El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27798Vistas
AA

9. Capitulo Siete

Capitulo Siete

 

Estire mis brazos hacia el techo en cuanto entramos a la habitación, sin decir nada ni hacer nada camine al que parecía ser el cuarto en la suite. Ni siquiera aprecie la habitación, me sentía casi muerta. Me senté en la orilla de la cama y después deje caer mi torso con los brazos extendidos sobre el colchón, me dolía la espalda terriblemente. No estaba segura del motivo, podían ser dos; las interminables horas de vuelo desde Nueva York hasta acá o el hecho de que había dormido en el sofá y no había sido muy cómodo, realmente no dormí y honestamente, lo más probable es que la segunda opción era la culpable de mi dolor de espalda.

 

Solté un terrible bostezo, estaba agotada; exhausta. No dormí en el avión, porque simplemente nunca duermo en los vuelos pensado que podría pasar algo. No había pegado el ojo en toda la noche, el sillón no había sido muy cómodo que digamos; pero la verdad fue mejor que dormir en la misma cama que Louis. Aunque creo que ni siquiera se dio cuenta de que dormí en el sillón, mi alarma sonó a las tres de la mañana;  cuando me levante fui al cuarto y Louis aun estaba dormido, tuve que despertarlo y mejor no les cuento como salió eso. ¿Para qué recordarlo?

 

Me quite las flats, los calcetines y la chamarra junto con los lentes oscuros y la bufanda, deje caer todo al suelo al pie de la cama; quedando en la pijama con la que había viajado. Me acomode en el centro del gran colchón, no me moleste ni siquiera en cerrar las cortinas aunque entraba mucho el sol; solo quería dormir. Tome uno de los grandes cojines, lo abrase acomodando mi cabeza sobre el; cerré los ojos y suspire empezando a buscar un profundo  sueño.

 

-Ni se te ocurra dormirte –escuche la voz de Louis- Vamos a ir de compras y después a comer

-Tengo sueño –conteste sin hacer le intento de levantarme

-¿Acaso yo tengo la culpa? –su tono de voz era molesto- Hubieras dormido en el avión, tuviste muchas horas para descansar; las desperdiciaste

-Sabes que no me gusta dormir en los aviones –conteste

-No, no sé ni me interesa –respondió arrogante y odioso, como de costumbre- Me voy a duchar, si quieres podemos ahorrar agua; te espero en la regadera –sentí que tomo asiento en la cama

-Ya estoy despierta, yo me baño primero –dije levantándome de un rápido movimiento

-Ok; tú te bañas primero, yo te enjabono la espalda si quieres –sentí su mirada sobre mi

-No gracias –conteste entrando a lo que parecía ser el baño de la habitación

-Abre la puerta Kendra –dijo moviendo la manija de la puerta- Ya habia dejado ahí dentro mi toalla –dijo detrás de la puerta

-Usa una del hotel –conteste quitándome la ropa intima

-Quiero la mía –dijo insistente

-Espérate a que termine de bañarme entonces –conteste abriendo el grifo del agua

 

No dijo nada mas, suspire y entre a la regadera quedando bajo el chorro del agua. El agua me relajo un poco esa ligera molestia en la espalda, pero aun así no fue suficiente; más tarde haría una cita en el spa del hotel para un buen masaje. Para lo que si sirvió la ducha fue para despertarme, me quito un poco el sueño.

 

Termine de ducharme, cubrí mi cuerpo con una bata de baño del hotel; enrolle una toalla en mi cabellera. Tome mi ropa del suelo, Salí del baño y afortunadamente no estaba Louis en el cuarto; escuche el ruido de una regadera cerca, tal vez la suite tenía dos baños; era lo más posible con lo grande que se veía.

 

Abrí mi maleta, busque un conjunto de ropa que fuera lo suficientemente fresca para el clima que hacía. No sé si sea normal que sentía que mi pantalón me apretaba un poco, al parecer aun tenía mi abdomen inflamado gracias al menú italiano que me devore ayer.

No volveré a comer tanto, tendré que hacer ejercicio para que mi ropa me quede tan bien como antes y no me apriete como hoy.

 

Me senté en la orilla de la cama, saque mi compacto de mi bolso y puse solamente algo de polvo en la cara, para evitar el brillo; no me esforzaría en el maquillaje, usaría lentes para esconder lo que parecían ser unas ojeras en proceso. Louis entro al cuarto usando una toalla que cubría de su cintura hacia abajo, su cabellera mojada con esas finas gotas de agua escurriéndole por el torso; sus labios se curvaron en una sonrisa que tenía algo de picardía. Planeaba algo, lo supe por su mirada.

 

De un solo movimiento se quito la toalla, quedando completamente desnudo; lanzo la toalla directamente a mis piernas. Paso caminando frente a mi dándome una vista completa, trague saliva. Deje la toalla sobre la cama, tome mi bolso y me levante caminado hacia la puerta saliendo de la habitación; cerré la puerta y camine al living.

 

No me quedaría en el mismo cuarto con Louis desnudo (aunque no era mala vista) pero era una tentación, una nada buena. Estaba mejor aquí afuera, deje mi bolso en el sofá.  Me di oportunidad para recorrer la suite, era amplia realmente. Parecía un mini departamento, aunque a estas alturas de mi vida una habitación de hotel lujosa y grande no me sorprende. Camine a la cocina, abrí la alacena en busca de algún snack; tenía hambre. Encontré una bolsita de pequeñas galletas con chispas de chocolate blanco y nuez de macadamia, se veían apetitosas.

 

Abrí el paquete mientras caminaba hacia la terraza, tome la manija de la puerta de cristal; la deslice para salir al balcón. Wow…el piso 10 ofrecía una preciosa vista de Brasil, definitivamente es un lugar hermoso. Me acerque al barandal de la terraza, recargue mis codos mientras el viento soplaba en mi cara y disfrutaba de mis galletas, estaban más deliciosas de lo que pensé; eran un verdadero deleite para mi paladar.

 

-Ya vámonos, nos esperan en el lobby –escuche a Louis decir detrás de mi

-¿Quién nos espera? –dije dándome la media vuelta

-Los chicos, van con nosotros –contesto

 

No dije nada, simplemente entre a la habitación de nuevo. Tome mi bolso del sofá guardando mi paquete de galletas, salimos de la suite, caminamos por el pasillo al elevador; en silencio. Dos minutos después llegamos al lobby, al Salí del elevador me tomo de la mano; habían muchos inquilinos en el lugar, incluyendo fotógrafos del otro lado de la entrada; disparaban sus flashes a través de los grandes ventanales de vidrio.

 

Los chicos se tomaban fotos con algunas fans, pasamos a su lado; Louis No se detuvo a tomar fotos ni nada, simplemente sonrió y me jalo para caminar a la entrada; salimos del hotel atravesando el mar de fotógrafos que impedían el camino a la camioneta. Paul nos abrió la puerta trasera, subí primero y camine a la última fila de asientos; Louis subió detrás de mí y se sentó a mi lado. La puerta de la camioneta se cerro, pero aun esperaríamos a los chicos al parecer. Me dio un beso en la mejilla y después sonrió en dirección a la ventanilla, los fotógrafos estaban como moscas tomando fotos.

 

-Sonríe y Bésame –me susurro al oído

-No creo que sea necesario –conteste sonriendo

-Hazlo –ordeno

 

Simplemente me acerque y le di un corto y fugaz beso en los labios, se alcanzaron a escuchar algunos gritos de fans cerca por el beso; los flashes estaban incontables. Segundos después se abrió la puerta de la camioneta de nuevo, primero subió Zayn, después Niall, Seguido por Liam y al final Harry.

 

-Te viste mal Louis –comento Liam

-¿Qué hice? –contesto

-No te detuviste con las fans –dijo Harry

-No estoy de humor para eso, bastante tengo con fingir que amo a esta todos los días como para también sonreír en fotos cuando realmente no quiero hacerlo –contesto grosero

-¿Esta? –dije levantando una ceja y mirándolo- ESTA tiene su nombre, es KENDRA y ESTA también tiene que fingir todos los días que te ama y aunque no quiera tengo que hacerlo tolerando tus groserías y tu mal humor; así que si las fans quieren una foto contigo deberías de detenerte y tomártelas –conteste algo enojada

 

Louis no dijo nada, simplemente tenía los ojos bien abiertos mirándome con ganas de decirme algo; pero no lo hizo. Los chicos me miraban casi sorprendidos, yo nunca le hablo así a Louis.  Me disculpe con la mirada solamente, decidí no comentar nada más. Cuando vi a Zayn me sonrió levemente, parecía que me aplaudía que me había defendido.

 

Fije la mirada en la ventanilla, veía el paisaje que las calles de Rio De Janeiro ofrecían. Escuchaba a Niall, Harry, Liam y Zayn platicar; pero Louis iba en silencio, yo no tenía porque interferir en la conversación así que de igual manera estuve callada todo el camino.

 

Llegamos a lo que aprecia ser una plaza comercial, era bastante grande. La camioneta se detuvo estacionándose cerca de la entrada, fui la ultima en bajar; Louis me esperaba con la mano estirada para que la tomara, pero con todas las ganas del mundo lo ignore. Los chicos ya iban unos cuantos pasos adelante junto con Paul, Louis cerró la puerta y yo comencé a caminar. El se emparejo a mi lado, intento tomar mi mano pero cruce los brazos mientras caminaba.

 

-¿Qué te pasa? –me dijo en voz baja

-¿Qué me pasa de qué? –conteste sin voltear a verlo

-Sabes que nos tienen que ver cariñosos, siempre –comento posando una mano en mi espalda baja

-Yo no veo a mucha gente cerca, ni fotógrafos para fingir –conteste mirando a los alrededores

-Vamos a entrar a la plaza, habrá gente; no quiero que sigas enojada –rodeo mi cintura con su brazo y me apretó hacia él mientras caminábamos

-Oh disculpa… ¿Cómo quiere el señor Louis que este? –dije en un notorio tono de sarcasmo mientras lo miraba

-Feliz, sonriente y amorosa –dijo mientras cruzábamos la puerta de la plaza- Bésame

-No quiero –conteste mirando hacia adelante

-Me preguntaste que quería –detuvo el paso y me obligo a detenerme apretando su mano en mi cintura- Y quiero que me beses –de un movimiento de su mano ya estábamos frente a frente

-No molestes Louis –dije entre dientes mientras fingía mi sonrisa, habia gente cerca

-¿Qué esperas? –dijo con una sonrisa mientras tenía ya ambas manos en mi cadera

-Si tanto quieres un beso, hazlo tu; yo no daré la iniciativa –dije en voz baja

-Bueno, ya que insistes –agarrándome fuertemente de las caderas me apretó hacia el; se inclino y me beso en los labios, un beso suave al cual tuve que responder por que estábamos en público- Ahora sí, podemos seguir con nuestro camino –sonrió

 

Soltó mis caderas, me tomo de la mano y me obligo a caminar. Suspire mientras fingía mi sonrisa, dimos unos cuantos pasos hasta que nos encontramos con sus amigos que estaban viendo ropa; al parecer también iban de compras. Mientras Louis buscaba algo de su agrado, solté su mano. Me lanzo una de sus miradas, pero no le quedo más remedio que sonreír cuando se dio cuenta de que estábamos siendo observados.  Di unos cuantos pasos atrás alejándome muy poco de el, sentí un pequeño rugir en mi estomago; toque mi abdomen al darme cuenta de que ya tenía hambre. Mire a mi alrededor para ver si había alguna golosina o si el área de dulces estaba cerca pero no veía nada comestible en la tienda, mordí mi labio inferior pensando.

 

-No te desesperes cariño, ahorita vamos a la sección femenina –dijo Louis liberando mi labio inferior con su pulgar, acaricio mi mejilla y me dio un fugaz beso en los labios

 

Me limite a sonreír, lo vi caminar a la caja para pagar mientras el resto de los chicos estaban haciendo su relajo con la ropa y riendo mientras salían del probador y Paul trataba de controlarlos. Vi a una niña cruzar frente a mí, caminaba del a mano con su papa y me sonrió; le sonreí de vuelta y note que traía un paquete de galletas. Recordé que yo tenía mis galletas en mi bolso, sonreí al buscarlas en mi bolso y encontrarlas. Tome una, fue como un alivio cuando sentí el sabor en la boca; tenía hambre como si no hubiera comido en días.

 

-¿Me das? –dijo Niall acercándose a mi

-Por supuesto –dije estirando mi mano con las galletas hacia el

-Vamos a ver ropa para ti –dijo Louis caminando hacia mi

-Vamos –conteste- Te dejo mis galletas –le dije a Niall

-Gracias –contesto sonriente

 

Louis me tomo de la mano, cruzamos al otro lado de la tienda en el área femenil. Fui directo a los estantes donde vi algo que me gustara, solo estaría tres días aquí; contando el de hoy y el día que me voy. Tome dos vestidos lindos, una falda, unos shorts y algunas blusas, también dos trajes de baño; Louis tomo asiento en uno de los sillones afuera del probador.

 

Las blusas que escogí me quedaron bien, eran sencillas pero me gustaron todas; las compraría. Los vestidos eran frescos, necesitaría ayuda con el cierre de uno pero lo importante era que me quedaba bien y me había gustado. Todo marchaba bien, hasta que me probé el primer short. Era de corte a la cintura y no me cerro, era de mi talla. ¡Y no me quedo! Tal vez estaba mal la talla, lo deje a un lado y me probé el otro que era a la cadera; si me cerro, pero me apretaba un poco. Dude un poco para probarme lo demás, pero en fin…me probé la falda que era larga y a la cintura, con esa no hubo problema porque era de elástico. Decidí no probarme los trajes de baño, simplemente los compraría y ya.

 

Salí del probador no de muy buen humor, pero tenía que fingir que estaba bien. Empezando por que tenía que bloquear la idea de que podría estar embarazada, me dieron escalofríos de pensarlo. Camine con Louis a la caja, saque mi cartera de mi bolsa y pague con mi tarjeta; después de firmar el ticket, me entregaron las bolsas de mis compras.

 

-Vamos a comer, los chicos ya se adelantaron al área de comida –comento Louis

-Está bien –conteste totalmente distraída

 

Louis me ayudo con algunas de mis compras, caminamos al área de comida tomados de la mano. Sentía las miradas sobre nosotros, algunas fans nos saludaban pero ni eso me sacaba de mi transe; estaba totalmente perdida en mis pensamientos.

 

-¿Qué quieres comer? –me pregunto Louis

-Lo que tu comas está bien –conteste

-¿Estás bien? –pregunto casi sorprendido

-¿Por qué? –respondí

- Me contestaste muy tranquila, cero agresividad -dijo levantando una ceja

-Tengo hambre, eso es todo –conteste

-Ok… Yo comeré sushi ¿Tu qué quieres? –dijo caminando hacia el área de sushi

-Yo iré a ver el menú que tienen allá -dije señalando un área que decía “All Green”

-Bueno ve, te espero en la mesa con los chicos; por allá –señalo una mesa donde estaba Harry sentado rodeado de algunas chicas- Dame tus bolsas

 

Le di las bolsas de mis compras, camine al restaurante; mientras esperaba en la fila leía el menú. Estaban en portugués los nombres de los platillos, pero afortunadamente en letras pequeñas venia una descripción de los ingredientes de cada platillo en Ingles.

 

Cuando al fin me toco ordenar, tuve algunas dificultades con el idioma; pero exitosamente ordene una ensalada verde acompañada de arándanos y trozos de pera, con aderezo de Jamaica. No pude resistir la tentación de ordenar un postre, se veía bastante delicioso en la foto; se llamaba Tapioca. Solo tendría que esperar mi orden para probarlo.

 

Escuche mi móvil sonar mientras pagaba mi orden, lo saque de mi bolsillo y era Jasón…

 

{Llamada}

 

-Alo –dije mientras entregaba mi tarjeta

-Ya están tus maletas en tu casa –contesto

-Oh genial, gracias –dije firmando el ticket

-De nada ¿Qué tal Brasil? –pregunto

-Bien, es hermoso –comente moviéndome para esperar mi orden

-Me imagino que si ¿Ya te hiciste la prueba? –pregunto curioso

-Jasón, no molestes –dije exasperada

-No molesto Kendra, pero sabes que podrías estar…-lo interrumpí

-Pero también podría no estarlo –conteste

-¿Algún indicio de que tu periodo llegara pronto? –cuestiono

-No…-dije suspirando

-Lo único que tienes que hacer es hacer pipi en una barita para salir de dudas –comento

-Demasiado especifico Jasón y no es tan sencillo –respondí

-Pero es lo único que tienes que hacer, no entiendo porque le das tantas vueltas –comento

-No le doy vueltas, solo que no eh tenido tiempo; llegamos hace unas horas –dije como pretexto- Mas tarde tal vez

-¿Me avisaras si es positivo o negativo? –pregunto

-Si claro –respondí con poco entusiasmo

-No podre dormir de la curiosidad –comento, realmente sonaba emocionado

-Tu duérmete, cualquier cosa te mando un mensaje –respondí- Ahora tengo que colgar, ya esta lista mi orden; gracias por lo del equipaje –dije caminando hacia mi charola de comida

-De nada jefa, literalmente eso es mi trabajo –rio- No olvides avisarme cualquier cosa, besos y disfruta las playas

-Gracias, descansa bye –colgué

 

{Fin llamada}

 

Guarde mi móvil en mi bolsillo, tome mi charola de comida y camine hacia la mesa; Louis ya estaba ahí junto con los demás y Paul. Tome asiento a un lado de Louis, a mi derecha estaba Niall; aun estaba comiendo de mis galletas, al parecer las estaba disfrutando lentamente.

 

Ellos platicaban de sus presentaciones y lo que tendrían que hacer el resto de los días aquí, yo solo comía; tenía hambre. Mi ensalada estaba riquísima; aunque no estaba segura de que fuera suficiente. Estaba por terminar y aun sentía que no estaba llena, aunque aun me faltaba mi postre. Que a juzgar por la mirada del rubio, me iba a pedir un poco; solo miraba mi tazón de tapioca desde que me senté.

 

-¿Esta rico? –pregunto Niall cuando tome la primera cucharada

-Si, realmente delicioso –conteste saboreando- ¿Quieres probarlo?

-Ya que insistes –contesto con una sonrisa- Esta riquísimo…-dijo con la boca llena

 

Al final mi tapioca no me duro tanto, termine compartiéndola con los demás; en especial con Niall, Louis no quiso. Cuando terminaron todos de comer nos levantamos, Louis tomo las bolsas de las compras en una mano y con la otra me rodeo la cintura para caminar a la salida. Cruzábamos la plaza hacia el estacionamiento cuando vi una pequeña fuente de sodas donde vendían frappes, la foto del de mango-maracuyá me llamo la atención.

 

-¿No quieren uno? –pregunte deteniendo mi paso, señale la fuente de sodas

-No gracias, estoy llenísimo –contesto Liam

-Yo si –contesto Harry

-Se ven ricos –comento Zayn

-Creo que de ahora en adelante tú me acompañaras de compras –dijo Niall

-Ok –sonreí- ¿Paul? –pregunte

-Gracias Kendra, estoy bien así –contesto amablemente

-¿Louis? –pregunte mirándolo

-Me das del tuyo cariño –dijo dándome un beso en la mejilla, habían fans cerca

 

Louis soltó mi cintura, Niall, Harry, Zayn y yo entramos a la fuente de sodas; Liam se quedo con Louis y Paul afuera, aunque me parece que entraron a una tienda de recuerdos o algo así mientras tanto. Todos pedimos un frappe de sabor diferente, mientras esperábamos nuestra orden; los chicos se tomaron fotos con algunas fans que estaban ahí. Yo fui la primera en recibir su bebida, le di un sorbo; estaba en lo cierto…el de mango-maracuyá estaba delicioso, sabia a Gerber.

 

Salimos del lugar cuando todos recibieron su bebida, Liam y Louis estaban esperándonos en una banca platicando con Paul; nos vieron y se pusieron de pie. Louis camino a mi lado y me pidió un trago de mi frappe, no me podía negar; aunque realmente no quería darle, estaba muy rico como para compartir y que se acabara pronto.

 

Íbamos saliendo de la plaza y voltee a mi derecha, había una tienda de maternidad; trague saliva. Millones de ideas me pasaron por la cabeza en un segundo, de repente la idea de estar tomando un frappe por “A N T O J O ” no era muy buena; el panorama de estar embarazada aprecia ampliarse, se me revolvió el estomago de pensar en cómo podría ser. Decidí regalárselo a Louis, seguramente si le daba un trago mas; vomitaba.

 

Subimos a la camioneta, ya quería llegar al hotel. Tenía un mareo espantoso, aparte me sentía algo abrumada con la idea de…no quiero mencionarlo de nuevo. No conozco bien la ciudad, pero definitivamente no estábamos yendo rumbo al hotel; me di cuenta cuando vi una enorme cantidad de chicas en el camino, fotógrafos demasiados.

 

-¿A dónde vamos? –pregunte a Louis

-Tenemos una presentacion en un programa, también una pequeña conferencia de prensa en otro estudio de la televisora -contesto

 

No dije nada mas, la camioneta entro al estacionamiento. Las bolsas de las compras se quedaron en la camioneta, bajamos y elementos de seguridad nos rodearon hasta la entrada de los estudios.

 

Ya estaba Lou la maquillista entre otros miembros del equipo de producción, etc. Mientras maquillaban a los chicos y tenían un pequeño ensayo antes de la presentación, yo decidí tomar asiento; tenía otro mareo de nuevo. Tal vez necesitaba dormir,  literalmente podría decirse que llevo 24 horas sin dormir; antes de tomar el vuelo no dormí nada bien en el sofá, las mil horas de viaje nunca cerré los ojos; y aunque aquí es de día, para mí es como si fuera de noche, odio las diferencias de horario.

 

-Si quieres puedes ir al público, para que veas el programa  mientras salimos y no te aburras–dijo Louis sentándose a mi lado, tomando un trago de agua

-No, me puedo esperar aquí –dije bostezando

-Te estás quedando dormida –comento

-Por que tengo sueño –conteste

-Te veo rara –dijo en un tono serio

-¿Se siente bien? –escuche la voz de Liam

-Sí, solo tiene sueño –contesto Louis

-Personalmente pienso que Kendra no se siente bien, se ve rara -comento

-¿Me veo mal? –pregunte mirando a Liam, la verdad me sentía mal

-No mal en sí, pero te vez pálida –contesto

-Tengo un mareo, pero es porque necesito descansar –respondí con una media sonrisa

-Tal vez sea el cambio de altura, aquí es demasiado bajo –agrego Zayn acercándose

-En ese caso todos estaríamos igual –respondió Louis casi enojado

-Pero ella estuvo viajando de un lado a otro durante un mes por Estados Unidos, le cayó como bomba venir aquí –dijo Zayn

-Está acostumbrada a viajar así –dijo Louis fulminando con la mirada a Zayn

-Tal vez si toma algo de aire fresco le vuelve el color a la cara –sugirió Liam

-Eso hare –respondí con una media sonrisa, de verdad sentía que todo me daba vueltas

-Te acompaño si quieres –sugirió Zayn

-Tiene novio para que la acompañe –contesto Louis tomándome de la mano y jalándome para que me pusiera de pie

 

Me jalo hasta que salimos del camerino, cruzamos el pasillo hasta una puerta de salida en la parte trasera de la televisora. Había un delgado barandal que marcaban el límite de un estrecho espacio, si seguías caminando a la derecha habían unas escaleras para bajar al estacionamiento.

 

-¿Qué tienes? –me pregunto acariciando mi mano, no me pareció normal su caricia…

-Sueño, nada mas eso –conteste quitando su mano de la mía

-¿Segura? –insistió

-Si –respondí

-Te vez muy pálida Kendra –comento- ¿Te traigo una botella de agua?

-Estoy bien, solo algo mareada –comente recargándome en la pared

-Te abrazare, recarga tu cabeza en mi  y cierra los ojos para que se te pase –comento acercándose a mi

 

Dude por un segundo, pero dadas las circunstancias; le hice caso.  Recargue mi cabeza en su hombro, escondiendo mi rostro en su cuello; cerré los ojos y respire hondo. Sentí como me rodeo completamente, dándome un fuerte abrazo; inclino un poco su cabeza recargándola en la mía. Para sentirme menos apretada decidí arriesgarme un poco, lo abrace por su cintura. Respiraba hondo, sacaba el aire lentamente haciendo que el mareo se me pasara poco a poco. Honestamente me sentía muy cómoda, no recuerdo la última vez que estuve abrazada así con Louis; bueno…si la recuerdo, antes de nuestro fallido aniversario.

 

Realmente estábamos bien, mi mareo se estaba desapareciendo y creo que por primera vez en no sé cuánto tiempo; se me olvido nuestro contrato, el abrazo se sentía…real.

 

-Louis, ya faltan 10 minutos para salir al aire; los productores quieren que ensayen una vez más antes del show –escuche la voz de Paul detrás de nosotros, Louis soltó un suspiro algo exasperado; creo que se enojo

-Ya voy Paul –dijo en un tono molesto

-Ok…dejo la puerta abierta –comento Paul

-¿Cómo te sientes? –pregunto Louis acariciando mi espalda, moviendo su mano lentamente de arriba abajo

-Mejor, gracias –conteste en un suspiro

-¿Se te paso el mareo? –pregunto aun sobando mi espalda

-Algo así –conteste

-Bueno, vamos adentro; te quedas acostada en el sofá si quieres –me dio un beso en la cabeza

-Sí, está bien -conteste

 

Despacio dejamos de abrazarnos, me miro a los ojos cuando nos separamos y beso mi mejilla; me tomo de la mano y me llevo hacia la puerta. Caminamos en silencio por el pasillo tomados de la mano, me sentía bien; el mareo se me había olvidado completamente; ahora solo tenía sueño. Estábamos por entrar al camerino de los chicos cuando alguien paso a nuestro lado, un chavo comiendo aguacate…a mordidas, me dio asco. Mi estomago dio vueltas dentro de mí, sentí como algo subía por esófago y quería salir. Solté la mano de Louis, corrí al camerino por que había visto un baño ahí dentro; empuje a Liam al entrar y me encerré en el baño.

 

Fue asqueroso…la verdad no es lo mismo comer a sacar la comida, horrible. Pero al menos se me quito el malestar , aunque odio al tipo que paso a nuestro lado; creo que a partir de hoy no volveré a comer aguacate en mi vida.

 

-¿Kendra? –escuche la voz de Louis mientras daba unos golpes  a la puerta -¿Estás bien?

-Aja…-conteste levantándome del piso

-Abre la puerta –creo que sonaba preocupado, aunque tiene que fingir; había gente afuera

-Ya salgo –conteste

-Ok cariño –respondió

 

Jale la cadena del baño, baje la tapa. Me mire en el espejo, creo que el color me había vuelto al rostro. Abrí el grifo del agua, tome un poco de mi mano para enjuagarme la boca; hice gárgaras de agua y escupí. Repetí el enjuagado de boca unas cuatro veces, apague la luz del baño y abrí la puerta.

 

-¿Estás bien? –dijo Louis preocupado acariciando mi rostro

-Si bien, se me revolvió el estomago –conteste

-Tal vez fue algo que comiste –comento Liam

-Probablemente –respondí- Por cierto, discúlpame por haberte empujado –dije algo apenada

-No te preocupes, llevabas prisa –comento

-Tal vez por eso estabas mareada, algo te hizo daño –dijo Harry

-Yo creo que si –dije tocando mi estomago

-La tapioca no fue, yo estoy bien –comento Niall- Seguramente fueron todas esas verduras en tu ensalada, deberías de considerar comer carne –sugirió en broma

-Lo considerare –reí

-¿Ya te sientes mejor? –pregunto Zayn

-Sí, gracias –respondí

-Si necesitas algo avísame preciosa –comento Louis dándome un beso en la mejilla

 

Me limite a sonreír, camine de regreso al sofá donde estaba hace un rato. Louis parecía estar realmente preocupado, pero él es bueno actuando realmente; y tiene que actuar, solo los chicos saben del contrato. No puede tratarme como lo hace normalmente frente a Paul y los demás que están presentes, lógico que tiene que fingir.

 

Ahí estuve esperando a que terminaran su presentación en el programa, después se fueron directo a otro estudio en la televisora para la rueda de prensa; yo me quede en el camerino. Me sentía bien, no tenía ni mareo ni ganas de vomitar; solo un poco de sueño. Mientras estuve sola tuve tiempo de sobra para pensar mil cosas, bueno…una sola pero las mil posibilidades. Mi cabeza no hacía nada más que crear escenarios de lo que podría pasar si estuviera embarazada, que a estas alturas…era lo más probable.

 

-¿Estas mejor? –dijo Louis entrando al camerino

-Si –conteste bostezando

-Solo nos cambiamos y nos vamos –comento

 

Asentí con la cabeza mientras seguía bostezando, entraron los demás; se iban a cambiar así que mejor me salí. No tardaron en abrir la puerta del camerino, primero salió Louis y me tomo de la mano; detrás de el salieron los demás. Nosotros subimos a la camioneta en la que llegamos junto con Paul. Lou la maquillista y el resto del equipo se fueron en otra.

 

De camino al hotel los chicos platicaban de su presentación, yo miraba hacia la ventanilla; aun tenía muchas cosas en la cabeza. Sentía que Louis me miraba de vez en vez, pero no me decía nada. Al llegar al hotel ya estaba bastante oscuro, la entrada fue alumbrada por los flashes de los fotógrafos; Paul entre otros miembros de seguridad nos abrieron paso al lobby del hotel. Esta vez no se detuvieron a tomar fotos con nadie, caminamos directo al elevador. Llegamos al piso ocho y se detuvo la caja metálica, era el piso de los chicos; Louis y yo llegamos al piso 10 segundos después.

 

Caminamos por el pasillo en silencio hasta llegar a nuestra suite, Louis abrió la puerta y se hizo a un lado dejándome entrar primero. Camine directo al cuarto, deje mi bolso en el sofá a un lado de la cama; abrí mi maleta y busque por mi pijama, entre al baño y cerré la puerta. Lave mis dientes, unas tres veces. Estaba en ropa intima cuando me vi en el espejo, me puse de lado y veía mi cuerpo igual; no parecía embarazada, ni encontraba una explicación para que me apretara la ropa.

 

Mañana me hare la prueba, encontrare una manera de comprarla y esperar un resultado negativo. Termine de ponerme mi pijama, Salí del baño y Louis ya estaba en bóxers acomodando la cama. Deje mi ropa sucia sobre el sofá, vi que Louis había dejado las bolsas de las compras a un lado. Salí del cuarto y cruce la suite hasta la cocina, tome una botella de agua del refri. Me senté en el sofá del living, estaba tan cansada que podría dormirme en ese momento ahí.

 

-No pensaras dormir de nuevo en un sillón –escuche la voz de Louis a mi lado- Está claro que no duermes bien –dijo caminando a la cocina- La cama es lo suficientemente grande para los dos –entonces si se dio cuenta de que dormí en el sillón en Nueva York

 

No respondí nada, simplemente me levante del sofá y camine al cuarto. Deje mi botella de agua en la mesita de noche, me metí bajo las sabanas y acomode mi rostro en uno de los suaves cojines. Me sentía rara, no sabía si triste o preocupada; la posibilidad de un embarazo retumbaba en mi conciencia. Suspire, tenía muchas cosas en la cabeza; todo lo que podría pasar de ser cierto, quería pensar en una forma de escaparme mañana para comprar una prueba pero mi sueño me venció. Simplemente caí en un sueño profundo

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...