El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27669Vistas
AA

46. Capitulo Cuarenta y Dos

Capitulo Cuarenta y Dos

 

Siento mi brazo moverse involuntariamente, intento levantar mis parpados para ver que provoca tal movimiento; pero mi cansancio es demasiado. Quiero dejar de mover el brazo, pero tampoco puedo; estoy físicamente  agotada. Mi brazo deja de moverse.

 

Empiezo a quedarme dormida de nuevo, siento mi cuerpo pesado en tu totalidad; desde el dedo del pie hasta el último pelo en mi cabellera. Todo se torna blanco en mi cabeza, parece que empiezo a soñar.

 

-Kendra…-escucho la voz de mi madre que me regresa del sueño

-Hmmm…-logro hacer un gemido sin siquiera moverme ó abrir los ojos ni despegar mis labios

-Cielo despiértate –insiste, mi brazo se mueve involuntariamente de nuevo

-Estoy despierta –balbuceo sin abrir los ojos

-Cariño, es en serio –comenta

-¿Qué pasa? –abro los ojos, al mismo tiempo que un bostezo involuntario sale de mi garganta- ¿A dónde vas? –agrego al verla bien arreglada, me incorporo en el sofá tratando de mejorar mi postura

-Tengo que salir –me responde, suena nerviosa

-Espérame unos cinco minutos en lo que tomo una ducha veloz –me pongo de pie rápidamente- No me tardo, mientras cuida a los gemelos que no se despierten –agrego en voz baja

-Lo lamento cariño, pero es una junta bastante importante y con el trafico seguramente llegare tarde –comenta- Nos vemos más tarde hija, desayuna sin mi; nos vemos luego –agrega, su voz suena temblorosa (Extraño…pienso yo)

-¿Por qué no me avisaste ayer que hoy saldrías temprano? –la pregunta sale curiosamente de mis labios

-Se me olvido –responde sin mas

-Bueno, que todo salga bien –respondo resignada

-Adiós amor, le das un beso a los peques cuando despierten –agrega

 

Respondo asintiendo con la cabeza, ella camina de puntas para evitar hacer ruido con sus tacones. Raro realmente….mi madre jamás olvida contarme si tiene que salir, siempre me avisa para que yo me prevenga y  tenga mis cosas hechas para no descuidar a los gemelos.

 

Me miro en el espejo de cuerpo completo en el cuarto de los gemelos, bueno…parece que tendré que quedarme toda la mañana en pijama mientras llega mi madre. No puedo meterme a la ducha y alistarme estando sola, me da pánico dejar a los gemelos solos; aunque de momento están dormidos.

 

Los miro, cada uno en su cuna; pongo mis manos sobre mi cadera, estiro mi columna,  el sofá se ve bastante lindo pero es muy incomodo. Debería de considerar dormir a los gemelos conmigo en mi habitación. No logro acostumbrarme a dormir separada de ellos, las semanas que llevamos aquí eh dormido un par de horas en mi habitación para después despertarme y venirme a vigilarles el sueño para quedarme dormida en el sofá; con respuesta a eso, mi espalda me está matando.

 

Los tres meses que duramos en Londres con los gemelos, me acostumbre a dormir con ellos en la misma cama; afortunadamente desde que cumplieron dos meses dejaron de despertarse en las noches para pedir comida, desde hace un mes y medio toman un biberon alrededor de las diez de la noche y no comen de nuevo hasta las nueve de la mañana que despiertan. Ahora que estamos en cuartos separados se me está haciendo algo difícil separarme de ellos por las noches, mi cabeza empieza a llenarse de paranoias y es imposible estar tranquila.

 

Miro fijamente a mis pequeños, están profundamente dormidos; aprovechare un poco este tiempo para ver si puedo hacer algo domestico. Miro el reloj de jirafa que cuelga en la pared de mis hijos, marca las ocho de la mañana en punto, parece que todavía tengo tiempo de hacer algo antes de que despierten. Por otro lado… ¿Por qué mi madre programaría una junta tan temprano en la editorial?

 

Camino a mi habitación, miro las mil cajas y maletas sin desempacar; tenemos dos semanas aquí y aun no puedo ordenar todo este desastre tan caótico que es mi equipaje (y mi vida).

 

Acomodo las cobijas y cojines de mi cama, abro un poco las persianas para permitir que algo del sol mañanero entre por los cristales; en esta época el clima es bastante templado aquí; llegamos en una temporada perfecta. Medito un poco mirando todo el desorden, diablos…tal vez podría aprovechar para seguir tratando de hacer que todo esto entre en el closet sin que se vea como un total desastre.

 

Con las pocas fuerzas que tengo, arrastro una de las cajas hacia el closet; comienzo a sacar todo lo que hay dentro tratando de hacer poco ruido. Arreglo uno por uno los tacones que estaban guardados y maltratándose un poco, parece que es más mi flojera lo que me detiene a vaciar estas cajas que lo que realmente me tardo en acomodar las cosas.

 

La caja vacía la dejo en el pasillo del cuarto, regreso adentro y arrastro otra caja hacia el closet; esta está un poco más liviana afortunadamente; comienzo a sacar las cosas, son vestidos. Uno por uno los voy colgando en ganchos, debería de considerar regalar esta ropa; hay muchas cosas que estoy segura de que no me las pondré de nuevo. Mucho menos ahora que me dedicare mas a una vida “normal”, no creo que una madre soltera use vestidos de gala diseñados a la medida para ir al super ó a algún evento del kínder de sus hijos, sonrió ante el pensamiento, me da emoción imaginarme en algún festival de los gemelos dentro de algunos años, aunque por otro lado es triste pensar que empezaran a ir al kínder y estarán menos tiempo conmigo con forme vayan creciendo.

 

Me encuentro sumida en mis pensamientos sobre mis pequeños, han crecido bastante en muchos aspectos; en particular, mentalmente.  Ríen mucho, juegan con sus manitas; sonríen la mayor parte del tiempo, hacen burbujas con su saliva y emiten curiosos sonidos.

 

Sonrió ante el conteo de las curiosas actitudes de mis hijos, puedo decir que a pesar de todo lo que tuve que sufrir con Louis; ser madre es lo mejor que me ah pasado.

 

Por no prestar atención a lo que estoy haciendo, tomo dos vestidos y uno cae al suelo; cuelgo en su respectivo gancho el que sostengo en mi mano, me pongo en cuclillas para tomar el que ah resbalado. Siento escalofríos al observar la tela, me siento en el suelo; tomo el vestido por los tirantes y lo observo detalladamente. Lagrimas escapan de mis ojos mientras mi corazón se hace nudo al igual que mi estomago, es el vestido que llevaba puesto el día que empezó todo; el día que conocí a Louis en aquella fiesta.

 

Los recuerdos invaden mi mente, la imagen de su rostro sonriente al preguntarme si podía sentarse a mi lado me hacen llorar descontroladamente; hace tanto que sucedió eso…pero lo recuerdo como un parte aguas en mi vida, desde aquel día mi vida se dividió en dos. Antes de conocerlo a él y después de haberlo conocido, todo cambio en el momento que lo vi; basto con escuchar su voz para haberme cambiado por completo. Lo único que sentía en mi estomago eran mariposas de los nervios de tener tanta perfección frente a mí, recuerdo sus exactas palabras al terminar aquella cena “Quiero conocerte mejor ¿Te gustaría?”; nunca hubiera dicho que si.

 

Dos semanas después de no verlo y de tratar de guardar mis sentimientos; precisamente tenía que tomar este vestido para que todo esto que había ocultado saliera a relucir. No es justo, lo extraño tanto a pesar de sus terribles actitudes conmigo; pensé que alejarme de él sería fácil pero no lo es, en lo absoluto. Extraño hasta sus gestos cuando se enojaba conmigo, su voz cuando me gritaba.

 

Debo de estar loca por decir que extraño sus maltratos, pero tal vez la verdad es que lo amo a pesar de todo; cuando fingíamos ante la gente lo único que deseaba era que su “cariño” fuera cierto, siempre me engañaba a mí misma, tal vez y es por eso que me cuesta tanto olvidarlo.

 

-Aaagg…-grito con desesperación- Eres una estúpida –me auto regaño econsidendo mi rostro en las palmas de mis manos

 

Yo aquí llorando a mares, cuando lo más probable es que el este feliz con mi decisión; disfrutando de la vida sin mí y sus hijos, lo más seguro es que ni siquiera se acuerde de nosotros.

 

Desde que llegamos no eh podido ni eh querido salir de estas paredes, no eh podido ir a comprar un nuevo celular; así que sigo con el mismo numero de toda la vida; Louis no me ah llamado ni para reclamarme ni para agradecerme que lo haya dejado, ni siquiera Simon se ah comunicado conmigo para leerme las clausulas del contrato ni su abogado, probablemente les facilite las cosas al “escapar” de esta manera.

 

Sin embargo Zayn y yo seguimos en contacto, el sabia de mis planes desde antes y me apoyaba a pesar de ser el amigo de Louis; seguimos llamándonos y mensajeandonos evitando de hablar de Louis. Aunque muero por preguntarle por él, tal vez y como su amigo el sabe si está feliz ó que es lo que pasa en la vida de Tomlinson.

 

En medio de mi lloriqueo escucho una aguda voz que me hace regresar en sí, logro pensar con claridad y me levanto del suelo dejando el vestido a un lado; salgo de la habitación corriendo, justo en la puerta a un lado están mis hijos, parece que William está llorando y a pesar de sus quejas Louisa está dormida.

 

-Tranquilo cielo, mamá está aquí –digo limpiando las lagrimas de mi rostro

 

Tomo a mi pequeño en brazos, muevo mi cuerpo de un lado al otro mientras se calma un poco. No tarda en guardar silencio, cambia sus lagrimas por unas risillas que provocan una sonrisa en mi rostro.

 

Camino hacia una pequeña mesita de noche en el cuarto de los gemelos, enciendo un reproductor de música que tiene grabadas algunas canciones especificas para ellos; avanzo hasta la canción número doce, es la favorita de los bebes. La canción comienza a sonar en un volumen bajo para no despertar a Louisa pero suficiente alto para que William la escuche, el pequeño se queda inmóvil escuchando con atención la melodía y las lindas voces que resuenan en la habitación.

 

-You can't go to bed, Without a cup of tea , And maybe that's the reason That you talk in your sleep…-canto a coro- And all those conversations Are the secrets that I keep, Though it makes no sense to me…-las lagrimas resbalan de nuevo por mis mejillas

 

Por estúpido que parezca, escuchar su voz me reconforta aunque esto me provoque las lagrimas; pero ver a mi bebe tan tranquilo y a la vez emocionado al escuchar la música; me da algo de tranquilidad, parece que reconoce la voz de su padre.

 

-Kendra…-escucho detrás de mí, siento un hueco en mi estomago ante el susto

-No hagas eso...-le digo a mi madre dejando en evidencia mi rostro de miedo- Nunca me hables de espaldas de nuevo, siento la piel de gallina –agrego, cargo al pequeño con una mano mientras con la otra limpio el rastro de mis lagrimas

-¿Estabas llorando con la canción de nuevo? –pregunta curiosa, deja su bolso en el suelo y camina despacio hacia mi

-Sí, un poco –soy honesta- No eh tenido la mejor de las mañanas –agrego

-Más tarde me platicas –contesta tranquila- Ahora limpia tus lagrimas y componte –agrega- Tienes una llamada en el teléfono fijo –comenta

-¿De quién? –pregunto curiosa

-Es Jasón –responde, estira sus brazos hacia mi

-¿Por qué no llamo a mi móvil? –respondo, le entrego a William

-No lo sé, tal vez llamo y no escuchaste tu móvil –dice mirando fijamente a mi hijo mientras le sonríe- Ve a contestarle, mientras me quedo con este pedazo de hermosura –dice acariciando las mejillas del bebe mientras este le sonríe

-Lo bueno es que no puede ver en qué estado tan pésimo me encuentro –respondo, camino hacia la puerta

 

Mi madre no responde, salgo de la habitación y camino por el pasillo; bajo tranquilamente las escaleras hasta llegar al living; tomo el teléfono dijo y lo acomodo en mi oreja, suena muerta la línea…tal vez ya colgó ó se le cortaría la llamada.

 

-Hola…-escucho detrás de mi

 

Siento mis pies pegados al suelo, mi cuerpo totalmente estático y frio; escalofríos recorren toda mi piel y yo no puedo moverme de donde estoy. Mis lagrimas están por desbordarse y correr a chorros para inundar el living, no sé qué hacer; tal vez estoy alucinando.

 

Si, tal vez amanecí tan loca que ya estoy alucinando la voz de Louis.

 

-Vengo por una respuesta…-agrega, entonces se que es real

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...