El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27801Vistas
AA

44. Break

Break

 Tiempo después 

… -Ya está todo –dice mi madre entrando a la habitación

-Okey –respondo

Me sonríe, da la media vuelta. Cuelgo mi bolso negro en mi hombro, me levanto de la cama y doy unos cuantos pasos.

Dedico una mirada detallada a la habitación, creo que no me falta nada; cierro la puerta.

A un paso tranquilo, bajo las escaleras; mi mano resbala por el barandal. Llego al living, veo la puerta principal abierta; seguramente mi madre ya ah salido. Detengo mi paso y doy la media vuelta, observo el departamento.

Las escaleras, la puerta de mi habitación y la de Louis son visibles desde aquí; al igual que le living del segundo piso. Veo la puerta de la cocina, observo las paredes; el suelo, los sillones, la decoración. Esos grandes ventanales cubiertos por enormes persianas, ahora que lo medito; jamás vi la luz del día ó de la luna pasar por esos enormes cristales. Creo que jamás admire la vista que ofrecían, suspiro.

-Cielo –escucho la voz de mi madre- ¿Por qué tardas tanto? –pregunta

-Estaba despidiéndome del lugar…-respondo- A pesar de que no fui muy feliz aquí, hay muchos recuerdos en estas paredes –digo mirando detalladamente todo

-Entiendo que tengas algo de melancolía hija…-comenta- Pero se nos hará tarde, los gemelos ya están en sus sillas de viaje en la camioneta –agrega- Sera mejor que nos vayamos ahora –hace una pausa- A menos de que hayas cambiado de opinión –concluye

-Eso no pasara –con mi pulgar limpio las pocas lagrimas que mojaron mis mejillas- A pesar de todo, se que irme es lo mejor –suspiro, doy la media vuelta

Mi mamá me ofrece una sonrisa de apoyo, camino hacia la salida; cierro la puerta.

Recargo la palma de mi mano sobre la madera, tengo mi otra mano fija en la manija; respiro un par de veces, cierro los ojos y suspiro.

Levanto la mirada, mi madre me mira desconcertada; esto está siendo más difícil de lo que pensé.

Camino, será la última vez que el eco de mis tacones suene en este pasillo; tengo un nudo en la garanta, un hueco en el pecho pero no hay marcha atrás ya todo está planeado.

Espero y esta melancolía dure solo unos minutos más.

Estoy a pocas horas de empezar una nueva vida.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...