OXYGEN

Novela de ficción En la portada: Harry Styles, Chica de la capa >> Emma, Chica de las gafas >> Vanessa, Chica de los labios rojos >> Savannah

10Me gustan
14Comentarios
403Vistas

3. II

Gemma's POV

Después de decirle el nombre de Vanessa Lawson se fue rápidamente a su habitación y se encerró en ella

-Harry ábreme-di unos golpes con los nudillos en la puerta

-Vete Gemma

-¿Que te pasa?

-Por culpa de su familia mucha gente se debate entre la vida y la muerte como nosotros, Gemma. La chica esta no merece que trabajes para ella

-No seas crío Harry. Ella no tiene la culpa de que su padre sea Jonh Lawson; el hombre que extrae el oxigeno del centro del planeta y lo distribuye entre los habitantes; el hombre mas rico del mundo y el hombre que fija los precios y los salarios

-Ella es tan culpable como su padre. ¿A caso no la has visto por la tele? Es otra niña malcriada que tiene lo que quiere, cuando quiere, donde quiere con solo chasquear los dedos.

-Mira Harry, se que estas triste por lo de nuestros padres y por eso no te voy a obligar a que pienses con claridad

-Estoy pensando con claridad-se quejó desde el otro lado de la habitación

-¡No estas pensando con claridad! Si no encuentro trabajo rápido no vamos a sobrevivir. Además si me hago amiga de Vanessa puede que me suban el salario y cobre mas oxigeno. ¿No lo entiendes?

No contestó. Me esperé unos segundos delante de la puerta y al darme cuenta que no pensaba hacerlo me dirigí al salón, cogí un bolso y me puse la chaqueta

-¡Me voy a trabajar hermanito!

Salí de casa y miré el ancho pasillo donde me encontraba. Lleno de gente yendo y viniendo de un lado para otro. Algunos con bicicleta y otros a pié, no podíamos tener coches como cuando vivíamos en la tierra ya que al estar en un lugar cubierto a largo plazo la contaminación no nos dejaría respirar. Tampoco teníamos suficiente oxigeno para ir renovándolo así como así.

Estiré la mano hacia el medio de la calle y un taxi se paró a mi lado. No era un taxi como los de la tierra, ya he dicho que no podemos tener coches que funcionan con gasolina. Aquí los transportes funcionan con electricidad. Los coches, los taxis y los autobuses son descubiertos y están formados por una hilera de asientos y, de espaldas a esta, otra hilera de asientos; de manera que tu y la persona que esta sentada en paralelo a ti os dais la espalda. Estos transportes se deslizan por cables que transportan la electricidad y se controlan a través de ordenador. Es decir, que no hay conductor.

Me subí en el taxi vacío, y en una pantallita situada al lado del asiento puse la dirección donde tenia que ir. El taxi arrancó y se deslizó por las calles hasta llegar a nuestro destino. Antes de bajarme volví a mirar la pantalla: "Importe del viaje: 16 l" . Puse mi PIN de la tarjeta de ahorros en la pantalla y transferí la cantidad de oxigeno que me pedía. Luego bajé del taxi y lo seguí con la mirada hasta que desapareció de mi vista. Después dirigí la mirada hacia el frente viendo la imponente mansión de los Lawson.

Harry's POV

Al oír que Gemma se iba salí de la habitación cabreado. No podía creer que ahora Gemma trabajara para aquellas personas que tanto daño nos habían hecho. Cogí un bol de cereales, me senté en el sofá y encendí la tele vieja que teníamos desde que nuestros padres murieron. Hacían un documental sobre el planeta donde vivíamos ahora:

"...la tierra quedó completamente destruida por un meteorito y nos tuvimos que ir. Unos cuantos humanos fueron en busca de un planeta similar a la tierra y otros nos quedamos aquí, en el planeta bautizado como Oxyn por la gran cantidad de oxigeno que se encontró en el interior de este. A pesar de eso, en la superficie no había de este gas, solo agua, así que la empresa Lawson® se encargó de extraerlo con sofisticadas maquinas y guardarlo en grandes bidones. Como no podíamos vivir en el exterior se crearon grandes edificaciones de metal donde los humanos harían vida. Para las calles construyeron pasillos anchos de hierro que tienen puertas numeradas que son las diferentes casas y tiendas. Los alimentos son hechos todos en fabricas y artificialmente por falta de plantas y animales como todos los otros objetos de que utilizamos. Los humanos adaptaron el planeta a sus necesidades y todo les iba bien. Pero un día decidieron algo que cambiaría sus vidas al darse cuenta de que el oxigeno no duraría para siempre. El oxigeno seria su moneda de cambio. Cobrarían sus sueldos con litros de oxigeno, los objetos que compraran se pagarían con oxigeno, los impuestos también...y al final de cada mes la empresa Lawson® enviaría a cada familia, a través de unos sofisticados conductos que se crearon, los litros de oxigeno que les tocaban. Por ejemplo: si en un mes una familia había ganado 20.000l de oxigeno y había pagado 500l de impuestos y otros 1000l en el consumo del hogar, en el final del mes se les enviarían 18.500l. Al pasar el tiempo se crearon sistemas de pago con PIN y todo estaba informatizado. En los sitios públicos como escuelas, bibliotecas y calles se utilizaba el oxigeno recaudado por los impuestos. Ahora el oxigeno es mas preciado que nunca y hay familias que sufren porque apenas pueden llegar a fin de mes y tienen el peligro de morir ahogados..."

Al oír eso ultimo paré la tele y no pude evitar que una lágrima cayera por mi mejilla. Odiaba mi vida, mi planeta, estar todo el tiempo encerrado, pasear por aquellos pasillos con luz artificial y techo de metal, trabajar para ganar unos pocos litros de oxigeno al mes, sufrir por la muerte de mis padres y poder morir yo también.

Me sequé los ojos, me levanté y me vestí. Me puse un gorro en la cabeza, que aunque no hiciera frío siempre lo llevaba, y salí de casa. Decidí ir andando hasta la panadería, si se le podía decir pan a aquello que hacían ya que era hecho todo artificialmente, mientras dirigía la mirada en el suelo pensando en mis cosas. De repente noté unas miradas fijadas en mi. Subí la cabeza y vi unas chicas mirándome discretamente, les dediqué una sonrisa coqueta y me sonrieron sonrojadas. Al cruzarme con ellas las seguí con la mirada y reí. Por el tema de las chicas no me podía quejar, había tenido muchas novias y sabia que muchas de las chicas que me conocían o me habían visto alguna vez desearían salir conmigo. Cuando me di cuenta ya había llegado a la panadería.

****

Entré en casa, después de un largo día de trabajo, sin hacer mucho ruido. Me dirigí a la nevera y cogí una botella de agua. Al girarme me encontré una chica amenazándome con un cuchillo

-¿Has entrado en casa de Gemma para robar? ¿Eh?

Sonreí, destapé la botella y bebí a morro-Soy su hermano, lista. Pero si vas a matarme no lo hagas con el cuchillo de untar mantequilla por favor

Me miró, luego miró el cuchillo frustrada y lo dejó encima de la encimera de la cocina. Luego se cruzó de brazos

-¿Que haces aquí?¿Y mi hermana?

-Tu hermana esta en su habitación. Se había dejado algo y le he dicho que la acompañaria a buscarlo

-¿Y tu quien eres?

-Nessa

-¿Nessa?

-Si. Aunque puede que me conozcas como Vanessa Lawson

La miré de arriba a bajo. ¿Como no la había reconocido? Enfadado me dirigí a la habitación de Gemma y la abrí de un portazo

-¿Que haces trayendo esa puta en mi casa? ¿Estas loca?

-Harry...-intentó tranquilizarme mi hermana

-¡Ni Harry ni ostias! Son unos asesinos, Gemma ¿no te das cuenta?

-No son unos asesinos

-Son peor que unos asesinos. No son de los nuestros, déjalos que vayan a vivir en sus mansiones gigantes, que se queden con todo el oxigeno y que vayan de compras...pero no quiero que te vincules con ninguno de esos idiotas

Escuché un ruido detrás mio y me giré. Vanessa me había seguido y lo había escuchado todo. Estaba parada en el marco de la puerta, con los ojos rojos y el labio color carmesí dibujando una semisircumferencia hacia abajo

-¿Eso es lo que creéis de nosotros?-frunció el ceño y en ese momento quise borrar lo que acababa de decir para no ver llorar a Vanessa. En ese momento me pareció una chica frágil y con inseguridades, no una chica mimada y pija

-Lo siento, yo...-susurré

Inspiró y se fué hasta la puerta con paso decidido. La seguimos rápidamente

-¡Nessa espera!-dije para que se parara, cosa que obviamente sabia que no haría.

Se escuchó un portazo y Gemma me miró enfadada

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...