El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27993Vistas
AA

28. Cp - 25

Capitulo Veinticinco

 

La verdad es que ese susto de terminar hospitalizada fue horrible, gracias a que no quiero volver a pasar por algo así; eh seguido las recomendaciones del médico. Les contare lo que han sido mis días desde entonces, bastante tranquilos para ser honesta.

 

Un día después que regresara al hotel, Louis se fue a Los Angeles; tuve la oportunidad de medio escuchar lo que me dijo al despedirse. La verdad estaba muy adormilada, era de madrugada y me sentía aun medio cansada; dormir en un hospital no es lo mejor.

 

Ese mismo día, cuando desperté fue gracias a un mensaje de Louis; me avisaba que ya había llegado a Los Angeles, que era una locura con los medios. Me pregunto por como estaba, le respondí en una forma normal; sin efusividad realmente.

 

Gracias a que estaba aburrida decidí indagar un poco en internet, empecé a buscar todo lo que los medios rumoraron mientras yo estaba en el hospital. Me encontré con infinidad de fotos de la ventana del hospital donde yo estaba, fotos de Louis entrando al hospital; del día que salimos, de todo un poco.

 

Admitiré que guarde en mi biblioteca algunas fotos cuando salimos del hospital, me pareció tierna la forma en que me veo; mi pantalón en mi cadera y mi blusa arriba de mi ombligo, mi vientre se ve muy redondo pero lindo. Me gusta cómo me veo, creo que prefiero esta figura que tengo ahora; es preciosa la ilusión de saber que algunos meses dejare de tener ese vientre vistoso para cargar a mi gemelos en brazos.

 

Que por cierto, la noticia de que son gemelos ya no es un secreto. El comunicado que envió Simon a la prensa especifico eso por “accidente”, decía algo así:

 

“A todos los medios de comunicación, dados los rumores que se han formulado por la inesperada hospitalización de Kendra Stone; quiero aclarar la situación.

 

Por medio de este comunicado, quiero informar que mi novia (Kendra Stone) goza de una increíble salud. El cambio de altura le afecto un poco, provocando una subida de presión. Fue hospitalizada para estabilizar sus signos vitales, afortunadamente hoy se encuentra excelentemente; el embarazo no se vio afectado en ningún sentido.

 

Por indicaciones medicas Kendra no podrá viajar con tanta frecuencia, por lo tanto permanecerá cinco días más en Canadá; no podrá acompañarme a Los Angeles, pero nos reuniremos en Nueva York. Le pido a los medio que respeten su descanso, que por favor no perturben su estadía en los próximos países que visitemos.

 

A nombre de Kendra y mío, queremos agradecerles su preocupación y el haber estado al pendiente de su salud.

 

Quiero informar que por el momento queremos mantener la gestación de nuestros gemelos como algo privado, no daremos entrevistas ni declaraciones además de esta; seguiremos en nuestro silencio hacia los medios.

 

Gracias por su atención, Louis Tomlinson

 

Modest Management”

 

¿Se dan cuenta de la manera tan “sutil” en que salió el secreto de los gemelos?

 

Por supuesto que Louis no escribió ni una sola letra de ese comunicado, todo fue producto de la imaginación de Simon. Ese mismo día me llamo Samuel, mi manager; me pregunto como estaba, etc. También me pregunto que tenía que decirle a la prensa, varios medios estaban contactándolo pidiéndole una declaración mía; todo gracias al comunicado.

 

Le pedí que solo contestara que yo estaba bien, que les agradeciera por preocuparse y que reafirmara que no habría más declaración que esa.

 

Los días que eh estado sola han sido bastante buenos, no eh salido de mi habitación; pido mis comidas a servicio al cuarto, me la eh pasado en pijama ó en ropa intima paseando por la suite. Casi todo el día veo “Discovery Home & Health” eh aprendido mucho para mi embarazo y también sobre lo que debo de hacer una vez que sea mamá, me siento muy ansiosa porque llegue ese día; pero también aprendí que debo de disfrutar cada segundo de mi embarazo, gestar a tus bebes es algo muy importante y especial. Eh podido descansar de las bipolaridades de Louis; aunque todos los días me ha mandado al menos un mensaje para preguntarme como estoy.

 

Parece que mis malestares están desapareciendo, no eh vomitado como antes ni eh tenido ascos; creo que mi estomago se está asentando. Pero los antojos no se van, al contrario; han aumentado, en general siempre quiero chocolates.

 

Hoy ah terminado mi descanso, estoy por los aires cerca de Nueva York; a casi nada de aterrizar. Simon arreglo todo para que tomara un vuelo privado, no viaje sola;  me acompaño Jasón, un miembro de seguridad de los chicos que se quedo en Canadá conmigo por si quería salir el me acompañara.

 

Les contare que fue una locura el salir del hotel, me dio menos miedo que otros días; las fans estaban gritando cosas lindas para mí, pero no hubo empujones así que fue increíble. Los medios fueron odiosos como siempre, haciendo estúpidas preguntas y dirigiendo sus flashes directamente a mi rostro.

 

La turbulencia del avión y la voz de la azafata me dejan en claro que he llegado a mi destino, desbrocho mi cinturón y suspiro; ahora habrá que llegar al hotel, si no me siento muy cansada tal vez iré a visitar a mi mamá mas tarde. Salgo del avión, estoy por bajar las escaleras; Louis está esperando frente a una camioneta negra; peor aún, mi mamá está a su lado.

 

No sabía que Louis estaría esperándome a mi llegada, pensé que lo vería llegando al hotel; mucho menso tenía idea de que mi mamá también estaría aquí. ¿Cómo se pusieron de acuerdo? ¿Han estado en contacto?

 

-Mi cielo –dice mi mamá sonriente

-Ma…-es lo único que puedo pronunciar

-¿Cómo estuvo el vuelo? –me aprieta en sus brazos

-Tranquilo –respondo, aun sigo anonadada de ver a ambos juntos

-Ahora esos pequeños quedan en medio al abrazarte –nos separamos- Tu vientre está creciendo favorablemente –pone su palma sobre mi abdomen

-Demasiado favorable diría yo –comenta Louis- Parece que ha crecido en los días que no te vi –agrega

-Perdón Lou, acapare a Kendra completamente y no deje que se saludaran; llevan días sin verse, seguro se extrañan –comenta mi mamá ¿Por qué le dice “Lou”?

-No te preocupes Angie –dice Louis sonriente- Aprovéchala, yo la tengo todo el tiempo –agrega mirandome, finjo una sonrisa ¿Por qué llama a mi mamá Angie? ¿Se hablan con diminutivos? ¿Qué sucede?- ¿Cómo te sientes? –me pregunta

-Bien, gracias –respondo

-¿Comiste algo antes de venirte? –respondo negando con la cabeza- ¿En el avión? –agrega

-No porque no tenía hambre –contesto

-En ese caso ya vámonos, tienes que comer algo –comenta

 

Le pregunta a Jasón por mi equipaje, él le contesta que ya está en la cajuela de la camioneta. Louis abre la puerta para mi, le agradezco; aunque la primera en subir es mi mamá; después yo y al último él. Jasón sube al asiento del copiloto, Louis le pide al chofer que avance.

 

-¿Cómo se han portado mis pequeños? –me pregunta Louis, admitiré que su tono es bastante dulce

-Excelente –respondo- Estos días me eh sentido muy bien, pare que los ascos y malestares matutinos están desapareciendo –volteo a verlo

 

Me sonríe, no logro distinguir ese gesto; no sé si es fingido ó autentico. Lo veo mover su mano, la posa sobre mi abrigo; acaricia suavemente mi vientre. Siento burbujas en mi estomago, los gemelos se movieron ante su tacto; parece que tuvieran fiesta; esta vez hasta me duele un poco.

 

-Se están moviendo –un tono de emoción es evidente en su voz

-¿En serio? –escucho a mi mamá del otro lado

-Si –respondo yo algo anonadada mirando el rostro de Louis, su expresión deja en claro que sintió algo con la respuesta de los gemelos

-Que bonito –mi mamá tiene su mano junto a la de Louis- Parece que reconocen el tacto de su papá –comenta-Tal vez lo extrañaron estos días…-agrega, Louis levanta su mirada y la fija en mi

-Yo también los extrañe –dice mirándome- A los tres –agrega

 

Separo mis labios para decir algo y cambiar de tema, pero no es posible; Louis se inclina hacia a mí, captura mis labios con los suyos. Lo veo cerrar los ojos, su beso se siente increíble; como siempre, pero sé que no es autentico. Me tortura pensar que es un increíble actor, es el mejor fingiendo.

 

Siento los gemelos moverse de nuevo, me separo de Louis rompiendo bruscamente el beso.

 

-Sienten el amor de sus papás –dice mi mamá sonriente

-Ó a lo mejor se pusieron celosos de que su papá les quiere quitar a su mamá –comenta Louis

-El trafico está muy tranquilo –respondo cambiando de tema

-La verdad es que si –comenta mi mamá

-Y es raro que sea así, por lo regular esta ciudad es un caos –responde Louis continuando la conversación

 

Ambos quitan sus manos de mi vientre, continúan la conversación sobre Nueva York; empezaron hablando del trafico y ahora hablan del clima.

 

La verdad es que no entiendo que sucede aquí, mi mamá y Louis parecen grandes amigos de toda la vida. No logro comprender como es que se comunicaron para ir juntos por mí al aeropuerto, quien le hablo a quien; no se. Aparte, me sorprende que mi mamá trate tan bien a Louis sabiendo que todo es un contrato; pero no me gusto nada ese comentario de “Sienten el amor de sus papas” ¿Cuál amor?

 

Parece que empiezo a estresarme, pensé que podría estar tranquila pero parece que no; lo bueno fue que aproveche bien esos días de soledad, parece que fueron los únicos y últimos días de cero estrés.

 

Aunque admitiré que a Louis lo veo diferente, muy tranquilo; relajado y bastante amable, lo cual es raro. Me confunde, me confunde demasiado; ese beso espontaneo fue…no sé cómo explicarlo, se sintió real. Pero mi mente me hizo reaccionar al pensar que lo estaba haciendo por fingir amor frente a mi mamá,  no puedo permitirme enamorarme de el otra vez; con una sola fue suficiente, no más oportunidades para él

 

Me doy cuenta de que estamos llegando al hotel gracias a los gritos desesperados de las fans, hay miles de personas alrededor de la camioneta; aun no bajamos y siento que entro en pánico.

 

Los de seguridad del hotel despejan un espacio para poder caminar hacia la entrada, Jasón baja de la camioneta y abre la puerta del lado de Louis, el baja primero; estira su mano hacia mí, la tomo y le agradezco. Al bajar de la camioneta las fans gritan aun más fuerte, se que dice palabras pero no alcanzo a distinguir que es lo que pronuncian exactamente.

 

Caminamos hacia la entrada tomados de la mano como de costumbre, agacho la cabeza pare evitar los flashes. Entrando al lobby todo es más tranquilo, se escuchan los gritos pero no tan fuerte. Volteo a ver a mi mamá, tiene cara de susto; caminaba detrás de nosotros junto con Jasón, el le avisa a Louis que se quedara en el lobby para subir mis maletas a nuestra habitación.

 

-De verdad que sigo sin creer tanta locura –dice mi mamá subiendo al elevador- Ahora entiendo porque el médico te dijo que necesitabas menos estrés –agrega mirándome

-Lamentablemente esa locura es algo que tengo que aguantar siempre –contesto, suelto la mano de Louis- Aunque la verdad es que hay veces que las fans son bastante lindas dentro de su locura –agrego-  Algunas dicen cosas lindas que te levantan el ánimo, el problema es poder distinguir lo que gritan –concluyo

-¿Nunca te has desesperado de tener tantas chicas locas a tu alrededor Louis? –pregunta mi mamá

-Es lindo tener seguidoras –responde el Louis saliendo del elevador- Te hacen sentir querido  –agrega-  Pero ni miles de millones de fans me hacen sentir tan querido como Kendra –voltea a verme- Ella vale más que todas juntas –su mirada esta fija en mi

 

Agacho la mirada, finjo un estornudo; es lo único que se me ocurre para distraerlo.

 

-Adelante –dice Louis abriendo la puerta frente a nosotros, afortunadamente la suite estaba cerca

-Con permiso –comento- Voy a pasar al baño –agrego

 

Había estado en este hotel antes, se en que puerta de la suite esta la habitación; entro y camino directo al baño. Tenía tremendas ganas de orinar, siento como si los gemelos  presionaran mi vejiga. Me veo en el espejo, mojo un poco mi rostro; últimamente me gusta mi cara al natural.  Me veo bastante bien, sin duda alguna esos días de descanso le sirvieron a mi cutis.

 

 Regreso a la habitación, me quito el abrigo; aquí en la suite el clima esta templado gracias a la calefacción. Camino frente al tocador, me detengo; es curioso que mi vientre esta casi completamente al descubierto, mi blusa se subió y mi pantalón está al límite de mi cadera, estiro mi blusa hacia abajo y continuo mi caminar.

 

-Pedí una ensalada “Green House” para ti y una soda mineral –dice Louis al verme salir de la habitación- ¿Así está bien? ó ¿Quieres que pida algo más? –agrega, el está de pie junto al ventanal; mi mamá está sentada en el sofá del living

-Así está bien –contesto, camino hacia la cocina

-¿Segura? –insiste

-Segurisima –respondo

-¿Cómo es que estando embarazada de gemelos sigas comiendo tan poquito? –escucho la voz de mi mamá

-¿Poquito? –respondo en tono de sarcasmo- Deberías de ver la comida chatarra que eh comido últimamente –tomo un jugo del refri- Te sorprenderías de ver la facilidad con la que devoro  lo que sea que tenga chocolate –digo saliendo de la cocina

-Oh dios…-dice mi mamá mirándome- ¿Qué vas a hacer mañana? –pregunta

-Hmmm..nada supongo –contesto- ¿Por qué? -pregunto

-Es obvio que necesitas ropa nueva, vamos a ir de compras –dice mirándome fijamente

-Hay mamá…-me interrumpen

-Es buena idea –dice Louis tomando asiento en otro sofá- Hace poco fimos de compras pero compro vestidos solamente, fueron pocas prendas y en serio creo que necesita más cosas –agrega

-Lo que empaque aun me queda bien y me siento cómoda con lo que visto, así que podría esperar un poco; no es urgente comprar ropa –digo estirando mi blusa hacia abajo

-¿A que hora van a ir Angie? –le pregunta Louis a mi mamá ignorando lo que dije- Me gustaría acompañarlas –agrega

-Yo digo que a las doce estaría bien, a esa hora hay poco trafico –le responde mi mamá

-Bien, entonces…-mi mamá lo interrumpe

-Hay no...que tonta –dice en tono de auto regaño- Se me olvidaba que nos inscribí en un curso de maternidad –comenta mirándome- Recordé que estarías por estas fechas aquí, aparte tu lugar en un curso de “Lamaze”, es a las doce; termina a las dos –agrega

-¿Me inscribiste en un curso de maternidad? –me recargo en el marco de la puerta de la cocina

-Si, lo necesitas como madre primeriza; mas por ser gemelos –sonríe- Así cuando tengas a tus hijos en brazos sabrás que tienes que hacer –agrega- Por supuesto que tú también puedes ir Lou, es para pajeras y la clase de Kendra será privada –comenta mirándolo

-Por supuesto me gustaría ir –contesta- Pero a las dos tengo una entrevista con los chicos –agrega

-Eso es una desgracia realmente –responde mi mamá- Hubiera estado bien que nos acompañaras –comenta

-Pero se divierten –dice Louis- Angie, te aseguras de que Kendra aproveche el curso –agrega

 

 

Yo estoy por decir algo pero en timbre de la suite me interrumpe, Louis se pone de pie y camina para abrir la puerta; son los de room Service con nuestra comida. Yo camino directamente al comedor, asi no hare el esfuerzo de irme al sofá para después pararme de nuevo.

 

Louis camina empujando el carrito con la comida, mi mamá se pone de pie y camina al comedor; le ayuda a Louis repartiendo cada platillo a su correspondiente comensal. Mi ensalada se ve bastante apetecible, la frescura de la lechuga me abre el apetito.

 

Louis toma asiento en el extremo de la mesa,  mi mamá se sienta del otro lado quedando frente a mí. Comenzamos a comer, por supuesto era de esperarse que Louis empieza una conversación sobre el buen sabor de la comida; mi mamá le hace segunda en la plática, yo me limito a dar respuestas cortas ó simplemente asiento con la cabeza.

 

Mi mamá y Louis han terminado de comer y siguen platicando, mientras que yo aun no termino mi ensalada ni mi soda. El celular de mi mamá interrumpe su increíble platica con Louis, no entiendo como es que se llevan tan bien.

 

-Caray…-dice mirando su móvil- La estaba pasando muy bien, pero tengo que irme –comenta- Parece que hay problemas para lograr el contrato de una edición –levanta la mirada

-Parece que eres indispensable en esa oficina –dice Louis amablemente

-Odio tener que irme tan pronto –dice mi madre mirandome

-No te preocupes –respondo- Al menos pasamos un rato juntas –sonrió

-Lo bueno es que aun tenemos más días para convivir –dice mi mamá poniéndose de pie- Gracias por la comida, estuvo deliciosa –agrega

-Nada que agradecer –responde Louis poniéndose de pie- Te acompaño a la puerta –comenta

-Gracias –responde mi mamá asintiendo con la cabeza- Nos vemos cielo –camina hacia a mi- Recuerda que mañana vengo por ti –se inclina para besar mi mejilla

-No se me olvida –respondo

-Cuidas a mis pequeños –agrega acariciando mi vientre- Te quiero corazón, me da gusto ver que estas bien y que tu embarazo va perfectamente –sonríe

-A mi también me dio gusto verte –digo con una sonrisa

 

Me sonríe, se da la media vuelta y camina junto con Louis a la puerta de la suite; escucho que se despiden muy afectuosamente, parecen amigos de toda la vida.

 

-¿Cómo te sientes? –pregunta Louis caminando hacia el comedor

-Bien –respondo, termino mi ensalada

 

Estoy por decirle algo mas, nos interrumpe el timbre. Es mi equipaje, el botones entra directamente a dejarlas en la habitación; Louis le agradece y saca unos dólares de su bolsillo.

 

-Ya que tus maletas están aquí ¿No quieres tomar una ducha para refrescarte? –pregunta Louis caminando al comedor

-Más tarde –contesto, me pongo de  pie

-¿Se puede saber que te sucede? –pregunta cruzando ambos brazos frente a su pecho

-Nada –respondo, camino hacia el living

-no me vengas con esa respuesta, te conozco demasiado bien como para que intentes mentirme –dice levantando una ceja

-Te dije que nada –comento, agacho a mirada

-Kendra –dice tomándome del brazo en cuanto paso a su lado

-No necesito estrés, por favor no insistas –levanto la mirada

-No te estoy estresando –contesta- Solo te pido que me digas que tienes –agrega

-¿Cómo contactaste a mi mamá? –respondo

-Con que eso tienes…-comenta

-Dime…¿Por qué le hablaste? ¿Cómo se pusieron en contacto? –insisto

-¿Estas enojada por eso? –levanta su ceja- Pensé que te haría bien ver a tu mamá, que sería prudente que ella se acercara a ti para que tu no tuvieras que salir y así evitaras el estrés y locura que hay afuera del hotel –comenta- No pensé que te enojarías-agrega- Lo hice pensando que te alegrarías, pero parece que no; parece que no puedo hacer nada bien –suelta mi brazo

-Me molesta que aparte de que me haces daño a mi fingiendo que me amas, también involucres a mi mamá en esto sabiendo que lo lindo que eres y las cosas dulces que me dices son mentira; me duele que quieras engañarla a ella aparentando que me amas cuando la verdad es que no es cierto –mi voz se rompe al final

 

Nuestras miradas se fijan una con la otra, veo sus labios separarse; parece que va a pronunciar algo. Antes de que cualquier sonido salga de su boca, el timbre lo interrumpe. Suspira, me mira unos segundos mas y niega con la cabeza; parece regañarse a sí mismo.

 

Sin decir nada se da al media vuelta y camina para abrir la puerta, empiezo mi paso hacia la habitación; después de esto, lo mejor será quedarme encerrada en el cuarto después de todo lo que le dije. Siento que hable demasiado, le deje muy en claro que aun sufro porque lo nuestro no es real.

 

-¡Kendra¡  reconozco la efusividad en esa voz, me doy la media vuelta; Lou Teasdale entra sonriente a la suite junto con los demás chicos

-Hola –digo con una sonrisa tenue

-Esperamos no molestarte –dice Liam caminando hacia el living

-Pero queríamos saludarte, saber cómo estabas –comenta Harry con una sonrisa

-Gracias chicos –comento- Es lindo de su parte –agrego

-¿Qué tal estuvo el vuelo? ¿No te afecto viajar de Canadá a acá? –pregunta Zayn

-La verdad es que me siento bien, esos días de descanso me sirvieron de mucho; aunque me siento un poco cansada por el vuelo, pero es como siempre–tomo asiento en la codera del sofá

-No sé si es mi imaginación ó te creció el vientre –dice Niall mirándome fijamente

-Puede que sea eso ó mi ropa se encogió –digo en tono de broma

-¿Ya estas cerca de los cuatro meses verdad? –pregunta Zayn sonriente

-La próxima semana –contesto

-El tiempo vuela, pronto tendrán a sus gemelos en brazos –dice Lou sonriente- ¿Van a intentar saber si son niñas, niños ó la parejita? –pregunta

-A mi me gustaría saberlo –dice Louis tomando asiento junto a Liam

-Pero sería más lindo que fuera sorpresa –dice Harry mirándolo

-Pero si saben que van a ser desde ahorita, podrán comprar todo rosa ó todo azul ó un poco de cada uno –dice Niall

-También depende que los bebes se dejen ver en el ultrasonido, no siempre se puede ver su sexo –contesta Lou Teasdale

-Estaría bien un ultrasonido en 4D, hay más posibilidades de que se vea –responde Louis mirándome

-Y podrían ver mejor el rostro de los bebes –comenta Harry

-No creo que tengan tan bien definido su rostro, aun es muy pronto; siguen siendo fetos, hasta el sexto mes se definen mejor –comenta Liam

-Escuchen al experto –dice Niall riendo

-Tengo cita con la doctora la próxima semana, ya que este el ultrasonido sabremos si Liam tiene razón –comento amablemente

-¿Te vas a Londres? –pregunta Zayn mirándome

-Dos días antes de mi consulta –respondo

-Se va a quedar una semana allá, para evitar que tenga problemas de salud otra vez –comenta Louis

-¿Cuando te vas? –dice Harry curioso

-El Lunes –contesto- Solo estaré aquí cuatro días contando hoy –agrego

 

Parece que Liam va a comentar algo cuando tocan el timbre de nuevo, si escucho ese sonido una vez más el día de hoy; juro que me vuelvo loca. Se levanta Louis perezosamente para abrir la puerta, los chicos siguen platicando; no se cansan de comentar sobre mi embarazo, todos se llaman tíos de los gemelos incluyendo a Lou que me hace prometerle que ella será como una hermana para mí.

 

-Hola Kendra –dice Paul desde la puerta interrumpiendo la platica

-Hola Paul –respondo sonriente

-¿Cómo te sientes? –me pregunta

-Bien gracias –contesto amable

-Me alegro –dice educado

-¿Qué paso? –le pregunta Louis

-Venia a avisarles a todos que en diez minutos los veo abajo, hay que llegar al ensayo y al meet & Greet con las fans –contesta Paul

-Estábamos muy a gusto –contesta Liam

-Lo siento pero ya saben que así son las cosas –responde Paul

-¿Vas con nosotros? –me pregunta Zayn poniéndose de pie

-Se va a quedar a descansar –contesta Louis antes de que yo diga algo

-Supongo que es lo mejor –comenta Niall

-Estábamos contigo todos y ahora tendremos que dejarte sola –comenta Niall

-No te preocupes Niall –sonrió- Ya estuve varios días completamente sola, creo que sobreviviré –agrego

-¿Te vas de una vez con nosotros ó te esperamos abajo? –pregunta Harry a Louis

-Espérenme -responde Louis

 

Todos se despiden de lejos, les respondo agitando mi mano en el aire y con una sonrisa en el rostro; Louis cierra la puerta, camino hacia la habitación.

 

-¿No vamos a seguir platicando? –escucho la voz de Louis

-Voy a tomar una ducha –respondo sin detener mi paso

-Bueno…-escucho su voz tenue- Me voy, nos vemos más tarde –agrega

-Suerte –contesto, me detengo frente al baño; me doy la media vuelta para mirarlo- Que te vaya bien –agrego

-Gracias –responde- También cuídate, cualquier cosa no dudes en llamarme si te sientes mal –comenta

-Gracias, espero no sea necesario -respondo

-Ojala y no, pero si necesitas algo mándame un texto; yo me encargo de conseguir que te lo traigan –agrega- Cuando llegue, si estas despierta bajamos a cenar al restaurante, tenemos que platicar sobre el plan de las próximas semanas ya que no puedes viajar tanto –concluye

-Ok –respondo- Ahora vete que se te hace tarde –agrego

 

No dice nada, simplemente asiente con la cabeza; se da la media vuelta y sale de la habitación, dejándome sola.

 

Me encierro en el baño, abro el grifo del agua caliente; me espero a que salga un poco, el vapor forma parte de mi panorama. Entro a la ducha, el chorro del agua tibia relaja mi espalda; en estos días me ha dolido, al igual que mis piernas.

 

Me quedo un rato bajo el chorro del agua, me tardo lo suficiente en la ducha; es lindo tocar mi vientre mientras me baño aunque también es extraño, parece que con el agua caliente se relajan los gemelos, mi vientre se pone un poco blando.

 

Salgo de la ducha, sacudo mi cabellera con una toalla; solo para quitar el exceso de agua. Me pongo una bata del hotel, salgo del baño completamente relajada. Me acerco a mis maletas, abro una de ellas; escojo mi ropa intima, mi sostén me aprieta un poco. Mañana si iré de compras, necesito  algunas prendas; no muchas. Me quito el sostén para estar cómoda, de cualquier forma nadie me vera asi.

 

De otra maleta saco mi pijama, camino a la cama; me acomodo sobre las sabanas, estoy bien así sin ruidos. La suite esta en un piso alto, no se alcanza a escuchar ni un solo sonido de la calle; nada en lo absoluto más que mi respirar.

 

Estando en mi soledad mi mente me ataca, las ideas se revuelven en mi cabeza; la verdad ya no se cómo tratar a Louis. Es tan amable que lo único que me parece que sería correcto, es alejarme de él; mantenerme distante. Me da miedo enamorarme de nuevo de él, no puedo permitirme eso.

 

Sé que si él sigue tan amable, tratándome tan dulce y con esos besos espontáneos; estoy segura que terminare tontamente rendida a sus pies otra vez y no puedo dejar que eso pase. En pocos meses termina el contrato, en ese entonces nos vamos a separar completamente y sé que va a ser muy difícil para mí sí me enamoro de nuevo.

 

No puedo permitirme caer en su juego otra vez,  sería muy idiota de creer una segunda vez que se puede enamorar de mi; si hace meses no sucedió, mucho menos ahora con las circunstancias que estamos viviendo. En realidad no creo que Louis sea capaz de amar, ya me había hecho a la idea de eso; no tengo por que cambiar mis ideales.

 

Me acomodo sobre mi lado izquierdo, recargo mi cabeza sobre la almohada; acaricio mi vientre haciendo círculos con mi mano. Tengo que ser inteligente por el bien de mis hijos, jure que me iba a alejar de Louis; que lo iba a dejar en el pasado para iniciar una nueva vida a miles de kilómetros lejos de el y lo voy a hacer.

 

Tal vez debería de concretar mis planes, ahora que estoy en Nueva York, sería bueno aprovechar el tiempo para buscar la casa ó departamento donde viviré con mis gemelos. Tal vez buscar lugares por internet, contratar a un agente de bienes y raíces eh ir a visitar las opciones que mas me gusten. Cuando me decida por un lugar, empezare a amueblarlo de inmediato; para que mis hijos tengan un hogar que los espere.

 

Tengo que empezar a comprarles ropa, mamilas, pañales y todo lo que van a necesitar; tengo que arreglar mis cuentas bancarias, mañana hablare con mi abogado a primera hora para terminar de arreglar todo lo que necesito. También hablare con Samuel, se me ah olvidado preguntarle alunas cosas sobre la línea de ropa y tengo que saber que va a pasar.

 

Pensando y pensando se me va el tiempo, mis ideas no me dejan. Suspiro, dejo mi mano debajo de mi blusa para tocar mi vientre; mi piel se siente suave.

 

Un bostezo involuntario se me escapa, c que estoy más cansada de lo que creí. Mis parpados comienzan a cerrarse poco a poco, mi respiración se regulariza. Dormiré un rato, despertare antes de que llegue Louis para platicar como me lo pidió; tenemos que ponernos de acuerdo sobre lo que haremos las próximas semanas respecto a mis viajes.

 

Empiezo a perderme en un lindo sueño, siento a mis pequeños moverse dentro de mi; sonrió antes de dormirme.

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...