El Jefe


13Me gustan
7Comentarios
287Vistas
AA

4. Que le sucede?!?!

 

XXX: Mj- tosió a propósito y le miré, a donde iba vestida así, a los óscar, el escote le llegaba al ombligo ese vestido rojo resaltaba las NO curvas que tenía, lo hacía para que me riera de ella cierto?, para usar esos vestidos necesitas pechos, algo que notablemente no tenía, pero que le iba a decir- Llamas a mi novio o me vas a evitar toda la noche- dijo enojada

Tu: No te vi- es cierto no la había visto

Selena: Como digas, sé que lo hiciste pero quieres que mi cita se retrase cierto- fruncí el seño- ya llámalo- dijo enojada, levanté el teléfono y marqué 1

Justin: Si- dijo del otro lado

Tu: Selena llegó

Justin: Dile que pase- dejé el teléfono en su lugar

Tu: Puedes pasar

Selena: Que venga el por mi, quien se piensa que es- dios, quien se pensaba que era ella- dile que- NO, NO LE DIRÉ NADA, ENTRA Y DÍSELO TU!, grité por dentro- venga o no pensaré dos veces la próxima vez que alguien me diga para engañarlo- acaso, alguien le pedía eso?- muévete, no tengo toda la noche, es viernes, tu por que no sales de aquí, pero yo soy una persona importante, necesito llegar temprano

Tu: Por que no se lo dices tú

Selena: Perdón- dijo enojada- no le dijo yo por que no se me da le reverenda gana, tu estas para eso, para avisarle lo que sucede, y te pagan para eso querida

Tu: Si y?- no lograría hacerme sentir mal, secretaria, abogada y directora de modas soy así que a mi no me vengas con tus cuentos, perdón por no tener a unos padres multimillonarios, empresarios y lo siento por no ser una inepta, hueca y plana egocéntrica

Selena: Haz tu trabajo y dile lo que te dije

Tu: MI trabajo no es avisarle que tu estas enojada por alguna razón, lo siento pero ya le avisé que estabas aquí, ese es mi trabajo, no me pagan por ser mensajera de nadie- dije tranquila, no podía gritarle

Selena: Justin- gritó mirándome y entró a la oficina de Justin, dios, que problema, levanté mis cejas y caminé a la cocina, ya nadie quedaba aquí, al fin viernes, mañana podría dormir, el sábado era el único día libre que tenía, tengo 22 años y no salgo a ninguna parte, hasta las dos de la mañana trabajo los viernes obligatoriamente, luego si no termino algo tengo que hacerlo, y me he quedado hasta las cinco, copiando cosas, realmente quería salir, pero el cuerpo no me daba, estaba mas que exhausta, mis amigas viven intentando que los viernes salga ya que es el único día que puedo, pero no, no estoy en condiciones, me dormiría en el camino y no, puse café en una tasa y le eché azúcar, últimamente el café es mi mejor amigo, me despierta, pero llega un momento que nada puede mantenerme despierta, estaba caminando por el piso y oí un ruido, los único aquí éramos Justin, Selena y yo, había un guardia, pero abajo, en la puerta de entrada, caminé y estaba la ventana abierta, había dejado de llover un poco, hacía calor, pero la brisa estaba fresca por la lluvia, el olor a tierra mojada me encanta, tengo una discusión con mi mejor amiga por si es tierra mojada o azufre, yo digo que es tierra mojada, y ella azufre, pero, alguna vez ha olido azufre esa mujer?, no se parece en nada, es tierra mojada, lo se, todos lo sabemos, ella es la loca, cerré la ventana, caminé a mi escritorio, me senté y agarré la hoja, con un flúor marqué los que había escrito recién y miré la pantalla, NOOOOOO, no podía pasarme a mi, donde mier*da estaba el archivo, comencé a buscarlo y nada, me fijé en ese que estaba totalmente en blanco y se llamaba igual al que yo estaba escribiendo recién, apreté la flecha esa para volver a recuperarlo todo, pero solo apareció “:D”, era joda, no podía pasarme esto a mi, para mañana lo necesitaba Justin y para las dos de la mañana lo tendrías mas que listo, peor con esto, suspiré, no lo tendría listo ni para mañana ni para dentro de un mes, como mier*da se borró todo, lo guardé, no no lo guardé, yo que mier*da iba a saber que esto pasaría, en ese momento la puerta de la oficina se abrió y Selena salió con una gran sonrisa, cuando me vio al borró, Justin también salió y trancó la puerta

Selena: vamos, cariño, no te quedarás aquí toda al noche, ve a tu casa- sonrió y la miré mal, por que lo decía cuando perfectamente sabia que hasta las dos estaba obligada a quedarme aquí

Tu: Justin me quedaré más tarde hoy

Justin: no terminaste cierto- negó, no es mi culpa!!

Tu: No, se borró todo

Justin: no lo guardaste?

Tu: no me di cuenta, pero por suerte ya se como hacer caritas en la computadora- miré a Selena quien sonrió

Selena: Que mal linda, en realidad no quería borrarlo todo, no fue mi intención, quería enviarle un mensaje a Just- lo miró a los ojos- lo siento cariño- se acercó a el y miré para otro lado por que lo hacían aquí

Justin: Lo quiero para mañana- me miró, es culpa da tu novia, a mi no me veas así

Tu: lo tendré- dije y miré el monitor de la computadora, se fueron hasta el ascensor y entraron

Selena: Espera carió, olvidé algo- dijo y caminó hacia mi- mas te vale que termines eso, no te vallas a descuidar que se te puede borrar otra vez- sonrió, agarró un labial que estaba en mi escritorio, seguramente sea de ella, mío no era, se pintó, bueno, se puso mas ya que ya tenía los labios color carmín, se desparramó el labial, sonrió y se fue moviendo las caderas, cuando entró en el ascensor, besó a Justin, el puso sus manos en su trasero, la acercó a el y las puertas dele levador se cerraron, suspiré y presté atención, estaba cansada, los ojos me ardían y estaban rojos, quería llorar de la rabia, que hija de su madre, me vas a decir que la muy mal*dita no sabía enviar un mensaje, además, no tiene nada que ver con borrar todo, lo pintó de negro y lo borró, borró el historial también para que no recuperara nada, realmente había comenzado con esta lista hace dos días, y me faltaba una hoja solo y que todo se borre me frustraba, estaba cansada de esto, cansada de este trabajo, peor en vez de seguir reprochando seguí escribiendo, mejor dicho, comencé a escribir, lloraba, si si lo hacía, eso me pasa siempre, no con el trabajo, pensar que algo está muy lejos me angustia, llegas a dormir a mi casa era una meta tan lejana que no lograría alcanzar, eran las cuatro de la mañana, estaba durmiéndome, estaba luchando para no cerrar mis ojos y caer rendida en el escritorio, tasas de café habían pasado ya, veintiséis para ser exacta, estaba todo oscuro, pero con el sueño que tenía el miedo ya se había mas que ido, si, lo crean o no le temo a la oscuridad, no me gusta, soy claustrofóbica y la oscuridad no es un buen amigo nuestro, me hace sentir que estoy encerrada, ya que mis ojos no ven mas allá de un metro de distancia de mi, mis ojos estaban que dolían ya, pestañear no era medio segundo, eran como diez segundos, pero tenía que abrir los ojos ya que tenía que terminar, un ruido horrible en ese momento sonó, mi celular, cerré los ojos, limpié mis lágrimas que eran de sueño, verdaderamente no dejaba de bostezar y eso no ayudaba, no veía y me complicaba mas, no iba ni diez hojas y me faltaban quince aún, no había revisado y eso quiere decir que lo más probable la mitad esté mal, miré la pantalla “Madison” me quejé, no quería contestar, estaba realmente ocupada, pero vi que no cortaba y atendí, así me dejaría en paz

*Llamada*

Tu: Aaaa- dije dormida, hacía horas que no hablaba, la garganta me dolía, no sé por qué, el aire acondicionado dándome en la cara y el pecho no ayudaba mucho que digamos

Madison: Donde estas?- dijo preocupada

Tu: En el trabajo, no iré hoy a casa- dije con los ojos cerrados y apoyé mi cabeza en mi brazo, si no estuviera prestando un poquito de atención a lo que me decía me hubiera dormido

Madison: Quieres que te lleve algo, ropa, comida, no se- dijo preocupada

Tu: Ropa, tráeme algo decente que mañana bueno, en un rato, tengo una junta

Madison: En la boutique?

Tu: Si

Madison: ok, te llevaré algo formal- sonreí y asentí, se que no podía verme, peor no quería contestar

Tu: Aja- dije dormida casi

Madison: En cinco estoy hay, baja y agarras las cosas- bufé

Tu: ok- corté

*Fin de la llamada*

Me paré lentamente, guardé el archivo y bajé por la escalera, cuando llegué estaba en la puerta, el guardia me abrió y ella me dio una bolsa

Tu: Gracias- susurré, no quería hablar estaba muy cansada

Madison: Estas bien, te ves del asco

Tu: Estoy perfecta, puedes sacar a Blacky y dale de comer por favor

Madison: Si- sonrió y se fue, Blacky es mi perrito

Subí y fui al baño, me cambié, era un vestido color salmón, tenia un escote alto y era apretado, lo había comprado en alguna parte, no recuerdo, puse a ropa en la bolsa y me lavé la cara con agua helada, pero no sirvió de nada, me hice un moño todo desprolijo y fui al escritorio, me saqué los tacos y los dejé a un lado de mis pies, me dolían los pies, estoy acostumbrada, pero hace ya mas de veinticuatro horas que los tengo puestos, me puse a copiar los números, me estaba durmiendo realmente, ya era sábado hace rato y se supone que hoy era mi día libre, pero eso cambió, estuve todo el pu*to sábado pendiendo números y números, me terminé yendo a las diez de la noche, Justin no apareció y yo tenía una junta, volvería y terminaría, me faltaba media hoja y revisar todo, eso era lo que mas me llevaría tiempo, pero bueno...

Tu: lo siento- dije entrando a la Boutique

------------------------------------------------------------

Bueno aquí está el capitulo, gracias por leer y espero que les guste

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...