I'll be your life, your voice, your reason to be...

Dos hermanos separados, destinados a reencontrarse, sin tener muy claros sus sentimientos, confundiéndolos continuamente, mientras trata de cumplir su sueño con sus cuatro compañeros. Harry, Niall, Liam, Louis y Zayn son cinco chicos, cantantes, que, sin buscarlo, encuentran las que quizás sean sus verdaderos amores. Tal vez no sean más que chicas pasajeras, como pueden ser cualquiera de esas fans que pasan con ellos una agradable noche. Pero ¿qué pasaría si un día Harry encontrara una chica extrañamente familiar? Mucho tardará en descubrir que es alguien verdaderamente importante para él; Ane, su hermana melliza, a la cual separaron de él al igual que a su madre cuando apenas tenían unos años de edad. Eso provocará que nazcan celos de protección y cariño, de amor, que en muchas ocasiones, será mal expresado, confundiéndose con atracción y deseo, llevándolos a incómodas situaciones. Celos, amistad, amor, peleas y muchas sorpresas...

18Me gustan
27Comentarios
5440Vistas
AA

10. Sueño incomprensible.

Narra Ane.

--Cuánto tiempo...-dice el hombre, mirándome con una sonrisa llena de ternura, algo que me confunde.

--Demasiado poco-confirma mi madre cogiéndome de la mano con algo de dureza.


Tira de mi mano hasta llevarme a casa como si...estuviera enfadada, ¿por qué lo está? ¿qué bicho se supone que la ha picado? Sea la razón que sea, tan solo me lleva a casa y cierra la puerta a cal y canto, como si nos fueran a robar.


--¿Qué haces mamá?-pregunto aturdida.

--No te acerques a ese chico-me ordena algo nerviosa.

--¿Cómo?

--Que no te acerques a él, ni a esa casa.

--¿Desde cuándo me dices con quien puedo o no puedo estar?-pregunto molesta-para tu información ya conocía a Harry, desde hace tiempo.

--Pues ya no, ahora no le vas a hablar, nunca más¿me oyes?

--Pero ¿por qué?

--Porque lo digo yo y punto.

--Per...

--¡PERO NADA! ¡NO TE ACERQUES A ÉL!-me grita con ojos llorosos.


La miro con asombro y acto seguido con enfado. Subo las escaleras rápido hasta llegar a mi cuarto, donde me encierro con rabia.

¿Por qué no puedo ver a Harry? ¡Que me lo explique alguien!

Veo a Harry en la ventana, pidiéndome que me asome, también extrañado. Me levanto y me acerco, sintiendo como mi corazón me suplica que no haga lo que voy a hacer de un momento a otro.


--Lo siento-susurro para que por lo menos sepa que me arrepiento, aunque no me oiga, que me lea los labios.

--¿Qué?-dice él de la misma forma.


Niego con la cabeza y alargo la mano hasta la cortina, le miro una última vez, notando como mis ojos no controlan mis lágrimas y bajo la veneciana, haciendo que deje de verle, quizás para siempre...

Apoyo la espalda en la pared y me dejo caer hasta sentarme en el suelo con la piernas encogidas en mi pecho.

Lloro, no es solo que llore, grito, grito, necesito desahogarme de alguna forma, todo el dolor, el abandono, el destrozo que siento en mi interior, en mi pecho, solo por el hecho de no poder ver a Harry más.

En vez de sentir una presión en las costillas como con Niall, siento una puñalada en la boca del estómago, noto que mi corazón no late deprisa, asustado porque no le vuelva a ver, al contrario, va despacio, como si quisiese detenerse para hacerme sentir menos dolor...

Dejo que mis lágrimas salgan, no tengo razón para no dejarlas huir.


--Ane-oigo a mi madre desde fuera-no te pongas así, es solo un chico, lo hago por tu bien...-dice con voz quebrada, como si estuviese llorando.


No la respondo, no quiero hablar con ella, no sé como me ha podido hacer esto...


--Por favor, ábreme y hablamos.

--¿Por qué no puedo estar con él?-es lo único que digo y lo único que quiero y necesito saber-solo dime eso.

--No puedo, no puedo decírtelo...-admite-por favor, no me hagas esto más difícil...

--Entonces vete...

--Por favor...

--¡HE DICHO QUE TE LARGUES!-la grito llorando con más fuerza.


Mi móvil suena, no deja de sonar y es solamente Harry, mensajes y llamadas, también oigo como me llama, llorando, por la ventana, pidiéndome, suplicándome, que me asome.

Lo único que hago es llorar, es lo único que me desahoga, lloro hasta que de tanta fuerza ejercida y tanto dolor, me dejo caer al suelo, no tengo fuerzas ni de llegar a la cama.

Un sueño me atormenta, no es una pesadilla, no siento miedo, no quiero escapar, pero me incomoda.

Es como...si fuera un bebé, sentada en el suelo de algún sitio, un cuarto, que no reconozco aunque sí me suena de haber estado.

Una pareja de jóvenes discute, discute a gritos, llegando a las manos con ligeros empujones, se gritan cosas horribles, se insultan y lloran, ambos.

Otro sonido me llama la atención, un llanto, no el mío, es el de otro bebé, un niño de pelo rubio liso, y ojos verdes, llora, no en voz muy alta, pero lo hace, mirando a esa pareja asustado, los dos adultos nos miran aún gritando y peleando, como si nosotros fuéramos el motivo de su discusión, lo que hace que me sienta... dolida por algún motivo.

Gateo, sin quererlo, mis piernas y mis brazos se mueven solas hasta quedar al lado del niño, no tendrá más de dos años, me da lástima que llore, a pesar de que yo también sienta tristeza por la escena. El pequeño me mira con lágrimas en los ojos, verdes, como esmeraldas, le abrazo con fuerza y siento un aroma que me tranquiliza.

Lo que veo cuando me separo de él es a Harry, llorando, ya con su tamaño normal, de chico, de adolescente, al igual que el mío también parece  haber cambiado hacia la actualidad.

Me levanto de un salto, asustada, con el corazón a mil por hora, noto como estoy sudando a causa del terror y no del calor, trago saliva como puedo mientras mi respiración va agitada, sin control, miro todo con extrañeza a mi alrededor, es mi cuarto, pero aun así mi respiración sigue enloquecida.

Cuando consigo tranquilizarme me levanto, confundida, y ando hacia el baño, me miro al espejo con el pelo alborotado y en mis ojos la angustia.

Miro el reloj, es bastante pronto, pero no creo que pueda volver a dormir.

Me meto en la ducha mientras pienso en el sueño ¿Qué significa? ¿Por qué el abrazo de ese niño me ha hecho sentir mejor? ¿Por qué me ha recordado a Harry? ¿Por qué esa pareja peleaba y me sentía tan mal? No entiendo nada, mis sueños no han sido nunca tan...extraños e incomprensibles, siempre han tenido un sentido o han sido un recuerdo, pero ahora...no lo comprendo, en absoluto...

Termino de ducharme y me tiro en la cama, necesito ver a Harry, solo necesito verle, sentir sus brazos, ver sus ojos, su sonrisa, saber que está conmigo, haciéndome sentir tan especial como hace siempre...

Se oyen un par de golpes en mi puerta, que hacen que salga de mis pensamientos, pero que no me inmute y me quede en la cama tal y como me he dejado caer.


--Hija...-dice mi madre en voz baja-sal, por favor, quiero ver que estás bien.

--¿Me vas a dejar ver a Harry?

--No.

--Entonces no creo que me veas salir...


Después de lo que creo son dos días, por lo qué, es lunes, decido salir, ya que mi madre ha salido a trabajar y me encuentro por fin sola. En estos dos días Harry no ha dejado de llamarme, a cada minuto del día, un mensaje o una llamada, algo, Marta y Lulu también me han llamado, así que he decidido apagarlo.

Me ducho y me pongo ropa de abrigo, no desayuno, apenas he comido en estos dos días. Salgo de casa despacio y ando por la calle con las manos en los bolsillos del abrigo cuando noto que alguien me coge del brazo y me da la vuelta con desesperación.


--¿Me vas a decir por qué huyes de mí?-pregunta, no otro que él, con sus ojos verdes llorosos igual que los del niño del sueño.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...