OXYGEN

Novela de ficción En la portada: Harry Styles, Chica de la capa >> Emma, Chica de las gafas >> Vanessa, Chica de los labios rojos >> Savannah

10Me gustan
14Comentarios
402Vistas

7. VI

Harry's POV:

-¡Vengaaaa!-protestó

-¡Que no!-dije molesto

-¿Porqué no? Un rato solo...

-Te he dicho que no

-¿Que a caso tienes algo mejor que hacer que ir a verme jugar el partido de fútbol?

-Lo siento Max, pero sí-dije mientras fregaba el vidrio del mostrador- Quiero ir a verte jugar a fútbol de verdad, pero si no puedo ir es por tu culpa

-¿Que quieres decir?

-He quedado con alguien

-¿Savannah?-negué con la cabeza- ¡Ya lo sé, Emma!-volví a negar cosa que hizo que frunciera el ceño pensativo- Como no sea...¡No!-exclamó sorprendido a lo que asentí- ¿Vanessa?

-Sí

-¡No me digas que finalmente...!-asentí avergonzado. Rió malvadamente- ¿No decías que no saldrías con Vanessa por interés? 

-¡Ya, y no quería! Me dejé llevar, tan solo quería sorprender a Emma y...

-Espera que me aclare. Sales con una chica para sorprender a otra aunque tienes novia. ¡Y yo que pensaba que un triangulo amoroso seria divertido! Pero un cuadrado amoroso lo es aun más-rió

-Que quiera sorprender a una chica no quiere decir que me guste-me defendí. Max levantó una ceja 

-Lo que tu digas Harry-dijo sarcásticamente 

-¡De verdad!

-Si, si...-se rió- Entonces si no quieres venir me voy yendo ya a jugar 

Se levantó de la silla y salió de la tienda.

Seguí limpiando cuando alguien entró: Savannah.

-Hola Harry-me dio un beso desde el otro lado del mostrador

-Hola Savannah-hice una sonrisa de oreja a oreja

-¿Me pondrías una baguette?

Asentí y me dirigí al estante donde habían muchos tipos de pan

-¿Y Max?

-Se ha ido a jugar un partido de fútbol

-¿Y no irás a ver como juega?- negué con la cabeza, puse el pan en una bolsa y se la entregué- En este caso...¿quieres que me quede contigo hasta que termine tu turno y luego vamos a algún sitio?-preguntó mientras pagaba 

Me empecé a poner nervioso

-No puedo...

-¿Porqué no? ¿No me digas que tienes planes mejores que estar conmigo?-preguntó molesta

Mierda Harry..piensa

-No, tengo que hacer el inventario de los ingredientes que nos faltan

-¡Ah! En ese caso me quedo aquí contigo a hacer el inventario

-¡No!-exclamé- Quiero decir...no hace falta, es muy aburrido y prefiero hacerlo yo a mi ritmo

-Entiendo, entonces me voy-me dio otro beso y se fue de la tienda

Aguanté una sonrisa hasta que la puerta se cerró. Suspiré aliviado

*****

Estaba sentado en una mesa de un pequeño restaurante, que se encontraba escondida detrás de un diván. Encima de la mesa había un helado y dos cucharitas. Delante de mi se encontraba una silla aún vacía. Enlacé mis dedos con los de la otra mano y me los troné nervioso. En ese momento llegó Vanessa y se sentó en la silla libre. Llevaba las gafas de sol cosa que no se porqué, me ponía nervioso. Colgó el bolso en la silla y me miró. Bueno no se si me miró porque con las gafas no le veía los ojos

-Hola Vanessa

-Hola, siento por la tardanza. Tenía que ocuparme de unos asuntos...

-Si, ya me imagino a que te refieres

-¿A que crees que me refiero? Porque yo no se a que te refieres tu-dijo enojada mientras se quitaba las gafas de sol y las dejaba encima de la mesa

-Venga, no empecemos...

-¿Que no empecemos? Crees que lo sabes todo de todos. Que eres el más listo. Y no es así-se le empezaron a aguar los ojos. Encontré raro que llorara por esta tontería pero no pude evitar sentirme mal

-Lo siento, yo...

-No te disculpes. ¿Piensas que estoy así por la conversación que acabamos de tener?-intentó sonreír pero se notaba triste- Es por otra cosa- miró el helado-¿Puedo comer un poco?

-Claro si era para ti- cogió una cucharita y empezó a comer. Me la miré preocupado- ¿Que ha pasado?

-Mi padre, es lo que ha pasado. Me he peleado con él- le cogí su mano libre y dibujé pequeños círculos con el pulgar en el dorso. Me dedicó una pequeña sonrisa- Tiene mi vida planeada y todo debe ser como el quiere. No puedo hacer nada porqué sino estropeo mi reputación. No puedo opinar sobre nada, no me escucha. Estoy harta de ser la persona que la gente espera que sea. Y siento que estoy mintiendo a todo el mundo y a mi misma, porque conocen a "La hija de los Lawson" no a la verdadera Vanessa.

-Yo si quiero conocer a la verdadera Vanessa, al fin y al cabo por esto estamos aquí, ¿no?-ahora hizo una gran sonrisa mostrando sus blancos y perfectos dientes

-De acuerdo, sin quieres conocer a la verdadera Vanessa tenemos que ir a mi sitio preferido...el centro comercial. Está lleno de tiendas y ropa. Hasta podremos encontrar algo de ropa para que te pongas y no parezcas un vagabundo como ahora-fruncí el ceño y se le escapó una risa- Es broma, la verdad es que no soporto los centros comerciales. Están llenos de gente, y hay demasiado materialismo

-¿Así que a la chica rica no le gusta el materialismo?

-Eso mismo es a lo que me refería. No conoces nada de mi verdadero yo.-nos quedamos un momento en silencio. -Bueno vamos. Ya pago yo

-No, tranquila ya...

No me dejó terminar. Se levantó animadamente de la silla, cogió su bolso y se fue a pagar. Se puso sus gafas de nuevo y salimos de la tienda

-Vanessa si salimos juntos...-susurré

-Tiene que ser en secreto-terminó ella haciendo que me sorprendiera- Mi padre no aceptaría nuestra relación de ninguna manera. Según él debo salir con un chico con estudios y dinero. ¡Que le den!

-Pero ahora nos sigue algún paparazzi-dije mirando a todos lados- ¿Que diremos?

-Que somos amigos, que iba a encontrarme con tu hermana y tu también has venido para pedirle que haga un recado, que nos hemos encontrado casualmente y hemos empezado a hablar...yo que sé. Se listo y piensa un poco.

Empezó a andar rápidamente

-¿Donde vamos?-pregunté cuando conseguí alcanzarla

-Tú solo sígueme

Siguió andando por pasillos que ni sabía que existían y en donde casi no había nadie. Conseguimos dejar atrás los paparazzis después por pasar por unos callejones muy oscuros donde Vanessa se orientó muy bien. Parecía conocer aquellos pasadizos olvidados por la gente donde antes debían haber almacenes y tiendas que ahora habían estado abandonadas. De repente recordé la elegancia y rapidez con la que Emma se movía por estos tipos de sitios el día que la seguí, esto me sacó una sonrisa

-Ya hemos llegado-dijo Vanessa deteniéndose después de una media hora andando 

Miré a mi alrededor y al ver que estábamos en un pasillo sin salida, lleno de polvo y donde no había nadie ni nada me enfadé

-¿Este es tu sitio preferido?-dije molesto

-Espera un momento-se dirigió hasta el final del pasillo donde había una pared de metal. Puso los dedos en un hueco casi imperceptible que había en una esquina e hizo fuerza hacia ella. Poco a poco la pared empezó a ceder y me dí cuenta de que aquello no era una pared, era una puerta corredera gigantesca que llegaba desde el suelo hasta el techo. Cuando la abrió del todo de manera que quedó escondida detrás de la pared que estaba perpendicular a la esta me quedé asombrado por la belleza de lo que veía

Era una ventana que, como la puerta, llegaba del suelo al techo y que daba al exterior. Se podían ver las estrellas, se podía distinguir algún que otro planeta en la lejanía, el "cielo" era negro y podía ver el suelo del planeta, que era arenoso y de un color anaranjado

-Vanessa...-susurré acercándome al vidrio y pegando la cara en este- Esto es asombroso

-Lo sé-se sentó paralela al vidrio, con la espalda en una pared y las piernas un poco encogidas. Yo hice lo mismo pero en la pared de delante y quedamos uno delante de otro, nuestros pies se tocaban ya que el pasillo no era muy amplio. Giré la cabeza para admirar como era el espacio y luego miré hacia delante para ver a Vanessa que estaba mirando fuera con una gran sonrisa en la boca.

-No sabía que vivía tan cerca del límite...-susurré. Ella me miró y sonrió

-Es increíble ¿verdad?-por un momento vi a Vanessa como una chica normal, hermosa e inteligente, como un ser humano, con sus defectos y virtudes, como la chica de la que me enamoraría. Pero luego recordé quién era realmente: la hija del causante de la muerte de mis padres

-¿Como encontraste este sitio?-pregunté con recelo 

-Mi padre...-fruncí el ceño al pronunciar esta palabra, por el odio que le tenía al señor Lawson y ella lo notó. Miró a sus manos nerviosa y luego me volvió a mirar- Tiene un mapa gigantesco con los pasadizos en los que él proporciona el oxigeno colgado en su despacho. Un día cuando me aburría lo miré y vi que estábamos muy cerca del final de la edificación donde vivimos. Y vi esta calle. Recordé que aquí había un antiguo observatorio astronómico que había sido clausurado. Así que a mis doce años que tenía en aquel entonces, me dirigí hasta aquí solo con una copia del mapa dibujada por mí, intentando encontrar algo interesante. ¡Y claro que lo encontré! Me dí cuenta de que esta pared no era una pared, era una puerta y cuando la abrí y ví lo que escondía me dí cuenta que había valido la pena

-Así que eres una Dora la exploradora desde pequeña-dije riendo. Hizo una media sonrisa

-Se podría decir que sí-nos miramos unos segundos en silencio, cada uno con una sonrisa idiota dibujada en los labios

-Me gusta más este sitio que un centro comercial, la verdad-dije finalmente- Me alegro que me hayas traído hasta aquí

-Me alegro de haberte dado una oportunidad, Styles-dijo contenta. De repente le sonó el móvil. Lo sacó del bolso y miró molesta la pantalla- Mi padre...debo cogerlo. Ahora vuelvo-se levantó y desapareció del callejón. Quería seguirla de escondidas y escuchar de que cosas hablaba con su padre, pero antes de que pudiera me llegó un mensaje a mi móvil. Era Savannah

"Savannah: El equipo de Max está ganando 2-0. Ahora están en el descanso"

"Harry: ¡Que bien! Lástima que me tenga que quedar haciendo el inventario"

"Savannah: Había pensado que como ahora no hemos podido quedar...¿Que tal si hoy te pasas por mi casa, cenamos y vemos alguna película"

¿Y ahora que? Tenía que verme con Emma por la noche...

"Harry: Lo siento, no puedo"

"Savannah: Si no quieres quedar conmigo solo dilo"

"Harry: Porque dices eso"

"Savannah: Primero el inventario, ¿Y ahora que tienes que hacer que sea mas divertido que estar conmigo?"

Suspiré, hoy Emma se las tendría que arreglar sola. 

"Harry: De acuerdo, paso por tu casa a las nueve"

"Savannah: ¿De verdad? Perfecto. Nos vemos luego, cariño."

"Harry: Te quiero"

-Hey Harry me tengo que ir-dijo Vanessa preocupada apareciendo de nuevo en el callejón mientras cerraba el móvil

-¿Sucede algo?-negó con la cabeza

Me levanté y cerré la puerta para que volviera a parecer un callejón sin salida

-Prométeme que vas a guardar el secreto de la existencia de este sitio-me rogó ella mientras empezábamos a recorrer el camino de vuelta

-Por supuesto...-dije intentando no sonar algo molesto

¿Porque estaba molesto? Por tener que ir con Savannah y dejar a Emma tirada. Antes quería a Savannah con la cabeza y el corazón, ahora la cabeza me sigue diciendo que ella es la mejor para mí, pero el corazón se ha fugado con otra chica que ni siquiera he visto. Resumiendo: me he enamorado de una hábil y generosa capa color cereza

Recorrimos todo el camino de vuelta en silencio. Ella sumida en sus pensamientos y yo en los míos 

-----------

Perdón, perdón, perdón, perdón X 10000000000 veces más. Os pido perdón muchas veces por tardar tanto en subir capitulo. Y más teniendo en cuenta que el capitulo me ha quedado un poco mal (para no decir mucho). Este capitulo es caca :( Intentaré subir el próximo más rápido y que sea más interesante. Es solo que tengo la idea en la cabeza pero me cuesta narrarla de manera que no se haga aburrida. Además me he enfadado mucho con movellas, con el Internet y con el ordenador. Porqué tenía como la mitad del capitulo hecho y de repente se me cerró la pestaña de movellas y no se me guardó :( Así que me cabreé y se me pasaron las ganas de volver a escribir el capitulo. Luego decidí que lo reescribiría otro día. Y así pasaron los días y nunca empezaba a escribir el capitulo de nuevo :S

Lo siento

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...