una entrevista; nunca hemos hablado al cien del embarazo –camina hacia mi- Así que el programa nos ofrece la oportunidad de hablar libremente de la situación, de que expliquemos que tus visitas al hospital han sido cosas mínimas y de que alguna manera se baje el nivel de locura en las especulaciones –toma asiento en la orilla de la cama- Le dije a Simon que hablaría contigo primero antes de darle una respuesta ¿Qué opinas? –pregunta

-Opino que sigo queriendo privacidad en el tema del embarazo, por algo no eh dado declaraciones –respondo- Pero supongo que no es mala idea responder algunas preguntas sencillas –agrego

-¿Es un si entonces? –dice con una tenue sonrisa

-Aja –digo asintiendo con la cabeza

-Entonces le avisare a Simon para que arreglen todo, la entrevista será hoy por la tarde antes de irme al concierto ¿Te parece bien si es en nuestra suite? –contesta- Así no tienes que salir y evitas el estrés –agrega

-Okey…-suspiro

-Mientras pediré algo para desayunar –se pone de pie- Tienes que tomar tu medicamento –dice caminando a la puerta

 

No digo, nada. Sale de la habitación, ahora que estoy sola empiezo a dudar de la entrevista. Suspiro, me entretengo viendo la tv; la película es algo fuerte a decir verdad, la trama es bastante interesante. Una mujer de buena posición contrata a una prostituta para que le coquetee a su marido, quiere saber si su esposo sería capaz de engañarla en la primera oportunidad.

 

La contratada “Chlóe” empieza a darle falsos relatos a la esposa, dándole a entender que su esposo le es infiel con ella; la esposa parece que se da cuenta de que “Chlóe” es lesbiana y se ah enamorado de ella, le mentía sobre su esposo.  La señora le pide que se olvide de todo, pero la chica no lo hace; se encarga de enamorar al hijo de la señora.

 

Estoy concentrada mirando los minutos claves de la película, la puerta de la habitación se abre; entra Louis cargando una charola plateada. Camina hacia mí, en la charola hay un vaso de jugo de naranja, una taza con una bolsita de té a un lado; azúcar en cubos, un plato de fruta fresca y un plato de Hot-Cakes con un cubo de mantequilla encima.

 

-¿También vas a desayunar? –digo al ver tanta comida

-No –responde- Yo desayune cuando desperté –agrega- Esto es para ti –deja la charola sobre la mesa de noche junto a mi

-Es demasiado para mí –digo mirando la charola

-No sabía que querías desayunar, por eso te pedí esto; lo que no quieras, lo dejas –comenta

-Gracias de cualquier forma -respondo

-Provecho –dice con una amable sonrisa- Te dejo, saldré un momento; si necesitas algo háblale a Paul- agrega

-Okey –respondo

-De cualquier forma no tardare –comenta

 

Respondo asintiendo con la cabeza, el sale de la habitación; cierra la puerta. No le pregunte a donde iba, no quise verme chismosa ni darle importancia; pero si le hubiera preguntado sobre mi móvil, no sé en donde demonios se encuentra.

 

En fin…sigo viendo la película, me estiro para tomar el plato de fruta de la charola. Mis gemelos se mueven al instante en que mastico los primeros trozos de fruta, parece que son fans de la sandia. Bebo el último sorbo del jugo, la película termina en un final dramático por supuesto; suspiro, tomo el control remoto y empiezo a cambiar canales.

 

Con el tenedor tomo el ultimo trozo de Hot-Cake, según yo era mucho y ya devore todo, no debería de comer tanto. Pero juro que si en este momento me traen un plato de cualquier otra cosa, sin duda alguna lo comería entero; parece que mi apetito empieza a descontrolarse.

 

Me quito las cobijas de encima, me siento en la orilla de la cama; despacio me pongo de pie, desde hace un rato vi las vitaminas sobre el tocador de la habitación. Saco dos pastillas del frasco siguiendo las instrucciones de la doctora, tomo dos de los lacto-bacilos también; camino hacia la mesa junto a la cama, le pongo un terrón de azúcar al te.

 

Pongo las pastillas sobre mi lengua, bebo el té sin respirar; afortunadamente no estaba muy caliente. Escucho el timbre de la suite, con algo de pereza salgo de la habitación; probablemente a Louis se le olvido su llave.

 

-Buenos días señorita –dice una señora algo mayor con un raro ingles

-Buenos días…-respondo con una sonrisa educada

-Su esposo pidió que subiera alguien a hacer la limpieza –comenta

-Oh…-digo confundida

-Pero si gusta puedo regresar más tarde –contesta

-Oh no, adelante –respondo

 

La señora sonríe, le sonrió de vuelta. Abro mas la puerta para que entre junto con un carrito de limpieza, cierro la puerta de la suite.

 

-Si no le molesta, empezare en su habitación –comenta

-No hay problema –respondo- Mientras tanto tomare una ducha –agrego sonriente, doy la media vuelta

-Por cierto ¿Se encuentra mejor? –la escucho decir

-Si –volteo a verla- Gracias –agrego

-Es bueno dormir mucho cuando estas embarazada, así es fácil evitar el cansancio y episodios de presión alta ó baja –comenta

-Oh, gracias –digo educadamente

-¿Sabe si serán niños ó niñas? ¿Ó espera la parejita? –dice curiosa

-No tengo idea –respondo- No se han dejado ver –agrego

-Yo digo que será la parejita –dice sonriente

-Que estén sanos es lo importante –respondo sonriente

-Ante todo su salud de los bebes y la tuya es lo principal –dice sonriente la señora

 

Le sonrió una vez más, camino hacia la habitación; tomo de mi maleta lo que necesito para la ducha; entro al baño.  La señora fue bastante curiosa con todas sus preguntas, pero por alguna razón no me dio desconfianza responderle; creo que es alguien sincera y no tenía mala intención, aunque no puedo estar segura ya que no la conozco.

 

Aun es temprano, la entrevista será en la tarde; tengo tiempo de sobre aun. Pongo el tapón al jacuzzi de la ducha, espero a que este lleno; entro a la tina, el agua está en una temperatura perfecta. Los gemelos se mueven de un lado al otro, creo que uno de ellos me ah dado un manotazo; no estoy segura, pero creo que uno de ellos específicamente está moviendo su mano.

 

Pongo ambas manos sobre mi vientre, lo acaricio; suspiro, este es un lindo momento de madre eh hijos. Debería de tener más momentos como este, creo que empiezo a disfrutar de mi embarazo; tal vez a pesar de la situación con Louis, tendré lindos momentos que recordar del embarazo; momentos así como este.

 

Bostezo, el baño me dio algo de sueño; no recuerdo cuando fue la última vez que tarde tanto en la ducha. Miro mis dedos, literalmente están como los de una abuelita; prueba de que dure mucho en el jacuzzi y aparte en la regadera. Seco mi cuerpo con una toalla, la misma que amarro en mi cabellera.

 

Estoy por ponerme la bata de baño, me veo en el espejo mientras tanto; mi cuerpo se ve diferente, chistoso…Mis piernas siguen igual, también parece que aun tengo un rastro de lo que alguna vez fue mi cintura. Mis brazos están normales, lo único diferente es mi cadera; parece que se ah ensanchado, también mis pechos han crecido; ni hablar de mi vientre, cada día crece más.

 

Salgo del baño, todo en la habitación esta reluciente; huele a limpio, de hecho huele a frutas o algo por el estilo. Me acerco a mi maleta, saco algunas prendas para ver mis opciones; no sé que debería de ponerme para la entrevista, pero si tengo que verme bien.

 

Escojo unos leggins que compre en Nueva York, son color negro. Entre mis blusas hay una color verde militar, me queda algo pegada; tomo asiento en la orilla de la cama para verme en el espejo del tocador; sentada la blusa se despega un poco de mi vientre, me veo bien; de cualquier forma no quiero ocultar el embarazo pero tampoco me quiero ver muy embarazada ¿Me explico?

 

Regreso al baño, con la secadora quito el exceso de agua en mi cabellera; con algo de crema para peinar esponjo mi pelo para que se marquen mejor las ondas naturales de mi cabello. En cuanto al maquillaje, solo uno base en el rostro; polvo compacto encima para que no brille mi rostro, cepillo mis pestañas con rímel bastante intenso. Cepillo mis cejas para que se vean decentes, un poco de lip stick color rosa coral en mis labios; creo que será todo.

 

Salgo del baño, de mi maleta tomo mi perfume favorito; roció algo de “Touch Of Pink” sobre mi ropa, en mi cabello y en mi cuello para oler bien. Tomo mis flats negras con el logo de “Chanel” en dorado, tomo asiento en la orilla de la cama; me pongo las flats, es algo incomodo agacharme hacia adelante, el vientre me estorba para este movimiento.

 

-Qué bueno que ya estas lista –escucho a Louis decir- Ya están en el lobby los de la entrevista –agrega, cierra la puerta

-¿Ya se fue la mucama? –respondo

-Sí, acaba de salir –contesta

-¿Le diste propina? –digo poniéndome de pie

-Si, por supuesto; no lo olvide –comenta

-Parece que lo que si olvidaste fue avisarme a mí que ella vendría a limpiar –me detengo frente al espejo del tocador

-Oh si…bueno, la suite tiene que estar impecable para la entrevista; será grabada por supuesto –contesta

-Aja…-me miro en el espejo, me veo bien

-Por cierto, quería avisarte que todo esta listo; viajaras con nosotros mañana, tu vuelo a Londres para la próxima semana ya esta listo también –comenta

-Vale, gracias –respondo amable

-Por nada –contesta- Por cierto, yo iré contigo a tu próximo ultrasonido; espero no te moleste –agrega

-Me parece bien –respondo

-Y quería comentarte, tengo cien mil euros disponibles –dice de repente, lo veo por el espejo; cruza sus brazos frente a su pecho

-Okey…-digo confundida

-Quería preguntarte si los quieres a tu cuenta por el contrato ó los guardo para los gastos de los gemelos –responde serio

-Te escucho, pero no te entiendo…-contesto

-Nos pagaran doscientos cincuenta mil por la entrevista,  cincuenta se repartirán en SYCO; cien me tocan a mí y los otros cien te tocan a ti –contesta- Pero primero quise preguntarte si los deposito en tu cuenta de pago ó si los guardo yo para lo que seguiré gastando en el médico –agrega- Con eso de que no estás trabajando ahorita o sé si tengas dinero para cuando nazcan los bebes, quizá querrías guardarlo en otra cuenta ó algo…-concluye totalmente serio

 

Me quedo sin palabras, lo veo por el espejo; esta tan serio. Agacho la mirada, eso fue como un golpe directo a mi corazón; después de su momento lindo en la mañana con el desayuno y todo, ahora ah vuelto a ser odioso y arrogante.

 

Separo mis labios para responderle pero el timbre de la suite suena.

 

-Oh, ya llegaron –pronuncia- Ire a abrir, te espero afuera; no tardes –agrega- Mientras tanto te pido que pienses bien tu respuesta a lo que te pregunte –concluye antes de salir

 

Escucho la puerta del cuarto abrirse para cerrarse enseguida, estando sola en la habitación suspiro; de haber sabido que le pagarían por la entrevista me habría negado. Aunque podría no salir a la entrevista y arruinarle su dinero que se va a ganar el y SYCO, de cualquier forma ni mis gemelos ni yo necesitamos ese dinero; aunque no eh trabajado últimamente, tengo mis buenos ahorros de todos mis contratos.

 

Bien podre vivir muchos años sin tener que hacer absolutamente nada, pero eso a él no le importa.  Suspiro, levanto la mirada; mi enojo es evidente. Finjo una sonrisa frente al espejo, acaricio mi vientre; tengo que relajarme, el estrés me hace daño y de cualquier forma no vale la pena enojarme por sus estupideces de Louis, no debería de importarme su comportamiento.

 

Salgo de la habitación, hay mucha gente en el living; unos dos camarógrafos, los periodistas, Paul y otros de seguridad; también esta Louis. Louis se acerca a mí, finge su sonrisa y me toma de la mano; los periodistas caminan hacia nosotros, cruzamos algunas palabras de educación solamente.

 

Nos dicen que ya tienen algunas preguntas formuladas, pero que dependiendo nuestras repuestas puede que pregunten otras cosas espontáneamente; también nos avisan que la entrevista será transmitida esta noche en los noticieros de la cadena televisiva de “E!”

 

Los camarógrafos avisan que ya está todo listo para empezar, suelto la mano de Louis; camino hacia el sofá para tomar asiento. En cosa de nada Louis ya está sentado a mi lado, el sonríe ampliamente; los periodistas se sientan frente a nosotros, de tal forma que la cámara no lo enfocara.

 

-Bueno, vamos a empezar…-dice la chica- Antes que nada, mi nombre es Kelly Sunders –sonríe- Es un gusto conocerlos –agrega

-Un gusto conocerte Kelly…-responde Louis, yo me limito a asentir con la cabeza

-Yo soy Robert Mc’Guinness –dice el chico sonriente- Gracias por aceptar esta entrevista  –agrega

-Y bueno, hay que empezar con las preguntas –comento tratando de sonar lo más amable que puedo

-Claro, por supuesto –dice Kelly, Louis me mira de reojo- Para empezar, felicidades por tu embarazo múltiple Kendra –dice sonriente- ¿Cómo te has sentido? –pregunta

-Bien, acostumbrándome a los cambios y adaptándome a los malestares; pero en general muy bien –respondo sincera

-¿Qué dices de esas visitas al hospital? –pregunta- Primero la sala de emergencias en Canadá y recientemente aquí en Italia…¿Qué sucedió? –agrega

-Bueno, en Canadá me afecto el viaje; fue un cambio brusco de altura de país a país así que mi presión arterial se altero un poco –contesto- Esta segunda vez fue una infección estomacal, nada grave pero los médicos y los medios exageran todo –agrego sonriente

-Lo que Kendra quiere decir es que han sido cosas de cuidado pero nada preocupante –dice Louis con una sonrisa fingida

-¿Sentiste pánico en esos momentos Louis? –pregunta Robert

-Aparentaba que era valiente, por supuesto no dejaría que Kendra se diera cuenta de que estaba asustado –responde Louis mirando a la cámara muy serio- Verla en la cama del hospital con suero, pálida y escucharla quejarse por supuesto que me afectaba –agrega

-Estuviste a su lado en esas emergencias…-dice Kelly- Pero ¿Has estado presente en sus citas de control prenatal? –agrega ella

-En la primera consulta, cuando nos dieron la noticia estuve a su lado –voltea a verme y sonríe- Fue hermoso ver a mis gemelos en la pantalla esa vez aunque eran bastante pequeños –agrega, ve a la cámara- Lamentablemente no eh podido acompañarla en las últimas consultas, mi agenda laboral se ah cruzado con esas fechas –concluye

-Pero estas al tanto de todo por supuesto…-dice Robert

-Claro que si –responde Louis- En mi móvil tengo las últimas fotos de nuestros gemelos –sonríe

-¿Ya saben que sexo son? –pregunta Robert curioso

-No –contesto yo- Lo único que sabemos a detalle es que no serán idénticos -agrego

-¿Quieren que sea sorpresa? –pregunta Kelly

-Mas que querer que sea sorpresa, los pequeños no nos dejan ver –comenta Louis

-Bueno, Kendra; comentabas al principio que te estás acostumbrando a los cambios y malestares…-dice Kelly- Para una mujer promedio es normal subir y bajar de peso, el comer de mas –agrega- Pero tu como modelo que eres, dime… ¿Qué has sentido con los kilos de más, eso de los antojos; como ah sido para ti un cambio tan brusco de rutina? –pregunta

-Ah sido bastante significativo, no es fácil que de la noche a la mañana tengas que decirle adiós al ejercicio y que tu vientre tome forma de balón –respondo- Pero honestamente no me ah afectado mucho, antes me gustaba mucho mi cuerpo y me cuidaba; ahora me sigue gustando y me sigo cuidando como siempre –agrego

-¿Limitas tus antojos? –pregunta Robert

-No, como lo que sea –respondo- Pero sigo siendo vegetariana –digo risueña

-Y su debilidad son los pasteles de chocolate y todo lo que tenga que ver con dulces –comenta Louis

-¿Tu que sientes de ver que a tu hermosa novia le está cambiando su cuerpo? –comenta Robert

-Es lindo, realmente es increíble acariciar su vientre abultado y sentir a los gemelos; cada día me sorprende lo mucho que cambia el cuerpo de Kendra por el embarazo –responde Louis muy serio- Creo que se ve fantástica con ese vientre, pero de cualquier forma se que después del embarazo recuperara su increíble figura de antes –agrega riendo

-Y bueno, hablando de después del embarazo…-comenta Kelly- Sabemos que viven juntos, pero ¿Hay planes de boda? –dice curiosa, yo dejo de respirar; no sé qué contestar, pero sonrió para que no se noten mis nervios

-La verdad es que todo paso muy rápido –dice Louis- en nuestra relación íbamos paso a paso, poco a poco dejando que todo fluyera por si solo sin hacer planes; nunca hicimos planes sobre el futuro, simplemente vivíamos el día a día –agrega- La idea de vivir juntos surgió totalmente espontanea, lo del embarazo no era algo que esperáramos pero simplemente paso y nos tiene increíblemente contentos –agrega sonriente- Y sobre una boda, bueno…-hace una pausa

-Se supone que lo normal es un noviazgo, vivir juntos; casarse y después los hijos –digo yo interrumpiéndolo- Íbamos siguiendo los pasos perfectamente pero inesperadamente surgió un cambio de orden –agrego con una sonrisa- Así que probablemente ya no tengamos que regresar al paso que nos saltamos –finjo una risa, Louis voltea a verme; sonríe pero su mirada dice que está confundido al parecer

-Cierto, cierto…-dice Robert risueño- Pero como mujer ¿No tienes esa ilusión de caminar de blanco hacia el altar? –agrega

-En este momento no me imagino con un vestido blanco, parecería una pelota de futbol –digo risueña, trago saliva- Ya después del embarazo no puedo ir de blanco al altar –finjo una sonrisa, la verdad ahora muero de nervios

-Y bueno ¿Ya tienen pensado posibles nombres para sus peques? –pregunta Kelly sonriente

-No, honestamente aun no –contesta Louis con una sonrisa

-¿Ya empezaron con las compras? –pregunta Robert

-Queremos esperar un poco más, aun tenemos la ilusión de que los gemelos se dejen ver para comprar todo ros ó todo azul ó mitad y mitad –responde Louis muy sonriente

-Lamento interrumpir…-comenta Paul acercándose- Pero me parece que eso tendrá que ser todo…-agrega

 -Okey, solo hacemos la despedida y será todo para que editen la entrevista –comenta Kelly, Paul asiente con la cabeza y da un paso hacia atrás

-Ahora se les ve muy felices hablando de todo esto…-comenta Robert- Les agradecemos que hayan aceptado esta entrevista, pero ¿Por qué no habían querido hablar sobre el tema antes? –agrega

-Queríamos mantener esto en un perfil privado para estar tranquilos –contesta Louis

-Pero con tanto misterio los medios los han acosado demasiado –comenta Kelly- ¿Por qué decidieron hablar ahora? –agrega

-Porque en lo personal la gente no supo respetar mi vida fuera del escenario, estaban creando horribles rumores que estaban afectando nuestra tranquilidad –voltea a verme- Así que decidimos que era momento de dar leves explicaciones con tal de dejar en claro lo más relevante –agrega

-Y les agradecemos que hayan accedido a que nuestros televidentes fueran los que escucharan las respuestas –dice Kelly- De nuevo gracias por aceptar esta entrevista, ahora sus seguidores y seguidoras estarán muy tranquilos –agrega

-Los medios ya no tendrán porque seguir inventando rumores –comenta Robert

-Felicidades por tu embarazo Kendra, Louis; felicidades por tu pronta paternidad –comenta Kelly con una sonrisa

-Gracias….-respondemos ambos al uniso

 

Nos piden que demos un mensaje a los fans, me limito a agradecerles por estar al pendiente y por su apoyo. Louis dice unas cuantas palabras más que yo, terminamos el mensaje sonriendo y diciendo “Estas viendo E!” nos pidieron una promoción para el canal por supuesto.

 

Nos ponemos de pie, para terminar la entrevista hay que tomarnos una foto; Kelly está en la orilla derecha, yo junto a ella, Robert a mi derecha y Louis detrás de mí. Louis rodea mi vientre con sus brazos, posando sus manos sobre mi vientre; me piden que yo ponga mis manos sobre las de él, Kelly pone una de sus manos en la orilla izquierda de mi vientre y Robert pone la suya del lado izquierdo.

 

No tengo que fingir mi sonrisa, los gemelos se mueven en ese momento y mi sonrisa es genuina. Paul toma la foto con el móvil de Kelly al parecer, nos enseña la foto; ella y Robert salen con cara de sorpresa, Louis sonríe ampliamente al igual que yo.

 

Ella dice que subirá la foto a su cuenta personal de Instagram y escribirá “En entrevista con Louis y Kendra, los gemelos se hicieron notar”. Me limito a sonreír, les digo que odio tener que irme sin acompañarlos a la puerta pero “Me siento cansada”. Me despido de ambos con un abrazo amigable, me despido de los camarógrafos con un simple “Adiós” en voz alta mientras muevo mi mano en el aire.

 

Camino hacia la habitación, cierro la puerta; me quito los zapatos, camino hacia la cama. Acomodo los cojines para recostarme y descansar un poco, me acomodo en mi lugar de la cama; tomo el control y enciendo la Tv.

 

-Se han ido…-dice Louis entrando poco después a la habitación, no respondo- Yo también me tengo que ir ya –agrega, no digo nada- ¿Estas molesta? –pregunta, lo ignoro- Bueno, ya que no me hablaras me voy –sigo mirando la tv- Supongo que te gustaría saber que tu mamá me llamo hace un rato, quería hablar contigo pero estaba en la calle; tal vez te llame mas tarde a tu móvil –agrega- ¿Quieres que te lo de? -comenta

-Si…-digo sin mirarlo

-Lo tenía guardado, olvide dártelo ayer –comenta, lo veo caminar a su maleta- Pero aquí esta, sano y salvo –agrega, estira su mano hacia a mi

-Gracias –estiro la mano para tomar mi móvil, pero evito mirarlo

-La verdad que me enferma tu estúpido mal humor –dice molesto- No entiendo ni que carajos hice mal ahora –agrega

-Y no se me hace raro que no entiendas –respondo- Eres tan bueno que yo no tendría por qué estar enojada…-agrego

-Dime ¿Qué hice? –pregunta, se pone frente a la tv obligándome a verlo

-Solo te diré que es la última vez que hablo de mi embarazo ó de mis hijos por tu beneficio ¿Vale? –digo seria mirándolo a los ojos

-Pues mientras termina el contrato también son mis hijos aunque no te parezca –contesta

-Afortunadamente falta poco para que ese papel expire –digo enojada

-Maldigo el día en que cometí la estupidez de acostarme contigo –dice mirandome a los ojos- Pude haber contratado una prostituta ó cualquier mujer habría querido tener algo conmigo, pero no….-agrega- De haber sabido que esas noches terminarían en esto me hubiera aguantado las ganas –levanta la voz

-No quiero seguir discutiendo… –lo interrumpo

-Yo tampoco –dice enojado- Pero aprovechando que hablamos del tema…-sonríe malévolamente- Sería bueno que supiera que desde la primera vez que estuve contigo, nunca sentí nada mas allá del placer físico –agrega- Nunca lo hice por amor, simplemente era para mi satisfacción –comenta, siento un hueco en el pecho- Lastima que por decir esto no podre estar contigo de nuevo antes de que termine el contrato, caray…eras tan buena, me encantaba tu cuerpo y…-lo interrumpo

-¡Cállate! –grito enojada

-Es la verdad cielito –sonríe burlón

-Salte, no te quiero ver –agrego levantando la voz

-Vale, vale…-contesta sonriente- Pero te digo, si terminando el contrato alguna noche te sientes sola; puedes ir a tocar mi puerta y con gusto te hare compañía –dice levantando una ceja y mordiendo su labio inferior

-Haber quien toca a la puerta de quien al final de todo –trato de sonar tranquila aunque quisiera gritar

 

Guarda silencio, me mira fijamente; siento las lagrimas querer escapar pero se resisten. Separa sus labios, pero parece arrepentirse de lo que quería decir; simplemente suspira, da la media vuelta y camina; sale de la habitación y azota la puerta.

 

Parece que no esperaba esa última respuesta de mi parte, pero no iba a quedarme callada; a mi también me sorprende haber tenido el valor para contestarle así, supongo que las hormonas actuaron sobre mi razonamiento.

 

Suspiro, me acomodo de lado; siento unas lagrimas brotar, las limpio con mis pulgares. Antes habíamos tenido horribles peleas, pero esta vez si se paso de idiota con lo que dijo; en verdad que ahora si lo poco que sentía por él, ah muerto.

 

Para mí ya nada importa más que mis hijos, solo tengo que aguantarlo una semana más; después tendré una semana para mi sola. Aunque las otras dos semanas estaré con él, pero no importa; estando en Londres podre encerrarme en mi cuarto y no tendré porque fingir frente a nadie.

 

Simplemente aprovechare esos días para terminar de arreglar lo que necesito para  alejarme de él cuándo nazcan mis hijos.

 

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...