BAD Girl

NO COPYRIGHT. Registrada en Safe Creative con el código: 1310137963338 Avril Moon. Una chica sin sentimientos y sin corazón, o eso es lo que ella dice. A ella sólo le interesa el sexo. No cree en el amor. Pero eso cambiará al conocer a Zayn Malik, un nuevo estudiante. Descubrirá que Zayn es un buen chico y que ha sufrido bullying en todos sus colegios, al principio, sólo será lástima lo que sentirá hacia él, lástima y atracción física... Pero también descubrirá que él sigue siendo inocente... Un chico de 17 años que aún conserva su virginidad. Su inocencia será su tentación. Su sabor será su adicción. Su cuerpo será su perdición... Y él... será su rendición.

32Me gustan
31Comentarios
3803Vistas
AA

7. 6. Hot Innocence

AVRIL:

Acababa de soltarlo todo. Y sí, era verdad. ¿Cómo no era capaz de ver lo increíble que era? Era apuesto, dulce, tierno, sensible... Simplemente... un buen chico. Un amor.

-¿Crees todo eso? -Dijo él dándose la vuelta y encontrándose con mi mirada.

-Sí. -Afirmé mirándolo a los ojos.

-Gracias por decir todo eso... -Dijo él en voz baja y yo sonreí y lo agarré del cuello para darle un beso en la mejilla.

-Sólo es la verdad. -Dije yo mientras lo abrazaba. Me sentía realmente extraña. Lo único que quería era protegerlo. No quería que NADIE le hiciera daño. Nadie. ¿Cómo pudo dar su primer beso a esa edad siendo alguien como él?, ¿virgen? Por Dios. Eso realmente me cuesta creerlo. Pero sé que él no me miente. Por eso no captó lo del conserje y la enfermera... es... inocente. Pero... virgen... ¿cómo sería en la cama?...

Mierda. No. No. No quiero esos pensamientos en mi cabeza.

-¿Vamos con el trabajo? Ni si quiera sé lo que tengo que hacer. -Dije yo para distraerme y él asintió.

Nos sentamos en la cama con el libro de naturales y tocaron a la puerta.

-Adelante. -Dijo Zayn y su madre abrió la puerta entrando con dos platos de macarrones.

-Os he traído la comida.

-Gracias mamá. -Dijo Zayn cogiendo los dos platos y dándome uno a mí.

-Gracias. -Dije yo sonriendo.

-De nada. -Dijo con una sonrisa y salió de la habitación cerrando la puerta.

-Bueno, comemos y luego empezamos con el trabajo. -Dijo él y yo asentí.

Cogí el tenedor y empecé a comer al igual que él. Yo hojeaba el libro mientras él me miraba. Todo el rato. Sin despegar su mirada de mí. Entonces dejé de comer y lo miré.

-¿Me he ensuciado? -Dije limpiando mi boca con la mano.

-No. -Dijo él riendo y yo también reí.

-¿Entonces por qué me miras tanto? -Pregunté y él bajó la mirada a su plato.

-Para mí es difícil de creer tener una amiga tan guapa como tú. -Dijo sin mirarme y yo sonreí inconscientemente.

Realmente no podía reconocerme a mí misma. ¿Qué me ha hecho?

Aparté mi plato y alcé su mentón. Estaba sonrojado -y adorable- como siempre.

-Tú también eres guapo, Zayn. -Dije yo y él sonrió sonrojándose más.

-¿No tienes calor? -Dijo él mirando a la ventana cerrada. Se levantó y la abrió.

Si no fuera porque venía de sus labios lo habría tomado como una propuesta para tener sexo.

-Zayn... ¿Puedo hacerte una pregunta? -Dije mirándolo y él asintió mientras se sentaba en la cama. -¿No tienes curiosidad por saber... qué se siente al tener relaciones? -Dije y él se sonrojó.

-Eh... yo... Sí... pero... -Dijo nervioso mirándome.

-Zayn. Háblame con confianza. -Dije yo y él suspiró.

-¿Y si yo... no se cómo hacerlo? -Dijo él mirando su plato. -Soy... como un crío... demasiado inmaduro... tímido... e inseguro... No podría. -Dijo y yo lo miré preguntándome a mí misma si hacerle la pregunta o no.

¿Qué demonios? Soy Avril Moon. Una chica pervertida amante del sexo.

-¿Te has masturbado alguna vez? -Pregunté y él me miró incómodo. -Es una pregunta corriente. Cuando eres un adolescente las hormonas... se despiertan. -Dije y él respiró nervioso.

-No. Nunca me he... masturbado. -Dijo la última palabra en voz baja.

Un chico que no sabe lo que es placer. Yo misma podría enseñárselo ahora mismo. Las ganas no me faltaban. Tenía ganas de lanzarme encima de él y enseñarle qué es el buen sexo. Pero sabiendo lo inocente que es jamás le haría algo así.

-Creo que deberías probarlo. -Dije comiendo más macarrones.

-No sé cómo se hace. -Susurró él y casi me atraganto con la comida.

Mierda. Esto de que sea tan inocente a veces es... frustrante... Me está tentando sin darse cuenta.

-Eh... -Dije sin saber qué decir. Vale. Si decía algo más igual mis palabras irían en mi contra.

-Oye... tú... tienes experiencia en esto... ¿verdad? -Dijo él sonrojado y yo asentí. -¿Po-podrías enseñarme?

Dios mío. De verdad que esto se me va de las manos. ¿Cómo demonios...? Ya estaba excitada. Después de oír eso. A veces esto de ser tan... 'madura' puede ir en tu contra ahora que lo pienso.

-Eh... Y... ¿Cómo quieres que te enseñe? -Dije sin saber qué decir. Realmente nunca había estado en una situación así. Estaba incómoda y excitada a la vez. Jamás pensé que esas dos sensaciones podrían juntarse en mi vida.

-¿Puedes hacérmelo tú? -Dijo avergonzado.

Ya. Ya está. Juro que me voy a acabar desmayando... o me va a dar un golpe de calor... o algo... pero yo no puedo seguir así.

-Za-Zayn... mira... de verdad... yo. -Empecé a ¿tartamudear? Eso no es para nada propio de mí.

-Lo se. -Me interrumpió él.

¿Sabes qué?

-¿Qué? -Dije yo sin comprender.

-Que... no te sientes atraída por mí. -Dijo en voz baja.

¡No! ¡Qué va! Mírame. Por tu culpa estoy caliente, incómoda y... Ah, sí. Si por mi fuera. Te cojo ahora mismo y me deshago de toda tu ropa para poder sentirte y... mierda. Si pienso eso me voy a excitar más aún.

-¿Que no me siento atraída por ti? -Dije sorprendida.

-Sí... yo... -Habló incómodo.

-No, Zayn. Estás realmente equivocado. Sí que me atraes. -Dije yo. -Pero el problema es, que tú me estás calentando sin darte cuenta, ¿entiendes? -Dije y él se sonrojó. -Siempre he estado con gente que sabe lo que hace. Y el problema es que tú eres mi amigo, y... eres diferente... en el buen sentido... y simplemente... no sé qué es lo que quieres realmente. Tú y yo a veces no pensamos lo mismo. Es sólo eso. -Dije y él pareció comprenderlo todo. -Pero sí, me siento atraída por ti. Y estaría dispuesta a enseñarte a... masturbarte... Pero estaría más... cómoda si fuéramos al baño... no quiero que tus padres entren y... bueno... -Dije y él asintió.

-¿Entonces vamos al baño? -Dijo él y yo asentí. Nos levantamos y nos metimos en el baño de su habitación.

Vale... realmente... es algo estúpido que no sepa como masturbarse... pero... que me haya pedido que le ayude... Oye, por mí las veces que quieras. Si quieres te enseño el Kamastura completo.

-¿Qué tengo que hacer? -Dijo él quedándose quieto delante de mí.

-Pues... desnudarte. -Dije y él tragó saliva.

No hacía falta que se desnudara... pero quería verlo desnudo... ya que iba a enseñarle... ¿Por qué no?

-Está bien. -Dijo y se quitó la camiseta.

-Zayn. Si en algún momento quieres... digo... si no quieres desnudarte está bien. -Dije yo.

-No. Te pedí que me ayudaras. -Dijo él mientras se quitaba los zapatos. -Y quiero aprender a ser como un chico de mi edad... normal. -Dijo él.

-Ya lo eres. -Dije yo.

-Creo que un chico de 17 años sabría cómo hacer esto. -Dijo él desabrochando el botón de sus pantalones.

Maldita sea. Es tan... excitante... Puede excitarme sin darse cuenta.

Empezó a abrirse la bragueta y finalmente se bajó los pantalones.

Y para mi sorpresa... estaba excitado.

Bueno, creo que podría decirse que voy a ser su profesora sexual.

Sex Teacher... Oye, pues no suena mal.

-Bueno... veo que estás... algo excitado. -Dije yo intentando no mirar su bulto.

-Eh... ¿Si? -Dijo él.

No sabía si mirarlo desnudo estaría bien. Después de todo, su cuerpo es una tentación. ÉL es una tentación.

-Cuando te excitas... tu... ejem... se erecta. -Dije yo mirando al suelo.

-Oh. -Dijo él. Seguro que estaba sonrojado. Pero yo no podía subir la mirada. -Eh... ¿Puedes mirarme? -Dijo y yo levanté mi mirada.

Oh mi Dios.

Ya estaba totalmente desnudo. Y su... amiguito... estaba totalmente erecto, era muy largo y grueso.

Hey Avril, cierra la boca que te van a entrar moscas. -Dijo mi subsconciente.

-Cuando estás excitado es cuando necesitas masturbarte. -Dije mirándolo a los ojos. Y estaba, realmente estaba luchando por no mirar hacia abajo.

Él era realmente apuesto. ¿Su primer beso por una apuesta perdida? ¡Si hubiera sido yo hubiera perdido la apuesta a propósito! Era realmente sexy y ardiente... Y... virgen.

Ahora mismo tenía sus mejillas sonrosadas, como siempre, y mantenía su mirada en mis ojos. Preguntándose qué tenía que hacer.

-Bien, ahora siéntate en el váter. -Dije y él lo hizo sin dudar. Suspiré y resistí mis ganas de besarlo. -Ahora dame tu mano. -Dije yo y él lo hizo. Pero estaba temblando, y no sabía si era por el miedo, o por la excitación.

-¿Vas a tocarme tú? -Dijo él mirándome.

Joder. Por favor. Deja de tentarme. Mi cuerpo lo está suplicando.

-Pues... no... No lo tenía pensado.-Dije. -¿Quieres que lo haga? -Pregunté y él se sonrojó aún más.

-Yo... -Dijo nervioso. -Sí. -Dijo finalmente.

Joder. Si lo hago se que voy a ir demasiado lejos con él. No voy a poder controlarme.

-Zayn... te juro que yo lo haría... pero si lo hiciera no podría controlarme. -Dije yo y él asintió sonrojado. -Bien. -Dije y coloqué la palma de su mano en su pene haciendo que abriera su boca excitado.

Ya me va a costar contenerme así.

Empecé a moverla lentamente mientras sus labios formaban una preciosa "O". Era tan excitante verlo así... y más lo era saber que era la primera persona que lo veía así.

-¿Po-podrías hacerlo más rápido? -Pidió él.

-Házlo tú. -Dije en un susurro seductor y solté su mano.

Él empezó a mover su mano más rápido mientras veía como el líquido salía. Yo me sentía mojada. Muy mojada. ¿Cómo no lo estaría al ver esto? Aceleró aún más sus movimientos y se corrió gimiendo en voz alta.

Mierda. Espero que sus padres no lo hayan oído. No me gustaría que pensaran mal de mí.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...