Test me

Nicole es una chica problemática, hace lo que quiere cuando quiere, tiene un carácter de los mil demonios y es una chica bastante orgullosa para ser honestos. Pero aunque no lo demuestre, es una chica que pasó por muchas cosas que la dejaron marcada de por vida, como por ejemplo cuando fallecieron sus padres por un accidente aéreo hace no muchos años atrás, también cuando se le murió su cachorro llamado Piglet y por último, su novio la engañaba con otras. Empezó a ir a carreras de motos a los 15 y ahora es conocida por todo Estados Unidos como la mejor motoquera que hallan visto. Y con respecto al amor...no hay mucho que decir pero si hay alguien que la pone de muy mal genio. Dicen que del odio al amor hay un solo paso.

2Me gustan
0Comentarios
130Vistas
AA

2. Alex

-¿Qué quieres Damián?- lo miré con cara de " me estás aburriendo idiota".

-Solamente te quiero recordar que hoy hay una carrera en Kendall, para que estés preparada porque ésta vez yo voy a ganar- me guiñó un ojo y se fue.

-¡Hey!, ¡Nicole!- dijo Luca acercandose a mí, igual que los demás- ¿qué pasó?, ¿por qué el idiota de Damián te estaba hablando?.

-Solo me estaba recordando que hoy es la carrera en Kendall, nada más- dije como si no me importara, y la verdad es que no me importa, nunca me preparo para una carrera, solamente...surge la adrenalina que hay en mi cuerpo y me dejo llevar.

-Nicole...te queríamos pedir una disculpa por lo de antes- dijo esta vez Blanca con la cabeza agachada.

-No importa chicos, con ustedes no me puedo enojar por mucho tiempo- les sonreí de forma cálida para que estuvieran tranquilos- ¿vamos al gimnasio?, tengo una idea- todos me miraron con caras complices.

------------------------------

-¿Está listo el campo de batalla?- estoy asegurandome de que todo esté listo para la guerra.

-¡Sí!- gritaron los dos gemelos Julio y Julian, son exactamente iguales, los dos tienen el pelo castaño claro, sus ojos son grises, son altos y se nota que van mucho al gimnasio. No puedo mentir, son bastante guapos.

-¿Las armas?- le pregunté a Daniel que es el mejor amigo de Luca, es muy simpático y gracioso. Es rubio, sus ojos son celestes, es alto y fuerte. Si, también es guapo.

-Ya están listas- dijo guiñandome un ojo.

-¿Las bolitas de pintura?- le pregunté a Blanca.

-¡Listo!- hizo una pose de militar.

-¿Y los trajes?- le pregunté a Luca.

-¡Todo listo ángel!

-¡Qué comience la acción entonces!-fui corriendo donde estaban las armas, tomé una y después fui donde estaban las bolitas de pintura, tomé unas cuantas y las puse dentro del arma. Me fui a esconder detrás de unas colchonetas y esperé a escuchar pasos para después dispararles.

Pasaron algunos minutos sin escuchar ningún ruido pero al fin escuché unos pasos casi inaudibles por detrás, me giré y justo cuando me iban a disparar, me di un rueda a la derecha y después le disparé al sujeto que ya hacía  en el suelo, era Daniel.

-Intento fallido- dijo levantando la cabeza y sonriendome.

-Adiós mi dulce perdedor, nos veremos después- me dui corriendo a sacar un arco y una bolsa llena de flechas, incrusté una bolita de color a cada punta de cada flecha y caminé de lo más normal hacia las gradas ya que encontré a los gemelos mirando hacia la puerta de salida. Me acerqué un poco más y en silencio saqué una flecha para apuntarle a Julio y dispararle, y lo mismo con Julian- solo falta Blanca y Luca, hasta pronto- me despedí de ellos con la mano y fui primero a los camerines de mujeres, estoy segura que Blanca está ahí.

Entré y fui directo a las duchas, abrí la puerta de cada una, pero no había nadie, escuché como se caía algo y me giré, pero no vi a nadie, fui donde se escuchó ese ruido, la descubrí entre los casilleros y le disparé.

-¡No se vale!- gruño y se fue.

-Solo me falta Luca, donde estará- miré por todos lados porsiacaso y me dirijí a la salida de los camerines, y lo vi, estaba corriendo hacia las bolitas de pintura así que aproveché para esconderme abajo de las escaleras que daban al segundo piso. La verdad, no creo en esas cosas de la mala suerte, no soy muy supersticiosa- la suerte me acompaña- miré como Luca se dirigía justo hacia aquí, más suerte todavía. Llegó aquí y se sorprendió al verme- I'm win- dije antes de dispararle y saltar de la felicidad.

-Ganó señorita Hayes, ganó un castigo de una semana, al igual que todos tus amiguitos- miré a la profesora de gimnasia con desprecio.

-Ellos no van a ir a un castigo de una semana porque esto es mi culpa, de nadie más- la reté a que siguiera con su discurso de castigos, de limpiar baños, pero solo dijo:

-Esta bien señorita, la veré pasado mañana en la sala de castigos, si no llega, entonces aumentaré el castigo a una semana más- dicho esto se fue con todos los estudiantes al segundo piso.

-Gracias Nicole- dijo esbozando una pequeña sonrisa.

-Fue mi culpa- dije alzandome de hombros- así que nada de gracias, solo quiero un abrazo de cada uno de mis hermosos amigos.

-¡Ok!- dijeron todos y se acercaron a darme un abrazo mientras decian- ¡abrazo de grupo!

-¡Cursi!- dije haciendo que todos rieran, esque...¿abrazo de grupo?, ¿no podían decir otra cosa?

-Un poco de amor no hace mal a nadie- dijo Luca dándome un beso en la frente para después darme una cálida sonrisa- te quiero mi dulce ángel.

------------------------------

Estaba preparádome para la carrera de motos, usaría una polera de tiritas azul eléctrico, mis pantalones negros ceñidos al cuerpo, mis botines negros Janies y mi chaqueta de cuero negra. Dejé mi pelo alborotado y bajé para después salir e irme en Mike hacia Kendall, donde sería la carrera.

Llegué y todos me quedaron viendo.

-Y aquí está la mejor de los mejores, la chica mas sexy, la señorita Nicole Hayes- gritó Kile el anunciador, un gran amigo mío.

Todos aplaudian y me tiraban piropos, algunos me hacian reír, otros me daban asco y a otros los miraba incrédula. Llevé mi moto hasta la línea de partida donde ya se encontraban todos, conozco a esto chicos, la verdad es que son bastante agradables, así que no tengo nada contra ellos, pero había una moto que nunca había visto, o tal vez la había visto, pero debería haber pasado mucho tiempo para no reconocer la moto ni al chico que estaba montado en ella.

-¡En sus maracas!, ¡listos!, ¡fuera!- arranqué los más rapido posible, la adrenalina surgió dentro de mí. Más que ganar, quería divertirme.

------------------------------

-¡Nicole!, ¡has ganado!...¡otra vez!- dijo Blanca y me abrazo bien fuerte haciendo que quede casi sin aire.

-Blanca para porfavor- me separé de ella y me heché a reír, Blanca puso cara de "¿qué le pasa a esta loca?"- esque, esque...-me puse seria y después sonreí- me divertí más que nada en el mundo, quiero volver a repetirlo algún día.

-Hola putita- dijo una voz masculina a mis espaldas.

Me giré.

-Alex...

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...