Merry Me♡

Harry Styles♡

17Me gustan
14Comentarios
4587Vistas
AA

18. Despedida de soltero - II parte.

Capítulo 15: Despedida de soltero - II parte.

(...)

La música sonaba hasta destirparme los oídos, había varios escenarios individuales con caños y bailarinas por todos lados, eran exuberantes y estaban tan tapadas en maquillaje que eran irreconocibles.
No fue difícil encontrar a Harry, ebrio hasta más no poder saltaba al lado de Louis quien bailaba en un caño para su espectáculo personal. Era mejor que Louis le bailara a que lo hiciera otra. Pero estaban demasiado cerca y eso me ponía nerviosa.
Zayn estaba tirándole billetes a una chica que servía las cervezas, que se notaba a leguas que no era parte del show, aunque eso no parecía importarle, ya que seguía desparramando dinero. Niall bebía y bebía un vaso tras otro y Liam miraba todo con la cara adolorida. Él no podía beber, así que era obvio que estaba sobrio y se daba cuenta de las obscenidades que sucedían a su alrededor.
Me acerqué a ellos con paso seguro y apresurado, tenía que mostrarme seria para que Harry me hiciera caso. 
Sin embargo, en el preciso momento en que estuve lo suficientemente cerca para agarrarlo del brazo y tirarlo para que dejara de hacer el ridículo, ocurrió lo más inexplicable y raro que haya visto o imaginado en mi vida. 
Louis besó a Harry. Y Harry besó a Louis. Ambos se besaron.
Fue algo simple, casi un desliz por error, pero no pude evitar abrir los ojos y quedarme estática mirando la escena. 
Debían estar muy, pero muy ebrios para besarse. Y se me ocurrió una brillante idea: las fotografías duraban para siempre.
Saqué mi celular y les tomé una adorable foto de su romance de una noche, se volvería loco mañana cuando se la mostrara.
Liam también lo miró y tenía la misma expresión que yo, diría que incluso más asustado. Se percató en mi presencia y se levantó hasta quedar a mi lado.
—Por favor, dime que vienes para llevarme lejos de este lugar —me gritó encima de la música.
Le guiñé el ojo como un gesto para que se tranquilizara y confiara en mí.
Si quería sacar a Harry de allí, tendría que ponerme a trabajar de inmediato.
Me subí a la plataforma donde Louis y Harry bailaban (ya habían dejado de besarse, pero seguían muy juntos) y me puse al medio de los dos. Harry perdió el equilibrio al verme y cayó de espaldas al suelo, pero se puso de pie enseguida como si nunca se hubiese golpeado y se refregó los ojos repetidas veces mirándome.
—Hola, cariño ¿no te alegras de verme? —le dije cargada de sarcasmo.
—¡Jenna, ¿qué haces aquí?! —gritó aún sin poderlo creer.
—¡Te vine a buscar, nos vamos ahora antes de que termines acostándote con Louis!
—¿Irme? La fiesta recién empieza, ven, baila conmigo —intentó sujetarme de la cintura, pero le di un empujón y cayó otra vez al suelo, sin embargo, esta vez no se puso de pie y que quedó allí. Se durmió tan rápido como cayó.
Con la ayuda de Liam sacamos a los chicos y los acomodamos en el auto. Procuré dejar bien separado a Louis de Harry, Rizos seguía dormido, pero Louis no y parecía que tenía energía para toda la noche.
Liam se fue de copiloto y me dijo que fue idea de Louis hacer una despedida de solteros. Mataría a Louis cuando estuviera sobrio.
Le dije que Liam que podía quedarse en mi casa, pero insistió en volver a la suya, así que le presté el auto en cuanto llegamos para que pudiera irse. Me despedí de él y le recordé que él sería el padrino de bodas junto con Abi, dijo que no había problemas, que ya lo sabía y que no podría olvidarlo.
Liam como padrino de bodas era una historia un poco confusa. Hace dos meses, Abi me había pedido ser la madrina, y como era mi prima le dije que sí. El problema era el padrino, ya que Abi no quería estar con Louis porque la haría reír sin parar en medio de la ceremonia, Sol se pondría celosa si lo era Zayn y Mike estaba descartado simplemente por ser Mike (y porque se pondrían a discutir por cualquier cosa). Niall recién se estaba adaptando a nosotros, además iría con Fati a la boda, así que el único que quedaba era Liam, y cuando se lo dije a Abi se negó rotundamente.
No le vi nada malo a Liam, no pelearía ni la haría reír y nadie se pondría celosa, pero Abi seguía negándose, hasta que Harry me dijo que tal vez a Abi le gustaba Liam y la ponía nerviosa ir con él.
Aún no se lo preguntaba, pero era una posibilidad. Y si yo había terminado enamorada de Harry después de ocho años, ¿por qué ella no de Liam?
Liam me ayudó a bajar a los chicos y después se marchó.
Mis amigas seguirían en mi habitación viendo películas o desordenando todo lo que encontraran. Dejé a Zayn y a Louis en el cuarto de huéspedes y ni siquiera me animé en limpiarlos o quitarles la ropa para que estuvieran más cómodos. Quería ver la cara con la que despertarían mañana. Y por supuesto, la resaca.
Harry fue otra cosa. A él lo arropé y le puse su pijama, estaba medio inconsciente cuando lo llevé a su cuarto, pero me pidió que por favor durmiera con él. Apestaba a alcohol y seguro intentaría algo en medio de la noche, sin mencionar que seguía algo conmocionada por verlo besar a Louis, pero accedí a su petición por cariño. Era mi última noche como soltera y tal vez debí haberla pasado sola en mi habitación para añorar la soledad y la independencia, pero preferí pasarlo con un Harry ebrio por una simple razón.
—Harry… —le susurré al oído cuando me acosté a su lado. Él se removió un poco y roncó. Creí que se había dormido, pero carraspeó y murmuró algo.
—Dime, Jenna —dijo arrastrando las palabras.
—Yo no fe gamo —le dije. Eso lo hizo despertar de inmediato y mirarme con los ojos desorbitados, pero seguros.
—Pero tu dijiste que… que… —balbuceó.
Le sonreí y lo besé con cuidado, no me causó asco su estado, besar a Harry siempre era mágico.
—Ya sé lo que dije, pero te quiero aclarar que ya no fe gamo, sino que te amo —y eso pareció calmarlo, porque susurró algo como un “yo también” y por fin se durmió profundamente.
Yo no lo pude hacer hasta bien entrada la madrugada, en una cuantas horas más estaría casándome con el chico que tenía a mi lado y me ponía a pensar en todo lo que pasé durante ochos años, desde que lo vi llegar hasta el día que me dijo por primera vez que me amaba.
Me dormí con un solo pensamiento, que era afortunada de tener a Harry y que lo sería mucho más cuando se convirtiera en mi esposo.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...