Test me

Nicole es una chica problemática, hace lo que quiere cuando quiere, tiene un carácter de los mil demonios y es una chica bastante orgullosa para ser honestos. Pero aunque no lo demuestre, es una chica que pasó por muchas cosas que la dejaron marcada de por vida, como por ejemplo cuando fallecieron sus padres por un accidente aéreo hace no muchos años atrás, también cuando se le murió su cachorro llamado Piglet y por último, su novio la engañaba con otras. Empezó a ir a carreras de motos a los 15 y ahora es conocida por todo Estados Unidos como la mejor motoquera que hallan visto. Y con respecto al amor...no hay mucho que decir pero si hay alguien que la pone de muy mal genio. Dicen que del odio al amor hay un solo paso.

2Me gustan
0Comentarios
127Vistas
AA

7. Resaca

Me desperté a causa de una resaca terrible. Me incorporé en la cama sentándome como indio y viendo donde estaba. "Este no es mi cuarto, el color de mis paredes son celestes", pensé. "Ésta no es mi cama". Puse mi mano izquierda a un lado de la cama para apoyarme, pero me encontré con un torso desnudo. "Mierda, ¿qué hice anoche?". Levanté la sabana para ver si estaba desnuda, pero no lo estoy, por suerte. Vi como el gran mastodonte que está a mi lado se da vuelta y haci pude ver su rostro. Necesito saber que hice anoche ahora, ya. Me encuentro en la cama de Alex ¡con Alex durmiendo en ella!. La verdad, creo que mi cara en este momento es un poema.

Toqué con mi dedo índice su mejilla para ver si esto no es un pesadilla. A lo que él respondió con un seño fruncido. Está comprobado que esto no lo es.

Ahogué un grito al sentir su mano en mi cintura atrayéndome a su cuerpo. Traté de salir pero me apretó más.

-Ya despertaste- me habló con voz ronca.

-Sí, hace rato, y te agradecería si me soltaras si no quieres que le llegue una patada a tu amigo.

-¿Eres haci de bruta en todas las mañanas?

-Solo contigo- le guiñé un ojo.

-En vez de pegarme, me deberías dar las gracias primor.

-¿Porqué debería?

-¿Enserio quieres que te cuente?

-No, por eso te pregunto por qué debo darte las gracias- le dije sarcásticamente a lo que él me sacó la lengua como un niño chico.

-¿Quieres que te cuente un resumen de lo que hiciste o con detalles?

-Resumen.

-Bueno, digamos que empezaste a bailar muy sexy. Te subiste a la barra y seguiste bailando mientras los chicos te piropeaban. Después empezaste a llorar a lo que yo te fui a consolar. Me besaste y por último te llevé para donde te encuentras ahora.

-Este es mi resumen, hice el ridículo- dije con las manos en mi cara.

-Sinceramente, besas increíble.

-¿Y a ti solo te interesa eso?, y haci quieres llegar a ser mi amigo- dije con un toque de sarcasmo.

-Sí, haci voy a llegar a ser tu amigo- lo miré con cara de incrédula y el me la devolvió- ¿Si quieres?, me puedes besar como lo hiciste anoche mi lady.

-En tus más dulces sueños, Alex.

-Entonces los soñaré cada día.

-Eres demasiado cursi.

-También trataste de tener relaciones sexuales conmigo- me dijo a lo que yo me sonrojé y tal ves esté como un tomate- es mentira- dijo riéndose a carcajadas por como me puse.

-Jodete Alex- le mostré el dedo de al medio y me levanté para dirigirme a la cocina.

------------------------------

-¿Tienes avena?- le pregunté.

-Sí, en la alacena de arriba- apuntó hacia un mueble de color blanco que está frente a mí. Lo tomé e iba a preguntar donde está la leche pero se me adelantó- en el refri- Saqué la leche y me fui a sentar en el comedor que tiene.

-Tu casa es linda- observé cada detalle de la casa desde que me vine hacia la cocina. Es muy elegante y ordenado. No me lo esperé de él.

-Gracias.

-¿Vives solo?

-Si, ¿por?- me miró con cara de pervertido.

-Deja de pensar en esas cosas y se hombre de una vez en tu vida engendro.

-Soy el más hombre de todo el mundo, acéptalo.

-Yo lo que acepto es que eres el hombre con más orgullo que he visto en todos estos años desde que tengo memoria.

-Y eso te gusta.

-Si te refieres a que me das asco, entonces pensamos igual- seguí comiendo mi avena hasta que sentí un peso en mi cabeza.

-Hueles a alcohol.

-¿Será porque ayer fui a una fiesta y no me he bañado hasta ahora?

-Parece que te levantaste con el pie izquierdo, malhumorada.

-Y tú también, idiota- me fulminó con la mirada.

-Tú eres una idiota sin cerebro.

-Consentido.

-Insoportable.

-Mala vibra.

-Fastidioso.

-Babosa.

-¿¡Qué!?- quedé con cara de "¿what the fuck?".

-Babeas por mí, preciosa- me miró con una sonrisa victoriosa.

-Esto no se queda así- dije levantándome de la silla para irme al segundo piso y darme una ducha, "que aprovechada", pero bueno, nadie me dice que no lo pueda hacer.

-Claro que esto no se queda así- me gritó Alex cuando yo ya estaba en el segundo piso- y cuando bajes, lavas tu plato.

-Ya mamá. ¿Mamá, donde tienes una toalla que me prestes?- le grité mientras buscaba un toalla en el baño, y encontré una en el mueble debajo del lavamanos- ¡Ya no importa!

Ya bañada y sin olor a alcohol o marihuana. Me dispuse a bajar y lavar "mi plato". Ya todo limpio. Me senté en un sillón negro que se encuentra frente al televisor. Vi la hora y estaba justo a tiempo para ver "Once Upon A Time", una serie que me encanta y que tengo que grabar por no poder verla mientras estoy en el colegio. "Te odio colegio".

-Saca tu trasero de ahí y vámonos a tomar algo al starbucks.

-Pero está dando mi serie favorita- le reproché.

-Te compro lo que quieras.

-¡Ok!, quiero un frappuccino de caramelo y un muffin- me levanté y salí corriendo hacia su moto- ¡yo conduzco!- le dije desde afuera.

-No, eso si que no. No te vas a montar en Grace.

-No seas niña y ponte atrás, no le voy hacer nada malo a "tu Grace"- palmeé el asiento de atrás para que se sentara y haci poder irnos de una vez al starbucks.

-Si le haces algo, te mato- advirtió fulminándome con la mirada.

-Ajá.

Se subió y se agarró de mi cintura. Prendí el motor y salí como un rayo hacia el starbucks.

------------------------------

-Hola, dos frappuccinos de caramelo y dos muffins, por favor- le dijo Alex al cajero mientras me tomaba de la cintura aferrándose a mí.

-¿Qué haces?- lo solté y me giré para verlo de frente.

-Ese chico te violaba con la mirada.

-Pues deja que me viole con la mirada, porque no va a tener otra cosa que eso.

-Puedo confiar en que no te le vas a entregar.

-No me importa si confías en mí o no.

-¿Por qué eres tan fría conmigo?

-Porque me sacas de quicio.

-Pues, me encanta verte enojada.

-Pues, a mí no me gusta que te encante como me enojo- me crucé de brazos y él me dio un beso en la nariz- deja de ser tan cursi.

-Lo seré si eso hace que te sonrojes por lo menos un poco- me volvió a dar un beso en la nariz.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...