Strong

Ser debil no significa que no tenga fuerza, todos se creen que soy rara y no es asi, simplemente soy diferente y me gusta ser asi... pero quien me iba a decir que una persona, una UNICA persona seria capaz de hacerme cambiar tanto? el tipico chico popular era el que se habia llevado todos mis sentidos sin haberlo notado, Harry Styles, era perfecto lo mires donde lo mires, lo amaba en secreto ya que yo para el solo era la rara, como para todos... pero aunque el sea como la noche y yo como el dia, siempre hay un atardecer y un amanecer en el que se convierten en uno... y aunque se metiera conmigo todos los dias yo no soy debil.

3Me gustan
1Comentarios
260Vistas
AA

4. un simple error:

 

Narra Lara:     sentia como mi respiracion se aceleraba cada vez mas, su rostro reflejaba una sonrisa picara que hacia que me pusiera mas nerviosa todavia, ahora tenia sus ojos frente a los mios, realmente no le entendia  - que quieres? - dije mientras ponia mis manos sobre su pecho poniendo presion para alejarlo de mi - acaso necesito querer algo? - dijo acercandose aun mas, ya sentia su respiracion sobre mi rostro, seguia empujandolo pero me perdia en sus ojos y me sentia debil, no tuve opcion que girar la cabeza hacia un lado y esquivar su mirada que la verdad me estaba intimidando un poco, para mi sorpresa con la mano que tenia suelta me cogio suavemente de la barbilla para que lo vuelva a mirar fijamente en sus esmeraldas que tiene por ojos. - no, dejame... - dije mientras volvia a mirar hacia otro lado, dejo de posar su mano sobre mi barbilla y bajando la mano que estaba apoyada en la pared, creo que le molesto ese pequeño comentario, ya no me miraba a mis ojos color cafe... sino al suelo. - lo siento - dijo seco - no queria molestarte - queria decirle que no me importara pero tenia un nudo en la garganta que no dejaba salir a aquellas palabras. ya no estaba acorralada, me miro por ultima vez para ir a sentarse en una de las sillas dejando la mochila en la mesa que la acompañaba. me sente en la mesa de al lado y saque mi movil junto con los auriculares, lo miraba de reojo y no hacia nada, absolutamente nada y eso hizo sentirme fatal. - yo solo queria saber que querias, porque lo hacias, porque siempre me has tratado como una mierda... - lo mire con desprecio pero a la vez con algo de culpabilidad, el simplemente no me miraba - es que no se porque, desde que te vi se me iba la cabeza, no queria dañarte pero acababa haciendolo, hacias que me sintiera diferente y tener ganas de molestarte... no se porque termino haciendo daño a todos los que estan a mi alrededor - diciendo esto vi como apretaba su mano con la suficiente fuerza como para dejarle marca, eso me recordo a lo que me dijo Louis - te refieres a Louis? - me miro inmediatamente cuando pronuncie esas palabras, se levanto bruscamente de la silla y eso me asusto, se acerco pero no lo suficiente como antes - que te ha contado? - dijo poniendose de rodillas - casi nada... pero se que te odia, y mucho - me lanzo una mirada que me llego al alma, tenia ganas de abrazarlo, se veia indefenso... pero no puedo hacer nada, no debo mostrarme indefesa y menos ante el. de repente sono un portazo que nos sobresalto  - ya pueden salir - llego el de seguridad, nosotros nos quedamos mirandolo y luego nos miramos entre nosotros... - cada vez la juventud hace cosas mas raras... que haces pidiendole matrimonio a esta chica en el colegio y con solo 17 años? - suspiro y se puso una mano en la cara - vamos - desaparecio por la puerta por la que habia entrado dejandola abierta para pasar por esta nosotros tambien, pero ahora mismo, nosotros simplemente estabamos rojos, muriendonos de la verguenza... y ahora en vez de mirarnos, estabamos riendonos a carcajadas.     al llegar a clase vimos que toda la clase estaba tirandose cosas, gritandose unos a otros por lo que deducimos que el profesor de la siguiente asignatura no habia llegado todavia, entramos y nos sentamos cada uno en nuestro sitio, yo todavia sentia que mis mejillas ardian, asi que no miraba hacia arriba, mis ojos solo captaban el suelo. - me gustaria hablar contigo en el recreo - me estaba susurrando para que solo yo oyera aquel mensaje, lo mire para luego asentir suavemente con la cabeza, el vio mi gesto y saco los libros de la mochila para ponerlos debajo de la mesa, justo en ese momento llega el profesor, como siempre, con cara de amargado.   toca el timbre que anunciaba recreo, recorde que louis siempre viene a por mi para contarnos anecdotas y hablar, pero si ahora Harry me tiene que decir algo, lo mas seguro es que se encuentren, y por el odio que desprendia Louis en su mirada ayer en mi casa cuando se trataba de el, no quiero saber lo que sera capaz de hacer si se lo encuentra cara a cara y encima, hablando conmigo... yo mire a Harry y el me hizo una seña con la cabeza que yo interprete como un "vamos", no sabia que hacer, pero lo segui sin saber si despues me arrepentiria. cuando salimos del aula, como no, nos sentamos en el banco donde siempre Louis y yo nos sentamos, eso hizo que me sintiera culpable, mas cada minuto que pasaba, tenia miedo de que apareciera la silueta de Louis por el pasillo que divide nuestros cursos. - Lara... - me miro muy intensamente a los ojos, lo que hizo que el corazon latiera con mas frecuencia - quiero pedirte un favor - esto no empezaba muy bien - que tipo de favor? - no me puedo creer que me lo estuviese planteando, no puedo, no puedo... - necesito que hagas que Louis me escuche, lo que paso cuando eramos mas jovenes fue un estupido malentendido, me arrepiento y quiero que lo sepa - la verdad, no queria meterme en los rollos de estos dos - lo siento Harry, pero Louis es muy importante para mi y no quiero que le habras una herida del pasado - dicho esto me levante para irme, o ese era mi plan, porque el de él era exactamente lo contrario, me cogio de la mano y tiro hacia el haciendome caer sobre sus piernas, acto seguido me rodeo con sus brazos mientras me susurraba en el oido - no te vayas - esas palabras resonaron millones de veces en mi cabeza, hizo que un escalofrio recorriera todo mi cuerpo, ahora sabia porque me volvia tan debil hacia el, simplemente porque me habia enamorado de el, como? eso no lo se ni yo, pero estaba clarisimo que se habia llevado todos mis sentidos, me dejaba ser abrazada, me sentia protegida y querida, cerre los ojos y me perdi en el olor de su piel... pero todo se derrumbo de golpe cuando al volver a abrirlos tenia a un par de metros a la persona que mas fuerte me hizo, en la que mas confie, mirandome como nunca, el ni nadie lo habia hecho, habia crueldad, desprecio, culpabilidad en su mirada... pero sobretodo, dolor y eso hizo sentirme la peor persona del mundo.  
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...