BAD Girl

NO COPYRIGHT. Registrada en Safe Creative con el código: 1310137963338 Avril Moon. Una chica sin sentimientos y sin corazón, o eso es lo que ella dice. A ella sólo le interesa el sexo. No cree en el amor. Pero eso cambiará al conocer a Zayn Malik, un nuevo estudiante. Descubrirá que Zayn es un buen chico y que ha sufrido bullying en todos sus colegios, al principio, sólo será lástima lo que sentirá hacia él, lástima y atracción física... Pero también descubrirá que él sigue siendo inocente... Un chico de 17 años que aún conserva su virginidad. Su inocencia será su tentación. Su sabor será su adicción. Su cuerpo será su perdición... Y él... será su rendición.

32Me gustan
31Comentarios
3809Vistas
AA

3. 2. Evil Angel Saved

AVRIL:

Suspiré y fui a cerrar el botiquín.

¿Qué hago ahora? ¿Voy a clase o me voy directamente a otro lado?

Por alguna extraña razón, ande por los pasillos hasta estar en frente de mi clase y abrí la puerta encontrándome con el Sr. Abrahaams.

-Señorita Moon. ¿Cómo usted por aquí? -Dijo el Sr. Abrahaams mirándome fijamente.

-No se queje. Ya es raro que me haya decidido aparecer por aquí. -Dije y fui a sentarme en mi sitio. Donde a mi lado, ya estaba Zayn. Lo ignoré y simplemente me senté.

El Sr. Abrahaams continuó con su clase y yo me crucé de brazos y hundí mi cara en ellos.

-Ejem. -Una falsa tos hizo que levantara mi cabeza. Bostecé cubriéndome la boca y me estiré. -¿Ha dormido bien, señorita Moon? -Preguntó el Sr. Abrahaams mirándome molesto.

-No mucho. Estas sillas son un poco incómodas. -Dije estirándome de nuevo. Y unas risas de parte de mis compañeros se escucharon de la parte de delante.

-Señorita Moon, si le aburro, puede salir de mi clase. -Dijo el Sr. Abrahaams serio.

-¿Va en serio? -Dije yo queriendo salir de ahí. Mis compañeros se rieron y miré a mi lado. Hacia Zayn, que estaba conteniendo la risa.

-No, no va enserio. -Dijo él y volvió a la pizarra.

-Jo. Yo que ya me había ilusionado. -Dije en burla y la clase soltó unas risas haciendo que el profesor golpeara la pizarra con el puño.

-El próximo que vuelva a reírle las gracias a la señorita Avril Moon irá directamente al despacho del director. -Dijo alzando la voz.

Por suerte, el timbre de clases sonó. Ya era hora de comer.

Por fin.

Me levanté de mi silla y salí de clase para ir directamente al comedor.

-Hey Avril. -Saludaron los chicos mientras me sentaba en la mesa con la asquerosa comida del comedor. Por suerte, hoy había un trozo de pizza y no todo era puré de... de vete a saber qué.

-Hola chicos. -Saludé yo.

-¿Dónde has ido antes? -Me preguntaron.

-¿Cuándo? -Pregunté yo desorientada.

-Después del primer cambio de clases. -Dijo Harry.

-Ah, al patio de detrás a fumar. -Dije yo. Obviamente no les diría que estaba curando a Zayn. Primero, porque no se lo creerían; y segundo, porque prefiero que no lo sepan.

-¿Ese es el chico al que estaba pegando Joe? -Preguntó Niall señalando una mesa detrás de mí. Yo me giré y lo vi. Estaba sentado solo en una mesa apartada de las demás.

-Sí. -Afirmé sin darle importancia y volví a girarme.

-Y ahí viene Joe. -Dijo Louis. Yo automáticamente me giré de nuevo.

Joe pasaba con su grupito de idiotas. Eran los que jugaban al fútbol americano. Osea, los descerebrados que se creen los reyes del mundo. Y a su lado, las animadoras. O como yo las llamo, las putas de turno.

Joe pasó por al lado de Zayn riendo y fingió tropezarse tirando su comida encima de Zayn.

-Cuidado y mira por dónde vas, gallina. -Dijo Joe riendo a coro junto a su grupo.

Idiota.

Zayn sólo intentó quitarse la comida del pelo mientras sus mejillas se sonrojaban.

Joe pasó por mi lado, yo estiré mi pierna haciéndole la zancadilla, y él tropezó estampando su cara contra la comida de una chica de la mesa de al lado.

Louis, Harry y Niall se contenían la risa al igual que la gente de su grupito y yo solo me mantuve seria.

-Cuidado y mira por dónde vas, cerebro de nuez. -Dije yo y volví a mi plato. Joe soltó un gruñido y se fue del comedor junto a su grupito.

-¿Qué ha sido eso? -Dijo Harry riendo y yo reí.

-Nada. Quería divertirme un rato. -Dije yo encogiéndome de hombros.

-Bien hecho Avril. -Me dijo Brock. Un chico corriente. No era ni nerd ni pertenecía al equipo de fútbol. Yo sólo le sonreí y luego miré a Zayn. El cual sorprendí mirándome. Él solo me dio una tímida sonrisa mientras se sonrojaba y yo se la devolví.

-Hey, ¿Qué os parece si después faltamos a clase para ir a fumar un rato? -Propuso Louis.

-Por mí bien. -Dijo Harry.

-Igual. -Dijimos Niall y yo.

Terminamos de comer y cuando sonó el timbre nos levantamos para ir al campus.

Fuimos andando hasta allí y nos sentamos en las gradas mientras prendíamos el cigarrillo.

-Hey, ahora enserio. ¿Por qué le hiciste la zancadilla a Joe? -Dijo Louis dándole una calada a su cigarro.

-Ya te lo dije. -Dije dando una calada a mi cigarro.

-¿La verdadera razón? -Dijo él alzando una ceja y yo reí.

-Está bien. -Dije y di otra calada. -En la última fiesta que fui, me lo encontré e intentó algo conmigo, pero yo lo mandé a la mierda y entonces él intento hacerlo conmigo cuando estaba borracha. -Dije terminando de hablar con una calada.

-Es raro que no te hayas acostado con él. -Dijo Harry riendo y yo le golpeé el hombro. -Auch. -Se quejó sobándose el golpe.

-No me acuesto con descerebrados. -Dije yo y Louis rió.

-Te acostaste con Harry. -Dijo Louis y yo reí fuerte mientras Harry fulminaba a Louis con la mirada.

Me había acostado con Harry, con Louis y con Niall. De echo, intentamos salir, pero no funcionó con ninguno de los tres. Sólo nos veíamos como amigos, o como hermanos, pero nada más.

-Vamos. -Dijo Louis. Ya habíamos terminado nuestro cigarro. Sólo teníamos que volver a clase a por nuestras cosas e irnos a casa.

Volvimos al instituto y entramos cada uno en nuestra clase, eso sí, esperamos a que tocara el timbre.

Entré, cogí mi mochila e iba a marcharme, pero el Sr. Collins me llamó la atención.

-Señorita Moon. -Me llamó y yo me di la vuelta. -Debo informarle de que hará el trabajo con Zayn Malik. -Me dijo y yo alcé una ceja.

-¿Qué trabajo? -Dije yo desinteresada.

-El trabajo de fin de curso. El cual si no  hace, suspende y tiene que repetir curso. -Me informó él serio.

¿Qué? ¿Otro año extra aquí? NO, GRACIAS.

-¿Por qué con Zayn? -Pregunté yo y el Sr. Collins me miró por un momento sorprendido.

-Bueno, cuando le pregunté con quién quería hacer el trabajo le nombró a usted, señorita Moon. -Dijo él y yo abrí mis ojos sorprendida. -Sí, yo me quedé con la misma expresión. -Dijo él y yo me giré para irme. -Oh, y, señorita. -Dijo y me giré de nuevo. -El señor Malik es nuevo y me han informado de que tiene problemas de adaptación con sus compañeros. -Dijo el Sr. Collins y yo lo miré sin entender. -Ha sufrido bullying en todos los colegios en los que ha asistido. No me agradaría que le pasara lo mismo aquí. Y se que usted me tomará por loco. -Dijo y yo alcé una ceja.

¿Desde cuándo tengo estas conversaciones con los profesores?

-Pero. -Continuó. -Si pudiera hacer que el señor Malik se sintiera conforme le estaría agradecido. -Concluyó y yo me quedé con la boca abierta. El Sr. Collins se giró para seguir recogiendo sus cosas y yo me debatí entre irme o preguntar.

-Sr. Collins. -Lo llamé y él dejó lo que estaba haciendo para prestarme atención.

-¿Si, señorita Moon? -Dijo él y yo suspiré.

-¿Por qué me dice esto a mí? -Pregunté sin entender. Yo era la chica mala. La que caía mal a los profesores, su enemiga, la mala influencia para todos.

-El señor Malik la ha escogido a usted para hacer el trabajo diciendo que era la única que le había ayudado a adaptarse. -Dijo el Sr. Collins y yo asentí y salí de clase. -El trabajo es para pasado mañana. -Gritó el Sr. Collins y yo sonreí.

El Sr. Collins no era tan malo como yo creía.

Salí del instituto con la mochila colgada al hombro y me fui hacia mi moto.

-¡Espera! -Gritaron y yo me giré. Era Zayn y venía corriendo hacia mí. Yo sólo esperé a que viniera hacia mí.

¿Pero qué demonios hace él aquí? Si los chicos del fútbol americano lo ven van a matarlo.

-¿Qué haces aún aquí? -Dije seria y él me miró sin entender. -Zayn, si Joe y su pandilla te ven aquí van a matarte. -Dije seria, pero por dentro estaba... ¿preocupada?

-Es que tenía que hablar contigo sobre lo del trabajo. -Dijo él excusándose.

-Está bien. Pero que sea la última vez que te quedas por aquí hasta tan tarde. -Le advertí y él asintió.

-De acuerdo. -Asintió él con la cabeza. -Y... ¿cuándo quedamos para hacer el trabajo? -Preguntó él sonrojándose y yo me encogí de hombros.

-Si quieres mañana después de clase voy a tu casa y lo hacemos. -Dije yo y él se sonrojó.

-Vale. -Dijo él tímido.

Oh. Eso había sonado a otra cosa. Pero lo había captado. La verdad era que no me importaría hacerlo con él. Antes en la enfermería me di cuenta de que tenía un buen cuerpo cuando se levantó la camiseta.

-Bueno. Ve ya a casa. El instituto no es seguro a estas horas. -Dije y él asintió y se fue hacia... el mercedes. Oh, así que el misterioso mercedes aparcado en mi plaza era suyo.

Me puse el casco y arranqué para ir a mi casa.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...