Show me you care [Español]

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 7 ene 2014
  • Actualizado: 21 mar 2014
  • Estado: In Progress
Todo se decide en la final del programa con más audiencia del país llamado "En lo más alto". Una oportunidad para María, que tras llegar a la final, cambiará su vida para siempre. Tras el veredicto de la audiencia, y gracias a internet hace que la famosa banda del momento, One direction, descubra su actuación y tome una decisión que cambiará su vida para siempre. Al igual que sus sentimientos.

8Me gustan
3Comentarios
587Vistas
AA

8. Capítulo 7

Salimos del estudio y nos dirigimos al restaurante. Para llegar a él había que atravesar un parque que estaba en el centro de la ciudad. Ahora en primavera todo estaba florecido y había árboles llenos de hojas preciosas. Hoy no hay mucha gente, al fin y al cabo era un día de diario y por la mañana. Cuando llegamos los chicos empiezan a correr unos detrás de otros jugando al “tú la llevas”. Me recordaban a mi cuando tenía cinco años y jugaba con mi hermano a ese fantástico juego. Era tan feliz.

Voy hablando con Carlos por detrás de los chicos, que se habían puesto la capucha para que no los reconocieran, cuando escuchamos un golpe que hizo que  todos guardaran silencio. Nos acercamos corriendo y vemos que Niall está en el suelo.

-       Niall, ¿estás bien?- dice un preocupado Harry.

-       ¡Me duele!- exclama Niall señalándose la rodilla donde tenía una herida. La sangre brotaba poco a poco de ella.

Me agacho y saco un pañuelo desechable de mi bolsillo. Con cuidado lo pongo encima de su herida y él se queja revolviéndose.

-       Tranquilo Niall.- digo con voz tranquilizadora mirándole a los ojos. Él me mira también y nuestras miradas conectan.- Solo es una pequeña herida, no pasa nada.

Sus azules ojos celestes me miran con dolor, pero tras decirle las palabras se relajan notablemente. Observo lo tierno que es…Desde luego tienen razón al decirle que parece un furby. Tiene la boca entreabierta y veo sus preciosos dientes. Hace poco le quitaron el aparato, aunque sinceramente no sé para qué se lo puso, si sus dientes ya eran perfectos antes de ponérselos.

Aparto la mirada y la vuelvo hacia la herido dando leves toquecitos sobre ella son el pañuelo para quitar la sangre.

-       Espera un momento.- le digo a Niall.

Me levanto y me dirijo a un monumento donde hay una fuente a la que la gente de aquí llamamos “Fuente Agria”. El agua de esa fuente decían que era curativa y antes algunos médicos la mandaban para ayudar a curar enfermedades, ya que era potable. Esta agua sigue saliendo de la fuente y la gente suele venir con botellas para rellenarlas y disfrutar de ellas en su casa.

Estoy bajo uno de los caños y  doy un trago de agua, tengo que aprovechar. Cojo un pañuelo limpio y lo impregno de agua.

Vuelvo al sitio donde están los chicos, que se han sentado en un banco y me agacho para examinar la pierna de Niall. Pongo el pañuelo sobre la herida de nuevo y doy varios toques.

-       Bueno, creo que ya no te sale más grande.- digo mirando a Niall y esbozando una sonrisa tranquilizadora.- Vayamos al restaurante que van a cerrar y no vamos a haber comido.

Le ofrecí mi mano a Niall para ayudar a levantarlo y nos dirigimos al restaurante atravesando lo que quedaba de paseo por recorrer.

Después de un rato de risas y de los juegos de los chicos llegamos a “La Mafia”.

Entramos y se quedan sorprendidos por la decoración del restaurante. Hay varios cuadros de la película “El padrino”, y hay franjas que atraviesan la pared por la mitad donde están los diferentes nombres de famosos mafiosos de las películas.

-       ¡Buenos días!- digo educadamente.- ¿Tiene una mesa libre para siete?

-       ¿Tienen reserva?- me responde el camarero que estaba en la recepción en ese momento.

-       No.

-       Déjeme ver.- se asoma a una sala donde están las mesas para comer y al instante regresa.- Sí, tengo una mesa. Acompáñenme.

Todos le seguimos en fila india hasta nuestra mesa. Estaba en una esquina de la sala, por lo que tuvimos que recorrer todo el salón pasando por entre las mesas para poder llegar.

-       Esta es.- dijo el camarero.- Enseguida les traigo el menú.

-       Muchas gracias.- le miro y esbozo una sonrisa agradeciéndole lo que ha hecho por nosotros.

Nos sentamos cada uno en una silla. Carlos se sienta a mi derecha, mientras que a mi izquierda tengo a Zayn, que habla animadamente con Harry a la derecha de Carlos.

Una camarera se nos acerca y nos pregunta la bebida que vamos a tomar.

-       ¡Chicos!- digo para llamar su atención.- ¿Qué queréis de beber?

Los chicos, después de un rato se deciden por qué tomar y enseguida nos lo traen junto a una cesta de pan y los menús.

Tras un largo rato de traducciones y dudas eligen sus platos y se lo dijeron a la camarera. Nos lo trajeron y comenzamos a comer. Hablamos de cosas sin importancia, como por ejemplo su impresión sobre Ciudad Real, la gente y en qué hotel están hospedados.

 Terminamos de comer el segundo plato y pedimos el postre. Casi todos nos pedimos helado excepto Carlos que se ha pedido un brownie. A mí me encantan pero he optado por algo más tradicional.

Me levanto para ir al baño cuando escucho mi nombre.

-       Por favor no te vayas.- me dice Louis con ojos de cachorrito.

-       Solo voy un momento al baño Louis, enseguida vuelvo.- le respondo con una sonrisa.

Vuelvo a recorrer toda la sala para llegar a él. Es muy bonito. Está muy limpio y tiene unas paredes blancas que son preciosas. Son simples, pero efectivas. Me lavo un poco la cara y las manos. Me miro en el espejo a los ojos y por un momento me parece estar en el camerino de nuevo. Antes de mi última actuación. Vuelvo rápidamente a la realidad y veo todo lo que está pasando. Estoy en un restaurante junto a mis cinco ídolos y uno de mis mejores amigos que jamás dejaría que me pasara nada.

Salgo del baño y no miro antes de salir cuando tropiezo, pero antes de que caiga alguien me agarra por la cintura antes de que toque el suelo. Lo miro a sus ojos verdes y todo desaparece a mi alrededor. Solo estamos él y yo.

-       Gracias.- digo apartando la mirada de sus ojos verdes tras un rato.

-       De nada, lo siento por haber tropezado.- me responde el camarero que nos atendió.

-       ¡No! Ha sido culpa mía que no miraba por dónde iba.- debe de tener veinte años, no más. La verdad es que es bastante joven, aunque supongo que estos tiempos que corremos obligan a estar en estas situaciones.

-       Bueno, dejémoslo en que ha sido culpa de los dos.- esboza una amable sonrisa y me ofrece una mano.- Me llamo Javier, aunque todo el mundo me llama Javi.

-       Yo soy María, encantada.- le estrecho la mano y le sonrío de vuelta.

-       Oye, ¿tú no saliste en el programa de “En lo más alto”?

-       Pues, sí. Llegué a la final, pero no gane.

-       De verdad, siento mucho que no ganaras, yo voté por ti.

-       ¿En serio?- pregunté emocionada.

-       Sí, me encanta tu voz y además, ¡eres de mi ciudad!

-       ¡Muchas gracias!

-       De nada, aunque me alegro de que no ganaras.

-       ¿Por qué?- algo se rompe en mi interior en este momento, una tristeza me invade y no puedo evitar sentirme mal.

-       Porque si hubieras ganado no habrías venido hoy a este restaurante, ni te habría conocido.

-       ¡Me habías asustado!- digo con una nueva sonrisa y ahora más tranquila.- Creía que decías que verdad no merecía ganar.

-       No, no.- dice haciendo un gesto negativo con la cabeza.- Siempre quise que ganaras por las razones que te he dicho. Bueno, María, me tengo que ir a servir a las demás mesas. Ha sido un placer conocerte hoy, y espero coincidir más veces contigo.

-       Yo también.- se acerca a darme dos besos y yo se los devuelvo. Acto seguido se va dejándome sola en la puerta del baño.

Vuelvo a atravesar la sala otra vez y nada más sentarme escucho a Niall, que estaba hablando con un tono de voz bastante alto.

-       ¡Suéltala!

-       ¡No! ¡Es mí servilleta, seguro que la tuya está debajo de la mesa!- contesta Louis agarrando la servilleta con fuerza.

-       Mejor quédatela.- dice Niall después de agacharse, agarrando una servilleta.- Me gusta más esta que he encontrado.

Tras esa pequeña discusión vino el postre. Lo trae Javier y cuando me ve me guiña un ojo. Yo le respondo con una sonrisa y él me sirve mi helado que había pedido. Cuando los camareros se van comenzamos con el postre hablando hasta que todos se callan.

-       Bueno María.- comienza a hablar Niall.- Como sabrás, no hemos venido aquí, a Ciudad Real, porque queríamos, si no porque tenemos una razón.

-       Exacto queremos hacerte una proposición.- continuó Zayn, me estoy poniendo más nerviosa por momentos.- Creemos que no la vas a rechazar, pero nunca se sabe.

-       Queríamos preguntarte si te gustaría ser nuestra telonera en el “Take me home tour”.- dice por fin Liam.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...