I DON'T WANNA PRETEND THAT IT´S LOVE

___________ solo otra chica con deseos de hacer su sueño realidad en Londres, vivir la vida Británica, pero nunca habría previsto que su visita a Nando´s cambiaría su vida de inmediato.

0Me gustan
1Comentarios
67Vistas

2. CAPITULO 2

Era un nuevo día y el mismo problema eran las dos de la tarde, me arregle, comí y quería salir, tal vez a buscar la universidad, así que tome un bolso y cerré la puerta, cuando el ascensor abrió en el primer piso no lo podía creer tras la puerta todo estaba lleno, abrí la puerta y me invadieron personas preguntándome:
-¿Tienes algo con Harry Styles?
-¿Hace cuánto conoces al chico de rulos?
¿Qué había sucedido? Vi a un hombre grande el cual me tomo de la mano y me metió a un carro, estaba asustada, mucho la verdad, y ¿si me secuestraba? Y ¿si me violaba? Pero cuando entre vi a los cinco chicos, fue muy raro esto era un sueño, pero no Harry se me lanzo y soltó un suspiro.
-estas bien –dijo mientras con su mano recorría mi mejilla, Dios esto era estar en el cielo, su mano era tan suave.
-Claro que estoy bien, pero estoy confundida, ¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué ellos –señale la ventana- preguntan por ti?
-Porque piensan que sales con Harry por lo que sucedió ayer –esa voz juguetona de Lou.
-Ohh no! Yo solo quiero salir –dije abriendo la puerta, salí pero alguien me tomo de la cintura, era Harry, sus manos grandes eran inconfundibles.
-Hablemos, dame unos minutos –decía mientras me volteaba lentamente, Harry era tan delicado conmigo y apenas lo conocía.
-¿Hablar sobre qué? No puedo tengo cosas que hacer –dije tratándome de zafar, tal vez esto era lo que todo famoso hacía con una chica, la seducía, daba de que hablar, la llevaba a la cama y bum la dejaba, pero eso no era lo que yo quería.
-dame tu número de celular –dijo con una sonrisa coqueta.
-¡Ah no! Ni se quién eres –una perfecta mentira, era HARRY STYLES uno de los cinco chicos más perfectos que existían.
Me aleje, tome un taxi o una cabina negra, se conoce de las dos maneras, fui en busca de mi universidad, cuando me entregaron los horarios, vi que estudiaba los Miércoles y los Sábados, nada mal, podía otros días trabajar, no se algo tenía que hacer.
Cuando volví al edificio ya no había prensa, al menos, tal vez Harry habría dicho que no era nada, pero no era de creer, pero en fin era su problema no el mío. Entre a mi apartamento y las luces se prendieron vi a alguien…, oh por Dios no lo creía era para morirse de la emoción...

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...