El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27991Vistas
AA

21. Cp- 19

Capitulo Diecinueve

 

Despierto con el sonido de mi alarma, estiro el brazo; busco mi móvil sobre la mesa de noche junto a mi cama. Abro los ojos despacio, el brillo de la pantalla deslumbra un poco mi vista; desactivo la alarma y regreso mi móvil a la mesa. Bostezo, estiro mis brazos hacia arriba; me tomo un poco de tiempo para despabilarme un poco, ayer no tuve una buena noche. Me ah costado dormir últimamente, me siento algo incomoda y eh tenido vomito; no me siento en el mejor estado de ánimo tampoco.

 

Me levanto de la cama con una flojera total, camino al baño guiándome por mi inteligencia; realmente estoy caminando con los ojos medio cerrados. Busco el interruptor de la luz,  cierro la puerta y me despojo de mis ropas; camino hacia la ducha, abro la puerta del domo y entro al rectángulo de azulejo. Abro el grifo del agua caliente, inmediatamente sale agua tibia, poco a poco sube la temperatura hasta que empieza a salir vapor; es hora de dejar correr un poco de agua fría.

 

Me quedo bajo el chorro de agua un rato, el agua caliente me relaja un poco; me encanta la sensación de tranquilidad que me brinda la ducha, aunque estas últimas semanas han sido todo menos tranquilas. Les daré un breve resumen, han pasado un par de acontecimientos importantes desde la última vez que hable con Louis.

 

Hace exactamente tres semanas que le di una respuesta a Louis ¿Recuerdan que me dio una nueva clausula que se agregaría al contrato? Bueno, pues acepte su propuesta y firme la nueva clausula. De último momento me decidí por aceptar la propuesta de seguir con el contrato, no se hagan a la idea de que aun quiero a Louis y que por eso decidí seguir a su lado en vez de salir corriendo a Nueva York; no.

 

Decidí seguir con el contrato porque pienso que será lo mejor para la vida futura de mis hijos, desafortunadamente mi vida es demasiado publica; parece que todo mundo cree tener derecho de opinar sobre mi vida, así que tuve que meditar las cosas. Si me iba a Nueva York y rompía mi relación con Louis, los medios se encargarían de hacer horribles rumores y chismes terribles; me puse a pensar que tal vez nunca me dejarían vivir en paz con mis hijos y a ellos también los envolverían en sus chismes, cosa que realmente no quiero para mis primogenitos.

 

Eh decidido que en el momento que nazcan, dejare el modelaje y todo lo relacionado con la vida pública. Tengo dinero ahorrado que no tiene nada que ver con lo que me ah pagado SYCO por ser la novia de Louis, con esos ahorros puedo invertir en algunas cosas que me generaran ingresos y yo no tendré que hacer nada más que dedicarme al cien por ciento a mis hijos como toda una madre normal.

 

Así que las pondré al tanto, desde que acepte el trato; todo ah cambiado un poco. A pesar de que vivimos en el mismo departamento, no eh visto a Louis en lo absoluto; el está en su habitación y yo en la mía. Tuvo una semana de ensayos con la banda, yo tenía prohibido salir; no podían verme los medios, digamos que estaba oculta de la sociedad hasta que mi embarazo se hiciera público.

 

Termino la semana de ensayos de Louis, así que las próximas dos semanas eran de descanso; el también tendría que estar encerrado conmigo, pero como les dije anteriormente, no hemos hablado ni peleado, nada. La semana pasada cumplí doce semanas de embarazo, lo que quiere decir tres meses; así que me tocaba cita con la ginecóloga.

 

Ese día fue como misión imposible, Simon no quería que me viera nadie; organizo todo para que pudiera salir y pasar desapercibida. Dos camionetas negras entraron al estacionamiento del condominio, yo subí a la parte trasera de una; la otra camioneta salió vacía del estacionamiento y se dirigió a una dirección diferente a la que iba yo.

 

Gracias a que ambas camionetas eran polarizadas pudimos despistar a los medios que esperan fieles en la entrada de nuestro edificio, obviamente fui sola a mi cita; Louis se quedo en el departamento. Me alegro al decirles que todo está perfectamente bien en mi embarazo, subí medio kilo así que voy en un buen camino; algo lento pero ahí voy.

 

Los gemelos salen hermosos en el ultrasonido, ya los puedo distinguir mejor; aunque aún no se pudo ver si son niños, niñas o la parejita. Mi cita con la ginecóloga fue algo larga, tuvimos que charlar bastante; en especial sobre mis viajes. Estaré acompañando a Louis en el tour (por que así se acordó), tengo que cuidarme bastante; no es fácil viajar de un lado del mundo al otro estando embarazada.

 

Al día siguiente de la consulta Simon mando un comunicado de prensa a nombre mío y de Louis, finalmente se dio la noticia al mundo entero de que estoy embarazada y tengo tres meses; aunque especificaremos que son gemelos un poco después. Al fin se callaron los rumores de que Louis y yo teníamos problemas, de que tal vez no salía del departamento porque estaba enferma o por que ya no vivíamos juntos, etc. Aunque fue todo una locura, en todos los canales de noticas y de chismes veía la nota de mi embarazo, miles de especulaciones sobre si será niño o niña; si fue algo planeado ó espontaneo. Y lo mas comentado de todo…la misteriosa boda, todos los medios mueren por saber si nos casaremos antes o después del nacimiento del bebe, etc.

 

Inclusive eh visto que han estado analizando las últimas fotos que me tomaron los medios cuando regrese a Londres, parece que mi embarazo ya era algo notorio a través de mi abrigo pero nadie le había tomado mucha importancia; todos pensaban que estaba subiendo de peso solamente.

 

En fin, los medios no se han cansado de hablar de la noticia desde hace una semana y no se diga de las redes sociales. Me eh asomado discretamente por la ventana algunos días y parece un mundo de hormigas la entrada, cada día hay más fotógrafos esperando a que salga del departamento; todos mueren por declaraciones nuestras y obviamente están desesperados por fotos de mi creciente vientre. Debo confesar, me siento muy nerviosa.

 

Salgo de la ducha, camino hacia mi closet; ya tenía un conjunto de ropa listo para hoy. Me pongo mi ropa intima, dejo mi bata a un lado y acomodo la toalla en mi cabello de nuevo.  Con mucha facilidad me pongo mis leggins negros de algodón, son bastante cómodos; pero a pesar de que tienen elástico me aprietan un poco mi vientre así que los uso un poco debajo de mi cadera, en la primera oportunidad que tenga iré a comprar ropa de maternidad.

 

Me pongo mi blusa color blanco, es de manga larga y cuello alto; me queda pegada pero no hay problema, usare un abrigo encima al salir del departamento. Para mi comodidad escogí unas botas Ugg, se que será un día bastante largo. Tomo mi abrigo rojo, mi bata; apago la luz del closet y salgo. Dejo el abrigo sobre la cama, camino de regreso al baño para colgar mi bata.

 

Me miro en el espejo y sonrió, aun me parece algo extraño los cambios de mi cuerpo; en especial me sorprende lo rápido que mi vientre está creciendo. Pero me agrada, es una experiencia única con la cual me siento diferente día a día.

 

Libero mi cabellera de la toalla, uso la secadora para terminar rápido con el proceso de secado. Cepillo mi cabellera, tengo flojera de peinarme así que solo amarro mi cabello en una coleta y después formo un chongo con el cabello sobresaliente.

 

Estoy por maquillarme pero recuerdo que ya empaque mi maquillaje, lo peor es que todo mi equipaje ya está en el primer piso y me da mucha pereza bajar; supongo que saldré al natural y puedo cubrir mis ojeras con gafas oscuras. Salgo del baño y camino hacia la cama, me pongo mi abrigo negro; los botones cierran sin problema alguno, el abrigo me queda algo despegado. Tomo mi móvil de la mesa de noche, lo guardo en mi bolsillo; acomodo las cobijas de mi cama y creo que es todo lo necesario.

 

Tomo mi bolso de mano, camino hacia el tocador y me pongo un poco de perfume. Apago la luz de mi habitación, bostezo por última vez y salgo. Todo en el segundo piso está apagado, pero al parecer las luces del primer piso ya están encendidas.

 

A paso normal bajo las escaleras, siento algo de flojera pero es opacada por mis nervios. Realmente estoy algo ansiosa por todo lo que podría pasar hoy, creo que será una verdadera locura; pero ya no puedo echarme para atrás, a pesar de mis nervios lo único que puedo hacer es fingir una sonrisa.

 

Veo que no hay nada de maletas en el living y la puerta principal está completamente abierta, me sorprende un poco; no está mi equipaje ni el de Louis. Veo el reloj de la pared, marca las cinco de la mañana con treinta minutos; se supone que la camioneta vendría a buscarnos a las cinco, quiero pensar que tal vez ya subieron por nuestro equipaje. Supongo que Louis abrió la puerta, pero aun me queda una duda ¿Habrá regresado a su habitación ó estará abajo en la entrada?

 

-Buenos días –escucho su voz en un tono neutral, volteo a mi izquierda y lo veo saliendo de la cocina con una bolsa plástica en la mano

-Buenos días –contesto normal, duda resuelta; Louis estaba en la cocina

-Iba a subir por ti, ya se nos hizo tarde –comenta, detiene su paso

-Es lo que veo –contesto- ¿Ya llego el transporte? –pregunto

-Ya subieron por el equipaje, solo faltamos nosotros –contesta neutral

-Ok, solo tomare un vaso de leche y comeré algo rápido; tengo que tomar mis vitaminas –contesto

-Prepare algo rápido para desayunar –contesta en automático- Ya lo llevo en unos recipientes herméticos, así desayunas en el camino y te tomas tus cosas –agrega

-Oh bueno…-contesto- Pues vámonos entonces –comento

-Bien –comenta- Estarán dos personas de seguridad y Paul esperándonos en la puerta del elevador para acompañarnos a la camioneta –agrega, camina hacia la puerta

-Bueno –contesto, camino hacia la puerta

 

Salimos del departamento, Louis cierra la puerta con llave y caminamos hacia el elevador en silencio. Subimos a la caja metálica, Louis me entrega la bolsa plástica con el desayuno; guardo la bolsa en mi bolso de mano y de paso saco mis gafas oscuras.

 

Hoy será el día que saldré por primera vez con los medios enterados de mi embarazo, se que será una locura.; pero es lo que se necesita. Hoy tomaremos un vuelo a Australia, en dos días empieza el tour de los chicos y allá será su primer concierto.

 

-Y que comience el show…-dice Louis, el elevador ah llegado a la recepción

 

 

Se abren las puertas, se escucha algún grito y todos los flashes comienzan a reflejarse a través de las puertas de cristal de la entrada. Tal como lo dijo Louis, en recepción nos esperan dos elementos de seguridad y Paul; ellos tres nos acompañan a la salida. El portero abre la puerta, antes de salir del condominio Louis me toma firmemente de la mano; volteo a verlo y me percato de que finge una enorme sonrisa en su rostro.

 

La acera es un mundo de flashes, Paul y los guardaespaldas nos rodean a mí y a Louis ayudándonos a pasar entre los reporteros; siento algo de pánico por un momento, nervios me invaden al sentir que podría quedar aplastada entre todas las personas a nuestro alrededor que lo único que quieren es tomar fotos.

 

Escucho que todos hablan y gritan al mismo tiempo, aunque es algo difícil distinguir lo que dicen todos y cada uno de ellos; me percato de que hay reporteros amables felicitándonos por el embarazo y otros cuantos piden algunas palabras sobre la noticia. Paul abre la puerta trasera de la camioneta negra que nos espera, soy la primera en subir; me recorro hasta el otro extremo del asiento. Louis sube inmediatamente después de mi, queda en la otra orilla; cierra la puerta, Paul sube en el asiento de copiloto. La camioneta se tarda un poco para avanzar, hay fotógrafos rodeándonos completamente evitando nuestro avance; afortunadamente los elementos de seguridad del condominio despejan la parte de enfrente y podemos escapar del revuelo.

 

Escucho a Louis suspirar, recarga su cabeza hacia atrás y cierra los ojos; cruza sus brazos y parece que se va a dormir. Yo simplemente me quito las gafas oscuras y las guardo en mi bolso, en la camioneta no hay necesidad de ocultar mis ojeras.

 

-Por cierto…–dice Paul girando su cabeza un poco hacia atrás- Felicidades –dice sonriente

-Gracias –digo con una sonrisa amable

-Yo se la situación de todo esto –comenta- Pero estoy seguro que a pesar de todo serás una increíble madre –agrega

-Gracias Paul, es muy lindo de tu parte –contesto sonriente

-¿Quieres que paremos en el camino por algo de comer? –me pregunta servicialmente

-No muchas gracias Paul –contesto- Traigo algo aquí –agrego

-Ok, te dejo comer entonces; provecho –sonríe

-Gracias –sonrió

 

Saco de mi bolso la bolsa plástica que me dio Louis, dentro de ella hay una botella de agua y dos recipientes herméticos; los destapo. Uno tiene trozos de fruta que se ven suculentos y bastante frescos junto con granola y percibo el aroma a miel. En el otro recipiente hay un sándwich, parece tener algunos vegetales y tofu; no tenía mucha hambre pero de ver el desayuno se abrió mi apetito.

 

Volteo a ver a Louis, iba a agradecerle el desayuno pero parece estar perdido en un profundo sueño. Bueno, me dedico a desayunar; parece que pensó en todos los detalles y guardo un tenedor junto con una servilleta también. Últimamente la comida me cae un poco pesada por las mañanas, dos bocados y ya estoy llena regularmente; pero el día de hoy termino todo lo que me preparo Louis.

 

Destapo la botella de agua, le doy un trago. Busco en mi bolso las vitaminas que tengo que tomar junto con el acido fólico y el calcio, mi doctora me está llenando de suplementos para ayudarme a subir de peso; pero es por el bien de los gemelos así que no hay problema.

 

Veo que nos acercamos al aeropuerto, entraremos por la parte trasera del lugar; así evitaremos un poco a la prensa, ya estamos retrasados y si se nos ocurre entrar por la puerta principal será un caos.

 

Así que obviamente no estoy nerviosa por los reporteros, lo que me tiene nerviosa son los chicos; ellos saben que mi relación con Louis es algo fingido así que me preocupa un poco lo que opinen del embarazo. No sé si ellos ya habrán hablado con él o algo, pero el único que sabía de mi embarazo era Zayn y el reacciono bien; pero no sé si será los mismo con los demás. Supongo que tendré que esperar a verlos para saber cuál es su reacción, compartiremos horas encerrados volando por los aires; solo espero que no sea muy tenso el ambiente.

 

Los de seguridad del aeropuerto abren la puerta del hangar para que podamos entrar, avanza la camioneta. Recorremos un poco y puedo ver el avión que tomaremos, al pie de la escalera hay un par de personas que reconozco; conocidos que forman parte del equipo de los chicos.

 

-Louis…-digo delicadamente, no quiero despertarlo muy bruscamente- Ya llegamos –agrego, no parece haberme escuchado- Louis…-repito, recargo mi mano en su pierna suavemente; no se mueve- Lou…-paso mi mano suavemente por su mejilla; abre los ojos lentamente, fija su mirada con la mía- Ya legamos –alejo mi mano de su mejilla

 

No contesta nada, simplemente se endereza y bosteza. Paul baja de la camioneta junto con el piloto, el piloto abre mi puerta; le agradezco, estira su mano para ayudarme a bajar. Le agradezco de nuevo, busco mis gafas en mi bolso y me las pongo. Camino un poco llegando a la parte delantera de la camioneta, siento miradas sobre mi; trato de actuar tranquila.

 

-¿Ya desayunaste? –escucho la voz de Louis, volteo a mi izquierda; esta a mi lado

-Sí, hace un rato –contesto- Gracias –agrego

-Si quieren ya pueden subir al avión –dice Paul acercándose a nosotros- Ya solo subimos sus maletas y listo –agrega

-¿Ya llegaron los demás? –pregunta Louis

-Ya están todos en el avión, faltaban ustedes solamente –contesta Paul

 

Louis no dice nada mas, simplemente camina hacia el avión; ignora a las personas que están abajo, sube a paso rápido las escaleras y lo veo entrar al avión.

 

-¿Despertó de mal humor? –me dice Paul

-No es algo raro en el –contesto

-Bueno, sube al avión –me dice- El clima está fresco aquí afuera, no queremos que te enfermes –agrega

-¿Tu no viajaras con nosotros? –le pregunto

-Si, por supuesto –contesta- Solo me aseguro de que todo el equipaje este arriba y listo –agrega

-No quiero entrar sola por esa puerta –digo honestamente retorciendo mis labios

-Tranquila, esos chicos no te van a juzgar –comenta

 

Medito un poco, suspiro.

 

-Nos vemos en el avión –le digo

-Cuidado en las escaleras, parecen estar húmedos los escalones –me dice

-Gracias –contesto

 

Digo “Buenos Días” en voz suficientemente alta para que todas las personas fuera del avión me escuchen, algunas son parte del equipo de los chicos y otros son personal del aeropuerto. Todos me contestan amablemente, aunque siento su mirada fija en mi al mismo tiempo que sonríen; sonrió y me doy la media vuelta.

 

Subo los escalones con precaución, están algo húmedos; deslizo mi mano por el barandal mientras camino a un ritmo regular. Llego a la puerta del avión, doy un paso más y entro; siento la mirada de todos sobre mí, trago saliva. Mis nervios me consumen, el ritmo de mi latir se acelera un poco; entrar sola al avión no fue tan buena idea, hubiera esperado a Paul ó hubiera acompañado a Louis.

 

Veo a Liam sentado en el primer asiento junto con Niall, atrás de ellos esta Harry con Lou Teasdale. En la otra fila de asientos hay un par de personas del staff de seguridad, un par de asientos atrás esta Zayn solo. Ubico a Louis con la mirada, está en el ultimo asiento de la parte de atrás; tiene sus pies obre el asiento que está a su lado; los brazos cruzados y los ojos cerrados.

 

¿Dónde me voy a sentar? Parece que se le olvido que tenemos que fingir ante los demás, sus amigos saben sobre nuestra “relación”, pero el resto del staff no debe de darse cuenta. Entro en conflicto, no sé si caminar al fondo con Louis y despertarlo para sentarme a su lado o simplemente tomar algún otro lugar; fijo un sonrisa falsa en mi rostro mientras decido que hacer. Aunque realmente prefiero viajar sola, mientras menos tiempo este junto a Louis; mejor, estos meses serán eternos.

 

-Kendra –dice Liam rompiendo el silencio en el avión, se pone de pie – Le di a Louis los buenos deseos pero ¿Puedo darte un abrazo? –pregunta caminando hacia a mi

-Sí, claro –contesto algo confundida

-¿Tres meses y ni siquiera lo notamos? –dice abrazándome- Luces perfecta –sonríe

-Gracias –digo tímidamente

-Louis nos dijo que son gemelos –dice Niall poniéndose de pie- ¿Saben si serán niños ó niñas ó uno de cada uno? –pregunta caminando hacia a mi

-No sabemos –contesto normal

-Serán un par de consentidos, eso si es seguro –me da un abrazo

-¿Cómo te sientes? -pregunta Harry caminando hacia a mi

-Bien –contesto- Aunque es raro acostumbrarse a los malestares y antojos –agrego

-Y los cambios en tu cuerpo –escucho a Lou comentar

-No te sientas rara –me dice Harry al oído mientras me abraza- No te vamos a juzgar, aunque me gustaría platicar más tarde contigo –agrega

-Sí, claro –le contesto

-En privado, por supuesto –agrega, rompe el abrazo y sonríe

-Ok –le digo

-Luces hermosa Kendra –me dice Lou

-Gracias amiga –contesto con una sonrisa- Aunque me siento no tan perfecta –agrego- Mi hormonas son un caos –digo honestamente

-Y parece que las hormonas de Louis también están alteradas –dice Niall mirando hacia a tras, a Louis- Subió al avión, lo felicitamos por la noticia y camino directo a dormirse –agrega

-Tendrás que despertarlo para que tomes el lugar a su lado –dice Lou

-No ah dormido bien, prefiero dejarlo descansar -miento

-¿Vas sentarte sola? –pregunta Harry

-El avión tiene suficientes asientos -contesto

-No es entretenido viajar sin alguien a tu lado –escucho la voz de Zayn, lo ubico con la mirada y me sonríe tiernamente- Y ten en cuenta que son muchas horas por los aires -agrega

-Se la compañera de Zayn, te hará reír –dice Niall sonriente

-Suena bien –sonrió

-¿Quieres el asiento junto a la ventanilla o el pasillo? –dice Zayn poniéndose de pie

-Junto a la ventanilla está bien –digo quitándome mis gafas oscuras, las guardo en mi bolso

-¿Has tenido problemas para dormir? –me pregunta Harry mirandome fijamente

-¿Se notan mucho las ojeras? –contesto

-Bastante –contesta Niall

-No sean groseros –dice Liam regañándolos

-Eso se arregla con maquillaje –comenta Lou

-Aun así te vez guapa Kendra –dice Zayn, le sonrió tímidamente

-Ya vamos a despegar, todos a sus asientos –escucho a Paul detrás de mí- Despierten a Louis para que se abroche el cinturón –agrega

-Yo voy –dice Harry

 

Paul toma asiento en uno de los asientos en primera fila, yo camino detrás de Harry; estoy por tomar asiento junto a Zayn cuando veo que Harry ah despertado a Louis.

 

-¿Qué? –contesta Louis adormilado

-Vamos a despegar, abróchate el cinturón –le dice Harry en un tono normal

-Voy…-contesta, se endereza y bosteza- ¿Qué asiento quieres? –pregunta mirandome fijamente

-Iba a sentarme con Zayn -contesto- Así te acomodas bien para que descanses un rato –agrego

-Descansare mejor si estas a mi lado –contesta, se pone de pie- Así me recargo en tu hombro –agrega mirandome, su tono suena “cariñoso” pero su mirada es totalmente lo contrario

 

No contesto nada, simplemente camino por el pasillo al final del avión. Agacho la mirada al estar frente a Louis, estoy por dar un paso a la derecha para tomar mi asiento cuando me toma del brazo. Levanto la mirada, sujeta mi barbilla con su otra mano y me mira fijamente a los ojos. Inclina su rostro hacia mí, lo siguiente que siento son sus labios atrapando los míos; me congelo por completo. ¿Qué carajo está haciendo?

 

Suelta mi brazo, siento su otra mano bajar a mi cintura; lo veo cerrar los ojos al mismo tiempo que su beso cambia. Sus labios son suaves, no habíamos tenido que fingir ante nadie por semanas; había olvidado lo que me hacían sentir sus besos. No le sigo la corriente, no le respondo el beso; simplemente me quedo quieta.

 

-Es una linda escena –escucho la voz de Lou- Un embarazo siempre une mas a una pareja –agrega

-Si es bastante romántico –ahora habla Paul- No quisiera molestar pero ya tenemos que despegar –agrega

 

Louis rompe el beso, abre los ojos y me mira fijamente; no puedo descifrar su mirada. Suelta mi cintura, doy un paso hacia la derecha y me deslizo al asiento junto a la ventanilla. Abrocho mi cinturón, Louis se sienta a mi lado. Acomodo mi bolso sobre mis piernas, siento una mirada sobre mí. Volteo hacia enfrente, todos están en su lugar preparados para el despegue; excepto uno, Zayn. Es quien me está viendo, sentado en su lugar volteando hacia atrás; su mirada se cruza con la mía y voltea su rostro hacia enfrente.

 

Se siente el avión en movimiento, después algo de turbulencia y minutos después ya estamos por los aires. Suspiro, desabrocho mi cinturón.

 

-¿Por qué ibas a sentarte junto a Zayn? –pregunta Louis susurrando en mi oído

-Por que estabas dormido ocupando el lugar junto a  ti-contesto

-¿Y no pudiste despertarme? –desabrocha su cinturón

-Te pondrías de mal humor, como siempre –contesto levantando los hombros- Supuse que si viaja con Zayn no habría problema -agrego

-Entonces Harry arruino tus planes al despertarme –contesta- Si no ahorita irías feliz de la vida junto a Malik –parece enojado ó algo parecido

-¿A qué te refieres? –digo levantando una ceja

-Solo recuerda que eres mía –susurra en mi oído- Te quiero siempre junto a mi –agrega

 

Estoy por contestar pero las palabras no salen de mi garganta, Louis sonríe sínicamente y suelta un suspiro. Cruza sus brazos, cierra los ojos y recarga su cabeza en mi hombro; parece que ahora también seré su almohada. No le digo nada, suelto un bostezo; estoy bastante cansada. Madrugue hoy y las noches anteriores no han sido muy buenas, estará bien si aprovecho las horas que estaremos en el aire para descansar.

 

Descanso tranquilamente hasta que siento que me estoy moviendo involuntariamente, levanto los parpados perezosamente; veo que Louis está moviendo mi hombro suavemente.

 

-Abróchate el cinturón –dice en forma de orden- Vamos a aterrizar –agrega

 

Me siento completamente noqueada, bostezo; parece que dormí mucho tiempo, pero era lo que necesitaba para sentirme un poco descansada. Me enderezo, abrocho mi cinturón y bostezo de nuevo; llegando al hotel creo que dormiré un poco más.

 

Unos segundos después el avión ah aterrizado, deja de moverse. El primero en ponerse de pie es Paul, camina hacia la puerta y la abre.

 

-Esperen un momento –dice Paul- Veré cuales son las ordenes a seguir, no salgan aun–agrega

 

Nadie responde, todos simplemente siguen con sus cosas. Los chicos se ponen de pie, Liam toma su mochila y la carga en su hombro al igual que Zayn. Harry empieza a brincar en el avión con Niall, gritando tonterías que no logro entender.

 

-¿Tienes hambre? –me pregunta Louis desabrochando su cinturón

-Un poco solamente –contesto busco mis gafas en mi bolso

-Ya veremos si podemos pasar al área de comida del aeropuerto por algún snack –comenta

-Eso sería un caos –contesto- Todo Australia estará esperando en las entradas seguramente –agrego

-Pero tienes que comer algo aun así –se pone de pie

-Podría esperar hasta llegar al hotel –contesto, desabrocho mi cinturón y sostengo mis gafas en la mano

-Ya tengo los planes a seguir chicos-se escucha la voz de Paul de nuevo, Louis deja de mirarme y presta atención a Paul

-¿A dónde vamos ahora capitán? –dice Niall en un intento fallido de actuar como marinero

-Hay muchas personas bloqueando los accesos principales del aeropuerto –contesta Paul- Saldremos por una salida alterna, elementos de seguridad nos escoltaran –agrega- Yo escoltare a Louis y Kendra -agrega

-Bueno, empiezo a sentir el calor; vamos al hotel que se me antojo la alberca esta noche –comenta Harry poniéndose sus gafas

-Yo muero de hambre –dice Niall caminando hacia la puerta

-Algo más chicos –dice Paul antes de que salga Niall- Caminen fluidamente, no se detengan en lo absoluto por favor; recuerden que las medidas de seguridad son por su bien y el de las fans –agrega

 

Yo no contesto, me limito a sonreír discretamente. Todos comienzan a salir del avión, me pongo de pie y camino por el pasillo detrás de Louis; me pongo mis gafas oscuras antes de salir. Bajo las escaleras con cuidado, hay varios elementos de seguridad esperándonos. Llego al final de la escalera, Louis me toma de la mano y comenzamos a caminar detrás de todos los demás.

 

A nuestro lado camina Paul y algunos policías más, levanto la mirada al escuchar el ruido de helicópteros; la última vez que acompañe a Louis a Australia fue exactamente igual, parece que aquí todo es un caos con la prensa. Un par de puertas negras de abren frente a nosotros, un mundo de gente parece estar esperando; flashes deslumbran mi vista y gritos ensordecen mis oídos.

 

Volteo a ver a Louis y tiene una sonrisa de oreja a oreja, levanta la mano que tiene libre y la mueve en el aire saludando a todo el mundo; finge muy bien que está feliz y es raro en el. Yo quisiera fingir una sonrisa pero no puedo, me siento algo ansiosa con toda esa gente a nuestro alrededor; siento que podrían dejarnos aplastados entre ellos en cualquier momento.

 

Entre los gritos y demás alcanzo a distinguir preguntas sobre el embarazo, algunas felicitaciones y gente gritando mi nombre y el de Louis en especial. Al frente alcanzo a divisar tres camionetas negras, abren las puertas de la camioneta que se encuentra en medio. El primero en subir es Liam, después Harry, Zayn y Lou Teasdale. Zayn estira su mano para ayudarme a subir, suelto la mano de Louis para tomar la de Zayn y subir a la camioneta; tomo mi lugar en la primera fila de asientos junto a Zayn, después sube Louis y se sienta junto a mí. Paul cierra la puerta, sube al copiloto de la camioneta y el auto se pone en marcha.

 

-Gracias –le digo a Zayn, me quito las gafas oscuras

-De nada –sonríe- El escalón estaba un poco alto –agrega

-Si lo note –contesto, sonrió

-¿Podremos pararnos en algún lugar de comida rápida para comprar algo Paul? –dice Louis- Kendra tiene que comer algo –agrega, me mira y finge su sonrisa

-Creo que no habrá problema si pedimos algo para llevar –contesta Paul

-Gracias al cielo...-escucho la voz de Niall

 

Louis me da un beso en la mejilla y regresa su mirada al frente, cruza sus brazos. A mi otro lado tengo a Zayn, volteo a verlo discretamente por el rabillo del ojo; mantiene su vista fija en la ventanilla junto a él. Y yo estoy en medio de los dos, no puedo hacer nada más que ir aquí sentada escuchando lo que hablan los demás. Siento algo de calor, pero desafortunadamente no puedo quitarme el abrigo; la blusa que traigo debajo esta algo pegada y no se supone que deje ver tan obviamente mi embarazo aun.

 

-¿Pasamos por el automático ó quieren bajarse a ordenar? –pregunta Paul llegando a un restaurante

-Yo quisiera ver el menú personalmente –contesta Niall

-Creo que lo mejor sería bajar, necesito estirarme un poco; me canse de estar sentado –dice Harry

-¿Kendra? –pregunta Louis mirandome

-Sí, me parece bien –contesto asintiendo con la cabeza

 

La camioneta se estaciona, Louis es el primero en bajar; extiende su mano para ayudarme, acepto su ayuda y le agradezco. No suelta mi mano, comienza a caminar hacia la puerta del restaurante y simplemente sigo su paso. Amablemente abre la puerta para dejarme pasar primero y suelta mi mano, le agradezco y entro al restaurante; me dan algo de escalofríos al entrar al lugar, el aire acondicionado esta algo fuerte aunque afortunadamente traigo puesto mi abrigo.

 

Entramos al lugar, hay algunos comensales en las mesas; siento las miradas de casi todos sobre nosotros, estos chicos siempre llaman la atención. Suspiro, Louis camina a mi lado hacia el mostrador. Veo el menú y simplemente pido una ensalada cesar sin la pechuga de pollo ni aderezo, una botella de agua y eso es todo para mí. Louis es el segundo en pedir, el ordena una hamburguesa doble y papas fritas junto con su vaso de soda.

 

Louis saca su tarjeta de crédito para pagar nuestra orden, mientras el está pagando volteo a mi izquierda; alguien está recibiendo su orden de hamburguesa con salsa “BBQ” al parecer. Percibo el olor a “BBQ” y mi estomago da vueltas literalmente, siento un asco terrible; de repente parece que la poca comida que tengo en el estomago sube a mi garganta, tapo mi boca con la palma de mi mano. Ubico la señal de sanitarios y corro lo más pronto que puedo al baño de damas, empujo la puerta y entro en el primer gabinete.

 

Salgo del gabinete del baño, camino hacia los lavabos; abro el grifo del agua, tomo un poco con mi mano para enjuagar mi boca.

 

-¿Estás bien? –escucho la voz de Louis, me enderezo y lo veo entrar al baño

-Es el baño de mujeres –le digo

-Te pusiste toda pálida y saliste corriendo –contesta- ¿Qué te paso? –pregunta

-Me dio asco la comida que olí, solo eso –contesto, siento un mareo repentino; recargo ambas manos sobre el lavabo, cierro los ojos y exhalo

-¿Estas bien? –escucho la voz de Louis aun más cerca

-Si…aja –contesto mentiras inhalo y exhalo

-Estas pálida de nuevo –comenta, siento su mano sobre mi frente

-Fue un mareo solamente –contesto, abro los ojos y me enderezo; doy un paso hacia atrás alejándome un poco de el

-¿Quieres esperar en la camioneta mejor? –dice en un tono neutral

-No es mala idea –contesto

-Ya ordenaste, espero tu comida - comenta

 

No contesto nada, me limito a asentir con la cabeza. Salimos del baño, Louis camina con Paul; yo me dirijo directamente a la salida, siento a alguien detrás de mí; volteo y es Paul, parece que me acompañara a la camioneta. Afortunadamente no hay fotógrafos en el lugar, así que camino tranquilamente por el estacionamiento.

 

Unos minutos después los chicos regresan a la camioneta todos felices con sus platillos de comida, mi estomago se revuelve un poco pero puedo controlarme; me concentro saboreando mi ensalada, ya tenía mucha hambre.

 

El camino al hotel es bastante normal, la noche en Australia parece ser tranquila. Llegamos al hotel y todo cambia, muchísimas personas esperan en la entrada; algo completamente normal. Paul baja de la camioneta y abre la puerta para nosotros, bajamos en el mismo orden que en el restaurante; Louis me toma de la mano y nos abrimos paso entre fotógrafos y fans hasta el lobby del lugar.

 

Louis se muestra afectuoso y cariñoso mientras esperamos que nos entreguen las habitaciones, estamos completamente expuestos al público; fotógrafos y fans están detrás de los cristales del hotel atentos a lo que pasa en el lobby. Afortunadamente unos minutos después Paul nos indica que tenemos habitaciones asignadas, caminamos al elevador y todos vamos al mismo piso.

 

Las primeras habitaciones son del equipo de producción y de seguridad, hay una habitación para Lou Teasdale y el resto del equipo de maquillaje y peinado que aun no llegan. También hay habitaciones para Josh y el resto de la banda, solo que ellos vienen en otro vuelo.

 

Las habitaciones al final del pasillo son de los chicos, una para cada quien; yo compartiré una habitación con Louis, la “05-10”. El abre la puerta, se hace a un lado y me deja entrar primero; es una increíble suite, pero realmente no me interesan mucho los detalles del lugar.

 

Camino directo a la cocina, tomo una botella de agua del refri y la bebo completamente; sentía esa necesidad de agua. Tiro el envase plástico al bote de basura, dejo mi bolso sobre la encimera; ya que hay algo de privacidad aprovecho para quitarme el abrigo. Es como un alivio, me siento más fresca y mas cómoda.

 

Tomo otra botella del refri, agarro mi bolso y acomodo mi abrigo sobre mi  brazo; salgo de la cocina y camino hacia lo que parece ser la habitación. Dejo mi bolso y mi abrigo sobre la cama, busco mis vitaminas en mi bolso y saco ambos envases; tomo un par de pastillas y las tomo junto con el agua.

 

Cierro la botella de agua y tomo asiento en la orilla de la cama, siento mis pies algo adoloridos; necesito estar descalza, me quito mis adorables botas “Ugg”. Siento un pequeño mareo al enderezarme, tal vez me afecto un poquito el viaje y toda esa locura de los medios me estreso un poco; necesito una ducha.

 

Un ruido llama mi atención, volteo a la izquierda y veo a Louis salir de lo que puede ser el baño; parece que va a decir algo cuando se escucha el timbre de la habitación.

 

-Sera el equipaje –comenta- Yo abro –agrega

 

No contesto nada, simplemente lo veo salir de la habitación y eso es todo. Minutos después Louis regresa arrastrando las maletas, para mi suerte las primeras que trae son las mías; busco un par de cosas para tomar mi ducha, entre ellas mi pijama para dormir.

 

Camino al baño y cierro la puerta, es bastante amplio; la ducha parece perfecta para mi, tiene un jacuzzi precioso que tal vez usare mañana. Me tardo lo necesario bajo el chorro de agua, es relajante sentir la presión del agua caer sobre mis hombros.

 

Pero esa magia de la ducha ah terminado para mí, me pongo la pijama y acomodo una toalla en mi cabellera. Salgo con la ropa sucia en mis manos, cierro la puerta del baño; camino hacia mi maleta y acomodo lo sucio en una orilla. Camino hacia la cama y acomodo las sabanas, me recuesto; tomo el control de la TV y la enciendo, aparece la hora en la guía de canales y marcan las nueve de la noche.

 

-¿Ya vas a dormir? –dice Louis entrando a la habitación, cierra la puerta; trago saliva, me pongo nerviosa sin motivo aparente

-Veo la televisión –contesto- No tengo sueño, dormí durante todo el viaje –agrego

-La cama es suficientemente amplia así que no habrá problema si la compartimos –comenta quitándose la playera

-No, no hay problema –contesto, Louis y su cuerpo perfecto que me encanta; dejo de mirarlo y me concentro en la TV

-Mañana iremos a dar un paseo en yate –comenta, siento la cama moverse; el está al otro lado de la cama- Y tienes que ir obviamente –agrega

-Ok –contesto secamente

 

No dice nada, al parecer ya guardara silencio; volteo discretamente a verlo y  esta acomodado de lado, lo único que puedo ver es su espalda. De verlo dormido me da sueño, bostezo y tal vez si dormiré temprano. Me levanto de la cama, dejo caer la toalla de mi cabeza y la dejo a un lado; doy un par de pasos hacia la puerta; junto al marco esta el interruptor de luz, la apago.

 

Lo único que alumbra mi camino hacia la cama son las imágenes del televisor, me recuesto bajo las sabanas y bostezo de nuevo; apago la televisión con el control remoto. Cierro los ojos y me siento cansada, agotada y medio adormilada; segundos después dejo de pensar, quedo profundamente dormida.

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...