El Padre Arguinelli

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 1 abr 2014
  • Actualizado: 1 abr 2014
  • Estado: Complete
Disfrutá de una historia con jingles al final de la misa, logos estampados en la ostias, tandas publicitarias previas a la Palabra de Dios y otras estrategias comerciales y publicitarias aplicadas en una pequeña iglesia de pueblo. «El Padre Arguinelli» es un entretenido relato con seis entregas/capítulos, donde se narra parte de la vida de un cura de pueblo que utilizó diversas estrategias de marketing y comunicación para generar algún que otro ingreso extra.

0Me gustan
0Comentarios
71Vistas
AA

6. Las consecuencias del éxito

«Cuando no hay ganas de-mez-clar.

Cuando no hay ganas de-hor-near.

Doña Marta es tu hermana

Doña Marta es tu hermana

Doña Marta es tu hermana

Y para ti co-ci-na-rá».

 

Luego del jingle publicitario, la directora del coro estaba encargada de decir con voz fuerte y clara el número de teléfono y la dirección del local de Marta Patrini. Marta era una muy buena repostera y la mayor parte de su negocio estaba sostenido por los bautismos, las bodas y los cumpleaños de quince.

 

—Por lo tanto, usted no tiene que levantar las ventas, lo que tiene que hacer es mejorar la imagen de marca —explicaba el Padre Arguinelli, que no en vano había pasado noches enteras tratando de darle vuelo a su negocio, puliendo el speech de venta.

 

Finalmente, los movimientos comerciales que el cura generaba en la iglesia y que ya habían alcanzado fama regional, comenzaron a captar la atención de algunos medios nacionales y una gran cantidad de diarios, revistas y programas de radio comenzaron con sus preguntas y acusaciones. Todos ellos, por supuesto, cuestionaban la extraña forma en que Arguinelli intervenía el ritual religioso.

 

El país entero se preguntaba por qué la Iglesia Católica no había advertido tal sacrilegio, pero lo cierto es que Arguinelli era un inofensivo cura profesando la palabra en un pueblo olvidado del sur de la provincia de Santa Fe y además...  la diócesis eclesiástica estaba con demasiadas preocupaciones debido al brote de pederastia y algunos rumores de curas zoofílicos. Muchos problemas como para darle importancia a un sacerdote que, si vamos al caso, estaba haciendo muy buen dinero y ayudando a la comunidad.

 

Lamentablemente —a pesar de que la institución le restaba importancia— el ataque mediático no daba tregua, los periodistas llegaban al pueblo desde todos los puntos del país y no paraban de hacer entrevistas e investigaciones.

 

En el pueblo, todos tenían una historia o una acción de marketing para contar, y no tardó a salir a la luz uno de los grandes trabajos conceptuales realizados por el monaguillo Francisco.

 

«Arguinelli vendió hasta su propia madre» titulaba la tapa del diario del domingo. Y debajo del titular se mostraba la foto del escándalo. Sobre los pies de la estatua de la Virgen María, se veía una canastita con varios folletos apilados. Los folletos anunciaban la guardería «Cosquillitas», y en su interior se encontraba la promesa de que las maestras cuidaban a los niños como si fueran sus propios hijos.

 

El escándalo de aquella tapa, si bien no fue tan grande, fue la gota que rebalsó el vaso y el Padre Arguinelli fue destituido de su cargo acusado por —entre otras cosas— usar el santo nombre de Dios en vano.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...