Mi niñero favorito: Narry Storan

La estrecha realción de Harry y Niall

1Me gustan
0Comentarios
489Vistas
AA

5. Fifth Day { Nothing}

Se quedaron callados por lo que pareció horas. Harry se debatía mentalmente, casi queriendo morirse  por todo lo que había hecho. Su única obligación había sido ir a cuidar a Niall o a  enamorarse de él ni mucho menos. Era un completo idiota, y Darcy no se merecía lo que acababa de hacerle.

Aunque por otro lado, Niall se sentía aliviado. Así habría una razón directa para que su niñero y esa chica terminaran por fin; ya quería tenerlo sólo para él. Sabía que era egoísta, él todavía no hablaba con Zayn ni nada, pero quería sentirse bien por lo menos un momento, disfrutar de su vida con Harry Styles, porque quizá no habría nada seguro para ellos en el futuro.

-¿Qué vamos a hacer? - la voz de Niall salió disparada sin interés, y Harry notó que sólo hizo la pregunta por preguntar y no porque le importara realmente lo que iba o no a pasar con la chica rubia a continuación. Soltó un hondo suspiro casi con fastidio.

-¿Qué crees que queda por hacer? Le tengo que decir la verdad - respondió desordenandose los cabellos rizados y caminando hacia la puerta, se giró antes de abrirla y miró al pequeño- Y empaca todo, creo que definitivamente debemos marcharnos  cuanto antes, ya, ahora.

Niall asintió y se  dispuso a hacer lo ordenado por el otro; comenzó a meter la ropa nuevamente y después le miró justo antes de que saliera de la habitación.

-¿Harry?

-¿Qué pasa, Ni? - cuestionó rápidamente.

-¿Vamos a seguir juntos después de esto? Quiero decir, tú y yo - terminó la frase con temor, pensando que quizá el muchacho iba a culparlo en primer lugar por haber aceptado ir a la visita aún cuando ambos sabían de antemano que era una terrible idea de cualquier forma.

-Juntos.

Harry cerró la puerta de la habitación dejando a Niall con una sonrisa en los labios. Ya era una promesa.

 

 

 

**********

 

 

 

Darcy cruzó los brazos alrededor de  su pecho y alzó una ceja, observando como Harry se movía nerviosamente en su sitio sin atreverse a mantenerle la mirada; con vergüenza y con miedo, conocía a Darcy desde hacía mucho tiempo, no quería que las cosas simplemente terminaran bien, desde luego que no.

-¿Así qué… practicamente estás diciendo que tú y ese  niño… están en una relación, de pareja? - habló ella, una vez que el rizado hubiese terminado de dar su explicación detallada de cómo había ocurrido todo desde que llegó a la casa de los Horan; omitiendo el incidente con Niall en la ducha (por obvias razonesI).

-Sí - susurró con voz queda, antes de alzar la mirada y pedir disculpas con la mirada. No se sentía bien, él no quería hacerle daño. - Lo lamento mucho, Darcy, no estaba en mis planes que esto pasara. Sólo iba a cuidar a un niño… y terminé metido en este lío.

-No te disculpes, Hazza.  Yo lo entiendo, es decir, Niall es adorable - sonrió levemente, moviendo sus cejasde forma insinuante, casi haciendo sonrojar  al muchacho- No puedo culparte por haberte enamorado… Tan sólo, en serio, odio el hecho de que no hayas sido sincero conmigo cuando esto empezó. Me engañaste, y no había necesidad de ello. Yo te habría entendido.

-Espera, espera… ¿De qué rayos hablas? ¿No estás molesta? - el desconcierto tenía su rostro y una pequeña arruga se había formado en su frente.

-Lo estoy, por supuesto que lo estoy - indicó Darcy haciendo ademanes con sus manos- pero no puedo controlar lo que sientes.  Hemos estado separados durante mucho tiempo, no puedo culparte por haberlo hecho. Nuestra relación ya había sufrido un cambio en el momento en que te fuiste, Harry.

-En ese caso lo más conveniente es que Niall y yo nos marchemos ahora mismo; no sería nada correcto seguir aquí - musitó apenado, la chica asintió  y entonces se acercó al rizado para  abrazarlo fuerte y darle un corto beso en la mejilla a modo de despedida.

-Espero verte en otra ocasión, Harry.

 

 

*********

 

 

 

Bien dicen que la balanza nunca está de un solo lado. Todo se equilibra; se vuelve igual, tira el mismo peso. Y Harry pudo darse cuenta de eso tiempo después. No había querido sentirse así, pero después de haber hablado con Darcy, y aún sabiendo que todo estaba bien, se sentía culpable.

Niall lo besaba mucho y le susurraba palabras de consuelo para que dejara de  preocuparse pero sin dudas no hacía efecto alguno en su persona. Y mucho menos lo hizo en aquel momento.

-¿No quieres tener sexo conmigo? ¿Es eso? - reclamó Niall con molestia mientras se enfurruñaba en el sofá al lado de Harry; se habían estado besando demasiado y haciendose caricias aún por encima de  la ropa pero cuando el rubio quiso desprenderlos de sus prendas, el otro se alejó abruptamente.

-No, no  quiero - declaró y antes de que su pequeño duende se volviera  loco, prosiguió- Tú aún eres el novio de Zayn, no voy a tener sexo conmigo, Ni. No ahora, por claro que quiero… ¡Por supuesto que te deseo! Pero no sería algo correcto.

El rubio tragó saliva y se sintió mal en cuestión de  segundos. Él lo había hecho con Louis, muy a pesar de  Zayn, y nunca se había sentido culpable por ello… No hasta ese momento.

-Terminaré con él, Harry. Pero no ahora, ya te lo dije - argumentó él.

-Ya pronto es navidad, realmente espero que lo digas en serio - sentenció, entonces el rubio recargó su cabeza sobre el regazo de su amado y éste le dio suaves  caricias a su cabello.

-No te estoy mintiendo, Zayn está lejos de todos modos, lo nuestro ya no funcionaba. Él es demasiado ardiente, podrá conseguir a alguien más - dijo Niall con desinterés, hablando rápido y haciendo movimientos exagerados con su cabeza, causando la risa en el otro.

-Prentenderé que no te escuché decir que Zayn es ardiante - ronroneó él mostrandose celoso, a Niall le gustaba cuando hacía eso- Porque espero que en verdad lo suyo termine pronto. ¿Cuándo vendrá él hasta aquí?

-La  semana próxima, se iba a quedar  aquí… aunque creo que después de que lo dejé, no querrá hacerlo - soltó el rubio con una risita sonora que le rebotó a Harry en los oídos, como el sonido más precioso que había escuchado jamás - ¿Me das un beso, Hazza?

-No tienes que preguntar, mi amor - sonrió el otro, mientras  Niall se alzaba para  quedar a su altura, pronto sus labios se estaban devorando con ganas; brazos en cuello y cintura y gemidos quedos escapando, sólo capaces de ser oídos por ellos.

No había nada de  que preocuparse, Darcy lo había tomado bien y las cosas habían sido mejores desde entonces; no querían pensar en lo que pasaría después, ni si quiera cuando los Horan llegaran a la ciudad de nuevo… No se tomaban el tiempo de imaginar el que podía llegar a separarse cuando estaban dispuestos a luchar  el tiempo que durase. Sus labios se deslizaban rápidamente pero dandose tiempo de tocarse, sentirse y conocerse. Las manos de Harry viajaron hasta la espalda baja del pequeño y justo cuando quiso ir más allá… el timbre sonó repentinamente. Se separaron jadeantes y Niall corrió a abrir la puerta, acomodandose la ropa primero. Abrió y entonces se le cayó el alma hasta los pies de la impresión.

-¿Zayn…? ¿Qué… haces aquí?

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...