El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27953Vistas
AA

7. Capitulo Cinco

Capitulo Cinco

 

Solté un suspiro al salir de la ducha, hoy tenía un avión más que tomar; realmente Sammuel tenía razón cuando dijo que serian unas semanas completamente ocupadas. Las únicas horas del día cuando eh estado “libre” son cuando eh dormido, nada más; el resto del día desde que amanece es trabajo.

 

Les contare un poco, de lo que ha pasado en estos días. Eh viajado por casi todo Estados Unidos,  saliendo de Londres y después de muchas horas de vuelo y una escala de avión, primero  viaje a Washington; Hubo un evento de caridad y fui invitada a participar en la subasta, fueron dos días. Después a California; una sesión de fotos en las playas de Santa Mónica, una alfombra roja en Malibu y una junta de negocios para un contrato con una  línea de productos para mantenerte en forma; fueron 4 días perfectos. Después tome un vuelo para Arizona; la primera vez que estuve ahí, participe en algunos eventos a favor de la naturaleza, 3 días un poco relajados. Más tarde Salí a Texas; un lugar que me encanta, la gente es bastante agradable y amigable por esos rumbos; visite hospitales infantiles y casas hogar dando algo de ayuda gracias a un programa internacional; fueron 5 días. Me despedí de las botas vaqueras y le dije HOLA a las sandalias y trajes de baño visitando Florida; las linda playas de Miami me recibieron muy bien, algunas sesiones de fotos para la campaña de publicidad con la que acabo de firmar contrato, algunas apariciones en clubs; nada difícil mi trabajo de 6 días. Después dos días en Illinois tratando algunos asuntos de trabajo, posibles contratos. Otros tres en Ohio, un lugar bastante lindo; fui invitada a participar como anfitriona en un programa matutino del lugar.

 

Han sido 24 días a KILOMETROS de Louis,  honestamente no lo extraño. Pero tampoco mentiré, está constantemente en mi cabeza. Aparte de que no me es posible olvidarme de él, en cada una de las entrevistas que conteste; todas sin excepción tenían una pregunta acerca de el o nuestra relación. Claro que también se que a él le es imposible olvidarse de mí, se que igual le va con las entrevistas contestando acerca de su “novia”; aunque la verdad es que responde “Esta trabajando y la extraño, estaremos separados un tiempo pero es por su carrera; cuando la vea la amare mas” ¿Cursi, no? Puede que al escuchar esas palabras de su boca, ver su mirada en el momento que lo dice puede parecer que es sincero; pero yo sé que no lo es, Louis es un gran actor. Me engaño 6 meses, le es fácil mentirle a los demás hablando por un micrófono; pero bueno… solo quedan 9 meses y UNA semana más del contrato, ojala que con suerte y tenga mas trabajo así no tendré que estar tanto tiempo con él.

 

Si acaso lo único que sentiré feo será por Lottie, una de sus hermanas; me eh encariñado con ella estas semanas. Antes de tomar mi vuelo a Washington fui a verla, le entregue su vestido para la graduación con las joyas, zapatos y le avise que Joyce iría a maquillarla y peinarla ese día; también le di el reloj que le había comprado como regalo de graduación. Se puso algo triste cuando le dije que no podría acompañarla ese día, pero le prometí que cuando regresara a Londres lo festejaríamos aparte. El resto de las hermanas de Louis también se unirán a nuestra celebración independiente, junto con Jay; aunque no le eh mencionado a Louis nada sobre eso pero ya lo hare cuando regrese, no le diré por teléfono.

 

Ahora voy escogiendo lo que usare el día de hoy  , Lorraine me maquillo muy ligeramente y después de que mi equipaje estuvo listo; salimos del hotel. En una camioneta negra viajamos al aeropuerto de Columbus Ohio, eran las 7 de la mañana y la verdad yo tenía hambre; Los demás iban casi dormidos y yo solo quería llegar al aeropuerto para comer algo.

 

Demoramos un tiempo bastante considerable en llegar a Columbus, precisamente una hora y media; antes de abordar el avión Jasón me acompaño a comprar algo de comer a la sala de alimentos. Para mí la carne es algo que no tolero, eh sido vegetariana por un buen rato; desde los 18. Pero mientras esperaba mi orden, vi a un niño comiendo una hamburguesa de Mc’Donalds, la kétchup le escurría mientras la apachurraba para morderla y...se me antojo.

 

-¿Qué vez? –pregunto Jasón mirando en la misma dirección que yo

-El niño de la hamburguesa –dije mordiendo mi labio inferior, se veía rica

-Dios… ¿No se supone que a esta hora solo venden desayuno feliz? –dijo Jasón

-No tengo idea –conteste levantando los hombros

-No es nada sano que a las ocho y treinta de la mañana este comiendo un niño hamburguesa –dijo negando con la cabeza

-Lógico que no es sano, pero cada quien sabrá que hace con sus alimentos…en este caso, ellos sabrán como alimentan a su hijo –conteste mirando aun al niño, más bien a la hamburguesa

-Orden a nombre de Kendra Stone –dijo la mesera

 

Levante una mano, me entregaron mi coctel de frutas, mi jugo y lo que había pedido para Sammuel, Lorraine y Jasón. Salimos del área de comida, alejándonos totalmente de esa hamburguesa que parecía haber quedado grabada en mi cabeza. Llegamos a la sala de espera, desayunamos entre platicas y risas. En punto de las 9:30am nos llamaron para abordar el vuelo, subí al avión y busque mi asiento.

 

Jasón estaba a mi lado, sería mi compañero de vuelo como siempre. Despego el avión y todo estuvo bien, hasta que recordé que viajábamos a Nueva York; miles de sentimientos encontrados regresaron a mí. Estaba algo nerviosa, me puse a jugar con los dedos de mis manos mientras que mi mente estaba en blanco, no pensaba en nada mas que “Nueva York”.

 

 

Baje del avión en silencio, meditando una que otra cosa.  Así fue como Salí del aeropuerto JFK, a pesar de los fotógrafos que se encontraban ahí yo seguí sumada en mis pensamientos; hice caso omiso de sus preguntas y flashes. Subí a la camioneta que nos esperaba, me senté en el ultimo asiento; Jasón se sentó a mi lado.

 

-¿Estás bien? –pregunto

-Algo abrumada, eso es todo –suspire

-¿Hace cuanto no venias? –preguntó

-Dos años y unos meses –conteste

-Wow… ¿Y tu mama? –dijo interesado

-Sigue aquí, el año pasado le compre un departamento en Greenwich Village –conteste- Ya no podía seguir viviendo en el mismo lugar –dije con un nudo en la garganta

-Supongo que no –hizo una mueca- ¿Por qué no se fue contigo?

-No quiso, aun le insisto que estaría mejor en Londres conmigo pero dice que aquí tiene todos los recuerdos de él; no le es tan fácil alejarse kilómetros de lo único que le queda de…-ya no pude hablar, trague saliva para no llorar

-Entiendo, tranquila; no digas mas –me dio un ligero abrazo- ¿La vas a ver?

-Quiero verla, pero tengo el viaje completamente saturado de eventos , tal vez será hasta el Lunes antes de que nos vayamos; tendré que hablar con ella primero–dije suspirando

-Supongo que tendrán mucho de qué hablar y convivir después de no verse tanto tiempo –sonrió

 

Conteste con una media sonrisa, si estaba algo impaciente por ver a mi mama después de un buen rato; pero tenía muchas emociones que tapaban lo poco de felicidad, la tristeza por ejemplo que fue más grande en el momento en que puse un pie en Nueva York. Todo me recordaba a él, antes de llegar al hotel; pasamos por Times Square. Recordé la primera vez que mi papa me llevo ahí, yo era pequeña entonces; fue un 24 de Diciembre todo era precioso lleno de luces navideñas.

 

*…*

 

-Aquí es donde la magia sucede, hoy llega santa y tendrás que cerrar tus ojitos avellana en cuanto lleguemos a casa ¿Ok? –dijo mi papa sosteniéndome en sus brazos

-Ok, lo prometo –dije sonriendo

-Sabes hija, yo se que algún día serás alguien importante. Un día caminare por estas calles y tal vez podre ver tu foto en los espectaculares, habrá gente mirándolos con mucha atención y admiración; orgullosamente yo caminare a su lado y diré “Es mi hija” –me dio un beso en la mejilla

-¿Qué es un espectacular papi? –pregunte

-Cuando veas tu foto en uno de ellos, sabrás lo que es –dijo sonriendo

-Ok … ¿Puedo tomarme una foto con el reno? –dije señalando al animalito

-Por supuesto, vamos –dijo poniéndome en el suelo y tomándome de la mano

 

*…*

 

Parpadee, una lagrima descendió por mi mejilla.

 

-¿Estás bien? –dijo Jasón preocupado

-Si si si…las emociones –dije secando mi lagrima con el pulgar

-Podemos cancelar la junta de hoy si te sientes mal, o si quieres que sea más tarde –dijo Sammuel

-No no, estoy bien –dije respirando hondo- ¿A qué hora tenemos que estar en el lugar?

-En una hora –dijo Sammuel mirando su reloj

-Bueno, puedo tomar una ducha para relajarme antes de irnos –dije mientras la camioneta se estacionaba frente al hotel

-¿Segura? Puedo hablar con los socios para cambiar la hora, tienes que estar al 100 para esta reunión –dijo Sammuel

-Si segura, tengo que ser profesional –dije con una media sonrisa

 

Bajamos de la camioneta, entre algunos fotógrafos entramos al hotel. Esperamos unos minutos en el lobby, me tome algunas fotos con unas chicas que iban pasando por ahí; casualmente, eran fans de One Direction, la banda de Louis.

Subí a mi habitación, mas tarde llamaría a Jasón para que me ayudara a desempacar mientras me iba a la reunión y también a Lorraine para que me maquillara y peinara.

 

Directamente entre a la ducha, me sentía igual que como me sentí hace 3 años. Totalmente en las nubes, en mi propio mundo. Queriendo que todo fuera un mal sueño, intentado despertar con el contacto del agua en mi piel pero no. No era un sueño, no había sido un sueño; había sido totalmente real y yo había estado ahí.

 

Salí de la ducha, escogí lo que usaría .Tenia que vestirme un poco formal para la reunión, tal vez no un look muy complicado porque no tenía mucho ánimo. Lorraine me maquillaba mientras yo platicaba por DM con Lottie, me platicaba acerca de un chico que se quedo perdido por ella el día de la graduación; creo que para ella soy como su mejora miga, eso me agrada aunque no se qué tan bueno sea.

 

Dejamos el hotel justo a tiempo, yo seguí platicando con Lottie a pesar de la diferencia de horario con Londres; la mujercita seguía despierta. No tardamos en llegar a las oficinas de “Saks Fith Avenue” , la camioneta entro al estacionamiento del edificio. En la entrada del elevador nos esperaba una asistente, ella nos acompaño hasta la oficina de Charles y sus socios que nos habían citado.

 

Nos sentamos muy formales en una mesa redonda, Sammuel, Charles, Sharon, Jannine y yo.

 

-Antes que nada, es increíble que hayas aceptado reunirte con nosotros –dijo Sharon

-Es un placer que me hayan considerado para este proyecto –sonreí

-Hablemos de negocios –dijo Charles- ¿Cuánto tiempo mas estarás en Nueva York?

-Bueno, tres días más según la agenda –contesto Sammuel por mí

-Ok, se supone que el día de hoy estaría presente Sheban y Bruno para empezar a hablar de diseños, ideas, nombres, etc. Pero hubo un problema con su vuelo y están atrapados en Canadá hasta mañana por la tarde, sabemos que tienes una agenda algo apretada esta semana ¿Pero habrá posibilidad de programar otra reunión para mañana? –dijo Jannine

-Dependerá de la hora, a las 7 tengo un compromiso al que asistir; antes de esa hora esta perfecto –dije cruzando mis piernas

-Se supone que estarán aquí a eso de las 4 de la tarde, podríamos programar a esa hora la reunión aunque sea por poco tiempo; servirá para avanzar algo y puede ser que pasado mañana (domingo) tengan otra reunión un poco más prolongada –dijo- Sharon

-Ok, lo de mañana me parece perfecto –dije sonriendo- Pero el Domingo tengo otro evento en los Hamptons, tendré que salir de la ciudad temprano y regresare ya mas noche; a menos que nos veamos el Lunes antes de que regrese a Londres –dije tomando un trago de mi botella de agua

-Eso es un dilema…-dijo Charles- Tenemos que ver muchas cosas, sesiones de fotos, modelos, agendar mas citas para ver diseños…Al menos 4 días de reuniones o mínimo 2 completos para dejar todo claro y en orden

-Sammuel, ¿Tengo algo que hacer regresando a Londres? –pregunte a mi manager

-Nada hasta el Lunes, el 7 de Septiembre –contesto

-Ok, podría extender mi estadía en la ciudad hasta el Miércoles; así nos reunimos el Lunes y el Martes también ¿Les parece? –sugerí

-Perfecto, no tenemos ningún inconveniente –dijo Sharon

-Ahora...hablemos del contrato, las ganancias del asunto –dijo Charles

 

Continuamos la reunión, se extendió por una hora aproximadamente. Esto es algo importante realmente, una línea de ropa para Saks Fith Avenue a cargo de mi; con mi nombre, primero será lanzada aquí en Nueva york y se ira extendiendo. Es genial, realmente maravilloso. Esa junta logro distraerme un poco la verdad, si acaso lo único malo de esto será darle la notica a Louis de que se extenderá por unos días más mi viaje; no sé qué tan contento estará ni que tan bien lo tomara.

 

Regresamos al hotel, subí a mi habitación. Jasón había terminado de acomodar mis cosas fuera de las maletas, ahora también tenía que decirle a él y a Lorraine que estaríamos dos días más en la ciudad. Sammuel arreglaría lo del vuelo, agregaría dos noches más a las habitaciones; todo lo que yo no tengo que hacer (afortunadamente).

 

-Bueno,  hay que comer algo –dije con una mano en mi abdomen, sentí el raro rugir de mi estomago

-¿Ya no tienes nada que hacer hoy? –pregunto Jasón

-No, nada; podre descansar -sonrei

-Kendra… ¿Puedo darte un consejo? –dijo serio

-Sí, claro –dije tomando la carta de room-service

-Si ya tienes el día libre… ¿Por qué no vas a ver a tu mama? –voltee a verlo- Podrías comer con ella y no pedir servicio al cuarto

-No sé si tenga algo que hacer –dije mordiendo mi labio inferior

-Llámala, seguro que ella estará feliz de comer contigo y verte de nuevo –dijo sonriendo- Tal vez está esperando a que la llames

-No sabía que iba a venir, hable con ella el Lunes pero no le dije –camine de regreso al living

-Seguramente a esta hora ya se entero de que estas aquí, tu llegada a la gran manzana no paso desapercibida

-Pues si…estaría bien verla hoy, aunque lo había planeado hasta el Lunes –dije sacando mi móvil de mi bolsillo

-En ese caso la vez hoy y el Lunes también, Kendra…aprovecha ahora que estas aquí de regreso, si tal vez es un poco difícil lo que sientes al estar aquí; pero piensa en que tu mama sigue en esta ciudad y también es importante –dijo serio

 

No respondí, guarde mi móvil en mi bolsillo de nuevo. Salí de mi habitación, del hotel; a pesar de los fotógrafos en la entrada, pude tomar un taxi. Le di la dirección, después de todo aunque no había ido nunca al departamento; yo lo compre y me sabía la dirección. No quise llamarla, pensé que tal vez sería mejor darle una sorpresa. Ojala y este en casa.

 

Por suerte mi hotel esta algo relativamente cerca, si acaso el único impedimento fue el transito pero estaba en un estado normal. Baje del taxi y camine hacia la entrada del edificio, una linda estructura moderna con enormes ventanales de cristal. Me encontré con el de seguridad en la entrada, después de decirle buenas tardes entre al lobby del lugar. Me recibió el recepcionista, un señor maduro de edad que se veía bastante decente para su empleo.

 

-Buenas tardes señorita ¿En qué le puedo ayudar? –dijo amablemente

-Buenas tardes, vengo a visitar a la señora Angelique Izzo; el departamento…-hice memoria- En el 203

-Por supuesto, permítame avisarle de su llegada –dijo levantando la bocina de su teléfono

-No por favor, quiero darle una sorpresa; soy su hija –sonreí

-Me temo que tengo que avisar –dijo el amablemente

-Haga una excepción, prometo no decirle a nadie –sonreí

-Bueno…creo que será una excepción, solo porque estoy seguro de que la conozco a usted; la eh visto en algún lado –dijo pensativo

 

Sonreí, camine a los elevadores y espere unos segundos. Al llegar al piso suspire, me sentía algo emocionada por ver a mi mama; lógicamente. Di el último paso para estar frente a su puerta, toque el timbre una vez.

 

-Un segundo –dijo del otro lado de la puerta, la primera vez en dos años que escucho su voz fuera de una línea telefónica

 

La puerta blanca frente a mí se abrió, mi mama quedo con la boca abierta; me miro a los ojos y su mirada se volvió cristalina.

 

-Sorpresa –dije con una sonrisa y separando los brazos, esperando recibir un abrazo

-Kendra…-un tono de melancolía era evidente en su voz, me dio un fuerte abrazo

-A mi también me da mucho gusto verte –dije sonriendo

-Adelante cariño, pasa –se hizo a un lado

-Gracias; veo que hiciste un buen trabajo decorando el lugar –dije entrando al departamento

-Paso aquí la mayoría del tiempo, me tenía que sentir bien estando aquí –dijo cerrando la puerta

-Quedo muy bien, a pesar de la modernidad del edificio; este lugar tiene el toque materno y hogareño –dije tomando asiento en el cómodo sofá color camello

-¿Vas llegando? –pregunto sentándose a mi lado

-Hace unas horas –conteste

-Hubieras llamado, hubiera estado preparada para recibirte –dijo sonriendo

-Quería darte una sorpresa –sonreí

-Me sorprendiste cariño –sonrió

-Mi plan salió perfecto entonces -sonreí

-Y... ¿Por qué regresaste? -pregunto

-Cosas de trabajo –conteste

-Claro…no estarías aquí de no ser necesario –dijo con melancolía

-Ma…-tome su mano

-Entiendo, se que lo que paso te dolió mucho; tanto como a mí, tal vez mas. Pero yo sigo aquí, me haces falta Kendra –dijo con melancolía

-Vente a Londres conmigo, te lo eh dicho miles de veces –conteste

-A diferencia de ti hija; yo prefiero estar donde tengo todos sus recuerdos, no me quiero alejar de lo único que me queda de tu papa  –dijo con los ojos cristalinos, a punto de llorar

-Mama…-suspire- ¿Podemos no hablar de eso ahorita?

-Siempre bloqueas ese tema Kendra, han pasado casi tres años y aun me pregunto si algún día hablaras de eso abiertamente conmigo o con cualquiera –dijo con una lagrima resbalando por su mejilla

-Mama, por favor no llores –dije limpiando su mejilla con mi pulgar-

- Esta bien…-suspiro- Cuéntame ¿De qué quieres platicar?

-Bueno, realmente me gustaría comer algo –dije mordiendo mi labio inferior- ¿Ya comiste?

-De hecho estaba por poner en el horno una lasaña –dijo mirando hacia la cocina

-¿Vegetariana? –pregunte

-No Kendra, normal; con muchos carbohidratos y carne molida ¿Te preparo algo? –dijo levantándose del sofá

-Por favor –dije levantándome detrás de ella- Te ayudo

 

Caminamos a su cocina, metió su lasaña al horno.  Mientras tanto yo buscaba algunas cosas en la alacena que me pidió para cocinarme algo; tome un paquete de pasta, una lata de verduras. Puse todo en la barra de la cocina, mi mama buscaba algunas cosas en el refri.

 

-¿Y cómo te va en el trabajo? –dijo cerrando el refri

-Muy bien, afortunadamente todo va de maravilla y así como van las cosas; pronto podre dejar de trabajar y sobrevire con mis ahorros –dije mordiendo una manzana

-Te has esforzado tanto para conseguir lo que tienes, me siento orgullosa de ti –sonrió

-Me ah constado, pero supongo que ah sido gracias a…muchas cosas –dije con una sonrisa

-Dilo, fue gracias a tu papa; si él no te hubiera apoyado eh impulsado desde chiquita, tal vez no serias lo que eres ahorita –me miro

-Lo sé…nunca olvidaría eso –dije con un suspiro

-Se que te va muy bien profesionalmente ¿Qué tal en lo personal? –pregunto abriendo el paquete de la pasta

-Bien igual –dije en tono neutral

-Hace unas semanas compre US Weekly, había una nota donde te habías ido a vivir con tu novio –me miro

-Oh si…-conteste

-¿Por qué no me habías dicho nada? Al principio de tu relación con el siempre me hablabas de ustedes todo el tiempo, lo único que oía era “Louis,Louis,Louis” ahora de unos meses para acá, no me cuentas nada –dijo algo sentida

-Es que, pues; ya vez –evadí el tema con una respuesta que ni yo misma entendí, es difícil mentirle a las mamás

-Ya llevan un poco más de un año, tienen una buena edad… ¿Tal vez lo suyo esta a un paso del altar y por eso no me quieres contar nada? –pregunto

-Es más complicado que eso –conteste dándole otra mordida a mi manzana

-¿Complicado? –pregunto levantando una ceja

 

Sentí mi móvil vibrar; lo saque de mi bolsillo y era Louis, no me había llamado en todo el viaje hasta hoy. Tal vez mi mama lo convoco

 

-Tengo que atender esto –dije mirando la pantalla de mi móvil- No tardo

-Ok, toma tu tiempo –puso la pasta a hervir

 

 

Salí de la cocina, cruce rápidamente el living y a pesar de que estaba algo fresco; salí a la terraza. Seguramente no es nada bueno, lo más probable es que se enojara cuando le diga que me quedare dos días más de lo esperado; conteste.

 

 {Llamada}

 

#Alo –dije recargándome en el balcón-

L: Si ya sabes, tárdate en contestar que me encanta perder mi tiempo contigo –tan odioso como siempre-

# Estaba con…-me interrumpió-

L: No me importa –dijo seco- Te dije que te alejaras de Lottie ¿Por qué no lo entiendes?

# ¿Ahora que hice? Si es por el vestido y todo eso, tu ya sabias que se lo iba a dar; se lo lleve ese día antes de viajar a Washington –conteste-

L: Eso ya lo sabía Kendra, lo que pasa es que hoy llamo a mi familia para saludarla y resulta que lo único que hicieron TODAS fue hablarme de ti; Lottie está muy contenta porque ha platicado mucho contigo, dice que se han vuelto muy cercanas y no quiero que eso siga así –sonaba enojado-

#Tu hermana es muy linda, me cae muy bien y a pesar de lo que pasa entre tu y yo; Lottie tiene en mi una amiga –conteste-

L: Oh si…pero en 10 meses cuando dejes de recibir un cheque de parte de Simon, dejaras de ser amiga de mi hermana seguramente –dijo burlón-

#Te equivocas, no porque nuestro contrato se acabe dejare de tener contacto con Lottie

L: Oh no me equivoco, es lo que va a pasar; terminando el contrato no quiero saber de ti nunca más Kendra. Así sea a la fuerza, tú te alejas de mi hermana y mi familia, punto final ¿Entiendes?

#Regresare a Londres dos días más tarde de lo planeado –me pareció el momento para mencionarlo-

L: ¿Qué? ¿Cuándo? –su tono de voz solo empeoro-

#Si, regreso hasta el Miércoles –conteste-

L: No, dijiste que ya estarías aquí el Lunes; tenemos que viajar a Brasil el Miércoles para la primera promoción del nuevo disco en América Latina, sabes que ibas a ir conmigo –sonaba enojado- No puedes cambiar los planes así como así.  Se supone que iría por ti el Lunes al aeropuerto, nos verían muy emocionados de vernos de nuevo y el Martes saldríamos a dar una caminata, y el Miércoles temprano causaríamos un caos en el aeropuerto, no puedes cambiar los planes como a ti se te dé la gana

#No es como a mí se me dé la gana, algunas cosas se prolongaron y no puedo decir que no; el Miércoles regreso a primera hora, ya hable con Sammuel y conseguirá  un vuelo privado en la madrugada –conteste tranquila-

L: Ni me interesa Kendra, yo te quiero aquí para irte conmigo a Brasil; nuestro vuelo sale a las 6 de la mañana, dudo que estés de regreso a esa hora porque conociéndote, sé muy bien que vas a hacer tus maletas etc y te llevara horas. Te quiero aquí el Lunes por que así lo habíamos planeado –me revolvió el estomago su tono de voz ordenándome-

#Te dije que regreso el Miércoles, buscare un vuelo a Brasil al llegar; aunque te avise que tengo que estar el Lunes en Londres de nuevo –tenía que intentar al menos de sonar con “carácter”-

L: Tienes que cumplir tu contrato, no es de que puedas hacer lo que quieras; ya lo sabes

#Ya sé que tenemos un contrato Louis! –dije alzando un poco la voz- ¿Tienes que recordármelo SIEMPRE?

L: Parece que si, actúas como si no lo supieras

#Y tu actúas como si no supieras que en cualquier momento puedo romper esos papeles, seguir con mi vida y alejarme de ti de una vez por todas y dejar de mentir –dije exasperada-

L: No eres capaz Kendra, podrás repetirme lo mismo miles de veces pero nunca lo dirás en serio; ni tú misma te lo crees. Llamare a Simon para avisarle de la extensión de tu viaje, habrá alguna clausula del contrato que te obligue a regresar; ya lo veras –colgó-

 

{Fin Llamada}

 

Tome asiento en el sofá de patio que estaba en la terraza, apoye mis codos en mis rodillas y escondí mi cabeza en mis manos. Estaba desesperada, cada día me dolía un poco mas mi “trabajo”, saber que el finge amarme cuando yo si lo siento por él. Eso es lo peor, que a pesar de todo yo si lo quiero. Y esa maldita semana en Ibiza solo empeoro las cosas. Hay una pequeña parte de mi corazón que no me permite dejarlo ir, el sentimiento que me hizo firmar esos malditos papeles hace 8 meses. Solo faltaban 40 semanas y eso era todo.

 

-Entonces todo entre él y tu no esta tan bien como parece –dijo mi mama, levante la mirada; estaba recargada en la puerta

-No del todo –dije agachando la mirada

-¿Ya no eres feliz a su lado? –dijo sentándose a mi lado

-Hace mucho que no soy feliz mama –dije jugando nerviosa con mis dedos

-¿Por qué sigues con el entonces? –tomo mi mano derecha

-No es lo que parece mama, no es tan fácil como crees –conteste

-Bueno, si no es como yo creo; entonces explícame como es realmente –notaba preocupación en su voz

-Fui feliz, desde el día que lo conocí hasta nuestro sexto aniversario pero las cosas cambiaron –tome aire- Lo nuestro no es cierto mama, es un contrato; tiene fecha de expedición y vencimiento –mire a mi mama, su rostro expresava cierta confusión

-Entonces… ¿No lo quieres? –pregunto confundida

-Ese es el problema, que lo quiero –conteste

-Y el… ¿No? –pregunto

-Exactamente, todo lo que él dice y hace en público conmigo es actuación –conteste

-¿Y cómo es que están viviendo juntos? –pregunto curiosa

-Clausulas del contrato –respondí

-Supongo que cuando están solos… no tienen que fingir –comento

-Exacto, somos dos extraños viviendo bajo el mismo techo –mis ojos se cristalizaron

-Pudiste haber dicho que no -comento

-Lo sé…me arrepiento  todos los días –conteste

-Pensabas que con el tiempo se enamoraría realmente de ti –dijo sujetando fuerte mi mano

-Así es –una lagrima resbalo por mi mejilla- Han sido 8 meses esperando que eso suceda, pero ahora lo único que quiero es que esto termine y poder alejarme de él –limpie mi mejilla- Pero no puedes decir nada mama, a nadie; de hecho se supone que no debería de haberte dicho esto, firme un documento de confidencialidad –suspire- Estaría en graves problemas si se entera de que te lo dije

 

*…*

 

Regrese a mi hotel, la tarde con mi mama había marchado bien. Mañana me acompañaría a mi evento, también el Domingo a los Hamptons y el resto de mi estadía estaríamos juntas. Inclusive visitaríamos a mi papa el Martes, aunque aun no estoy muy segura de poder hacer eso; pero creo que es tiempo.

 

Tal vez nunca debería de haberle dicho a mi mama la verdad sobre mi y Louis, pero…no pude mentirle; empezando por que las mamas nos conocen muy bien, sabía que algo andaba mal. Después de todo escucho mi platica con Louis, tal vez hable demasiado, pero no negare que fue como quitarme un peso de encima. Una persona menos a la cual mentirle.

 

Me quite mis tacones, miraba la carta de servicio al cuarto. Había comido muy bien con mi mama, me consintió con algo de comida casera vegetariana; pero después de todo ya era la hora de la cena. Pedí un plato de papaya con queso cottage, un vaso de malteada de fresa con crema batida encima; un pequeño antojo, para no sentirme culpable mañana tendré que hacer ejercicio temprano, también ordene un sándwich vegetariano.

 

Me senté en el living, prendí el televisor y me puse a ver una película animada. Tocaron el timbre, me levante y camine a la puerta, mi cena estaba lista. Todo se veía delicioso, empezando por la malteada. Después de pagar mi cena regrese al sofá, empezaba a disfrutar de mi comida cuando tocaron el timbre de nuevo. Me levante y perezosamente abrí la puerta, era Jasón.

 

-¿Cómo te fue? –pregunto cerrando la puerta

-Muy bien –dije caminando de regreso al sofá

-Me alegra, se te nota –dijo caminando a mi lado

-¿Te parece? –sonreí

-La verdad si, hace mucho no te veía sonreír así –dijo sentándose a mi lado

-Mi mama causo un gran efecto positivo en mi, mañana la conocerás –dije mordiendo mi sándwich

-Sera un placer –sonrió- Kendra te odio…-dijo negando con la cabeza

-¿Por qué? –pregunte

-Últimamente comes y comes y nada que engordas –dijo haciéndose el enojado

-Ejercicio cariño –reí

-Seguiré tu ejemplo entonces –rio -Voy de camino al super ¿Necesitas que te compre algo? ¿Pasta de dientes, algo así? -pregunto

-No…aun tengo todo lo necesario, gracias -sonreí

-Por cierto, estaba revisando tu agenda y viendo los días; cuando estuvimos en Arizona te tocaba tu periodo, no es por incomodarte ni nada de eso pero...Ya sabes -menciono

-No tuve mi periodo –dije haciendo memoria-

-Exacto –dijo asintiendo con la cabeza

 

Deje de tomarle a mi malteada, la puse sobre la mesita de centro y me puse a pensar. No lo había notado, si Jasón no lo menciona probablemente habría pasado desapercibido para mí. Pero todas las chicas tenemos irregularidades, digo…a todas nos pasa una que otra vez.  Aunque desde que deje las pastillas anticonceptivas y mis hormonas regresaron a la normalidad soy muy regular, soy algo como un reloj; siempre puntual. Pero un retraso puede ser por muchos factores, empezando por el estrés que yo eh tenido mucho de eso últimamente. Puede que sea por el estrés ¿Cierto?

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...