Test me

Nicole es una chica problemática, hace lo que quiere cuando quiere, tiene un carácter de los mil demonios y es una chica bastante orgullosa para ser honestos. Pero aunque no lo demuestre, es una chica que pasó por muchas cosas que la dejaron marcada de por vida, como por ejemplo cuando fallecieron sus padres por un accidente aéreo hace no muchos años atrás, también cuando se le murió su cachorro llamado Piglet y por último, su novio la engañaba con otras. Empezó a ir a carreras de motos a los 15 y ahora es conocida por todo Estados Unidos como la mejor motoquera que hallan visto. Y con respecto al amor...no hay mucho que decir pero si hay alguien que la pone de muy mal genio. Dicen que del odio al amor hay un solo paso.

2Me gustan
0Comentarios
131Vistas
AA

3. ¿Coinsidencia o...?

-Pero mira si has crecido, ahora eres una putita hermosa- me dijo Alex mirandome de abajo hacia arriba.

-¿Por qué has vuelto?

-Bueno...digamos que quería volver a correr, ya sabes...competir, hacerte enojar y ahora que estoy aquí, voy hacer que pierdas para así, yo ganar.

-Te deseo suerte Pettyfer, adios- al decirle eso, me subí junto con Blanca en la moto y me fui, no sin antes mostrarle el dedo de al medio.

-Admitelo Nicole, te gusta y tu le gustas a él-Blanca encerio creía que los dos ibamos a estar juntos de alguna manera u otra.

-No empieces con tus novelitas de amor Blanca, tú sabes muy bien que a mi él nunca me va a gustar y punto-me voltee para mirar hacia adelante ya que desde que ella empezó esta converzación, estuve mirando todo el rato para atrás sin importarme lo que hubiera adelante nuestro.

-Nicole, por una vez en tu vida, deja tu orgullo de lado y vive la vida.

-Vivo la vida mejor que nadie.

-No de esa manera, déjate amar Nicole.

Esas palabras estuvieron en mi cabeza toda la noche hasta que me quedé dormida, no en los brazos de morfeo ¿ok?.

------------------------------

-¡Mierda!, ¡me quedé dormida!- dije levantandome para ir a tomar una ducha lo más rápido que pueda. Después de eso me sequé, me maquillé y el conjunto de hoy era: unos tacos aguja de color negro, unos jeans apretados, una polera gris que decía KARMA en color negro y una chaqueta de jeans. Me dejé el pelo suelto y despeinado, bajé y me fui corriendo hacia la moto.

------------------------------

-¡Jodete, solo no me quieres dejar pasar porque no quise hacerlo contigo!- grité lo mas alto para que todos me escucharan y así fue. Él al ver que todos lo miraban con cara de asco se puso nervioso.

-¡Voy a llamar a la directora!- me sobresalté por el grito que pegó.

-Si lo haces, despidete de tu empleo pendejo de...-no me dejó terminar.

-¡Vamos, que yo te voy a tener de alguna u otra forma!- todos quedamos atónitos por lo que dijo.

-¿Fuertes declaraciones de mister Christian?- y esa fue la gota que colmó el vaso para que empezaramos a reír por lo que dije y para que él se acercara a mí y me susurrara:

-Me gustan las chicas como tú, valientes, sensuales, desafiantes y más que nada...difíciles. Te tendré para mí solo, ya verás- me dió tanta rabia que le escupí en la cara.

-Antes de que pase eso, me corto las venas Christian- le guiñé el ojo y me fui a sentar junto a Blanca que me miraba con cara pervertida- deja esa cara Blanca, no te va.

-Hay pero que cruel- se rió y miró al frente.

------------------------------

Estábamos de lo más tranquilos jugando voleyball hasta que todos se quedan mirando para donde estoy yo, pero no me miran a mí, me giro y me encuentro con la peor pesadilla que podría tener, por lo menos no la he tenido porque si no, ya estaría muerta. Solo me hice una pregunta, ¿por qué en éste instituto y no en otro?

Terminamos de jugar y nos encaminamos a cambiarnos para después salir e irnos a nuestros respectivos casilleros y sacar nuestros blocs, croqueras, pintura y lápices, creo que ya saben que materia nos toca ahora, así que es un desperdicio decirlo, pero la verdad es que me encanta el arte, ok, ya lo dije, pero esque ¿cómo no decirlo si es una de mis materias preferidas donde puedo sacar todo de mi, hacer lo que quiera y además que no hay que estudiar para esto?.

Nos dirijimos a la clase y nos sentamos en el piso a esperar que tocase el timbre para poder empezar.

Cuando tocó, todos empezaron a entrar y sentarse en el suelo al igual que nosotros, después llegó la profesora y detrás de ella...Alex, donde al verme, me sonrió.

-Ok chicos, tenemos un nuevo estudiante, ¿cómo te llamas querido?- le preguntó la profesora a Alex.

-Alex Pettyfer.

-¿Nos podrías contar un poco de ti, porfavor?

-Pues, me fui a vivir a Italia un par de años y ahora volví a mi ciudad natal, tengo 18 años y...eso- todas las chicas suspiraban por él y yo solo lo miraba con asco, me repugna este idiota.

-Gracias señor...Pettyfer, porfavor, sientese donde le plazca- Alex me miró y me sonrió de nuevo, se sentó, ¿y saben donde?, ¡al lado mío!, ¡claaaro, tenía que ser justo aquí!, ¡no podía ser en otra parte!.

-Hola putita- susurró en mi oído con voz ronca, me paré y le grité:

-¡Cállate de una puta vez!- y la verdad es que no me importaba que todos escucharan, quería que este idiota me dejara tranquila.

-Señorita Hayes, ¿cómo se atreve a decir eso?- me dijo la profesora roja de lo enojada que está.

-¡Porque este pendejo se lo merece por decirme que soy una putita, siendo que soy más virgen que una monja!-me defendí, además me encanta ser virgen, me siento honorable, soy una de las pocas que pueden quedar en este mundo.

-Ok...lo entiendo...en ese caso, señor Pettyfer, usted estará en castigo toda una semana a partir desde mañana- Alex iba a decir algo pero la profesora lo interrumpió- y sin peros señor Pettyfer.

-¡Yo tengo mis peros, mañana también tengo castigo, y también es una semana, no quiero ver a este engendro ante mis ojos!

-Señorita Hayes, cállese si no quiere que le aumente su castigo por otra semana.

-Descuide, ya me lo habian dicho antes- dije en un susurro casi inaudible.

-Ahora señorita Hayes, quisiera empezar mi clase así que ¡siéntese ahora yá!

-Bruja- susurré.

Pasó la clase y no me podía consentrar, ¿por qué?, ¡porque tenía a este monstruo mirandome todo el rato!

-¿Si quieres te das vuelta eh?- le espeté ya saliendo de mis casillas.

-Pues, no quiero- me miró picaramente y empezó a dibujar no se que cosa.

Mi mente en estos minutos está vacía, no se que hacer o que dibujar. Al final me decidí por no hacer nada y esperar a que tocara el timbre para salir e ir a la cafetería a almorzar.

Me estaba hiendo, pero alguien me agarró por la muñeca haciendo que me quedara inmóvil.

-Toma- me dijo Alex. Lo tomé un poco dudosa y abrí el pedaso de hoja- pensé que te gustaría ver lo fea que eres- y se fue.

Era un dibujo donde estaba yo, en blanco y negro, con una flor rosa en mi pelo.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...