El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27796Vistas
AA

20. Cp- 18

Capitulo Dieciocho

 

 

Con mucho cansancio cierro la puerta del departamento, suelto un suspiro. Presiono el interruptor junto al marco de la puerta, ya es algo tarde y necesito la luz eléctrica para ver a mí alrededor; al parecer el departamento esta vacio. Camino por el living arrastrando mi maleta, lo único que se escucha en el ambiente es el poco ruido que hacen las ruedas de mi equipaje en el suelo.

 

Me cuesta algo de trabajo subir mi maleta por las escaleras, hago mucho ruido golpeando mi equipaje en los escalones; pero finalmente llego al segundo piso. Camino directamente a mi habitación y cierro la puerta, suelto mi maleta; dejo caer mi bolso sobre el pequeño sofá en mi habitación, camino a mi cama.

 

Saco mi móvil del bolsillo de mi pantalón, escribo un texto para mi mama; avisándole que finalmente llegue a Londres.

Dejo mi móvil junto a mí, suelto un suspiro y me agacho para desabrochar mis zapatos; al parecer mis pies se hincharon un poco en el vuelo y la correa de mis zapatillas me lastimaron un poco.

 

Es delicioso tener mis pies libres al fin, me doy un suave masaje en las plantillas con mis manos; algo suave solamente para sentir alivio. Siento mi estomago rugir por hambre, la comida de avión nunca es suficiente; antes de cenar algo tengo que tomar una ducha para descansar, fue un vuelo largo y el fin de semana estuvo algo estresante.

 

Me levanto de la cama, desabotono mi abrigo mientras camino hacia el closet; abro la puerta, entro y prendo la luz. Tomo un gancho vacio y cuelgo y abrigo, tomo una pijama limpia de uno de los cajones; camino hacia la cama dejando mi pijama sobre la colcha.

 

Desabrocho mis pantalones y es un verdadero alivio, estaban demasiado apretados aunque los eh abrochado debajo de mi creciente vientre; necesito ropa nueva urgentemente. Estoy segura que muy pronto no me subirán ni a la cadera, aparte será necesario estar cómoda; estoy en los inicios del embarazo y realmente no creo que vaya a ser muy fácil tener una pancita de gemelos usando skinny jeans.

 

Con la ropa sucia en la mano camino al baño, dejo la ropa en el cesto para la lavandería; me quito la ropa intima y camino a la ducha. El agua caliente descendiendo por mis hombros me relaja, despeja un poco mi mente; aunque realmente estoy tan estresada que me sorprende no tener dolor de cabeza.

 

La verdad es que creía tener en claro mis ideas, mi plan sobre lo que iba a hacer lo tenía más que listo; solo tenía que venir a Londres por mis cosas, buscar un lugar donde vivir en Nueva York y terminar cualquier lazo posible con Louis. Pero entonces recibí su mensaje el Sábado por la noche, debo admitir que estoy más confundida que nunca; realmente no se qué hacer.

 

Louis me ah engañado con ese tipo de palabras muchas veces, aunque parecía ser sincero en el mensaje; realmente no le creo ni un cincuenta por ciento de lo que me dijo. Me parece bastante extraño que haya cambiado de parecer de la noche a la mañana, aunque tal vez….puede que realmente está intentando aceptar el embarazo, no lo sé.

 

No eh hablado con él, no le conteste el mensaje y el tampoco me ha buscado. Estaba segura de que si le hablaba por teléfono terminaríamos peleando, si hablábamos por mensajes realmente no le creería ni una sola palabra; así que decidí esperar a tenerlo frente a mí para hablar sobre su mensaje y arreglar las cosas entre nosotros de una vez por todas, aunque no estoy muy segura de lo que le voy a decir; pero sé que las cosas tienen cero probabilidades de terminar bien entre nosotros.

 

Salgo de la ducha un par de minutos después, tomo mi bata de baño para cubrir mi cuerpo; enrollo mi cabellera en una toalla y salgo del baño. Camino hacia mi cama, me pongo mi ropa intima limpia y después mi pijama; regreso al closet para sacar unas calcetas y mis sandalias afelpadas para mantener el calor de mis pies.

 

Regreso al baño para colgar mi toalla y acomodar mi bata en el perchero detrás de la puerta, alboroto mi cabellera y me miro en el espejo. Mi pijama es ajustada, el embarazo es bastante notorio; parece que la próxima vez que salga a la calle no será posible ocultarlo usando un abrigo. Quiero poner una mano sobre mi vientre pero mi estomago ruge de nuevo, ya es completamente necesario comer algo. Aunque desayune antes de tomar el vuelo y comí durante el viaje; parece que sin importar la cantidad de cosas que coma, nunca tengo suficiente. Lo peor es que solo se me antojan las cosas dulces, chocolates, pasteles, galletas, etc; llegare al final del embarazo con una tonelada de sobrepeso.

 

Llego a la cocina y prendo la luz, camino directo a la alacena; necesito ver las opciones que tengo. Aunque tenía en mente algo saludable y ligero para antes de dormir como una ensalada, un vaso de leche ó fruta; cambio de parecer al ver la caja de galletas Oreo frente a mí.

 

Tomo un paquete de galletas y cierro la alacena, tomo una taza de una de las repisas; abro el refri y tomo el cartón de leche.  Me sirvo un poco de lactosa en mi taza, cierro el cartón y lo regreso a su lugar. Tomo mi vaso de leche junto con mi paquete de galletas, escucho el ruido de la puerta principal abrirse

 

-¿Kendra? –escucho la voz de Louis

 

No contesto, trago saliva y siento nervios apoderarse de mi.

 

-¿A qué hora llegaste? –dice, escucho el sonido de la puerta cerrarse

 

Sigo en silencio, no sé si debería de gritarle que estoy en la cocina o mejor salir muy tranquilamente; creo que el hambre se me quito.

 

-¿Dónde estás? –lo escucho gritar

 

De solo escuchar su voz y darme cuenta de que tenemos que hablar sobre “nuestro” futuro, quedo congelada; creo que no soy tan valiente como creía después de todo, mejor me hubiera quedado en Nueva York y no tendría que haberlo visto nunca más.

 

Respiro hondo, si estoy aquí no es por mi; es por los gemelos, tengo que arreglar la situación con Louis para que mis hijos tengan una linda vida en el futuro. Seguiré el consejo de mi mamá, no tomare decisiones apresuradas; pensare bien las cosas antes de aceptar algo. Tengo que pensar en mis hijos, tomar la mejor decisión por ellos.

 

-¿Kendra? –grita de nuevo

 

Reacciono, trago saliva; con mis galletas y mi vaso de leche, salgo de la cocina. Jalo la puerta, doy un par de pasos hacia el living; volteo hacia el segundo piso y veo a Louis saliendo de mi habitación.

 

-Ahí estas –dice con lo que parece ser una sonrisa en su rostro- Estuve gritándote pero no contestaste –cierra la puerta de mi habitación

-Tenía un pedazo de chocolate en la boca, no podía contestar –miento aparentando estar tranquila

-Perdón por haber entrado a tu habitación –dice caminando hacia las escaleras- Vi las luces prendidas y supuse que habrías llegado, no contestabas y pensé que estarías en tu cuarto –agrega acelerando su paso

-Estaba preparando mi comida –contesto, dejo mi cena sobre la mesa de centro

-¿A qué hora llegaste? –pregunta llegando al último escalón

-Hace un rato –contesto, me doy la media vuelta y tomo asiento en el sofá; respiro hondo

-Me hubieras llamado para ir por ti al aeropuerto –lo escucho decir algo agitado cerca de mi

-No fue necesario –contesto muy valiente levantando los hombros

-No contestaste mi mensaje –se queda de pie frente a mí, me quedo en silencio; trago saliva- Pero regresaste –agrega- ¿Eso significa que aceptas el trato? –se sienta en la orilla de la mesa de centro

-No estoy segura de que cumplirás tu parte de no molestarme –contesto- Y no sé qué tan bueno sea seguir fingiendo, tal vez lo mejor será que le pongamos fin a esto de una vez; no creo que sea necesario prolongar algo que podemos terminar hoy mismo –la expresión de Louis cambia radicalmente, su seriedad me espanta

-Pudiste haber contestado el mensaje y decirme que todo entre nosotros terminaba, no era necesario que vinieras –dice mirandome fijamente- Honestamente pensaba que no volverías -comenta

-Aquí tengo todas mis cosas –contesto- Vivo aquí, tenía que regresar -agrego

-Empezaba a pensar que tenía que hacerme a la idea de que sería soltero –mantiene la mirada fija en mi

-Nunca tuviste una relación –contesto, trago saliva- Técnicamente has estado soltero todo este tiempo, lo nuestro es un trabajo –agrego, siento un hueco en el corazón al decirlo

-¿Entonces estas terminando esto? –pregunta con una expresión neutral en el rostro

-Creo que es lo mejor para todos –contesto, agacho el rostro; tener su mirada fija en la mía me confunde, lo mejor será que mantenga nuestras miradas separadas

-¿Podrías meditar un poco más las cosas por favor? –me percato que su voz se suaviza un poco

-Louis, yo realmente…-me interrumpe

-No quiero decirle a mi familia que nuestro es una mentira –comenta- Mi mamá y mis hermanas estarían muy decepcionadas de mi, en especial creo que se pondrían bastante tristes al pensar que no podrán estar cerca de los gemelos –agrega- Como te dije en el mensaje, podemos hacer que esto funcione; hemos engañado a todo el mundo por mucho tiempo; creo que podríamos seguir haciéndolo por un par de meses mas –concluye

-No creo que…-me interrumpe de nuevo

-Prometo que no te molestare, sé que soy un completo estúpido, idiota y patán la mayoría del tiempo; pero cambiare ese aspecto –comenta

-Realmente no creo que seas capaz de tratarme bien –digo sinceramente, levanto el rostro

-Prometo que lo hare, tal vez no te llenare de amor y flores por que no es necesario –contesta- Pero te dejare en paz, dejare que disfrutes tu embarazo y terminando el contrato; cada quien con su vida –concluye

-No confió en tu palabra –lo miro a los ojos, lo veo suspirar

-Entiendo, me eh ganado tu desconfianza; eh sido terrible contigo y te pido perdón –se pone de pie- Pero también te pido que pienses bien las cosas, ten en cuenta que cualquiera que sea tu decisión va a afectar o beneficiar la vida de esos dos pequeños que vas a criar sola –el hueco en mi pecho se hace mas grande

-Realmente pienso que lo mejor es que…-me interrumpe

-No digas nada –comenta- Sobre la mesa de centro del segundo piso deje un folder, dentro esta una nueva clausula que será agregada al contrato en caso de que quieras llegar hasta el final de este acuerdo que teníamos; lo mejor será que leas ese papel, tomate tu tiempo para decidir qué es lo que quieres hacer pero piensa bien las cosas -concluye

-Me voy a dormir –contesto- Tuve un fin de semana ajetreado de trabajo y un vuelo bastante largo, estoy cansada y realmente no quiero seguir platicando –agrego, me pongo de pie

-Sí, claro; entiendo –dice Louis muy tranquilo

-Hasta mañana –tomo mi leche y mi paquete de galletas que están sobre la mesa

-Que descanses –contesta

-Gracias –contesto siendo educada solamente

 

Doy un paso hacia la derecha y sigo mi camino hacia las escaleras, dejo a Louis solo en el living; realmente estoy muy cansada, a pesar de que sorpresivamente no hubo gritos en nuestra platica, no quiero seguir hablando con él; realmente estoy muy confundida. Tengo mucho que pensar, no solo por mí; es por mis gemelos que debo de tomar la decisión correcta.

 

Llego al segundo piso, estoy por abrir la puerta de mi habitación cuando veo el  folder sobre la mesa; suelto un suspiro y camino hacia el. Lo tomo y camino de regreso a mi habitación, entro y cierro la puerta; le pongo seguro a la manija. Camino hacia mi cama, dejo mi leche y mi paquete de galletas sobre la mesa de noche; me siento en la orilla del colchón.

 

Observo superficialmente el sobre color amarillo, me dan nauseas con el color amarillento del cartón que tengo en las manos. Abro el folder y tomo las hojas que hay dentro, dejo caer el folder al suelo. Escucho un ruido en mi puerta, puedo ver la sombra de los pies de Louis del otro lado; mi corazón se acelera al pensar que va a entrar, realmente no quiero hablar con él.

 

Pero parece que cambia de opinión, la sombra de sus pies desaparece; escucho unos cuantos pasos y después el sonido de su puerta abriéndose para después cerrarse. Suspiro, regreso la mirada a las hojas llenas de letras que sostengo en mis manos; subo mis pies a la cama y me muevo un poco hasta recargar mi espalda en la cabecera.

 

Empiezo a leer…

 

“ Los involucrados en el trato ya previamente firmado el día 11 de Octubre del 2014, han decidió extender una clausula mas en el contrato con puntos más específicos dado que la relación ah cambiado; la clausula es la siguiente.

 

Clausula 23.63

 

Convivencia

 

En público la pareja se mostrara cariñosa, dejando claro que la relación es estable. Mientras que la pareja este sola cada quien tendrá su privacidad, dejando al otro individuo tener su propio espacio.

 

 

Paternidad

 

Dada la complicada situación de la relación, cualquier decisión respecto al nacimiento y crianza de los primogénitos será discutida personalmente entre Kendra Stone y Louis Tomlinson. (Evitando altercados y alteraciones)

 

 

Economía

 

Los gastos de hoteles, aviones y comidas de Kendra Stone durante la gira mundial 2015-2016 de One Direction serán cubiertos por la compañía SYCO.

Kendra Stone recibirá un aumento de dos mil quinientos euros a su pago mensual, un bono extra que irá directamente a una cuenta de ahorros para la crianza de los primogénitos involucrados; Louis Tomlinson se compromete a cubrir personalmente los gastos médicos los meses restantes del embarazo hasta el nacimiento de los gemelos.

 

 

Tiempo

 

Previamente se había acordado la duración del contrato en base a la relación entre Louis William Tomlinson y Kendra Stone, el tiempo de duración no se extenderá ni se acortara. El día 15 de Octubre del 2016 llegara a su fin el trato, ambas partes podrán tomar caminos separados.

 

 

 

En dado caso que ambas partes estén de acuerdo con los puntos previamente escritos, el contrato seguirá su curso.”

 

 

 

Dejo la hoja a un lado, tomo mi paquete de galletas y mi vaso de leche; me dispongo a cenar mientras trato de meditar lo que voy a hacer. Tengo que ir a hablar con Louis de nuevo supongo, esta nueva clausula no soluciona mucho realmente.

 

Termino mis galletas y mi leche, suspiro y me levanto de la cama; camino hacia la puerta, salgo de mi habitación. Me detengo frente a su puerta, levanto mi mano y cierro el puño para tocar a su puerta; dudo un poco, tal vez debería de meditar más las cosas antes de darle a Louis mi decisión.

 

Suspiro, bajo el puño; estoy por darme la media vuelta cuando escucho el ruido de la manija, la puerta se abre. Louis está usando su pijama, me mira a los ojos; me concentro en su mirada, parece que esta  igual de confundido que yo.

 

 

-¿Lo leíste? –pregunta en su tono tan normal de voz, serio; cortante

-Si –contesto mostrando cero emociones

-¿Entonces? ¿Aceptas? –dice mirandome fijamente a los ojos, me confunde; ahora su mirada es diferente, más suave; parece rogarme que diga que si, no sé que voy a hacer

 

 

Separo mis labios para contestar, estoy por decirle mi respuesta pero mis neuronas me impiden hablar y mi cerebro me implora que piense las cosas una vez más antes de decidirme.

 

Parece que por un momento me desconecto de la realidad, en mi mente revivo los últimos meses de mi vida desde el momento en que conocí a Louis. Pensar en el día que lo conocí me provoca una cálida sensación en el pecho, recuerdo que en el momento que pidió sentarse a mi lado  pensaba que era un sueño; no creía que estaba hablando con un chico tan guapo que aparte de todo era super famoso. Antes lo había visto en revistas, reportajes, en la tv; etc, sabía que iría al evento ese día; pero nunca pensé que hablaría con él y mucho menos se me ocurrió que una pequeña platica terminaría en todo este problema.

 

La sensación cálida en mi pecho se desvanece en el momento que pienso en los meses después de nuestro fallido aniversario, todo paso demasiado rápido. De una día para otro se acabo el amor, firme unos papeles esperando que fuer abroma y muy en el fondo algo me decía que el contrato era bastante real y mi corazón me gritaba que Louis nunca me había amado.

 

Me doy cuenta de lo triste que me eh sentido, de cómo han cambiado las cosas; parece que cada día se comporta peor conmigo. Louis ya me ah decepcionado varias veces, siempre que me insulta ó con la fea manera en la que me habla me lastima; no estoy segura de que vaya a cambiar de un día para otro.

 

Antes creía conocerlo, ahora no estoy muy segura; cambia de ideas al segundo, sus estados de ánimo nunca son predecibles. Realmente no sé qué es lo que piensa, no estoy segura de que aceptar su trato sea una muy buena idea; ya no quiero sufrir y en este momento tengo en mis manos la oportunidad para alejarme de él.

 

Lo único que tengo que hacer es decirle que no, que no acepto su propuesta y que me voy a Nueva York con mis hijos; así de simple.

 

-¿Kendra? –dice levantando una ceja- ¿Terminamos el contrato? –insiste mirandome a los ojos

 

Estoy confundida, realmente no se qué hacer; no quiero tomar una decisión apresurada para arrepentirme después.

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...