El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27756Vistas
AA

19. Cp- 17

Capitulo Diecisiete

 

Horas y horas después de estar por los aires, finalmente llego al hotel; el aeropuerto fue algo estresante, los fotógrafos en Nueva York son mil veces peor que en otros lugares. Estaba a punto de tener un ataque de nervios, sentía que podrían darse cuenta del embarazo y armarse todo un caos; afortunadamente mi abrigo ah hecho un muy buen trabajo ocultando mi creciente vientre.

 

Y por si acaso se preguntan…no volví a hablar con Louis después de nuestra “platica” nocturna de anoche, salí del departamento en la madrugada así que él estaba perdido en el sueño; afortunadamente no tuve que verlo el día de hoy, descansare de Louis un fin de semana. Creo que realmente lo necesito, tengo mil cosas que meditar y solo podre llegar a una conclusión estando alejada de Louis.

 

Salgo de la ducha, necesitaba un baño para relajarme del vuelo y del estrés de los fotógrafos. Jasón ya acomodo mi ropa en el closet de la habitación, así que me es más fácil escoger lo que usare. Aunque no traje muchas opciones diferentes, simplemente ropa bastante abrigadora y en su mayoría negra; afortunadamente el clima esta frio y puedo usar mil abrigos sin dar explicaciones ni levantar sospechas.

 

Escojo unos leggins de cuero negro porque es más fácil abrocharlos debajo de mi vientre sin que me lastimen, una blusa blanca de manga larga algo holgada, lo suficientemente despegada de mi abdomen. Un abrigo negro ancho y despegado de mi cuerpo para disimular mi vientre, unos botines de tobillo color rojo y estoy lista. Me veo en el espejo asegurándome de que todo está perfectamente bajo control, empiezo a verme un poco más ancha; pero se justifica con el abrigo.

 

Saco mi estuche de maquillaje y camino al baño, uso la secadora del hotel para alborotar mi cabello; lo cepillo y me pongo un poco de crema para peinar, amarro mi cabellera en una coleta alta. Me decido por algo sencillo para el maquillaje, base y polvo para el rostro; suficiente rímel para mis pestañas y color rojo en mis labios, estoy lista.

 

-Ya nos espera la camioneta –dice Jasón tocando la puerta

-Voy –contesto

 

Tomo mi bolso “Hermes” rojo y salgo de la suite, Jasón me sonríe cuando abro la puerta.

 

-Sera muy difícil que sigas ocultando eso –dice Jasón caminando a mi lado

-¿Se nota? –pregunto concentrada en el camino

-No realmente por el abrigo, pero unos centímetros más y creo que explotan tus botones -contesta

-Ni lo menciones –comento- Necesito ropa nueva –agrego

-¿Cómo es que te cierran los pantalones? –pregunta

-Los cierro debajo de la cadera con mucho esfuerzo –contesto, detenemos el paso frente al elevador

-¿Cuándo van a hacer publica la noticia para que dejes de sufrir con la ropa? –pregunta

-No lo sé –contesto agachando la mirada a mi vientre

                    

Se abren las puertas del elevador interrumpiendo nuestra platica, subimos al elevador. Saludo con un “buenas Tardes” a las personas con las cuales compartiremos el viaje hacia el lobby, me siento un poco observada pero no es raro. Bajamos del elevador y esta Sammuel esperándonos, con forme nos acercamos a la entrada; los flashes empiezan a destellar. 

 

Los de seguridad del hotel abren la pesada puerta de cristal, amablemente caminan a mi lado para abrirme paso entre los fotógrafos para llegar a la camioneta. Abren la puerta y subo al asiento trasero, después de mi sube Jasón y cierra la puerta; Sammuel toma el asiento del copiloto.

 

-¿Louis ó tu han hecho algún anuncio del que debería de estar enterado? –pregunta Sammuel

-No…-contesto- ¿Por qué? –le pregunto

-Escuche que uno de los reporteros pregunto “¿Cuál es la noticia Kendra?” –contesta

-Ahora que lo mencionas…yo también escuche algo parecido –comenta Jasón

-Realmente yo no escuche nada –contesto- Pero no hay ninguna noticia…-agrego

-¿Sera que Louis dijo algo? –pregunta Jasón mirando mi vientre

-No…-contesto- No creo…--agrego dudosa

-¿No has hablado con él? –pregunta Jasón levantando una ceja

-Hace un momento, pero no me dijo nada –miento

-¿Cuándo vas a hacer pública tu situación? –pregunta Sammuel

-No lo sé –contesto

-Mientras tanto tienes que considerar los contratos que ya tienes firmados –comenta- Por ejemplo el de “Saks Fifth Avenue”, es tu línea de ropa y tienes que modelar para las fotos promocionales y eso será en un par de semanas –agrega- Es necesario hablar con los inversionistas sobre esto, tal vez consideren tomar las fotos antes y usar algo de PhotoShop ó encuentren alguna solución –concluye

-No quiero estar diciéndole a todo mundo –contesto- Louis no estaría de acuerdo –digo honestamente

-Es algo de trabajo Kendra, hay contratos como este en los que será necesario avisar sobre tu situación –comenta- En dos meses es la presentación de “Ab Cuts”, es un producto para marcar el abdomen; no podrás presentarte a promocionar algo así considerando como vas a estar –concluye

-Tal vez hoy podremos hablar de este tema con los de “Saks” –contesto- Ya después veremos lo del resto de los contratos –agrego

 

Llegamos a las oficinas de “Saks Fifth Avenue”, nos recibe una amable recepcionista que nos lleva a la sala de presentación. Ya están hechas las primeras piezas de la colección, Charles, Sharon y Janine; que son los directores del proyecto, me saludan muy amablemente.

 

Sheban y Bruno son los diseñadores con los que junte mis ideas para la línea de ropa, comienzan a mostrar las piezas que ya están listas y sonrió; todo está perfecto, tal y como lo imaginaba que seria. Ahora que vimos la ropa y que todo se ve increíble, tenemos que ir a la mesa de juntas para hablar de varios detalles.

 

Caminamos hacia la oficina de Charles, tomamos asiento; hora de hablar de negocios.

 

-La línea estará completamente lista en dos meses –comenta Sharon

-Empezaremos con mil quinientas unidades en total –dice Bruno- Todo estará listo dentro de dos semanas -agrega

-¿Cuándo empezaremos con las sesiones de fotos para los promocionales? –pregunto

-En tres semanas –contesta Charles- Terminando las sesiones empezaremos con las entrevistas para promocionar la marca, el lanzamiento, etc –sonríe, pare ese entonces tendré tres meses de embarazo; imposible ocultarlo

-Con los promocionales y las entrevistas no veo problema, pero ¿Habrá alguna forma de adelantar lo de las sesiones de fotos? –pregunto

-Tenemos ya todo programado –contesta Janine- La semana que estés haciendo las sesiones te llevaremos a ver el lugar donde estará la línea, para que veas como están quedando los estantes, la decoración, etc–concluye

-Lo que pasa aquí es que hay un pequeñísimo inconveniente –comenta Sammuel- Pero por supuesto podremos encontrar soluciones –agrega

-¿Tienes algún otro compromiso en esas fechas? –pregunta Sheban

-Realmente es algo un poco más complicado –contesto- Y les pido discreción respecto al tema -agrego

-¿De qué se trata? –pregunta Charles curioso, voy a contestar pero me quedo callada; las palabras no salen de mi boca

-Kendra está esperando un bebe –contesta Jasón con una sonrisa

-¿Estas embarazada cielo? –pregunta Sharon sonriente y sorprendida

-Si…-contesto, siento cierto miedo al confesarlo; es raro decirlo….

-Muchas felicidades –dice Charles sonriente y con cierto entusiasmo

-¿Cuánto tiempo tienes? –pregunta Bruno

-Diez semanas –contesto con una sonrisa, es como un alivio no tener que ocultarlo; aunque al mismo tiempo me da nervios hablar sobre el embarazo

-Ya decía yo que te veía algo raro –comenta Sheban- Felicidades linda, serás una madre hermosa –sonríe

-Gracias –digo sonriente- Agradecería que realmente no hablen esto con nadie –agrego

-No te preocupes Kendra, puedes contar con nuestra discreción –contesta Janine

-Respecto a las fotos…-dice Charles pensativo

-Podemos hacer todo como lo teníamos planeado –comenta Bruno- Con algunos efectos de fotografía y ropa bien combinada podremos ocultar la pancita –agrega

-El embarazo no interfiere con ninguno de los planes –concluye Sharon- Muchas felicidades Kendra –sonríe amablemente

 

Después de ajustar las fechas de las próximas juntas, salimos del lugar. De camino al hotel saco mi móvil y le mando un mensaje a mi mamá, quisiera verla hoy; necesito platicar con ella. Mañana tengo un día un poco más ocupado, si no la veo hoy mañana será imposible.

 

Llegando al hotel se desata una fiesta de luces con los flashes,  bajo de la camioneta y los de seguridad del hotel me abren camino entre los fotógrafos. Camino hacia la puerta de entrada y presto atención a lo que dicen los paparazzi, varias veces escuche exactamente lo que dijeron Sammuel y Jasón “¿Cuál es la noticia Kendra?”. Honestamente no tengo idea a que se refieren con eso, realmente espero que Louis no haya hecho alguna estupidez.

 

Subo a mi habitación, Jasón me acompaña; Sammuel se dirige a la suya.

 

-¿Vas a ver a tu mamá hoy? –pregunta Jasón cerrando la puerta

-Espero que sí –contesto desabrochando mi abrigo, la calefacción del hotel me dio calor

-¿Sabe algo del embarazo ó le contaras hoy? –pregunta caminando detrás de mi

-Hoy será el día –contesto, dejo mi abrigo sobre el sofá junto con mi bolso; tomo asiento

-Aunque probablemente se dé cuenta sola –dice mirandome- Ya es bastante obvio –comenta, se sienta a mi lado- Es suerte que la prensa aun no lo ha notado –agrega

-Me parece increíble cómo es que cada día me siento diferente, más grande –agacho la mirada a mi vientre, sentada es aun más notorio- Mi cuerpo esta cambiado muy pronto…-agrego

-Eres la segunda embarazada que conozco –comenta- ¿Recuerdas que mi hermana Liz tuvo a mi sobrino el año pasado? –pregunta

-Oh cierto…-contesto- Estabas obsesionado con las fotos del bebe –sonrió

-Es tan lindo –comenta- Haciendo referencia con mi hermana, debo decir que tu pequeñín ó pequeñita está creciendo muy rápido –dice mirando mi vientre

-Es porque son dos –digo sonriente

-Oh por todos los cielos… –dice sorprendido- ¿En serio? –pregunta entusiasmado

-Lo juro –sonrió

-¿Niños, Niñas ó los dos? –pregunta curioso

-No lo sé –contesto- Es muy pronto aún para esa respuesta –agrego

-¿Estas emocionada? –pregunta sonriente

-Nerviosa más que nada –contesto- Y con mucha hambre…-digo pensativa

-¿Te traigo la carta de Room Service? –pregunta

-Por favor –sonrió

 

Me doy cuenta de lo lindo que se siente hablar de mi embarazo, responder las preguntas de Jasón simplemente me hicieron sentir bien. Me pongo a pensar en los bebes, en que son un motivo para ser feliz; tal vez es una situación algo difícil y debería de estar pensando en cómo solucionare los problemas con Louis, pero realmente creo que también tengo que disfrutar de esta etapa. Los próximos meses serán especiales a pesar de todo, tengo que vivir al máximo la experiencia de la maternidad; prepararme para tener a dos pequeños (ó pequeñas) en mis brazos pronto.

 

Unos minutos después llega finalmente lo que ordenamos, esos minutos me parecieron eternos; desayune en el avión pero eso fue hace un par de horas, tengo cero tolerancia con el hambre. Jasón me entrega lo que ordene, una botella de agua mineral; un baguette de tofu con arándanos, aderezo de Jamaica, queso philadelfia,  lechuga, tomate y mil verduras más. Es una verdadera delicia, una fiesta para mis papilas gustativas.

 

-Puedo jurarte que ese fue el mejor baguette que eh comido en mi vida –comento dejando mi plato totalmente limpio sobre la mesa de centro

-Me encanta este hotel –contesta Jasón- Amo Nueva York –agrega- Aunque no me gusta que te acosen los fotógrafos, aquí son terribles los periodistas; más que en cualquier otro lugar- concluye

-Lo sé –contesto

 

Suena mi móvil interrumpiendo la plática, lo saco de mi bolsillo; es un mensaje de mi mamá.

 

De: Angelique

Mensaje: Me encanta que estés de regreso hija, te espero en mi departamento cuando puedas; tengo el resto del día libre, besos

 

Le contesto…

 

Para: Angelique

Mensaje: Perfecto, te veo en una hora si el trafico lo permite xx

 

Salgo de los mensajes, en mi pantalla principal veo el icono de Twitter con una alerta; decido revisar, se tratara de mención ó mensaje de alguna persona que sigo. Se abre mi cuenta y es una mención de Louis:

 

“Increíbles noticas, no podría estar más feliz @KendraStone Te amo cariño”

 

-Hey Jasón ¿Podrías pedirle al chofer que venga por mí por favor? –le pido amablemente

-Yo no tengo su teléfono…-contesta pensativo- Voy a decirle a Sammuel –agrega

-Por favor, gracias –sonrió

 

Jasón sale de la habitación, me levanto del sofá y salgo a la terraza; me recargo en el barandal del balcón, tengo que hablar con Louis y necesitaba estar sola para eso. Busco el contacto de Louis y le llamo, suenan tres tonos y manda a buzón; insisto de nuevo tres veces más y lo mismo, no contesta. Decido enviarle un mensaje, probablemente no me va a contestar; pero va a leerlo.

 

Para: Louis

Mensaje: ¿Podrías explicarme tu publicación en Twitter? Quisiera entender lo que pasa por tu cabeza pero es imposible, no sé que será lo que estés planeando respecto a tus “Increíbles Noticias”, pero más vale que no se trate del embarazo; de una vez de aviso que no voy a formar parte de ninguno de tus planes. Como te dije ayer, no soy tu títere.

 

Tomo asiento en el sofá de la terraza, dejo mi cabeza caer hacia atrás y suspiro; no sé cómo podre solucionar mi situación con Louis, tengo que encontrar la forma de proponerle algo que acepte y sea bueno para ambos y para los bebes. Aun no tengo clara la solución del contrato, de lo único que si estoy segura es que no quiero a mis hijos cerca de Louis.

 

-¿Qué haces aquí afuera sin abrigo? –dice Jasón abriendo la puerta de la terraza

-Tomando aire fresco –contesto, disimulo una sonrisa

-Vas a tomar una pulmonía con el clima que hay ahorita –comenta- El chofer llega en cinco minutos –agrega

-Voy a alistarme –contesto, me levanto de mi asiento

 

Entro a la habitación, camino a mi cuarto y entro al baño. Lavo mis dientes, retoco un poco mi maquillaje y listo. Regreso al living de la habitación, me pongo mi abrigo y me siento en el sofá a esperar que llegue el chofer.

 

-¿Quieres que te acompañe con tu mamá? –pregunta Jasón tomando asiento a mi lado

-Creo que me quedare un rato con ella, puedo ir sola –contesto sin sonar grosera

-¿Entonces tengo el resto del día libre? –sonríe

-Por supuesto –sonrió- Disfruta el día de hoy por que mañana estará algo ajetreado –agrego

-Perfecto –sonríe- Quiero visitar un par de tiendas –comenta

-Si quieres te vas conmigo –contesto- Que el chofer me deje con mi mamá y que te lleve a ti a donde quieras –comento

-Sería buena idea –contesta- Cuando termine las compras te llamo para ver si pasamos por ti –agrega

-Perfecto –concluyo

 

Unos segundos después suena el teléfono de la habitación, una llamada de la recepción avisando que el chofer ya espera abajo. Subimos a la camioneta con algunas dificultades, los fotógrafos se multiplicaron por muchos en poco tiempo. Le doy al chofer la dirección de mi mamá, gracias al tráfico fue una hora de camino para llegar.

 

Entro al edificio, en el lobby me atiende el amable portero. A diferencia de mi anterior visita, esta vez no tengo que darle mis datos; con decirle que vengo de visita al departamento “203” fue suficiente, mi mamá aviso que vendría.  Camino tranquilamente por el pasillo y espero el elevador, unos segundos después se abren las pesadas puertas de metal y doy un par de pasos en el segundo piso; me detengo frente a la puerta “203”, toco el timbre.

 

-Nena –dice mi mamá sonriente al abrir la puerta, de solo verla tengo mil emociones encontradas; nervios de contarle sobre el embarazo, alegría de verla, pero la tristeza me domina y no puedo fingir una sonrisa frente a ella

-Mamá… –la rodeo en un fuerte abrazo y escondo mi rostro en su hombro; mis lágrimas son involuntarias

-Kendra…cariño –dice respondiendo el abrazo

-Ya no puedo mas –contesto abrazándola fuertemente

-Tranquila, todo tiene solución –responde en su tono maternal

-No estoy segura de eso –digo sinceramente

-¿Te preparo un Té y me cuentas lo que te sucede? -escucho rasgos de preocupación en su voz, las lagrimas no me dejan contestar; simplemente asiento con la cabeza

 

Suelto a mi mamá para que pueda caminar, levanto mi rostro; me mira y limpia mis lágrimas con sus pulgares. Toma mi mano y me jala delicadamente hacia adentro; cierra la puerta detrás de mí. Caminamos a la cocina, lo único que se escucha en el departamento es el eco de mis sollozos.

 

Tomo asiento en uno de los bancos altos frente a la barra, dejo mi bolso sobre la barra; recargo mis codos y escondo mi rostro en las palmas de mis manos, no puedo dejar de llorar.

 

-Aquí está un trozo de papel cariño –escucho la dulce voz de mi mamá a mi lado

-Gracias –contesto sollozando, levanto el rostro y tomo el papel; limpio mis lagrimas

-No recuerdo cuando fue la última vez que lloraste al verme –comenta llenando una taza de agua- Creo que fue en quinto grado, te habían aceptado en el equipo de gimnasia; cuando llegaste a casa me abrazaste así de fuerte y comenzaste a llorar de felicidad –concluye

-La diferencia es que hoy no es de felicidad –digo sollozando

-Y ya no estás en quinto grado –agrega- Eres una adulta responsable de sus actos y decisiones –concluye

-Y que malas decisiones eh tomado –digo pensando en Louis

-Es fácil cometer errores hija, las malas decisiones son parte de la vida cotidiana; la parte fácil –comenta- Encontrar las soluciones a los problemas y aprender de los errores es madurar Kendra, eso es lo difícil –concluye

-Créeme que estoy aprendiendo de mis errores –contesto, suspiro

-¿Con azúcar? –pregunta mi mamá sacando la taza de Té del microondas

-No, así está bien –contesto

-Cuidado, está caliente –deja la taza frente a mi

-Gracias –contesto, soplo un poco al agua

-Ya está el Té, ahora dime ¿Qué sucede? –pregunta, toma asiento del otro lado de la barra quedando frente a mi

-Yo…-me quedo sin palabras, contarle a mi mamá sobre el embarazo resulto más difícil de lo que pensé que seria

-Tu… ¿Dejaste a Louis? –pregunta curiosa

-Aun no –contesto negando con la cabeza

-Entonces ¿Qué sucede? –pregunta levantando una ceja

-Estoy…tengo…voy…-no se con que palabra empezar

-Estas, tienes, vas… ¿Qué hija? –insiste

-Estoy embarazada –contesto en un solo respiro, muerdo mi labio inferior de nervios

-Lo sabia –contesta mi mamá, suspira

-¿Lo sabías? –digo sorprendida, esperaba cualquier respuesta de su parte menos esa- ¿Cómo lo supiste? ¿Cuándo? –le pregunto

-Me di cuenta cuando me abrazaste, tu vientre estaba pegado a mi –contesta- ¿Cuánto tienes? –pregunta

-Diez semanas –suspiro

-¿Sabes si es niño ó niña? –pregunta con mucha neutralidad sobre el tema

-Son gemelos, pero aún es pronto para el sexo –contesto

-¿Cómo te sientes? –pregunta mirandome a los ojos

-Bueno…tengo muchos sentimientos encontrados, mil cosas en las que pensar y vomitar todo el día no ayuda en lo absoluto –contesto

-Sabes que lo que necesites puedes contar conmigo, siempre te voy a apoyar en todo; pero quiero preguntarte algo y que me contestes sinceramente –comenta

-Lo que quieras –contesto

-¿Planeaste el embarazo? –pregunta- ¿De alguna forma pensaste que así podrías retener a Louis a tu lado ó que tal vez se enamoraría de ti siendo la madre de sus hijos? –agrega

-No –contesto seria- Eso nunca –agrego- Créeme que te digo con el corazón en la mano que nunca habría planeado un embarazo para lograr algo con Louis, no te imaginas lo difícil que han sido estos últimos días; lo único que quiero es alejarme de el –concluyo

-¿Estás segura Kendra? –insiste

-Tan segura como que el agua es transparente –contesto

-¿Qué va a pasar con su contrato? –pregunta

-No lo sé –contesto- Pero definitivamente no quiero estar con Louis –agrego- Me quedaría en Nueva York hoy mismo si pudiera –concluyo

-¿Louis que opina del embarazo? –pregunta curiosa

-Ayer le conto a su familia que estoy embarazada, pero creo que cambia de opinión cada hora –contesto- Fue un tormento escucharlo mencionar el aborto todos los días –agrego

-¿El imbécil se atrevió a mencionar eso? –su enojo es evidente

-Te hubieras sorprendido al escuchar la naturalidad y seriedad con la que sugería interrumpir el embarazo; es la persona más fría del mundo –contesto

-Si él sugería el aborto ¿Por qué le conto a su familia? –pregunta

-Honestamente no tengo ni la más mínima idea de lo que pasa por su cabeza –le doy un trago a mi Té

-Pues tienen que sentarse a hablar sobre el tema y llegar a un acuerdo de lo que van a hacer –comenta- Por horrible que sea, el es el padre de esos niños -agrega

-Es imposible hablar civilizadamente con Louis, tenemos ideas totalmente diferentes; yo pienso seguir adelante lejos de él y él me quiere seguir controlando –contesto- Ayer intente hablar con él y acabamos gritando como siempre –agrego

-Pues aunque sea gritando, pero tienen que llegar a un acuerdo Kendra –comenta- Olvídate de lo que sientes por él, olvídate de lo que él quiera; ya no se trata de ustedes dos y ese estúpido contrato –agrega- Se trata de la vida de dos seres inocentes que no tienen por qué sufrir por sus errores Kendra, cualquier decisión que tomen Louis y tu va a afectar la vida de esos niños; sea para bien o para mal, así que tienes que pensar bien las cosas y no actuar impulsivamente como cuando firmaste ese contrato –concluye

-Aun no tengo muy clara la idea de cómo solucionar las cosas con Louis –contesto- Pero si estoy segura de que no voy a hacer lo que él quiera –agrego- Quiero a mis hijos lejos de él, pienso mudarme aquí; me asegurare de que a mis hijos no les falte nada, no van a necesitar de un papá –concluyo

-Ser madre no es algo fácil, mucho menos si eres primeriza y supongo que es una doble locura con gemelos –comenta- Pero no estarás sola hija, queda demás decirte que cuentas conmigo; esos niños tendrán a una abuela muy consentidora –sonríe

-Gracias mamá –sonrió

-Me encantaría que vivieras cerca de mí, sería maravilloso poder visitarte y ayudarte con los pequeños cuando te estén volviendo loca; pero también tienes que pensar en la familia de Louis que estarán del otro lado del mundo –comenta- El ya les dijo la gran noticia, a pesar del contrato y los problemas entre ustedes; esos pequeños tienen otra abuela y mas parientes en Londres que probablemente se preocuparan por ellos y querrán ser parte de la vida de los gemelos -agrega

-Lo eh pensado –contesto- Desde antes de que a Louis se le ocurriera contarle a su familia, ya había pensado en ese tema; su familia es todo lo contrario a Louis; son increíblemente amables y si quisieran ser parte de la vida de los gemelos, yo encantada –agrego

-Te estás contradiciendo hija –contesta negando con la cabeza

-¿Por qué lo dices? –le pregunto

-Dices estar segura de que no quieres a tus hijos cerca de Louis, sin embargo consideras la posibilidad de mantener contacto con la familia de él –contesta

-Tengo mucho que pensar aun…-saco la bolsita de Té de la taza- Solo quiero ser feliz y que mis hijos lo sean también;  tratar de olvidar lo complicado de esta situación –tomo un trago de mi Té

-No olvides que a pesar de lo complicado de todo esto, tienes que disfrutar del embarazo –comenta- El embarazo va a ser la etapa más importante en tu vida sin importar las circunstancias, disfruta de ver el cambio en tu cuerpo; de ese instinto maternal que se va a dando poco a poco, de esa emoción y nervios ante la espera de tus pequeños, de tener todo listo y preparado para su llegada –sonríe- No dejes que lo difícil de la situación arruine lo bonito que es el embarazo –concluye

-Creo que empiezo a disfrutar de lo raro que es comer y seguir teniendo hambre –contesto mirando mi vientre

-¿Has tenido antojos? –pregunta

-No puedo dejar de comer chocolate…parece como una necesidad todos los días –le doy un trago a mi Té

-Te puedo cumplir tu antojo –sonríe- Hoy compre un pastel frio de tres chocolates, esta delicioso ¿Quieres una rebanada? –pregunta sonriente

-Por supuesto –contesto con una sonrisa evidente

 

Mi mamá me da una rebanada del delicioso pastel y no es suficiente, termino comiendo dos…dos rebanadas de un pastel tan chocolatoso que se quedaba en mis dientes el chocolate; delicioso sin duda alguna. Minutos después recibo una llamada de Jasón, veo el reloj y son las siete; mañana tengo que despertarme temprano así que le digo  a Jasón que pase por mí.

 

Termino mi pastel y salimos al living, despejándonos del tema del embarazo y de Louis; mi mamá me platica un poco de cómo van las cosas en la editorial. Al parecer la empresa va muy bien, aunque está trabajando todos los días todo el día y eso no me gusta mucho. Siendo la dueña de la empresa podría tomarse un par de días libres ó simplemente ajustar sus horarios, pero mi linda madre decide ignorar mi comentario.

 

Suena mi móvil una vez más, Jasón de nuevo; ya me espera en la camioneta.

 

-Gracias por escucharme –le digo a mi mamá dándole un abrazo- Necesitaba platicar contigo –suspiro

-Sabes que siempre puedes hablarme, cuando sea –contesta- ¿Cuándo regresas? –pregunta

-En tres semanas, me quedare más días –contesto, dejo de abrazarla

-Puedo tomar unas vacaciones para estar contigo en tu próxima visita –sonríe

-Nada me encantaría más que eso –sonrió

 

Nos despedimos una vez más, camino por el pasillo al elevador y bajo al lobby. Camino por la recepción, me despido del portero y salgo del condominio; subo a la camioneta.

 

-Tienes una sonrisota…-dice Jasón

-Lo sé –contesto, cierro la puerta de la camioneta

-Te hizo bien visitar a tu mamá –comenta

-Demasiado –digo sonriente

-¿Esta emocionada con la noticia? –pregunta

-Oh si…me dio un par de concejos –contesto- Y me consintió con unas increíbles rebanadas de pastel de tres chocolates –agrego

-Me acorde de ti cuando estaba atascado en el trafico de regreso y me baje a comprarte esto –me entrega una bolsita de papel con “Choco Factory” de nombre

-¿Qué me compraste? –digo recibiendo la bolsa

-Un poco de todo, según estos los chocolates son los mejores de toda la ciudad –contesta con una sonrisa

-Puedo hacer constancia de eso –digo saboreando un pedazo de chocolate en mi boca- Recuérdame comprar algunos antes de irnos a Londres –agrego

-El vuelo es algo temprano, estaría bien si los compras mañana –contesta

-En la tarde tengo un evento en el hotel “Trump”, podríamos comprar unos cuantos antes del evento por si es que cierra temprano la tienda –comento

-No te preocupes pensando en eso, yo me encargo de los chocolates –sonríe

-Perfecto –contesto- Mientras tanto disfrutare estos –sonrió

 

Tardamos un poco para llegar al hotel, el tráfico es un poco insoportable. Afortunadamente el camino fue entretenido, disfrute de una enorme bolsita de chocolates finos; realmente no conté cuantos me comí, pero estoy segura de que fueron más de diez trozos de chocolates diferentes.

 

Llegamos al hotel bajo de la camioneta con mucho cuidado, está lloviendo; se acerca un miembro de seguridad del hotel con un paraguas para acompañarme a la entrada, al parecer ni siquiera la lluvia detiene a los fotógrafos que siguen fieles a su trabajo. Otro miembro de seguridad camina a la camioneta para acompañar a Jasón, la lluvia está un poco intensa.

 

Jasón me acompaña en el elevador junto con dos huéspedes más del hotel, se abren las puertas metálicas en nuestro piso y damos un par de pasos afuera. La habitación de Jasón es la primera puerta, nos despedidos y entra a su suite; yo sigo mi camino hacia el final del pasillo.

 

Entro a mi suite y camino directo a mi habitación, dejo mi bolso sobre el pequeño sofá junto a mi cama; desabotono mi abrigo y lo dejo sobre mi bolso, ya no lo necesitare mas el día de hoy. Busco en el closet y saco mi pijama, me pongo unos calcetines para mantener el calor de mis pies; a pesar de la calefacción, se siente algo de fresco.

 

Entro al baño, me desmaquillo y lavo mi rostro; estoy por lavar mi boca pero siento un pequeño hueco en mi estomago. Salgo de mi habitación y cruzo el living caminando a ciegas a la cocina, encuentro el interruptor de la cocina; se prende un camino de focos en el techo alumbrando perfectamente cada ángulo. Tengo hambre pero no se que se me antoja, hago algo de investigación. Primero abro el refri, hay de todo un poco pero un paquete de zanahorias baby llama mi atención; tomo la bolsa de zanahorias y una botella de agua, estoy por cerrar el refri pero veo un aderezo cesar que parece apetecible. De repente la idea de zanahorias con aderezo crea un exceso de saliva en mi boca, tal vez debería de probarlo; tomo la botella de aderezo, apago las luces y regreso a mi habitación.

 

Me siento en la orilla de la cama, tomo el control remoto y enciendo el televisor; dejo un canal de caricaturas. Abro el paquete de zanahorias, tomo una; le quito el sello de seguridad al aderezo y dejo un camino de aderezo sobre la zanahoria. Le doy una mordida y me parece delicioso, exquisito y suculento; creo que será una nueva obsesión aparte del chocolate.

 

Estoy disfrutando de mi raro antojo de zanahorias con aderezo cesar y me interrumpe el sonido de mi móvil, dejo el paquete de zanahorias y el aderezo sobre la mesa de noche junto a la cama; le doy un trago a mi agua y la dejo junto a mi “cena”. Me levanto de la cama, doy un par de pasos hacia el pequeño sofá y busco mi móvil en el bolsillo de mi abrigo; veo la pantalla y es un mensaje de Louis.

 

Camino de regreso a la cama, tomo asiento y suspiro; el simple hecho de ver su nombre arruino mi noche. Desbloqueo el móvil y abro el mensaje, comienzo a leer:

 

De: Louis

Mensaje: El contrato termina en Mayo del próximo año, lo que quiere decir que los bebes nacerán mas ó menos un mes antes de que termine nuestra “relación”. Podemos seguir fingiendo que somos felices hasta entonces, terminando el contrato redactamos una carta para los medios de comunicación anunciando nuestra separación, pidiendo privacidad y respeto ante la “delicada” situación por nuestros hijos; declarando que hemos terminado por diferencias irreconciliables y sin dar ningún detalle más. Ese podría ser el camino fácil, prometo no molestarte los siguientes meses; tratarte bien ante las cámaras como siempre y respetarte en la privacidad dándote tu propio espacio sin molestarte en lo absoluto, no vas a ser mi títere.

Ó esta el camino difícil, si no ya quieres quedarte en Nueva York para no regresar más que por tus cosas, no me opongo. Pero recuerda que la prensa estará encima de ti, será mucha presión; muchas críticas y sufrirías mucho, te dificultarían tu vida y el embarazo. No olvides que el contrato esta firmado, Simon va a encargarse de crear espantosos rumores sobre ti y yo no podre hacer nada al respecto por que tu lo firmaste; aceptaste las condiciones en caso de que incumplieras con el trato.

No te pido una respuesta ahora mismo, solo te pido que lo pienses bien. Fui impulsivo y le dije a mi familia sobre el embarazo, seria doloroso tener que explicarles la verdadera situación si decides no regresar a Londres.

Tal vez estamos en esta situación por un error que cometimos ambos al dejarnos llevar, algo que no tuvo que haber sucedido. Pero no pienses en mí, no pienses en ti; piensa en decidir lo mejor para esos pequeños que no tienen la culpa de nada, toma en cuenta que la decisión que tomes podría afectar o beneficiar la futura vida de los bebes.

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...