El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27806Vistas
AA

17. Capitulo Quince

Capitulo Quince

 

Desperté un poco temprano, así que aprovecho para desayunar mi pastel que ayer iba a ser mi cena. Estoy consciente de que no es el alimento más saludable para empezar el día, pero esta delicioso. Complemento mi desayuno con un vaso de leche y una manzana, ahora si es un poco más saludable. Termino de desayunar y recuerdo mi cita de ayer con la doctora, me dio un par de vitaminas que debo de tomar.

 

Tomo una botella de agua del refrigerador y salgo de la cocina, subo a mi habitación. Me siento en la cama y tomo el bolso que use ayer, de ahí las pastillas y la receta del médico. Al parecer tengo que tomar dos vitaminas y acido fólico, las vitaminas son tres veces al día. Dejo las pastillas dentro de mi bolso, por si acaso comemos en algún restaurante o algo; tengo que tomar las vitaminas después de los alimentos.

 

-¿Estas lista? –dice Louis saliendo de su habitación, la puerta de mi cuarto está abierta

-Si –contesto levantándome de la cama

-Vámonos –se da la media vuelta y camina rumbo a las escaleras

 

Salgo de mi habitación y cierro la puerta, bajo las escaleras y Louis ya esta esperándome con la puerta del departamento abierta.  Subimos al elevador, al llegar al estacionamiento se siente algo de frio; la temperatura esta algo baja el día de hoy, al menos el clima me sirve de pretexto para usar abrigo.

 

Al salir del estacionamiento nos dan los buenos días los flashes de siempre, Louis les finge su sonrisa como de costumbre; yo prefiero agachar un poco la mirada protegiendo mi vista del destello de los flashes. Ya un poco avanzados en el camino, la calefacción del auto hace que me dé algo de calor con el abrigo que traigo puesto;  desabrocho los botones  y me lo quito doblándolo en mi regazo, lógicamente me lo pondré al salir.

 

Me doy cuenta de que Louis me dedica una mirada discreta, pero no específicamente me mira a mi; realmente mira mi vientre. Tal vez sin el abrigo se nota bastante, empezando por que mi blusa se pega un poco a mí abdomen gracias a que estoy sentada; decido aparentar que no me doy cuenta de su mirada y me concentro en el paisaje que me ofrece la ventanilla a mi lado.

 

Un buen tiempo después, finalmente llegamos al estudio donde los chicos ensayaran para el tour. Louis estaciona el auto frente al lugar, creo que los demás ya llegaron; hay algunos elementos de seguridad tratando de controlar a fans que están afuera del estudio, también hay varios fotógrafos esperando a orillas de la entrada.

 

Louis baja del auto primero, yo me pongo mi abrigo; caballerosamente me abre la puerta, bajo del auto y le agradezco. Lógicamente tiene que quedar como el novio lindo frente a las fans que están observando, me toma de la mano y caminamos a la entrada del estudio; algunas fans se desesperan cuando pasamos frente a ellas.

 

-Entra tú, firmare algunas cosas –me dice al oído

 

Suelto su mano y sigo mi camino a la puerta, entro al estudio; es como una casita dúplex. En el primer piso hay una cocina, cabina de grabación, un living y también un baño; subo las que parecen ser interminables escaleras. El segundo piso es el que los chicos usan para ensayar, las ventanas están tapadas con cortinas oscuras y las luces están apagadas. Es un piso casi vacío, lo único que tiene es un gran sofá pegado a la pared; ya eh estado aquí alguna vez. Pego mi mano izquierda a la pared y busco el interruptor de la luz.

 

-¡Hola!–grita Zayn cuando prendo la luz

-Me espantaste –digo pegando mi mano al pecho

-Lo siento, quería espantar a alguno de los chicos –sonríe- Por eso tenía la luz apagada –agrega

-Arruine tu broma entonces –digo dando unos pasos

-Te espantaste, así que logre mi propósito –sonríe

-Creo que si –contesto tomando asiento en el sofá

-¿Cómo te va? –pregunta acercándose al sofá

-Bien, gracias ¿A ti? –contesto dejando mi bolso en el suelo

-Tengo sueño, tuve que despertarme temprano para llegar a tiempo y resulta que todos los demás llegan tarde –bosteza sentándose en el otro extremo del sofá- ¿Cómo va tu…embarazo? -pregunta

-Bueno…aun sigo acostumbrándome a la idea –contesto agachando la mirada a mi vientre

-¿Empieza a notarse? –pregunta

-Sí, demasiado -contesto

-En un programa comentaron que ayer Louis y tu estuvieron en el hospital –comenta- ¿Cómo te fue?

-Salimos con un resultado inesperado –contesto- Son gemelos –agrego

-¿En serio? –pregunta sorprendido

-En serio…-contesto- Estaba haciéndome a la idea de uno solo y ahora resulta que son dos –agrego

-¿Niños, niñas ó uno de cada uno? –pregunta

-No lo sé, aun es pronto para saberlo -contesto

-Bueno, felicidades –sonríe- Supongo que tendré dos sobrinos en vez de solo uno, yo seré su niñero cuando lo necesites –agrega

-Zayn ayuda –se escucha un grito- Niall me quiere quitar mis galletas –grita Liam entrando a la habitación

-Solo te dame una –dice Niall corriendo detrás de el

-Kendra auxilio –dice Liam brincando al sofá sentándose a mi lado

-Hey chicos, no sean bruscos –dice Zayn cuando Niall se le avienta a Liam encima

-Parecen niños chiquitos –dice Harry entrando- Hola Kendra –me saluda

-Hola –contesto con una sonrisa, me muevo un poco más a mi derecha para que Liam y Niall puedan seguir jugando; quedo sentada junto a Zayn

-Harry ayúdame a quitarle las galletas –grita Niall- Son las que hace su mama, te regalo una si me ayudas –grita aun mas fuerte

-Trato echo –contesta Harry corriendo al sofá, se lanza sobre ellos; el pobre Liam está debajo de los dos protegiendo sus galletas

-Un poquito más cerca y las piernas de Zayn son tu asiento –dice Louis entrando al estudio

-Que comentario el tuyo –contesto negando con la cabeza, me levanto del sofá

 

Los chicos dejan de jugar entre sí, veo que Zayn intercambia miradas con Louis; simplemente doy unos pasos hacia la puerta, cuando camino a un lado de Louis me toma del brazo deteniéndome.

 

-¿A dónde vas? –me dice levantando una ceja

-Esperare abajo –contesto zafándome de su agarre

 

Bajo las escaleras y me siento en uno de los sillones en el living, afortunadamente las persianas de las ventanas están cerradas; no se puede ver nada para adentro así que podre estar algo tranquila. Suelto un suspiro exasperada, Louis me fastidia; es tan bipolar que simplemente no termino de entenderlo. Está bien que ambos estamos estresados, tal vez el un poco más que yo; pero no entiendo sus actitudes tan raras.

 

-Nos vemos Kendra –dice Liam llegando al primer piso ¿Ya acabo el ensayo?

-Adiós –le contesto con una sonrisa, saco mi móvil y son las dos de la tarde; la mañana se paso volando

-Al fin terminamos –comenta Niall bajando después de Liam-Nos vemos pronto –me dice sonriente

-Hasta pronto –le contesto levantándome de mi asiento

-¿No traías un bolso? –dice Louis bajando el último escalón

-Sí, lo deje arriba –contesto

-Ve por el –comenta llegando al primer piso

-¿Podrías subir tu por favor? –le digo amablemente

-El contrato dice que soy tu novio, no tu sirviente –dice levantando los hombros- Aquí te espero –dice caminando al sofá

 

Suspiro, escucho la puerta abrirse; Liam y Niall seguramente estarán saliendo del lugar. Llego al segundo piso y esta Harry abrochando el cierre de su chamarra, Zayn está con su móvil en la mano.

 

-Justo estaba por tomar tu bolso para llevártelo –dice Zayn con una sonrisa

-Te gane –contesto caminando al sofá

-Bueno, yo me adelanto porque quiero pasar al baño antes de irme –dice Harry caminando rumbo a la puerta

-Gracias –le digo a Zayn que me entrega mi bolso

-De nada –sonríe

-Me quiero ir…-escucho a Louis gritar desde abajo

-Nos vemos –le digo con una sonrisa

-Adiós –dice acercándose a mí

 

Me da un abrazo, naturalmente correspondo a su gesto.

 

-Cuídalos –dice poniendo una mano en mi vientre sobre mi abrigo, su tacto se siente cálido; se siente…bien

-Lo hare –contesto con una sonrisa

 

Sonríe y me da un beso en la mejilla, le sonrió; quita la mano de mi vientre y me doy la media vuelta, camino a la puerta y bajo las escaleras.

 

-Supuestamente solo ibas por tu bolso –dice Louis levantando una ceja- ¿Zayn y tu se estaban despidiendo? –dice en un tono con doble sentido

-Sí pero interrumpiste con tu grito –contesto caminando a la puerta principal del estudio, no sé cómo se me ocurrió decirle eso

 

Louis no dice nada, lo escucho caminar detrás de mí; abro la puerta y me toma de la mano, me aprieta un poco pero no puedo hace ninguna mueca de incomodidad. Las fans gritonean y Louis las saluda moviendo la mano y con una sonrisa, yo me limito a agachar la mirada para evitar los flashes de las cámaras; caminamos al auto.

 

-Sería buena idea si pasamos a comer algo primero y después vamos al super –dice Louis rompiendo el silencio ya que el auto ah avanzado un poco

-Oh podríamos ir al super y ordenar comida a domicilio –contesto mirando el camino

-De hecho ya está la reservación en Nando’s, así que no era una pregunta; te estaba diciendo lo que vamos a hacer –comenta

 

No digo nada, simplemente suspiro; cruzo los brazos y por algún motivo razón ó circunstancia, pienso en Zayn. En cómo se despidió de mí, tocar mi abdomen fue un gesto bastante lindo y tierno; fue la primera vez que alguien toco mi vientre aparte de mi y la doctora. Lo curioso fue que su caricia fue cálida, es un chico amable; tal vez hablo en serio cuando me dijo que no estoy sola y que podría contar con él.

 

-Acomoda tu abrigo y que no se note -me dice Louis antes de bajar del auto

 

No contesto, Louis estaciona el auto y bajamos; caminamos uno al lado del otro, guardo mis manos en los bolsillos de mi abrigo para evitar que Louis tenga que tomar mi mano. Entramos al restaurant y el host nos lleva a la mesa que tienen reservada para nosotros, se acerca el mesero con el menú y nos ofrece la especialidad del chef como de costumbre.

 

Yo ordeno una ensalada verde con pera y aderezo italiano, de beber se me antoja una naranjada mineral; siempre tomo agua mineral pero hoy se me antojo la naranjada ya que un niño en la mesa de al lado la esta bebiendo, se ve rica. El mesero regresa segundos después con nuestras bebidas, se aleja dejándome a solas con Louis de nuevo.

 

-Deberías de sonreír un poco  –me dice Louis en voz baja

-No estoy en un buen humor para estar fingiendo sonrisas –contesto tomando un sorbo de mi naranjada

-Pero tenemos publico –dice dedicando una mirada discreta a la izquierda, volteo decentemente y veo una mesa donde hay un par de adolescentes que nos observan casi a punto de llorar

-No creo que esperen vernos con una sonrisa como de oreja a oreja todo el tiempo –digo levantando una ceja

-Pero no tienes por qué estar con cara de funeral –dice acariciando la mano que tengo sobre la mesa

 

No digo nada, afortunadamente llega el mesero con nuestra orden; Louis suelta mi mano para que puedan poner los platillos sobre la mesa.

 

-Creo que estaría bien si te cambias de lugar –dice Louis mirandome

-¿Por qué? –contesto mientras corto un trozo de pera

-Por que cuando estas sentada se te pega un poco el abrigo y no hay que arriesgarnos a que noten…eso, ya tenemos fieles fotógrafos llegando –dice en voz baja mirando en dirección a la ventana           

-¿Sugieres que coma de pie? –digo levantando una ceja

-Sugiero que cambiemos tu silla, que el respaldo este pegado a la pared; así los fotógrafos que están en la ventana te vean de frente y no de lado, la mesa cubrirá tu vientre –dice discretamente

 

 

Louis levanta la mano hablándole al mesero, le pide que despegue un poco la mesa de la pared para poder acomodar mi silla como sugirió Louis. El resto de la comida transcurre en silencio, termino antes de Louis y decido pedir mi postre; una rebanada de pastel de zanahoria, totalmente delicioso.

 

-Lamento tanto interrumpir –dice una chica acercándose a nuestra mesa – Pero realmente seria como un sueño si aceptaran tomarse una foto conmigo y mi hermanita –dice observando a la pequeña que está a su lado

-Sera un placer –contesta Louis con una sonrisa- ¿Podría tomarnos una foto por favor? –le dice a un mesero que va pasando junto a nuestra mesa

-Claro –contesta el señor

 

Louis carga a la niña pequeña en su regazo, la otra chica se pone de pie a mi lado mientras me quedo sentada;  se agacha un poco y nuestras cabezas quedan a la misma altura, recarga su cabeza en la mía. Sonreímos todos y el mesero toma dos fotos.

 

-Mil gracias en serio –dice sonriente

-No fue nada –contesta Louis

-¿Puedo darte un abrazo? –dice la más pequeña mirandome

-Por supuesto –contesto con una sonrisa

 

Me levanto de mi asiento, me inco y abrazo a la pequeña; su hermana nos toma una foto. Agradece de nuevo y después toma a su hermanita de la mano, la pequeña se despide de mí moviendo su mano; sonrió y le respondo el gesto agitando mi mano en el aire.

 

-¿Instinto maternal? –dice Louis en un tono burlón

 

No le contesto, simplemente lo ignoro. Se acerca el mesero con la cuenta, Louis paga y se levanta de la mesa; yo solo tomo mi bolso que cuelga del respaldo de mi silla. Caminamos uno al lado del otro con forme salimos de Nando’s, algunos fotógrafos ya nos esperan a la salida; simplemente seguimos caminando hasta llegar al auto.

 

Mientras Louis conduce al super aprovecho para tomar mis vitaminas, saco la botella de agua que guarde esta mañana junto con las pastillas. Ambos vamos en silencio, el camino es rápido afortunadamente; el tráfico estuvo tranquilo. Bajo del auto y acomodo mi bolso a la altura de mi codo, guardo mis manos en los bolsillos de mi abrigo; estamos en un lugar muy público y Louis siempre tiende a tomar mi mano, pero hoy no tengo ganas de sentir su tacto.

 

-¿Con un carrito será suficiente? –dice Louis llegando a la entrada del super

-Supongo que sí –contesto

 

El de seguridad de la entrada nos entrega un carrito muy amablemente, Louis lo toma y entramos al super. Mientras el empuja el carrito yo camino a su lado, empezamos a recorrer el pasillo de las frutas y verduras. Louis me espera en el carrito mientras yo escojo mi comida, tomo de todo un poco y lo voy llevando al carrito.

 

Salimos del departamento de frutas y verduras, Louis camina al de carnes; yo prefiero no acercarme. Minutos después regresa con sus compras y toma el mando del carrito de nuevo, empezamos a caminar y pasamos frente al pasillo de bebes; ambos agachamos la mirada evitando ver cualquier cosa de ese pasillo por obvias razones.

 

Vamos recorriendo pasillo por pasillo, cada quien pone en el carrito lo que quiere. Debo admitir que me volví algo…loca en el pasillo de los refrigeradores, honestamente no pude resistirme cuando vi el pastel de chocolate frio y perdí la cordura con los botes de helado; me entro curiosidad por probar todos los sabores.

 

 

-Eres increíblemente rara –dice Louis avanzando con el carrito

-Tu serás muy normal –contesto cruzando mis brazos caminando a su lado

-Solo digo que llenaste la mitad del carrito con tus cosas verdes saludables y la otra mitad con todo lo contrario –dice levantando una ceja

-No todo lo que va en el carrito es mío –contesto desviando la mirada a los estantes del pasillo en el que vamos

-No todo precisamente, pero si la mayoría –dice tomando una caja de su cereal favorito

-Yo no critico tus compras –digo tomando una caja de galletas Oreo- Sin embargo me da asco ver todos los animalitos que compraste, pescado, pollo y carne –digo con una mueca al poner mis galletas en el carrito

-Llevamos un buen tiempo de pareja ¿Por qué es la primera vez que venimos al super juntos? –agrega

-Por que vivíamos separados, y aparte yo siempre mandaba a Jasón a comprar por mi –contesto- Me da asco ver a los animales en los refrigeradores –comento

-¿Siempre has sido vegetariana? –pregunta mientras salimos del pasillo

-¿Alguna vez me has visto comer animales? –contesto caminando a su lado

-No, nunca –contesta

-Ahí está tu respuesta –comento mientras entramos al pasillo de bebidas

-¿Desde cuándo no comes carnes? –pregunta curioso

-A los ocho deje de comer animales –contesto, pongo en el carrito una botella de jugo de arándanos

-¿Quince años sin probar un solo pedazo de carne? –dice abriendo los ojos sorprendido

-Si –contesto- Y estoy muy feliz con mi decisión -agrego

-No sé si yo podría -comenta

-Es algo bueno, saludable; de alguna forma salvas algunos seres vivos aunque no porque uno deje de comer animales dejaran de matarlos –digo levantando los hombros- ¿Llevamos una caja de aguas? –le pregunto

-Estaría bien, de agua normal y gasificada –contesta- Yo las bajo, tú no puedes cargar –dice soltando el carrito

-Está bien –contesto

-¿No extrañas el sabor de la carne? –pregunta acomodando las cajas en la parte de abajo del carrito, parece curioso

-No recuerdo el sabor, así que no me hace falta –contesto tomando un par de latas de soda

-¿Eres la única vegetariana de tu familia? –pregunta regresando al mando del carrito, esta mas preguntón que nunca

-Mi papa comenzó a dejar la carne poco a poco hace unos años, mi mama siempre me apoyo en mi decisión pero lo suyo es ser carnívora –digo caminando a su lado

-Se nota que tu mamá tiene un carácter fuerte –comenta

-Oh si –contesto

-Estoy seguro de que te pareces a tu papa –comenta

-¿Por qué? –pregunto y volteo a verlo

-Por que tu temperamento es ser tranquila y seguramente sacaste ese lado de tu papa –dice volteando a verme- Podría decir que eres la persona más noble que conozco, siempre quieres ayudar a todos aunque tú no salgas beneficiada –dice mirandome a los ojos

-Yo…-guardo silencio porque me interrumpen

-No queremos molestar –dice una chica casi empujándome, se acercan otras cuatro chavas

-Pero es que realmente nos gustaría una foto, por favor –dice en tono de berrinche una rubia

-Sí, claro –contesta Louis con su sonrisa

-Yo me adelanto a la caja –digo tomando el mando del carrito y avanzo

 

La mayoría de las fans son lindísimas, pero siempre hay una que otra que llegan a ser un poco odiosas; medio pesadas y algo fastidiosas como estas chicas. Entiendo que se emocionen al ver a Louis, pero empujarme no era necesario ni su tono de berrinche al pedir la foto. Camino al área de cajas, afortunadamente encuentro una sin gente; comienzo a poner todo en la banda negra para que la cajera comience a cobrar. Compramos muchas cosas, pero al menos no tendremos que regresar al super en un buen rato; la alacena estará llena.

 

-¿Tu pago en efectivo o con tarjeta? –me dice la cajera con una sonrisa

-Tarjeta por favor –sonrió, saco la cartera de mi bolso y tomo mi tarjeta de crédito- Aquí tienes –le entrego la tarjeta a la chica

-Tu firma por favor –dice entregándome el recibo de pago

-Claro –contesto firmando

-Te entrego tu ticket de compra y tu comprobante de pago –sonríe

-Gracias –digo amablemente

-Y si no te quito mucho tiempo ¿Podrías firmarme la portada de tu revista? –dice tímidamente sosteniendo la revista en la que salí el mes pasado

-Claro –contesto sonriente, me entrega un bolígrafo y firmo la portada- Aquí tienes –digo entregándole la revista y su bolígrafo

-Mil gracias, eres super –dice sonríete

-No fue nada –contesto amablemente

-Que tengas buen día –se despide agitando su mano

-Igualmente –digo sonriente

 

Tomo algo de cambio de mi cartera y le doy su propina al señor que guardo todas las compras, tomo el mando del carrito y camino a la salida; no sé donde carambas se perdió Louis.

 

 

-¿Le ayudo con sus compras señorita? –me dice un señor algo mayor  amablemente, un empleado del lugar

-Por favor, gracias –contesto con una sonrisa

 

El señor toma el mando del carrito, le indico a que auto nos dirigimos; así el camina frente a mí.

 

-Perdón –escucho la voz de Louis a mi lado- Me dejaste solo y llego un ejército de directioners, no me dejaban venir –dice con una sonrisa inocente

-Está bien –digo guardando mis manos en los bolsillos de mi abrigo

-Genial, tenemos publico –dice mirando hacia enfrente

 

Dirijo la mirada en la misma dirección que Louis, a veces los fotógrafos pueden ser muy molestos; “paparazzi” es una forma más decente de llamar a los acosadores que te siguen a todos lados con una cámara. Agacho la mirada mientras caminamos al auto, Louis camina a mi lado y el amable señor va frente a nosotros con el carrito de las compras.

 

-Si quieres entra al auto mientras subimos las compras a la cajuela –me dice Louis

 

No contesto nada, simplemente camino a lado izquierdo del auto para subir al asiento del copiloto. Unos minutos después sube Louis al auto, pone los seguros y pone el auto en marcha; de repente me siento cansada y bostezo. Recargo bien mi cabeza en el asiento, cruzo mis brazos y cierro los ojos; de la nada me quedo totalmente dormida.

 

-Kendra…-escucho vagamente la voz de Louis hablándome entre sueños- Ya llegamos –dice moviendo mi hombro

 

Con toda la flojera del mundo abro los ojos, veo que las luces del estacionamiento están prendidas; por el retrovisor veo la entrada, ya está oscuro. Creo que tal vez había tráfico, no estoy segura; me quede dormida. Bajamos del auto, se acerca el conserje con un carrito para que subamos las compras al departamento; se ofrece a ayudarnos. Subimos al elevador junto con el conserje y el carrito, yo voy bostezando; me siento fatalmente cansada.

 

Llevamos el carrito a la cocina y ahí dejamos todas las compras, Louis acompaña al conserje a la puerta; yo me quedo en la cocina y con toda la flojera del mundo empiezo a sacar las cosas de las bolsas.

 

-Te ayudo –dice Louis entrando a la cocina de nuevo

 

No digo nada, simplemente sigo sacando las cosas de las bolsas y las voy acomodando en su lugar. De tanto mover los brazos me da calor, decido quitarme el abrigo y lo dejo sobre la barra de la cocina. Tomo el paquete de servilletas que compramos, ese va en la última repisa de la alacena; estiro mi brazo hacia arriba y siento que mi blusa se levanta un poco con mi movimiento. Siento la mirada de Louis sobre mí, me doy cuenta que mi abdomen esta al aire libre; por lo tanto mi creciente embarazo es notable. Tengo que estirar un poco más mi brazo para poder acomodar bien el paquete de servilletas; suelto un suspiro cuando bajo mi brazo, miro a Louis que me sigue observando, después desvía la mirada acomodando los helados en el congelador.

 

Termino de acomodar las galletas y los cereales en la alacena y creo que todo está guardado.

 

-¿Ordenamos algo de cenar? –dice Louis cerrando el refrigerador

-La despensa está repleta de cosas –digo levantando una ceja

-No tengo ganas de cocinar nada –dice levantando los hombros- Y con la carita que tienes, estoy seguro de que tu tampoco vas a prepararte tu ensalada –agrega

-¿Qué vas a ordenar? –le pregunto

-Pensaba en una pizza –contesta

-Bueno –contesto- ¿Podrías pedir una vegetariana para mí? –agrego

-Ya lo había pensado –dice sacando su móvil de su bolsillo

-Gracias –digo tomando mi abrigo y mi bolso

-De nada –contesta con su móvil en la oreja

 

Salgo de la cocina con mi abrigo y mi bolso en la mano, subo a mi habitación; dejo mi bolso sobre mi tocador y camino al closet para colgar mi abrigo. Aprovecho para buscar una pijama y me pongo mis calcetas de peluche, cierro las persianas de mi habitación y camino al baño para amarrar mi cabello en una coleta; escucho que tocan el interfon, salgo de baño y busco la cartera en mi bolso.

 

Salgo de la habitación y bajo al living, veo que Louis sostiene dos cajas de pizza mientras cierra la puerta.

 

-¿Cuánto fue de la mía? –le digo caminando al sofá

-Yo invito la cena –contesta dejando las pizzas en la mesa de centro del living

-Gracias –contesto tomando asiento en el sofá, dejo mi cartera a un lado

-Es lo correcto, tu pagaste las compras –dice caminando a la cocina- ¿Te traigo una botella de agua? –pregunta entrando a la cocina

-Mineral por favor –contesto

 

 Destapo la primera caja de pizza y definitivamente es la de Louis, la dejo a un lado y destapo la de abajo.

 

-Aquí esta –dice Louis dejando mi agua mineral sobre la mesa

-Gracias –le contesto

-Estaba pensando… –dice tomando asiento en otro sofá quedando del otro lado de la mesa- Seria buena idea contratar un chef –dice tomando un trozo de su pizza

-¿Para qué? –contesto, le doy un mordisco a mi pizza

-Para que nos prepare las tres comidas al día, lógicamente –dice levantando una ceja

-No creo que sea necesario –contesto- Realmente casi nunca estamos aquí –agrego

-Pero cuando estemos será útil que alguien nos prepare lo que queramos comer –dice y le da un mordisco a su pizza

-Creo que estamos bien así –comento levantando los hombros

-Quería pedirle a Simon que busque a alguien de confianza que trabaje para nosotros, que haga la limpieza –comenta

-Louis…honestamente creo que contratar personas para que estén aquí no es necesario, empezando por que ya empieza el tour la próxima semana y serán cuatro meses fuera de Londres; el departamento no necesitara limpieza ni comida –contesto

-No te estoy preguntando, te estoy avisando que voy a hacer –dice levantando una ceja- Solo pensé que debería de comentarte ya que tu también vives aquí, desafortunadamente –dice destapando su botella de agua

-Pues desafortunadamente si traes a gente a trabajar al departamento se darán cuenta de que somos una gran mentira y podrían divulgarlo –digo tomando un trozo más de pizza

- Deberías de alegrarte si alguien viene a trabajar a la casa tendré que tratarte bien siempre; Dejare de molestarte por las tardes  –dice en un tono burlón- Aunque no sé por qué estamos hablando de esto si dentro de unos meses ya estarás en Nueva York con tus hijos bastardos –dice en un tono totalmente frio

-Eres un…-me interrumpe

-A menos que estemos discutiendo “nuestro futuro” porque estas aceptando mi idea del aborto –dice mordiendo su trozo de pizza

-No tienes sentimientos –digo levantándome del sofá tomando mi cartera y mi botella de agua

-No los necesito –dice levantando los hombros burlón

-Cada día me decepcionas mas Tomlinson –digo caminando a las escaleras

 

Simplemente subo a mi habitación y cierro la puerta, dejo mi cartera y la botella de agua en el tocador. Camino al baño y lavo mis dientes, apago la luz del baño y cierro la puerta. Apago la luz de mi habitación, a ciegas llego a mi cama; me acomodo bajo las cobijas y suelto un suspiro.

 

Louis es tan…difícil, un minuto está bien y un segundo después es todo lo contrario. Realmente no tengo ni la más mínima idea de que es lo que pasa por su cabeza, realmente no creo que entienda lo que significa un aborto. No sé porque piensa que yo sería capaz de aceptar algo así, es una idea que simplemente no consideraría nunca; mucho menos ahora que son dos pequeños.

 

Me pone totalmente triste que Louis piense así, no puedo aceptar lo frio que es; su poca sensibilidad me decepciona. Supongo que con lo que dijo hace un momento queda más que claro que no estamos en el mismo canal, así que como él piensa en el aborto y yo no; supongo que lo mejor será que empiece a organizar todo para irme a Nueva York lo más pronto posible.

 

Pongo ambas manos sobre mi abdomen, mis lagrimas comienzan a brotar solas; tal vez Louis no quiere que nazcan, pero yo sí. La diferencia entre él y yo es que yo me siento responsable de los bebes, literalmente están creciendo por mi; mi deber es protegerlos, que nazcan y crezcan sanos y felices.

 

Tengo que irme antes de que el embarazo sea imposible de ocultar, avisarle a Simon cuál es la decisión para que se termine el contrato. Ya sé que quedare como la mala en esta película, la culpa de que termino la relación será mía por “serle infiel” a Louis y haber quedado embarazada; pero realmente no me importa.

 

Prefiero tener que mentir, a seguir así todos los días, aguantar la bipolaridad de Louis antes era difícil; ahora lo es aun mas con sus estúpidos comentarios sobre el embarazo. Mañana a primera hora empezar a organizar mis ideas, para poder romper la relación con Louis lo más pronto posible. Estoy tan decepcionada de el que olvidarlo no será difícil, el me ah hecho sufrir mucho; tal vez fue mi culpa por aceptar el contrato, pero ahora que puedo hacer algo para alejarme de él lo voy a hacer.

 

Intentando dormir se revuelve mi estomago, rápido me levanto de la cama y corro al baño a vomitar. Me espero unos segundos en el baño por si acaso sucede de nuevo y efectivamente, vomito por segunda vez. Lavo mis dientes y regreso a la cama, me cubro con las cobijas y siento esa sensación de asco de nuevo; de regreso al baño, al parecer estoy vaciando mi estomago literalmente.

 

Creo que no será una buena noche.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...