Who i am-Primera temporada-

Sinopsis A veces te preguntas que es lo que haces, lo que eres o simplemente piensas que eres una persona normal, sin ni siquiera imaginar lo que podría pasar en un año, un mes, o incluso un día, el preguntarte ¿Quién eres? Y ¿A qué has venido a este mundo?, No son preguntas fáciles, tienes que descubrirlas, buscar tu pasado y saber ¿qué es lo que viene?, Yo soy ________ Fray y estoy en busca de mi destino.

1Me gustan
3Comentarios
872Vistas
AA

36. Capitulo 36.

Toco la puerta, nadie le abrió, así que volvió a tocar y recibió la misma respuesta, entro con sus llaves y subió, probablemente estaban enojados con el por no haber dormido en el instituto, pero el ya era grande, bueno, tenía 16 años, pero lo era, al menos para el.

Entro, no había nadie, o bueno probablemente lo evitaban, subió por el ascensor y encontró a iglesia en el living, lo saludo pero el gato pareció ignorarlo, ahora todos estaban enojados, comenzó a caminar, no necesitaba ayuda de el por ahora, de todas maneras Iglesia enojado era peor que Isabell, de seguro ella fue la que lo había puesto en su contra, giro en sí mismo, bajo la mirada y miro a iglesia, el seguía ahí echado.

-Solo quiero que sepas que cuando Isabell no este, yo soy el que te Dara de comer, y no te gustara comer…NADA, ¿Verdad?

Y por obra de arte el gato corrió a acurrucarse junto a él, pero Jace lo ignoro, era hora de su venganza.

Siguió caminando, probablemente si necesitaba de él, pero el orgullo no lo dejaría volver, ese era su ego, hasta con un gato, comenzó a asomar la cabeza en los cuartos que habitaban el instituto, y nada, probablemente no estaban, hasta que llego al de Isabell, abrió la puerta cautelosamente, esperando cualquier cosa lanzada en dirección a el, pero nada paso, ahí estaba ella, sentada en su cama, jugando con el borde de su almohada, entró, con las manos usándolas como escudo protector de cara, si ella lo lastimaría que no fuera en la cara, ese era su mayor atributo.

-No te are nada.-murmullo Isabell.

-Eso espero…-Lentamente y sin desconfianza separo las manos de su cara.

Pero ella lo había engañado, justamente cuando el 
quito las manos, puedo observar todo rápidamente, en su muñeca, había un brazalete, algo que el no tenia, pero en cuanto se comenzó a mover supo que no era un brazalete, sino el látigo de Isabell, entonces dentro de su mente pudo predecir que el golpe le dolería, pronto volaba por los aires rebotando contra el ropero de ella.

-Eso fue por irte de aquí.

-Eres una…-pero el dolor callo su palabrota, le dolía la espalda, había revotado contra madera, dura, tenía que recordar que aun era humano y que tenia huesos rompibles.

Entonces el látigo volvió a enredarse en su muñeca y fue lanzado al otro lado, la puerta estaba cerrada y Jace agradeció haber rebotado en ella y no en la pared, sentía como sangraba internamente, no podía hacer nada, contra ella, era su hermana, adoptiva, pero lo era, las peleas de hermandad entre ellos siempre acababan con Jace o Alec en el Hospital.

-Y ese fue por bastardo.

-Isabell, Ya.-se estaba intentando incorporar, ya se había alejado de la puerta, pero al parecer Isabell, estaba lo bastante enojada como para no sentir su dolor.

Caminaba por los pasillos del instituto, Jace no había vuelto, pero ya era hora, hasta que hoyo ruido en el Cuarto de Isabell, o ella estaba teniendo sexo salvaje con algún subterráneo, o Jace había llegado, así que corrió hacia la habitación y recargo el oído en la puerta.

-Isabell, Ya.-Dijo Jace, sonaba adolorido, y era muy raro escucharlo así, probablemente ella lo estaba masacrando pero Jace no la lastimaría, no a Isabell, la amaba y quería como para lastimarla.

Estaba decidido, abriría la puerta y detendría al lobo con 
hambre que tenía como hermana, Bien. Si salía golpeado, seria por Jace, después buscaría, venganza, entonces abrió la puerta, justo a tiempo.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...