Heart to a chain ( Liam Payne )

Kate, de 17 años de edad, ha vivido su vida entera en pobreza extrema, con un padre alcohólico y una madre adicta a las drogas, quien abusa severamente de Kate. En el colegio, su ropa de segunda mano la marca como objetivo .Su negativa a defenderse a sí misma, la convierte en la destinataria de las burlas e intimidación de sus compañeros de clase, y del colegio en general.

Liam Payne, se mudó lejos 6 años atrás, justo cuando él y Kate habían empezado a desarrollar sentimientos el uno por el otro. Él regresa para encontrar a la brillante, divertida y extrovertida chica que había conocido, ahora tímidamente escondida en los rincones, apenas hablándole a cualquiera a su alrededor, suspicaz incluso de él. Kate no puede descifrar el juego al que Liam esta jugando con ella, por que seguro que es un juego ¿Qué mas podria el grandioso, chico popular de su pasado querer con ella? 

Kate decide finalmente confiar en las intenciones de Liam, abriendo su corazón a él. Justo cuando parece que podría ser genuino en su amistad, la tragedia los golpea, amenazando todo lo que Kate a trabajado para ganar. ¿Puede Liam ayudarla a sobreponerse de esta nueva devastación, o los separará para siempre?

1Me gustan
1Comentarios
49Vistas

1. PRÓLOGO

    

Liam observó a Kate mientras ella metía su mano en la ranura de su escasamente poblada caja de San Valentín con sus nervios zumbando... era una sensación extraña para él, esta inseguridad. El no daba su vida como garantizada exactamente, pero no había muchos conflictos en su camino, tampoco en los de sus compeñeros o de su familia. Era demasiado joven para apreciar plenamente la bendición de tener una vida tranquila, pero tenía la edad suficiente para entender que no todos lo tenían tan bien como él. Había amado a Kate desde que la había conocido. Ella había sido su primera amiga desde su primer dia en infantil (o jardín de infantes, como se diga en tu país). No había querido que su madre le dejara en ese grande, nuevo, espantoso lugar lleno de extraños. Kate había llegado mientras el luchaba con las lágrimas y puesto su mano en la suya. Con una sonrisa, le había, le había llevado a la mesa para colorear y él había estado enamorado desde ese día en adelante. Nunca había olvidado eso; ella había sido su consuelo, su rayo de luz en la tormenta oscura de emociones. Debido a su sensibilidad por ella, él fue uno de los pocos que había notado el cambio de ella durante los últimos años, había pasado de ser una niña dulce, divertida, que siempre sonreía, y siempre podía hacer a los otros reír, a alguien que estaba en silencio y raramente sonreía. Lo hizo sentirse triste, principalmente porque no sabía el por qué, y por lo tanto no podría arreglarlo. Nunca se dio por vencido. Pensaba que si solo seguía intentándolo, podría encontraqr a esa chica otra vez. Incluso más que eso, el quería que supiera lo que sentía, lo que realmente sentía por ella. No pensaba que pudiera saber cuánto quería estar con ella, lo mucho que la amaba. Esperaba que su tarjeta de San Valentín especial aclarara esto. Kate metió su mano en su caja, sacando con indiferencia las pequeñas tarjetas genéricas compradas en tiendas, que en su mayoría mostraban personajes de dibujos animados, junto con un cursi y falso sentimiento. Apenas les hechó un vistazo mientras las hacía a un lado. El podría haber creído que le era totalmente indiferente, que estaba lejos de sentir algo por ellas, excepto por la pequeña curva en la esquina de su boca. Finalmente llegó la de él.

 
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...