La Hermana De Liam Payne

¿MI vida un sueño? ¿De verdad lo creen? Entérate mundo... ¡No es divertido ser la hermana de alguien famoso! Rodeada de reporteros, personas hipócritas y dolores de cabeza recurrentes. Admito que esos cinco chicos me alegran la vida, con sus bromas y su cariño incondicional. Pero al mismo tiempo agradecería no tener la sobreprotección de mi hermano mayor.

14Me gustan
4Comentarios
829Vistas
AA

3. Primer Encuentro.

Desperté contra toda mi voluntad, hoy era el día en que me iba a Londres, para cualquier chica un sueño hecho realidad, para mí una pesadilla de la que no podía despertar.

Me di una ducha y busque en mi closet la ropa que había apartado para hoy, en mis maletas solo había ropa, zapatos y cosas personales como fotos, mi laptop, mi iPod, etc…ya que Liam tenía una habitación llena de todo lo que pudiera desear, (todo menos mis amigos) me puse mi vestido y un suéter para el viaje. Intento verle el lado bueno a esto, es decir muchas chicas sueñan con conocer a One Direction y yo tengo la oportunidad de decir que soy la hermana de Liam Payne…pero todo sería mejor si de verdad me gustara One Direction.

-Esta es la última maleta. –dije de mala gana.

-Bien vamos, el vuelo ya va a salir.

El camino de mi casa al Aeropuerto era triste, había un silencio aterrador a pesar de que la radio venia encendida, por primera vez en mi vida, o al menos desde que vivo aquí, pongo mucha atención a todos los lugares que veo, la vieja cafetería donde iba con mis amigos, las tiendas de ropa, la vieja banca del parque, todo…una lagrima salió de mis ojos, la limpie rápidamente y me recordé que no debía llorar, ya había llorado demasiado.

Llegamos al aeropuerto y lo primero que vi fue a mis mejores amigos

-¡Lucas! ¡Eva! –corrí a sus brazos y los abracé con todas mis fuerzas intentando aferrarme a ellos…no podía soportar la idea de separarme de mis mejores amigos, no puedo vivir sin ellos. Como aquella vez que él fue a una fiesta, Eva estaba enferma y yo tenía que viajar con mis padres, no soporte ni una semana sin ellos y ahora quieren alejarme, por los próximos 10 meses.

-Los voy a extrañar.

-Nosotros a ti.

-Pero animo nena, 10 meses se pasaran volando.

-¿Lo prometes?

-Claro, y además te llamare cuando te vayas a la cama.

-Y tú te estés despertando.

-Exacto.

-Hey…Eva no llores

-Perdón, pero ahora quien me ayudara a no ser regañada por pintarme la uñas en clase.

-Tranquila, amiga, todo estará bien, Lucas te cuidara. Prométanme que nunca me olvidaran y si pueden…algún día ir a visitarme a Inglaterra.

-Lo prometemos.

-Y tú prométeme que me ayudaras a salir con tú hermanito, cuñada.

-te lo prometo, amiga.

-“Vuelo 93 con destino a Inglaterra está a punto de salir, por favor todos los pasajeros pasen a abordar”

-Ese es mi vuelo.

-Hermosa, siempre serás nuestra mejor amiga.

-Y ustedes las mías.

Me despedí de mis padres y de Rosa, me acerque al túnel de abordar, era el momento donde tenía que dejar todo atrás y empezar de nuevo, no sé qué es lo que hare en Inglaterra, Liam es una estrella no tendrá tiempo para mí, no encuentro el sentido de irme a vivir con él.

“solo serán 10 meses, solo serán 10 meses” –me repito intentando elevarme los ánimos.

Me detuve en la entrada del túnel para abordar el avión y me despedí por última vez agitando la mano y lanzando un beso…camine intentando no llorar, no dejaba de pensar en mis amigos y tal vez en los nuevos que haría en Inglaterra, en mis padres, y en mis otros padres, más bien en mis verdaderos padres y sobre todo en Liam, mi hermano.

Encontré mi asiento e intentando desconectarme del mundo, coloque mis audífonos en mis oídos, el avión despego y para ser sincera este avión de primera clase parecía más una jaula, las azafatas más que lindas chicas, parecían carceleros, y el cielo azul yo lo veía de un color más bien gris.

El vuelo era largo, recuerdo que desperté unas 3 veces y el vuelo aún no había terminado, aburrida, tome mi laptop y me conecte a internet, para mi suerte Eva y Lucas estaban conectados, les mande una solicitud para hacer un video chat, y espere a que la aceptaran.

-hola nena, ¿Qué tal tu vuelo?

-aburrido, como no tienen idea.

-ah amiga no te preocupes, concéntrate en la película.

-es un documental acerca de cómo evitar la caspa…

-ya solo te faltan 2 horas más.

Continuamos con la charla durante una hora, después de eso ambos se desconectaron. Guarde la laptop y me concentre en el paisaje.

El avión por fin aterrizo, al bajar, saqué mi teléfono para encenderlo y comencé a buscar el número de Liam, pero no fue muy necesario ya que el mundo de niñas gritonas me daba a entender que él ya estaba aquí.

Un chico con gorra y lentes oscuros, estaba en la fuente de sodas, se le notaba un poco aburrido. Creo que los chicos famosos no saben cómo evitar a las fans, porque un gran número de chicas ya estaba caminando con plumas y libretas; me acerque a él.

-Dato curioso, los lentes y gorra no sirven de mucho, ni siquiera me importas y ya te reconocí.

-¿Emma?

-sí.

Y el momento incomodo comenzó, me dio un abrazo que no supe cómo responder. Cuando me soltó hice una mueca y le dije:

-Quítate los lentes oscuros.

-Pero así me reconocerán…

-Liam se realista ¿qué persona usa lentes oscuros en el interior? solo llamas más la atención.

-Creo que nunca lo había pensado así.

-Vámonos.

-Hey espera tenemos que ir por tus maletas y por los chicos.

-¿Chicos?

-¡Diablos Sí! vamos se mueren por conocerte, pero primero tus maletas.

Fuimos por todas mis maletas, uno de los guardaespaldas de Liam ayudo a subirlas a un carrito de aeropuerto que empujaba detrás de nosotros. Liam me sonrió tímido, no respondí la sonrisa.

-¿y cómo estás?

-tal como se puede esperar después de un largo vuelo.

-bueno creo que eso es obvio, y dime ¿Qué tal el vuelo?

-cansado. –dije cortante. –ya sabes de eso.

-bueno, los vuelos cambian un poco cuando estas en el avión con personas agradables. –me dijo con una media sonrisa. – ¿Cómo fue tu compañero de asiento?

-odio la compañía no deseada. –le dije con tono severo dándole a entender que él era, en efecto, una compañía no deseada. –así que mis padres siempre pagan los dos o tres asientos. Así se ahorran problemas.

-claro. ¿Y cómo están tus padres?

Rodee los ojos, mi tolerancia había llegado a su límite.

-¿te refieres a los que cuidaron de mí y me dieron una buena vida en Beverly Hills, o hablas de los que me abandonaron al nacer? –me cruzo de brazos y camino rígida hasta uno de los asientos del aeropuerto.

Llevo las manos a mi cara y rompo mi promesa. Vuelvo a llorar, vuelvo a sentirme minúscula y olvidada. ¿Qué estaría pasando en Beverly Hills? Mis padres ya habrían cenado, mi mamá ya habría cerrado con llave mi habitación. ¿Me extrañarían? ¿Estarían disfrutando mi ausencia?

Siento el peso de la mano de Liam en mi hombro, me revuelvo incomoda en el asiento y aparta su mano. Levanto la mirada y veo el rostro serio y preocupado de mi supuesto hermano. Intento encontrar un parecido.

Nada, no encuentro nada, probablemente esto es solo otro malentendido tal vez yo no soy su hermana y estoy en el lugar equivocado.

-¿Por qué lloras Emma?

Me limpio las lágrimas con el dorso de la mano.

-escucha Liam, no es tu culpa…o probablemente si lo sea, el punto es que no me agrada la idea de abandonar todo mi vida por alguien que no tuvo el interés de conocerme en dieciséis años. ¿Qué es lo que te hizo cambiar de opinión; por qué quieres que viva contigo?

-quiero estar contigo, ¿Qué no te lo dijeron tus padres?

-algo de eso me contaron. –doy un largo suspiro y froto mis cienes. El estrés no se aleja.

-no quiero que te sientas incomoda Emma, y no puedo obligarte a tenerte aquí conmigo, si quieres regresar puedo comprarte el boleto ahora mismo.

¿Regresar? ¿Otro largo vuelo? Haberme despedido de todos para comprobar que no lo soporté ni por un segundo.

Por otro lado estaba Liam había pasado por mucho con tal de encontrarme, y estoy consciente de los difícil que debió de ser convencer a mis padres para que viviera con él.

“¡Maldito sentido común!”

-no, no quiero irme…quiero darte una oportunidad. Pero necesito que me des tiempo, no esperes un abrazo el primer día y también quiero que me des explicaciones. ¿Ok?

-me conformo con eso. –responde antes de soltar una sonrisa ladina. –vamos mis amigos deben de estar esperándote.

Tomo mi mano y me llevo prácticamente a rastras, gracias a sus guardaespaldas apenas nos veíamos atacados por fans. Llegaba a escuchar cada comentario de algunas chicas, la mitad no eran muy agradables.

“¿Quién demonios es ella?”

“¿Es tu novia?”

“De seguro es una zorra”

“Ni siquiera es bonita”

-no les hagas caso. –me dijo ya que al parecer también había escuchado a las chicas. –la mayoría es solo por celos, pero cuando se enteren de quien eres te idolatraran y te amaran, incluso harán paginas e internet dedicadas a ti. Eso hacen con las hermanas de los demás.

-no entiendo. ¿Me voy a volver famosa en internet?

-no solo en internet, también en la vida…muchas querrán tomarse fotos contigo y te preguntaran cosas de nosotros.

-¿y sabré que responderles?

-claro, serás la hermana más cercana a todos. Tal vez a excepción de Gemma.

-¿Gemma?

-la hermana de Harry. ¡Qué curioso! Sus nombres son bastantes parecidos.

-¿ella es muy cercana a ustedes?

-algo así, de vez en cuando va de gira con nosotros, pero no vive con Harry…serás la única en vivir casi 24/7 con One Direction.

-eso solo porque voy a vivir contigo.

-exactamente y además estudiaras con nosotros. Más con Harry él está a tu nivel de estudio.

-eso quiere decir que ese tal Harry ¿tiene mi edad?

Antes de responderme, levanta su mano derecha y la agita energéticamente.

-¡Hey!...Chicos por aquí.

Cuatro chicos caminaron para cercarse a nosotros, no tarde mucho en darme cuenta de que esos chicos eran el resto de One Direction.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...