Show me you care [Español]

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 7 ene 2014
  • Actualizado: 21 mar 2014
  • Estado: In Progress
Todo se decide en la final del programa con más audiencia del país llamado "En lo más alto". Una oportunidad para María, que tras llegar a la final, cambiará su vida para siempre. Tras el veredicto de la audiencia, y gracias a internet hace que la famosa banda del momento, One direction, descubra su actuación y tome una decisión que cambiará su vida para siempre. Al igual que sus sentimientos.

8Me gustan
3Comentarios
589Vistas
AA

6. Capítulo 5

Tras esa capucha y esas gafas de sol, se encuentra  uno de mis ídolos, un modelo a seguir que me había ayudado infinitas veces a aguantar los insultos y bromas. Sus ojos azules y su rubio cabello eran inconfundibles.

Niall Horan está delante de mí. Tras haberme felicitado por mi pequeña actuación. Es como un sueño, pero lo mejor, es que no lo es.

Está con una gran sonrisa en su cara, mirándome con esos preciosos ojos mientras yo estaba inmóvil. No sé si era por la felicidad que siento o por la sorpresa. Tengo miedo de moverme y que todo desaparezca, pero cuando Niall se acerca a mí y me abraza empiezo a reaccionar. Me doy cuenta de que es real lo que está ocurriendo, que no es una ilusión ni nada parecido.

Le devuelvo el abrazo y cierro los ojos disfrutando del momento, hasta que el sonido de la puerta abriéndose me despierta de mi ensoñación.

Carlos con una gran sonrisa y un teléfono es el primero en entrar. Deshago mi abrazo  y miro como Carlos se acerca. En sus ojos veo un orgullo que no había visto desde la final de “en lo más alto”. Después de ese momento, me abraza y me susurra al oído.

-       Puede que no hayas ganado la final, pero para mí con la pequeña actuación de hoy, aquí y ahora me has demostrado que no hace falta ganar para recibir algo por ello.

Se separa un poco de mí y dirige la mirada a Niall. Luego vuelve a dirigirla a mí. Estoy tan contenta que no me doy cuenta de que me ponen unas manos en la cara tapándome los ojos. Doy un brinco y un pequeño grito, pero otra mano me tapa la boca.

-       Tranquila María.- me dice  la voz de Carlos.- Queremos darte una pequeña sorpresa.

Me quedo más tranquila cuando escucho esas palabras y pienso en lo que puede ser mientras me dan un leve empujón para que me mueva hacia delante. Atravesamos el pasillo y escucho como se abre una puerta. Me pasan a la habitación y me hacen sentarme en una silla. Escucho varias voces susurrando, pero no entiendo lo que dicen.

-       María.- me dice Carlos al oído.- Ahora vamos a quitarte las manos para que puedas mirar la habitación, pero no quiero que grites.

-       ¿Por qué iba a gritar?- respondo algo confundida.

-       Si fuera tú, lo rompería… Aunque en realidad, yo lo he roto.

Retiran suavemente las manos de mis ojos y ya entiendo perfectamente a qué se refería Carlos. Abro los ojos todo lo que puedo impresionada por lo que estoy viendo, al igual que mi boca. Vuelvo a estar en estado de shock, por segunda vez en un día. Esto no puede ser bueno.

Miro a los ojos a las cuatro personas que tengo delante. Esos preciosos ojos que me han hecho suspirar tantas veces. Marrón, esmeralda, azul. Nunca había pensado que esos ojos fueran más bonitos de lo que eran en las fotos.

Me miraban con cara extrañada, ya que llevábamos así más de un minuto. Hasta que al final Carlos se acerco a mí pasando por delante de mis ojos su mano para que despertará de mi trance. Dándome cuenta de que no es un sueño.

One direction estaba sentado delante de mí. Todos me miraban con una sonrisa. En ese momento, empiezo a reírme. Como se dice en estos casos, me rio por no llorar, porque, aparte de que había prometido no gritar, estaba demasiado feliz para llorar.

-       ¡Sois One direction!- digo y justo al momento  empiezan a aplaudir.

-       ¡Menos mal!- dice Louis.- Creíamos que te ibas a desmayar.

-       Es que no me lo creía.- respondo remangándome, un gesto mío típico de cuando estoy nerviosa.

Todos se levantaron, excepto Niall que estaba a mi lado, y se acercaron para presentarse.

-       ¡Soy Louis “The Tommo” Tomlinson!- dice acercándose hacia mí con los brazos abiertos. Lo abrazo y cuando por fin me suelta continúo con Zayn.

-       Soy Zayn Malik, encantado.- esta vez me acerco yo y le doy un abrazo al que enseguida el me responde.

-       Soy Harry.- titubea un poco pero al instante dice.- Harry Styles.- Procedo a darle el abrazo, pero él ya se había preparado y me lo devuelve al instante.

-       Yo soy Liam Payne.- me dice con una gran sonrisa.- Espero que sigas permaneciendo normal después de conocerlos.- lo abrazo extrañada por sus palabras, aunque en cuanto me lo ha dicho todos le han recriminado sobre lo que decía de ellos.

Cuando termino de abrazar a Liam vuelvo junto a Carlos que tiene una gran sonrisa y me da otro abrazo.

-       Te dije que algún día harías grandes cosas.- me susurra al oído.

Asiento y no puedo evitar que se me escape una pequeña lágrima de mis ojos y se deslice por mi mejilla hasta su hombro. Al cabo de un minuto nos separamos y vuelvo a mirar a mis ídolos sin terminar de creérmelo.

-       ¿Por qué no vamos a comer todos juntos?- sugiere Niall.- Además, María conocerá la zona y podrá llevarnos al mejor Puertollano de aquí.

-       ¡Claro!- digo con una sonrisa.- Pero antes debo avisar a mi madre de que no iré a casa a comer, además necesito dinero.

-       No te preocupes por el dinero.- responde Liam con una sonrisa que se derretiría cualquiera.- Nosotros te invitamos a comer. De todas formas ha sido idea nuestra ir a comer, así que nos toca a nosotros.

-       No puedo aceptar que me invitéis a comer. No me gusta que me inviten.

-       Pues hoy vas a tener que aguantarte.- dice Louis balanceándose como un niño pequeño sobre sus talones.

-       De verdad chicos que no puedo aceptarlo. Muchas gracias pero iré a casa a por dinero y ahora vengo.

Noto como todos se miran y de repente el grito que suelta Louis me hace sobresaltarme.

-       ¡A por ella!

Todos vienen a por mí y se dan un abrazo grupal, pero conmigo en el medio. Con que esta es su estrategia. Muy buena. Me están asfixiando y no creo que deshagan su abrazo a no ser que les diga que sí a lo de la comida.

-       ¡De acuerdo!- dije al fin rindiéndome ante su abrazo.- ¡Acepto que me paguen la comida!

Todos se separan y cojo una gran bocanada de aire. Mi siguiente reacción es soltar una carcajada. Después de todo había sido divertido.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...