La Hermana De Liam Payne

¿MI vida un sueño? ¿De verdad lo creen? Entérate mundo... ¡No es divertido ser la hermana de alguien famoso! Rodeada de reporteros, personas hipócritas y dolores de cabeza recurrentes. Admito que esos cinco chicos me alegran la vida, con sus bromas y su cariño incondicional. Pero al mismo tiempo agradecería no tener la sobreprotección de mi hermano mayor.

14Me gustan
4Comentarios
819Vistas
AA

12. Buen primer día de clases...

Liam´s POV:

Entre a la habitación y me sorprendí de ver a Emma con los ojos abiertos, me acerque a la cama y me senté en la silla junto a ella. Tímidamente le sonreí, ella hizo lo mismo, no importa que tan enojado hubiera estado con ella, lo importante es que estaba sana.

Me saluda con un apenas audible susurro en su voz.

-hola. –respondo. Tomo su mano y le doy un ligero apretón. – ¿Qué tal tu primer día de clases? –pregunto en broma. Ella apenas y puede reírse.

-no me quejo. No todos los días te ganas un lavado gástrico. –Tose pero antes de que sea algo preocupante se restablece acomoda su cabeza en la almohada, me sonríe ladinamente. –lo lamento Liam.

-no tienes nada que lamentar preciosa…esto fue culpa de ambos. Nunca debí de haberme enojado contigo solo por querer pasar tiempo con los chicos.

-Liam, entiendo que eres mi hermano pero no creo que eso te dé el derecho de meterte en mi vida personal, yo puedo decidir quién se me puede acercar y quién no. No puedes detener que salga con alguien.

-solo quiero lo mejor para ti.

-y ese el problema. No sabes que es lo mejor para mí, me conoces hace apenas dos semanas Liam, aún no sabes nada sobre mí.

¿Quieres apostar a eso hermanita? Desde que te encontré, lo único que he hecho es conocerte.

-¿eso crees?... –le pregunto elevando una ceja. –creo saber más cosas de ti, de las que crees. Sé que te gusta el helado de vainilla pero solo si la combinan con nieve de limón, sé que te gusta el helado de chocolate pero solo si tiene almendras, sé que tu color favorito es el aqua, que te gusta el capuchino con caramelo, tu animal favorito es el tigre de bengala, que te encanta el rock y jamás has escuchado mi música porque piensas que es basura, te gustan los brownies, también te gusta el agua de mango con chile en polvo, sé que en un hombre buscas a alguien alegre, divertido, alto, con lindos ojos, linda sonrisa, que sea culto y que sea fiel, te encanta leer, cualquier cosa…con tal de que sea un libro tú lo amas, te gusta el cine de terror, pero te encantan las comedias románticas ¿Quieres que siga?...porque tengo toda la noche y madrugada.

-¿Cómo es posible que sepas todo eso?

-¿Crees que te traería a vivir conmigo si no supiera a que me afrontaba?

Ella niega con la cabeza, ¿sorprendida hermanita?

-me importas mucho Emma y para serte sincero me gustaría que te quedaras soltera al menos un tiempo para que yo pueda estar contigo…el tiempo suficiente para conocerte mejor.

-oh veo que ya despertó. –escucho decir al doctor Cook. – ¿Cómo se encuentra señorita Parks?

-Payne. –le corrige ella. Ladeo la cabeza buscando una respuesta, ella se encoge de hombros. Sonrió tanto como me es permitido. Emma Payne, mi hermana por fin desea usar mi apellido.

-Emma ya despertó. –les digo al resto que bebe café de los vasos de papel característicos de los hospitales. Al saber que tenemos que guardar compostura en un hospital se limitan a sonreír, Niall me tiene un vaso con líquido café caliente, lo tomo de sus manos y el calor en las manos, ayuda con el frio que siento en el resto del cuerpo.

Niall continúa con su conversación con Louis.

En momentos así sé que Niall es demasiado buena persona como para que alguien en el mundo la merezca. A pesar de que le grite, cuando fue preocupado a mi casa a ofrecerme su ayuda, él está aquí ahora apoyándome tanto como le es posible.

Ni viviendo mil vidas podría merecerme a un amigo como lo es Niall.

-descansen un poco por mí chicos por favor.

-claro que si Nialler, no te preocupes, vendré tan rápido como pueda a relevarte.

-no te preocupes por eso Leeyum, solo asegura te de que me sacrificio sea en vano APRUEBA ESE MALDITO EXAMEN.

-lo intentaré, si Emma despierta asegúrate de que se enteré que no la abandone.

-eso haré viejo, no te preocupes.

-de nuevo gracias Niall, te debo una muy grande.

-cómprame dos cuarto de libra con aderezo para mañana por la mañana y tu deuda estará saldada.

-también te comprare una docena de nuggets. Cuídala por favor.

Niall asiente y me obliga a subir al auto. Introduzco la llave y espero a que el motor caliente. Una vez que todos están dentro del auto parto con destino a casa.

Niall´s POV:

Intente ponerme cómodo en la silla junto a la cama de Emma.

Verla dormir era casi igual de interesante que verla despierta, pero ahora que tenía la seguridad de que ella no me atraparía mirándola podía concentrarme en todos ese pequeños detalles.

Una pequeña cicatriz apenas notoria en su ceja, su respingada nariz, sus parpados bronceados y la curva en sus labios que se formaba cuando mantenía la expresión relajada.

Emma, la descripción perfecta de belleza, hacía que incluso la bata de hospital y los montones de tubitos y cables, lucieran como algo diseñado por el más famoso artista de la moda.

Tome su mano, fría pero con corrientes eléctricas, siempre que tocaba a Emma sufría de corrientes eléctricas.

Un mechón de cabello cayó a su cara, con cuidado lo tome y acomode detrás de su oreja. Su cabello, sedoso y brillante. Casi igual de brillante como sus ojos.

-Emma, me gustaría ver tus ojos de nuevo.-pensé en voz alta, la libertad que me daba el sueño profundo de Emma me hacía sentir más seguro conmigo mismo. Me sentía capaz de decir cualquier cosa sin el temor a sonrojarme peligrosamente. –incluso dormida luces adorable, pareces una de esas princesas de cuento de hadas que solo pueden ser despertadas por medio de un beso de amor verdadero.

-si eso es lo que crees, deberías de intentarlo ¿No?

Me sobresalte al escuchar la voz de Emma. Ronca, lenta y apenas audible, pero al final de cuenta su voz. Me había escuchado, había oído cada palabra. De nuevo, como era usual cuando hablaba con ella, enrojecieron mis mejillas.

-anda Niall trata despertarme con un beso. –comenta ella divertida. Intento sonreír para disimular, pero mi rostro estaba igual de congelado como mi cuerpo. Ella abrió los ojos, suspire cuando el color ámbar reflejo la luz fluorescente de la habitación. Se incorporó en la cama, acomodo su desordenado cabello y lo amarro en una rápida trenza, me dedico una sonrisa cuando termino.

-¿Dónde está Liam?

-fue a descansar un poco, mañana tiene un examen importante, todos en realidad. Menos tu y yo, una de las muchas ventajas de tomar clases de español avanzado.

-tomare nota. ¿Has estado conmigo toda la noche?

Asiento, sus mejillas enrojecen y no hay que ser un genio para saber que las mías tienen el mismo color rojizo.

-qué lindo de tu parte, siempre estás conmigo cuando lo necesito.

Afortunadamente no tengo que responderle de inmediato ya que el doctor Cook entra a la habitación.

-¿Cómo se encuentra hoy señorita Payne?

-mejor eso creo. –dice elevando sus hombros. El doctor me pide amablemente que me retiré, eso hago y permanezco a pocos pasos de la puerta.

Emma quería que la besara. Igual yo lo quería, más no era algo posible. Liam ya lo ha dejado claro, Emma está prohibida para cualquiera de nosotros.

¡Vamos Niall! No te pongas mal, es solo una chica…Una hermosa chica que acelero tu corazón desde el primer momento en que la viste. Y que aun acelera tu corazón con una simple mirada. ¿Qué tan enamorado estoy de Emma? Bastante. ¿Qué posibilidad hay de que ella sienta lo mismo por mí? Pocas. ¿Qué alternativa tengo para estar con ella? Ninguna.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...