El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27881Vistas
AA

47. Capitulo Cuarenta y Tres

Capitulo Cuarenta y Tres

 

…….

 

Voy a matar a mi mamá…(pienso)

 

Aprieto mis labios para no gritar, dejo el teléfono en su lugar; doy la media vuelta. Ahí está el, siento mis rodillas débiles; mis piernas no sostienen mi propio peso. Lo veo a unos metros de mi, guarda sus manos en los bolsillos de su pantalón; parece no saber que decir…ni cómo vestirse. Se ve bastante desalineado, su cabellera esta revuelta, alborotada; viste unos jeans desgastados, sus Toms blancos algo sucios y una sudadera bastante grande color gris. No es la imagen que tenia de él.

 

Mi mirada se nubla por las lagrimas que amenazan con salir; respiro hondo y antes de que esas gotas saldas escapen; las limpio con la manga de mi blusa.

 

-¿Vas a llorar? –dice estático en su lugar, su voz suena sin emoción alguna

-¿A que viniste? –trato de sonar seria

-Ya te dije que por una respuesta –contesta levantando despreocupadamente sus hombros

-¿De qué? –respondo tan enojada como puedo

-¿Me invitas a sentarme? –responde levantando una ceja

-La verdad es que tengo muchas cosas que hacer –miento- Así que preferiría que fueras al grano con lo que quieres –agrego, hablo tan rápido que no tomo aire

-Ya te eh dicho lo que quiero, vine por una…-lo interrumpo

-Por una respuesta, ya lo mencionaste –cruzo mis brazos frente a mi pecho- Pero no has dicho ninguna pregunta, así que te hare las cosas fáciles –agrego sin pausa- Si quieres que te diga porque me fui, es bastante fácil; ya estaba planeado, el contrato termino y nada me retenía a tu lado, ya no tenía ni tengo obligación de estar contigo –comento

-¿Por qué me regresaste lo que te habían estado pagado? –dice serio

-Porque nunca use ese dinero, los depósitos se iban a una cuenta diferente a la mía; ese dinero se quedo intacto siempre –respondo en automático

-¿Por qué no lo usaste? Era tu pago por aguantarme –comenta frio

-La verdad no se a que vienen todas estas preguntas –evado la respuesta- No estoy obligada a contestarte, así que si no tienes algo en verdad importante que decirme; te pido que te vayas y me dejes continuar con la nueva vida que eh empezado –agrego, agacho la mirada

 

Mi corazón late a mil por hora, quiero que se vaya para llorar a mares sin que nadie me detenga.

 

-¿Qué le digo a mi familia?- dice rompiendo el silencio

-¿Respecto a qué? –respondo, levanto la mirada

-William y Louisa son de su familia, son los nietos de mi mamá y sobrinos de mis hermanas –contesta- Creo que van a querer una respuesta cuando ya no regreses de tus supuestas vacaciones en Nueva York –agrega, saca las manos de sus bolsillos- Porque eso les eh dicho, que estas de vacaciones en Nueva York con tu mamá por unas semanas –da un temeroso paso hacia enfrente

-Yo…no se –trago saliva- Diles que pueden ver a los gemelos cuando quieran –es lo único que se me ocurre

-Bueno…yo tenía otra idea en mente –se acerca poco a poco a mi- Estaba pensando que tal vez podías responder que si a lo que vine a preguntarte –agrega, se detiene a unos pasos de mi

-¿Qué cosa?? –digo confundida

-¿Quieres regresar conmigo? –dice nervioso, me mira fijamente a los ojos; sus ojiverdes parecen lagrimosos ante mi respuesta

-Si esto es un juego, por favor vete; no me hagas más daño –digo con un nudo en la garganta

-No es un juego –responde en seguida- La tarde que te fuiste, iba a pedirte que vivieras conmigo en serio –agrega, da un paso más hacia mi- Te iba a decir que compráramos una casa mucho mas grande en las afueras de Londres, donde nuestros hijos crecieran y fueran siempre felices sin ser molestados –comenta con cierta chispa en su voz- Pero llegue y no estabas –concluye, suspira

-No pienso sufrir mas Tomlinson, eh derramado suficientes lagrimas por ti –respondo, una lagrima desciende por mi mejilla; la limpio de inmediato

-No vas a sufrir Kendra –da otro paso hacia mí, trago saliva- Quiero estar contigo porque te amo, no por un tonto papel firmado; eso ah quedado atrás –agrega- Quiero que estemos juntos por gusto, por amor; por nuestros hijos, por ser felices –me mira a los ojos- Por favor, danos la oportunidad de ser felices –siento sus manso rozar las mías

-No –doy un paso hacia atrás- Mañana me dirás que tengo que firmar otro papel y no, no Louis –niego con la cabeza

-¿No me quieres? –su voz suena quebrada

-No te quiero…-balbuceo- Te amo Louis, siempre te eh amado y tal vez siempre lo hare –agrego algo histérica

-Yo también te amo Kendra, no entiendo porque no quieres regresar conmigo –camina hacia mi

-Porque no estoy dispuesta a que en unos días me trates como antes lo hacías –digo honesta, mis lagrimas amenazan con descontrolarse

-Perdóname, te pido perdón por todo lo que te hice –unas lagrimas resbalan por su rostro; nunca lo había visto llorar, me congelo- Pero te prometo que te ame desde la primera vez que te vi, ni siquiera fue en esa cena donde me acerque a ti; te conocí en una foto y me enamore de ti –agrega, le prestó atención- Eras la chica más hermosa que jamás había visto, tu sonrisa parecía genuina y sincera; Zayn leía una revista con tus fotos unos días antes de la cena, él y los chicos tenían alboroto así que me acerque a ellos, fue que te vi –sonríe- Ellos hablaban de que serias la anfitriona de la cena a la que iríamos, Zayn tenía intenciones de conocerte; pero yo me adelante esa noche y me senté junto a ti –agrega, estoy por decir algo pero me obliga a guardar silencio posando su dedo índice sobre mis labios- Déjame terminar, si no hablo ahora no sé cuando me dará valor de hacerlo de nuevo –comenta, traga saliva- Con forme pasaban los días en que estábamos juntos me daba cuenta de lo mucho que empezabas a significar para mí, pero tenía miedo; tenía miedo de estarme enamorando como estúpido y de que tu no sintieras por mi lo mucho que sentía yo por ti –balbucea- Miedo a que fueras igual que Eleanor, que solo estuviera conmigo por diez minutos de fama y meses después me entregaras un contrato para que no te dejara –sus lagrimas se descontrolan

 

Guarda silencio, quita su dedo de mis labios; seca sus lagrimas dando un paso hacia atrás para alejarse de mí, parece que ah terminado.

 

-Así que para que yo no te hiciera lo mismo que Eleanor… ¿Me hiciste a mí lo que te hizo ella? –digo con un nudo en la garganta

-Me quería proteger para no sufrir de nuevo, pero me equivoque; estoy sufriendo mas que nunca porque te perdí, te aleje de mi con ese estúpido papel- dice sentimental- Pensé que no me querías, pero el ver que me aguantabas mis groserías me hizo despertar en que si me amabas; por eso fue lo de Ibiza para estar contigo, pero me entro ese miedo de nuevo y me deje llevar por mis inseguridades –responde en un respiro

-Yo creo que siempre fui sincera contigo, a pesar de todo siempre te quise; nunca deje de hacerlo –digo sin más

-Te amo, créeme que es verdad –se acerca a mi- Vengo a pedirte una oportunidad para demostrarte que hablo en serio, para compensarte todo lo que alguna vez te hice sufrir –posa sus manos sobre mis caderas, mi piel se eriza

-No puedes esperar que me olvide de todo solo por lo que me has venido a decir –susurro

-Quiero que olvides todo con lo bien que nos ira juntos, por favor…acéptame –pega su frente a la mía, me mira fijamente a los ojos

-Tengo miedo –mi respiración se dificulta al tenerlo tan cerca

-No lo tengas, te prometo que todo estará bien –una sonrisa pinta su rostro- Lo haremos por ti, por mi...por nuestros hijos –pasa sus manos a mi espalda baja, me pega a él- ¿Qué dices? –insiste

 

Mi corazón late rápidamente, mi respiración es irregular; todos los buenos y malos momentos pasan por mi cabeza como una película. Me debato entre aceptar ó no, pienso en lo bien que podría ser todo y en lo malo que podía ser de nuevo.

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...