MAFIA

-Ciara Horan...se que tu no eres una pobre chica Irlandesa como nos haces creer. Lo se todo de ti y de tu hermano. Niall y Ciara Horan, huérfanos de padres cuando tan solo erais unos pobres chavales...pero tuvisteis "suerte" si así se le puede llamar. La mafia Irlandesa os vio y pensó que valíais millones. Os enseñaron como trabajan los verdaderos mafiosos: matar, espiar,traficar...y todo con discreción -¿Que es lo que quieres? -Lo sabes muy bien. Por lo que murió tu amiga y compañera Alana entre mis manos y por lo que ha muerto mi superior en esta misma habitación: los documentos que robasteis a la mafia rusa -No sé de que me hablas. -No te hagas la tonta. Se que tu solo eres un peón como lo soy yo, pero tu te encargaste de robarlos y sabes donde están los documentos, es más, los llevas contigo -No te tengo miedo. Mátame si quieres, no conseguirás nada Harry se puso furioso -¿Crees que todo es un juego?

36Me gustan
14Comentarios
1740Vistas
AA

9. MIERCOLES 9/12 (Parte III)

NARRA CIARA:

Al verme entrar, Harry me cogió del brazo y ando hasta nuestra habitación, arrastrándome con él.Al entrar cerró la puerta de golpe. Me empujó lentamente hasta que mi espalda tocó la pared y él se quedó a escasos centímetros de mi

-¿Y tu pistola?-preguntó preocupado

-La tengo yo, guardada. -me la quité del pantalón y la dejé como pude por la proximidad de Harry en la mesita de noche-¿Por?

-¿No te has hecho daño?

-¿Porqué debería habérmelo hecho?-dije sin entender a que se refería 

Me miró fijamente con sus ojos, que estaban rojos y acercó lentamente sus labios temblorosos, por alguna razón que desconocía, hacia los míos fundiendonos en un beso. Pero lo detuve poniendo mi mano en su torso desnudo y separandolo un poquito de mi

-Harry, que ha pasado...-dije preocupada

-Yo...-sus labios temblaban- pensaba que estabas muerta. Que alguien te había matado mientras dormías

-¿Que? ¿Porqué Harry?-dije con una sonrisa para intentar calmarlo

-Había una mancha de sangre en la cama y tu pistola no estaba en el cajón. No sabia que pensar así que lo primero que se me ocurrió fue que te mataron. Fui a la sala de estar y le conté a todos que encontraría al asesino que te mató, a ti y a Andrei.

-La mancha de sangre no fue nada, cosas de chicas. Creo que ya lo entiendes- frunció el ceño extrañado y luego puso cara de asco- Lo se, lo se...quería cambiar la sábana pero vi a James que...-de golpe reaccioné- ¡Espera! ¿Que me acabas de decir?

-Que pensaba que estabas muerta

-¡No,no! ¿Le has dicho a todos que había un asesino suelto?-exclamé enfadada

-¿Que?, si, yo...-no sabía como excusarse-¡Pensaba que estabas muerta,Ciara! Y no por mi culpa precisamente...¡Creo que es excusa suficiente!

-Lo se, y lo siento mucho por hacerte sufrir tanto-le puse mis manos en sus mejillas acariciándolas suavemente- Pero no decir nada era nuestra mejor baza para coger al asesino. 

-Lo siento...-susurró. Negué con la cabeza

-No es tu culpa, no se que haría yo si estuvieras muerto Harry...probablemente hubiera matado a toda la gente de la casa antes de que pasara el día...-dije mirando sus ojos verdes que ahora ya no estaban tan rojos

-No sabes cuanto te amo...

-¿Cuanto?-pregunté con una sonrisa juguetona

Me cogió fuertemente por las caderas atrayéndome hacia él y me besó apasionadamente. Era un beso necesitado. Llevaba tiempo esperando que nuestros labios se rozaran con tanto deseo como lo hacíamos ahora. A pesar de que odiara admitirlo y que supiera perfectamente que esta relación no nos beneficiaba a ninguno de los dos, cada uno de sus besos hacia que lo quisiera cada vez más y que el tener que separarnos me doliera demasiado. Enrollé mis piernas en su cintura y él me cogió por el muslo acariciándolo y llevando su mano hacia mi trasero. Yo llevé mis manos hacia su pelo. Se separó un momento de mi para coger aire y me empezó a besar mi cuello mientras succionaba mi piel haciendo que la lujuria se apoderara de mi cada vez más. Empezó a andar de espaldas hacia la cama mientras me besaba. Cuando estaba a punto de dejarse caer hacia atrás hice un movimiento raro hacia un lado haciendo que los dos termináramos estirados en el suelo quedando yo debajo de él

-¿Porque has hecho eso?-dijo con dificultad por culpa de sus respiraciones agitadas 

-No hemos cambiado las sabanas-le besé mordiéndole el labio- además estoy en mis días...

-¿Y? Está demostrado que no es malo tener relaciones sexuales durante la menstruación y yo no tengo manías. Además también está demostrado que se disfruta más-me siguió besando el cuello

-Lo se, y no digo que no disfrutaría ni que no tenga ganas...pero estamos en un hostal, con un asesino suelto, mi hermano, mis mejores amigas en la habitación del lado, el chico que intentó estrangularme...

-Entiendo...-me mordió el lóbulo de la oreja

-Harry vasta...-jadeé excitada

En vez de parar siguió besándome el cuello y empezó a bajar hacia mi clavícula y mis pechos dando pequeños mimos. Paró de besarme y me miró

-Estoy muy excitado, por favor Ciara hagamoslo-rogó

-Sígueme besando-supliqué

-Solo si lo hacemos

Me mordí el labio y  me acerqué rápidamente a el besándolo desenfrenadamente. Me quitó la camiseta y el sujetador y siguió dándome besos en los pechos mientras los chupaba y succionaba haciendo que mis pezones se endurecieran. Le cogí el pelo mientras jugaba con este excitada.

-¿Me quieres?-preguntó entre beso y beso. Asentí con los ojos cerrados mientras me mordía el labio y disfrutaba del placer-¿lo haremos?-aunque quería decirle que no, que no podíamos, no debíamos, volví a asentir dejándome llevar por las emociones que sentía. Y aunque tenía los ojos cerrados podía jugarme lo que fuera a que ahora Harry tenia una gran sonrisa dibujada en su rostro

Los besos empezaron a descender hacia mi vientre acercándose peligrosamente a mis caderas. Solté un jadeo

-Aunque me ponga mucho...-me besó el vientre-...no hagas esto que tus amigas nos podrían sentir

-No lo puedo evitar...

-En ese caso...

Llevó sus manos a mi trasero y empezó a levantarse poco a poco mientras yo hacia lo mismo y nos besábamos. Me llevó a cuello con mis piernas enredadas en su cintura pudiendo notar su erección, hasta el baño. Cerró la puerta con el pié. Se acercó a la encimera de mármol y sin dejar de besarme la palpó hasta encontrar su neceser y buscó algo en este. Cuando lo encontró se acercó a la gran ducha donde cabían más de seis personas fácilmente y quitó una de las manos de mi culo para abrir la puerta de vidrio que cumplía la función de mampara. Entramos en la ducha y volvió a cerrar la puerta de cristal para luego dejar lo que había cogido en un saliente pensado para sentarse y abrir el agua que empezó a salir fría, haciendo que mordiera el labio de Harry del susto. La poca ropa que llevábamos se empezó a mojar igual que nuestro pelo y nuestra caliente piel

-Con el sonido del agua no nos escucharán tanto...-susurró en mis labios. Asentí.

Bajé de encima de él sin dejar de besarle para poder quitarme el pantalón. Pero él llevó la iniciativa y me descordó el botón y empezó a bajármelos poco a poco volviéndome loca porque quería hacerlo ya. Cuando me los hubo quitado los tiró por encima de la mampara. Rodeé su cuello con mis manos y él rodeó mi cintura con los suyos

-Me tengo que quitar el tampón-dije

-Ya lo hago yo-paré un momento de besarle

-¡No!

-Tranquila...-volvió a juntar sus labios con los míos y empezó a bajarme las bragas poco a poco y yo, con una pequeña patada, hice que fueran a parar a una esquina de la ducha

Una de sus manos empezó a acariciarme el pecho y empezó a bajar hacia la barriga para luego ir a parar a mi parte intima y con cuidado me quitó el tampón sorprendentemente bien. Lo tiró por encima de la mampara

-¿Te das cuenta que lo que estamos haciendo es asqueroso?-pregunté entre besos riendo 

-He visto cosas peores-sonrió y me besó

-mi turno-susurré

Empecé a depositar pequeños besos en sus tatuajes mientra mis manos acariciaban su torso. Mis besos y lamidas empezaron a bajar hacia el abdomen y llegaron debajo del ombligo, justo encima de la goma de los boxers ajustados. En vez de bajárselos con las manos como hizo él mordí la goma y tiré de ella hacia abajo cosa que lo hizo excitar más y dejó su erección a la vista. Terminé de bajárselos con las manos y los tiré por encima de la mampara. Me levanté del suelo y él cogió rápidamente lo que había cogido antes, que ahora me daba cuenta que era un condón, y se lo puso rápidamente

-¿Así que llevas condones en tus misiones de la mafia?

-¿Quien sabe cuando los voy a necesitar?-dijo con una sonrisa 

Me cogió, una ultima vez, del culo y hizo fuerza hacia arriba para que pudiera saltar y enrollar mis piernas en su cintura. Se acercó a la pared, debajo del agua ahora caliente, mientras me besaba hasta que mi espalda tocó las frías baldosas y pude notar su erección rozar mis partes intimas para luego entrar por primera vez. Un sonido de placer salió de mi boca mientras mis uñas se clavaban en su espalda. Cada una de les penetraciones me hacia sentir más viva, con mas ganas de seguir, de que Harry fuera por siempre mio. Dejé ir un jadeo

-¡Harry!-chillé excitada

-¿Te duele cariño?-preguntó a duras penas

-No...sigue...Hazza...

No sé cuanto tiempo más estuvimos haciéndolo, si fue mucho o fue poco, pero los momentos con Harry en aquella ducha no los iba a olvidar fácilmente. Empecé a excitarme cada vez mas

-Me voy a correr-informó Harry casi sin voz

Asentí. Hizo una ultima penetración hasta que los dos llegamos al clímax. 

-Te amo

-Te amo susurré finalmente

--------

Hoy capitulo HOT. No soy especialista en el tema así que si está mal o algo no me juzguéis  :S

Es que me he animado escribiendo y entre una cosa y otra ha terminado siendo hot, cosa que no tenía planeada cuando empecé a escribir el capitulo 

De todas formas, esté bien o mal, espero que os haya gustado

Besos y comentad sobre lo que os ha parecido (de verdad que agradecería vuestra opinión) y votad si no lo habéis hecho 

Bye : )

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...