La Hermana De Liam Payne

¿MI vida un sueño? ¿De verdad lo creen? Entérate mundo... ¡No es divertido ser la hermana de alguien famoso! Rodeada de reporteros, personas hipócritas y dolores de cabeza recurrentes. Admito que esos cinco chicos me alegran la vida, con sus bromas y su cariño incondicional. Pero al mismo tiempo agradecería no tener la sobreprotección de mi hermano mayor.

14Me gustan
4Comentarios
823Vistas
AA

7. Último y Primer Día.

Lamentablemente con el fin de mi primera semana en Londres, llego mi primer día de clases en Londres.

Al verme en el espejo enumero todas las cosas que quisiera cambiar.

Uno.- La falda tableada hecha con tela escocesa.

Dos.- La camisa con cuello y puños.

Tres.- el corbatín de moño.

Cuatro.- el chaleco azul marino.

Cinco.- las calcetas blancas hasta la rodilla.

Me conformo al ver que al menos, puedo llevar zapatos negros de tacón.

Reviso el último mensaje de Lucas y Eva en mi celular.

“No te conviertas en el terror de nuevo”

Sonrió al leer la palabra “terror” un apodo que me gane a pulso debido a mi capacidad de crear increíbles travesuras con la ayuda de Lucas y Eva.

El reflejo de Liam aparece en el espejo le indico que puede pasar, él entra a la habitación ayuda con mi uno de mis cabellos rebeldes que se escapan de la cola de caballo y lo acomoda detrás de mi oreja.

-¿lista?

-eso creo…me veo ridícula Lim.

-¿a partir de ahora seré Lim?

-¿Por qué no? –le pregunto encogiéndome de hombros.

-me agrada,  Ems. Te ves hermosa.

-aun no me agrada la idea de ir sola a la escuela.

-solo serán las primeras horas.

-estaré sola en el almuerzo.

-harás amigos Emma, eres buena en eso.

-si tú lo dices.

-vamos el auto nos espera.

Cuando salí del complejo, esperaba ver la camioneta negra de siempre, pero en lugar de eso, veo un hermoso Mini Cooper rojo.

-¡¿me compraste un auto?!

-pensé que tal vez necesitarías uno para la escuela.

-Liam, es oficial ¡eres el mejor hermano de todos, te quiero, te quiero!

-yo también te quiero, sube que se te hace tarde para ir a la escuela y cuando llegues ve a la oficina del director.

-ok, nos vemos hermanito.

-nos vemos hermanita.

Una vez dentro de la oficina del director me senté en una de las sillas que estaban frente el escritorio, el director estaba viendo por la ventana revisando que todos los chicos entraran a clase, yo solo me reí por la bajo, porque de repente me sentí en una película de “El Padrino”

-señorita, ¿Sabe por qué está aquí?

-se refiere a qué hago en su oficina o a por qué estoy en la escuela, porque creo que en todo caso la respuesta es estudiar ¿no?

-¿Qué escuela crees que somos? Esta es la escuela más prestigiada de toda Inglaterra, y al hemos investigado. Fue suspendida de 3 escuelas por incidentes con explosivos…

-solo eran petardos…

-déjeme terminar, incidentes en la cafetería por peleas de comida…desacato a la reglas, mal uso del inmobiliario escolar…todo indica que usted es una niña problema…espero que aquí deje todo eso de lado.

-¿se refiere a no usar explosivos?... ¿o iniciar peleas de comida? ¿O usar el laboratorio de química para hacer una bomba fétida? Creo que eso es imposible señor director, mejor de una vez deme de baja a menos de que quiera verme aquí cada semana porque con todo respeto señor, cabe mencionar que yo también investigue, hay una ley de educación que establece, que cualquier alumno de cualquier institución, puede ser expulsado siempre y cuando sea un alumno deficiente y sus obras desacaten cualquier regla establecida, como vera mi promedio es muy bueno y segundo, ninguna de mi pequeñas travesuras rompen las reglas, merecen ser castigadas, mas no son términos para una expulsión, así, que acostúmbrese a verme aquí a menos de que me dé una baja.

-veo que está informada, pero ¿Sabe la cantidad de dinero que pago su hermano para que este aquí?...todo sería mucho más fácil se la diera de baja, pero en vista de que su hermano muestra tener interés en usted y sus estudios, no me queda más que darle su horario y esperar a que desacate una regla…o su promedio decaiga.

-es su fin señor, porque una vez dentro, puedo hacer de lo que sea.

-lo estaré esperando, puede retirarse.

-hasta la siguiente semana querido. –grito a la puerta. Le doy una mirada rápida al horario evito resoplar cuando leo cada una de las materias.

-Historia Inglesa.

-Pintura en Óleo.

-Música Antigua.

-Vida Moderna Inglesa.

-Español I

-Expresión Creativa.

Camine a mi clase en el salón 304, en el camino preparaba mi mente, para no caer dormida en plena clase. Debido a mí charla con el director ya era algo tarde, casi 15 minutos, toque la puerta del aula y me abrió una mujer joven, que tenía en sus manos un libro.

-¿Maestra Einseberg?

-sí… ¿que se le ofrece?

Le entregue mi papelito rosa que indicaba que era nueva, me miro sobre sus anteojos, y me dio una largo vistazo de arriba abajo, sentía como si su mirada fueran rayos laser e intentara ver mi alma, con ellos.

-bien entre tome asiento junto a la señorita Calliope en silencio por favor…como les estaba diciendo, la reina antes era el máximo signo de autoridad.

Dejo de escuchar la voz de la maestra Einseberg, la chica mi lado me sonríe.

-soy Martina Calliope. ¿Y tú eres?

-Emma. –pienso un poco antes de soltar mi apellido, podría decirle el que he usado por dieciséis años pero eso implicaría rechazar mi relación con Liam así que decido cambiar el nombre. –Payne.

-¿Cómo Liam Payne?

-sí, él es mi hermano.

-yo tampoco tenía conocimiento de que era mi hermano hasta hace un par de días, es una historia complicada que tal vez algún día podrás escuchar.

Las clases continúan más no me divierten al leer en mi horario la palabra Ballet me detengo junto al casillero de Martina que se ha convertido en mi nueva compañera de pasillos.

-¿es obligatorio tomar ballet?

-si no te gusta puedes cambiarlo por tapp o jazz.

-creo que me quedo con el ballet.

Guardo mi Nuevo juego de libros en el casillero Martina me dice que no todo es tan malo en la escuela ya que de vez en cuando se nos permite tener un deslice.

-¡Emma! –escucho a mis espaladas. Y solo una persona podía ser dueña de esa voz.

-¡Harry! ¡Louis! –me echo a correr para quedar entre sus brazos. -¿Qué hacen aquí?

-Emma querida una persona no viene a la escuela a comprar helado.

-No me refiero a eso Harry, Liam dijo que hoy tenían una entrevista.

-¡LOUIS WILLIAM TOMLINSON! ¡HEMOS OLVIDADO LA ENTREVISTA!

-si nos vamos ahora alcanzamos a llegar a la entrevista.

Ambos corren por el pasillo, rompiendo una de las reglas más conocidas de la historia, el monitor de pasillo los detiene entregándoles una boleta de castigo

-corriendo en los pasillos joven Styles y joven Tomlinson ¿A dónde van con tanta prisa?...si llegaron tarde a clase y ahora ya se quieren retirar.

-es una emergencia señorita.

-hagamos lo siguiente, si me responden bien esta pregunta los dejare irse.

-bien, suelte la pregunta.

-¿Quién fue la suma inquisidora del cuarto periodo del renacimiento?

-¿Cuántas horas de detención serán? –pregunta Louis resignado.

-tiene suerte, solo serán dos. Una hora hoy y una hora mañana…aquí tiene señor Styles.

-pero ¿Qué hay de Louis?

-él puede retirarse…

-¡¿Qué?!

-A diferencia de usted él es un buen alumno, ahora he de suponer que no quiere otro castigo ¿cierto?

-Sí, cierto, gracias…dile a Liam que lo lamento.

-la sorpresa que se llevará Liam.

-Nos vemos mi amor –Louis se despide antes de darme un beso en la mejilla.

-acaso son novios. –me pregunta Martina una vez que Louis se ha ido.

-No solo somos amigos.

Aunque me agradaría ser más que su amiga.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...