El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27956Vistas
AA

23. Cp - 20 2/2

Capitulo Veinte

Parte Dos

 

Agacho la mirada y recuerdo que solo traigo puesta la toalla de Zayn sobre mi traje de baño, nos dirigimos al estadio donde tocaran los chicos esta noche y no puedo bajarme así de la camioneta; es algo inapropiado. Busco mi vestido en mi bolso y hago algunas maniobras para ponérmelo sobre la toalla, ahora que traigo el vestido puesto saco la toalla por debajo; es casi una misión imposible pero lo logro.

 

Doblo la toalla y la guardo en mi bolso, parece que el único que se dio cuenta de mis maniobras fue Zayn; me sonríe y ríe discretamente, le contesto son una sonrisa inocente.

 

Un par de minutos después empieza el caos, gritos; flashes y mas gritos empiezan a rodear la camioneta conforme vamos acercándonos al estadio. Los chicos sonríen y saludad a través de los cristales, volteo a ver a Louis y parece no importarle; el sigue concentrado en su teléfono.

 

Yo disimulo una tenue sonrisa y agito levemente mi mano para saludar a las fans, minutos después ya estamos entrando en la parte trasera del estadio. Afortunadamente es un estacionamiento cerrado, se alcanzan a escuchar los gritos de afuera pero nadie nos puede ver más que los del staff.

 

Bajamos todos de la camioneta, camino al lado de Louis a pesar de que me ignora totalmente; parece que no le importa lo que piensen los del staff, no sé qué mosco le pico en el yate. Yo me limito a caminar a su lado con una expresión neutra en mi rostro, sea lo que sea tengo que fingir que estoy bien con el aunque a Louis no le importe ahorita; Simon se infartaría si alguien del staff sospecha algo de nuestra relación, cualquiera podría divulgar que lo nuestro el falso.

 

Entramos al que será el camerino de los chicos el día de hoy, es bastante amplio con varios tocadores para maquillaje y sillones. Pero más que nada me llama la atención la gran barra de comida, dejo mi bolso sobre el primer sofá y camino directo al menú. Veo que todo en su mayoría se ve delicioso pero son carnes rojas, blancas y pescado; siento mi estomago revolverse pero aun tengo hambre.

 

Parece ser que lo único que es comestible para mi son las galletas, el agua y nada mas…

 

-¿Eres vegetariana verdad? –escucho una familiar voz  mi derecha, volteo y es Liam

-Si –contesto

-Parece ser que no trajeron nada saludable –comenta mirando la barra

-Creo que comeré galletas –digo con una mueca

-Podemos pedirle a alguien que te traigan algo –comenta- Lo que quieras, no es problema –agrega

-No quiero parece chocante ó exigente –contesto- Podría conformarme con galletas –agrego

-Pero tienes que alimentarte bien, mas si estas comiendo por tres –sonríe- Estando embarazada puedes ser la persona más chocante del mundo y nadie te puede decir “No” –sonríe

 

Liam mueve la mano haciéndole una seña a Paul, el se acerca; le comentamos sobre el menú y me pregunta que es lo que quiero. No tengo que pensar mucho, simplemente le pido una ensalada verde; sopa de fideos (se me antojo) y de postre un pastel de chocolate y si es posible un agua de mango, creo que tengo un apego especial por los alimentos dulces.

 

Camino hacia el sofá donde deje mi bolso y dejo a Liam escogiendo su comida, saco mi cartera del bolso y tomo un par de euros; se los entrego a Paul para que mande a comprar lo que pedí. Tomo asiento en el sofá, me estiro a mis anchas; siento mis pies algo cansados.

 

Veo a mi alrededor, todos están escogiendo su comida menos Louis; no lo veo por ningún lado en la habitación. Volteo a mis alrededores y lo veo salir de una puerta dentro del camerino, creo que es el baño. Guarda su móvil en el bolsillo de su pantalón y camina hacia la barra de comida, toma un plato y empieza a escoger.

 

Los chicos platican y ríen al mismo tiempo que degustan su comida, Louis esta platicando con ellos también; la única que está sentada y en silencio soy yo. Por el momento no tenemos que fingir nada, dentro del camerino solo están ellos y yo; nada más.

 

Un rato después se abre la puerta y entra Paul con dos bolsas plásticas en la mano, con una sonrisa me entrega lo que le pedí; le agradezco y antes de salir del camerino les advierte a los chicos que solo tienen diez minutos más antes de la prueba de sonido, sale del camerino y cierra la puerta.

 

 Saco mi orden de la bolsa, mi ensalada se ve deliciosa y comienzo a devorar; realmente moría de hambre. En la mañana desayune mucho lo admito; pero para mí la comida no es suficiente. Yo supuse que con las vitaminas tal vez se saciaría un poco mi hambre, pero no; creo que cada día como mas con ó sin suplementos.

 

Le doy un último trago a mi agua de mango, antes de que pruebe mi sopa de fideos los chicos caminan hacia la puerta; me desean un “Buen Provecho” y salen del camerino, Louis me ignora totalmente pero no me importa.

 

Termino mi comida finalmente, el pastel estaba delicioso al igual que todo lo que acabo de disfrutar. Saco las pastillas de mi bolso, me las tomo con el último trago de agua que me queda; me siento a reventar, necesito caminar un poco aunque sea en círculos para que se me baje un poco la comida.

 

Me levanto del sofá y tomo las bolsas plásticas de mi comida para tirarlas a la basura, paso caminando frente al tocador y me doy cuenta de que me veo algo roja de la cara; parece ser que a pesar del bloqueador me queme un poco. Toco mis hombros mis hombros y me arden levemente, es un ardor tolerable; mi piel se ve roja pero no es nada del otro mundo. De repente sonrió tontamente al tocar mi hombro, recuerdo que Zayn me puso el bloqueador; no lo sé, una sensación cálida invade mi pecho. Es un buen chico, sin duda alguna lo es.

 

-Espero no molestarte –escucho una voz femenina, por el espejo veo que es Lou quien está entrando al camerino

-Para nada –sonrió

-Estaba fuerte el sol –comenta

-Un poco –contesto, me doy la media vuelta para verla de frente y no por el espejo

-Solo vine por mi móvil –comenta caminando hacia el tocador donde estoy yo- ¿No quieres salir a estirar las piernas un rato? -pregunta

-¿A dónde? –le pregunto

-A caminar por backstage, para que veas el estadio; es increíble la cantidad de fans que ya están esperando en sus lugares –contesta

-Supongo que no me vendría mal caminar un poco, comí demasiado –contesto

-Vamos entonces –toma su móvil que esta sobre el tocador

 

Saco mi móvil de mi bolso y salimos del camerino, caminamos u poco mientras platicamos de cosas triviales; en su mayoría sobre la locura y pasión de las fans. Seguimos caminando hasta llegar a la puerta trasera del escenario, parece ser que ya está bajando el sol.

 

Me asomo por una pequeña esquina del escenario, solamente lo suficiente para ver el estadio sin que me vea alguien. Estoy con Lou platicando sobre las fans, los chicos aun no salen y ya están ansiosas a pesar de que faltan un par de horas para que empiece el concierto.

 

Los del staff arreglan los últimos detalles y pasan a backstage, accidentalmente abren demás la cortina y parece ser que algunas fans alcanzan a verme junto con Lou Teasdale. Gritos empiezan a escucharse que poco a poco van aumentando su volumen, es como una cadena.

 

-Deberías de asomarte a saludar –dice Lou con una sonrisa- Al fin que ya te vieron, solo sonríe y agita la mano –agrega

-No me veo de lo más bonita en este momento –contesto como pretexto

-Créeme que es lo que menos les importa –comenta

-La fans ya me han visto muchas veces en estos meses –contesto

-Pero ahora se morirán por tomarte una foto saludando en el primer concierto de este tour estando embarazada –dice con una sonrisa- Solamente saluda, ya estas acostumbrada a este tipo de cosas –agrega

 

Dudo un poco, pero termino haciéndole caso a Lou. Muevo un poco la cortina que nos cubre y asomo la cabeza y mi brazo derecho; los gritos se escuchan en todo el estadio y sonrió saludando con la mano en el aire. Al principio lo único q e se escucha es “Aaaah”, después comienzan a gritar mi nombre en tonalidad de porra y para finalizar parece ser que se ponen de acuerdo todas para gritar un fuerte y muy audible “Felicidades” al mismo tiempo; supongo que por el embarazo.

 

Sonrió y muevo mi mano en el aire una vez más, dejo que la cortina se cierre al soltarla y suspiro.

 

-Creo que me dio algo de sueño –le digo a Lou

-Puedes dormirte en el camerino –contesta y comenzamos a caminar

-Odio las diferencias de horario –digo bostezando

-Aparte el embarazo influye mucho –comenta- Cuando yo estaba esperando a Lux lo único que quería hacer era dormir todo el día –agrega

 

De camino al camerino platicamos sobre el embarazo; la única experiencia que tengo en la maternidad son estos tres meses. En cambio ella ya tiene a su pequeña, me da un par de consejos para el resto de los meses basándose en su experiencia personal; aunque creo que un embarazo doble puede ser diferente a uno normal.

 

Llegamos al camerino, me acomodo en el sofá donde deje mi bolso; de repente me siento agotadísima. No sé en qué momento deje de hablar con Lou, lo último que supe fue que cerré los ojos después de bostezar.

 

Perdida en el sueño siento mi brazo moverse involuntariamente, perezosamente abro mis ojos poco a poco; veo a Louis parado a mi lado con su mano sobre mi brazo.

 

-Ya levántate que tenemos que salir a la de ya –me dice con cierto tono de prisa en su voz

 

No contesto nada, me incorporo despacio y bostezo. Me levanto del sofá y estiro mis brazos hacia arriba, veo a los chicos apresurados que terminan de arreglarse. Paul entra al camerino y apresura a todo mundo, las fans están entretenidas con un “espectáculo” de fuegos artificiales; son la distracción para que podamos salir del estadio discretamente mientras las chicas están viendo esas luces iluminar el cielo.

 

Hacemos el mismo recorrido que cuando llegamos, subimos a la camioneta y tomamos nuestros respectivos lugares. Yo no puedo dejar de bostezar, me siento cansadísima a pesar de que al parecer me quede dormida durante todo el show y un poco más; diría que mínimo unas tres horas.

 

No tenemos problema para salir del estadio, hay algunas fans que se quedaron sin boleto para entrar al concierto y esperan afuera; pero no causan mayor problema. El camino hacia el hotel es tranquilo, los chicos hablan y hablan sobre el show de esta noche; parece ser que estuvo increíble y todos están emocionados de haber empezado otro tour.

 

Están planeando una cena en el restaurante del hotel para festejar este nuevo inicio, nuevo tour, nuevo disco y muchos proyectos que oficialmente acaban de empezar el día de hoy. Con forme nos acercamos al hotel se empieza a notar algo de caos, los gritos inundan mis sentidos al igual que incontables personas están amontonadas detrás de barras de protección; es una total locura.

 

Paul baja de la camioneta para abrir la puerta trasera, la primera en bajar soy yo; Paul me ofrece su mano y le agradezco. Amablemente agito mi mano en el aire para saludar a las fans que han estado esperando, los gritos aumentan cada segundo; la piel se me eriza completamente, es  un cálido recibimiento al hotel a pesar de que hay demasiada gente y fotógrafos no me siento ansiosa en lo absoluto.

 

Siento un roce en mi mano derecha, volteo y es Louis tomándome de la mano mientras finge una sonrisa mirandome; da un paso hacia enfrente y suavemente me jala para que camine a su lado, no protesto ni finjo nada. Simplemente le sigo el paso al mismo tiempo que agacho la mirada, los flashes parecen ir directo a mis ojos cegando mi mirada.

 

Entramos al hotel, atravesamos el lobby caminando directamente al elevador; segundos después ya estamos todos dentro de la caja metálica. Louis suelta mi mano y resopla, cruza sus brazos frente a su pecho y recarga la espalda en la pared detrás de el; parece fastidiado ó de mal humor. Saliendo del concierto estaba perfecto, incluso venia platicando y riendo con los chicos; es tan cambiante.

 

Bajamos en el quinto piso, me dejan salir a mi primero amablemente y les agradezco.

 

-Nos vemos en media hora en el restaurante –dice Harry al salir del elevador

-Hoy pueden desvelarse, recuerden que mañana tienen casi todo el día libre –comenta Paul

-Perfecto –dice Niall sonriente- Después de cenar podríamos ir a un bar -sonríe

-Nos vemos en un rato entonces –comenta Liam

-Vamos a alistarnos –contesta Louis neutral

-Bye –digo agitando la mano despidiéndome de los chicos- Que descansen, nos vemos mañana –agrego, yo no voy a participar en la celebración

-¿No vas a cenar con nosotros? –pregunta Zayn al mismo que siento la mirada de todos sobre mi

-Me gustaría –contesto- Pero me siento agotada, creo que me vendría bien dormir temprano –agrego

-Pero si te dormiste un buen rato –comenta Niall- Al menos acompáñanos en la cena, después si no quieres ir al bar subes a tu habitación y descansas; tienes que alimentarte bien –sonríe

-Gracias Niall –contesto- Pero realmente solo quiero tomar una larga ducha y pedir algo de servicio al cuarto para quedar noqueada totalmente –agrego

-Bueno, si cambias de idea bajas para acompañarnos esta noche; te estaremos esperando –dice Zayn sonriendo

-Gracias –sonrió mirando a Zayn a los ojos

 

Segundos después ya cada quien camina a su habitación, Louis y yo caminamos hasta el final del pasillo. Louis abre la puerta, el entra primero a la suite y sigue su camino; detengo la puerta con la mano para que no se me cierre en la cara. Entro a la suite y camino directamente a la cocina, saco una botella de jugo de arándano del refri; lo bebo completamente n segundos, muero de calor. habitación, la puerta del baño está cerrada; a juzgar por el ruido de la regadera, Louis está tomando una ducha.

 

Dejo mi bolso sobre la cama, lo abro y comienzo a sacar las cosas que me lleve; mi bloqueador, mis gafas oscuras y veo algo que no es mío, la toalla de Zayn. Medito un poco, tomo la toalla en mis manos eh inconscientemente la huelo; tiene mi aroma impregnado, pero alcanzo a percibir el olor masculino de Zayn.

 

Tuerzo los labios mientras pienso, debería de regresársela. No es una toalla de hotel, en una de las orillas tiene bordado “Zayn J. M.” en hilo negro y un pequeño corazón en rojo a un lado; no lo había notado antes pero resalta mucho. A juzgar por el corazón tal vez es importante para él, no lo sé.

 

Antes de salir de la suite me aseguro de tomar la llave para entrar, camino por el pasillo y hago memoria tratando de recordar la habitación correcta. Me detengo frente a la puerta blanca con el numero *05-03* en color negro, con el dedo índice toco el timbre dos veces.

 

Espero pacientemente por unos segundos, escucho algo de ruido dentro de la habitación; segundos después se abre la puerta y veo a Zayn con su cabellera mojada y su torso al desnudo con una toalla alrededor de su cadera.

 

-Kendra…-dice con cierta expresión de sorpresa en su rostro

-Oh lo siento si te interrumpí –contesto algo apenada

-Oh no para nada –comenta- Solo tome una ducha rápida, justo iba saliendo –sonríe- ¿En qué te puedo ayudar? –pregunta amablemente

-No vengo a quitarte mucho tiempo –contesto- Solo quería regresarte tu toalla –agrego

-Oh cierto –dice tomando la toalla- Con razón no la encontré ahorita que iba a tomar mi ducha –sonríe- La uso todo el tiempo, es mi toalla favorita; la usaba en kínder para mis clases de natación, desde entonces la uso siempre –agrega

-Es una linda historia –contesto- Se nota que eres apegado a las cosas especiales –agrego- Eso dice mucho de tu personalidad –sonrió

-Gracias por traerla –contesta con una sonrisa

-No fue nada, gracias a ti por prestármela -sonrió

-Cuando quieras –sonríe- Oh…antes de que se me olvide ¿Tienes tiempo? –pregunta

-¿Tiempo? –contesto confundida

-Si ¿Podrías pasar unos minutos solamente? –contesta

-Hmmm…-medito mirando en dirección al fondo del pasillo, pensando en Louis- Si, claro –contesto

-Adelante –dice sonriente, se hace a un lado y abre mas la puerta para que pueda  entrar

 

Paso a su lado y doy un par de pasos dentro de su suite, todo está perfectamente ordenado y huele delicioso; no a hotel, huele de la misma forma que la toalla. Creo que es el aroma personal de Zayn, es delicioso.

 

-Solo espérame un segundo –dice detrás de mí, volteo- Ponte cómoda –cierra la puerta de la suite

-Okey…-contesto confundida

 

Lo veo caminar a un paso rápido a su habitación, yo tomo dirección hacia el sofá y tomo asiento; no sé que estoy haciendo aquí, pero no pude negarme. Espero pacientemente en el sofá, pienso en que es lo que voy a pedir para cenar; tal vez solo algo básico y no muy pesado para poder dormir sin remordimientos.

 

Pienso en el menú del restaurant cuando veo a Zayn salir de su habitación, tal como entro; solo usando la toalla alrededor de su cadera, pensé que iba a cambiarse para estar más cómodo. Me sonríe mientras se acerca a mi, veo que en su mano derecha trae una bolsa plástica color negro.

 

-Aprovechando que no estás con Louis, quisiera darte algo –toma asiento a mi lado- Lo compre esta mañana, quería envolverlo para dártelo en un empaque decente pero ya no me dio tiempo –me entrega la bolsa negra

-¿Qué es? –contesto confundida

-Abre la bolsa, espero que te guste -sonríe

 

Me siento algo confundida ¿Por qué Zayn compraría algo para mí?. Me limito a contestar con una tenue sonrisa, la bolsa tiene un nudo así que lo deshago. Al abrirla parece que hay pedazos de tela blanca, saco lo que hay dentro y es una pequeñísimo mameluco. En la parte de enfrente dice “I love Koalas” en letras color gris, debajo de las letras tiene un estampado de dos koalas en caricatura que usan pañal. Tomo la otra blusita dentro y es exactamente igual, siento mi corazón acelerarse; de cierta forma me siento feliz.

 

-Se me olvido decirte que no es exactamente para ti –dice Zayn sonriente mirandome a los ojos- ¿Te gusto? –pregunta

-Me encantaron –digo mirando los mamelucos, son realmente lindos

-Esta mañana baje a caminar un poco por el lobby, pase frente a la tienda de souvenirs y me llamaron la atención; pensé que sería un buen detalle para estos pequeños –pone su mano sobre mi vientre, acaricia mi abdomen suavemente

 

Estoy por contestarle cuando siento mi abdomen moverse involuntariamente, me quedo en silencio; miro a Zayn, su rostro demuestra que esta de sorprendido que yo. Una vez más se mueve mi abdomen, me doy cuenta de que para ser especifica; son los gemelos moviéndose. Es la primera vez que pasa, se siente tan extraño pero bien; es como una forma de saber que estos pequeños si están creciendo dentro de mí.

 

-Oh dios…-dice Zayn mirando mi vientre con su mano aun sobre mi pancita- ¿Se acaban de mover? –me mira a los ojos

-Parece que si…-balbuceo, estoy nerviosa- Y es la primera vez que pasa –agrego

-Nunca había sentido algo así en mi vida…-dice con una sonrisa, parece emocionado- Es tan extraño -agrega

 

Estoy por contestarle cuando se mueven de nuevo los gemelos, quisiera gritar de la emoción; esto es algo increíble. Zayn me sonríe, mi vista se vuelve cristalina y siento mis mejillas humedecerse con mis lagrimas. Me siento abrumada, pienso en lo bonito que es estar embarazada y en lo difícil que es seguir al lado de Louis.

 

-¿Te sientes bien? –pregunta Zayn, suelta mi vientre y acaricia mi mejilla limpiando mis lagrimas

-Sí, es solo algo de emoción; eso es todo –contesto tratando de sonreír

-No llores –se acerca un poco más a mí y me rodea con sus brazos formando un abrazo

-Son lagrimas de felicidad, lo prometo –contesto, recargo mi rostro en su pecho; siento que me da un beso en la parte superior de mi cabeza

 

Siento escalofríos recorrer todo mi cuerpo, mi corazón late fuertemente. Nos quedamos en silencio unos segundos mientras me abraza, se siente bien estar así; su abrazo es cálido y se siente sincero.

 

-Creo que debería de rime –digo de repente- Tienes que arreglarte para cenar con los chicos –suavemente me muevo un poco para que me suelte

-¿Estas mejor? –pregunta con una linda sonrisa

-Sí, lo estoy –contesto- Fue un momento emotivo, eso es todo –agrego

-¿Vas a bajar a la cena? –pregunta

-No lo creo, estoy algo cansada –me pongo de pie

-Bueno, entonces nos vemos mañana supongo –se pone de pie

-Si claro –contesto, sonrió

-Descansa y aliméntate bien para que estoy pequeños estén más despiertos aun –toca mi vientre de nuevo y los gemelos parecen responder a su tacto, una enorme sonrisa se marca en el rostro de Zayn y en el mío igual- Creo que les caigo bien –dice mirandome a los ojos

-Creo que si –sonrió- Bueno, ahora si me voy –comento- Gracias por el regalo y por todo –le digo

-No fue nada –sonríe

 

Nos despedimos con un beso en la mejilla y un abrazo, me acompaña a la puerta;  una sonrisa mas y sigo mi camino, busco la llave de la puerta en el bolsillo de mi vestido. Entro a la suite, camino directamente a la habitación; guardo lo que me dio Zayn en mi maleta.

 

Escucho la puerta del baño, volteo y veo a Louis salir ya listo; vestido con sus bermudas y una playera fresca, cierro mi maleta y me levanto del suelo.

 

-¿Te sientes bien? –Louis pregunta sin mirarme, el está concentrado mirando por la ventana

-¿Por qué? –contesto, tomo asiento en la orilla de la cama

-Tienes los ojos brillosos –contesta- ¿Estuviste llorando? –voltea a verme

-No –contesto

-Bueno –comenta- Si te sientes mal o algo no se te olvide que hay servicio médico las 24 horas en el hotel, pero antes buscas a Paul para que no estés sola con alguien extraño- agrega

-Voy a estar bien –contesto seria

-Yo iré a divertirme, me hace falta estar lejos de ti –dice mirandome a los ojos con cierto desprecio, no le contesto

 

Pasa caminando frente a mí, lo veo salir de la habitación y cierra la puerta; suelto un suspiro, es tan insoportable. Me pongo de pie y camino hacia el baño, necesito una larga ducha; mi piel está completamente salada por haber andado un rato y también necesito quitarme los restos de bloqueador.

 

Me tomo todo el tiempo del mundo en la ducha, disfruto del agua caliente que desciende por mis hombros; es relajante. Salgo de la regadera y el baño parece un sauna con todo el vapor que hay dentro, bostezo al salir del baño. Camino hacia la cama, me pongo mi ropa intima y mi pijama.

 

Quiero ordenar algo de cenar pero el baño me noqueo completamente, siento que puedo morir de cansancio. Aparte no tengo mucha hambre, podría dormir de una vez y aprovechar que Louis no está para estirarme en la cama.

 

Me acomodo debajo de las cobijas, cierro los ojos y suspiro; poco a poco me pierdo en un profundo sueño.

 

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...