Show me you care [Español]

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 7 ene 2014
  • Actualizado: 21 mar 2014
  • Estado: In Progress
Todo se decide en la final del programa con más audiencia del país llamado "En lo más alto". Una oportunidad para María, que tras llegar a la final, cambiará su vida para siempre. Tras el veredicto de la audiencia, y gracias a internet hace que la famosa banda del momento, One direction, descubra su actuación y tome una decisión que cambiará su vida para siempre. Al igual que sus sentimientos.

8Me gustan
3Comentarios
584Vistas
AA

2. Capítulo 1

“Puedes hacerlo”, me repito una y otra vez en mi mente. A solo unos minutos de mi primera actuación en la final estoy en una situación bastante mala, donde mis nervios no ayudan para nada. Estoy con Carlos en el camerino repasando todas las canciones que tengo que cantar hoy que en total son tres. Una, es la que canto al principio junto a Saray, mi contrincante, la segunda es la canción que me dieron a elegir, y la tercera es una conjunta junto a todos los concursantes del programa antes de la decisión final.

Solo quedan cinco minutos antes de la primera actuación. Respiro hondo, miro mi reflejo en el espejo de mi camerino. Mi cabello castaño cae liso, tal y como es, por mis hombros. Me miro a mis ojos verdes con toques marrones y me juro que esta noche, será mi noche, pase lo que pase.

- María, sígueme por favor. Va a empezar la actuación en pareja.- Me anuncia un chico del programa.

Me miro por última vez al espejo y lo sigo a través de todos los pasillos. La canción que cantaremos las dos juntas es “We are never ever getting back together” de Taylor Swift. El presentador nos da la entrada y las dos salimos al escenario por los lados opuestos.

Empieza a sonar la música y lo doy todo, disfruto del momento tan mágico en el que estoy ahora mismo. Con todo el país escuchándome a través de sus televisores, más todos los espectadores que hay aquí en directo que gritan y se lanzan para poder tocarme la mano. Sonrío y agacho la cabeza cuando por fin termino de cantar no recuerdo como lo he hecho, como siempre, aunque Carlos dice que es bueno ya que significa que he cantado con sentimiento por lo que estoy contenta conmigo misma.

Levanto la cabeza cuando oigo los aplausos del público. Aun con la sonrisa en la cara se lo agradezco de todo corazón y nos volvemos a meter en el camerino. Saray actuará antes que yo en las actuaciones así que puedo verla a través de una pequeña televisión en el techo del camerino.

- María, ¡has estado fantástica!- me dice Carlos entrando en mi camerino.- Sigue así en todas las actuaciones y ganas seguro. Con diferencia mejor que Saray.

Carlos me sonríe y me abraza, haciendo que yo también sonría. En ese abrazo me transmite toda la tranquilidad y seguridad en mí misma que necesito para  poder hacer lo mejor que puedo la siguiente actuación.

Un guarda de seguridad entra para llevarse a Carlos, ya que se supone que no podía estar conmigo. Yo lo despido con la mano y él me desea suerte una última vez con una de esas sonrisas que tanto me tranquiliza.

Enciendo la pequeña televisión y veo que va a empezar la actuación de Saray. Ha elegido la canción de “Rolling in the deep” de Adele. La está cantando perfecta pero en uno de los tonos altos le sale un pequeño gallo que le estropea toda la canción. Pero ella continua como si no hubiera pasado nada. Cuando termina hay una pequeña ovación por parte del público, pero hubiera sido mayor si no estuviera ese pequeño error. En ese momento enfocan con la cámara al jurado que niega suavemente con la cabeza en señal de desaprobación.

- Bueno, Saray.- le dice el presentador.- Una buena actuación pero veamos que dicen los jueces.

Saray se nota con preocupación y tristeza en el rostro, pero sobre todo enfado. Enfado consigo misma. Se acerca hasta el jurado y ellos le dan su veredicto, que es un suspenso por parte de todos con opiniones negativas aunque algún que otro miembro intenta animarla dentro de lo malo.

A continuación ponen anuncios y justo un guardia de seguridad entra para llevarme al escenario.

Por fin llego a la parte de atrás, se acaban los anuncios sale el presentador presentando mi actuación.

Y por fin la actuación de la segunda finalista de la noche. María Ávila nos trae “ Fix a heart” de Demi Lovato.

No he estado tan nerviosa en mi vida. Es un todo o nada. Miro mi conjunto elegido para este momento. Un vestido rosa pastel que me llega por un poco más arriba de las rodillas junto a unas manoletinas negras.

Miro al frente y mi música empieza a sonar. Salgo de la parte de atrás del escenario y me posiciono delante del micrófono, poso mis manos en él y empiezo a cantar mi canción elegida para esta noche. “Fix a heart” de Demi Lovato empieza a resonar por todo el plató del programa. Cierro los ojos y empiezo a cantar, olvidándome de todo lo que me rodea. Solo sintiendo la música que me atraviesa, haciendo que poco a poco desaparezcan mis nervios y se transformen en una inmensa tranquilidad.

Saco el micrófono del soporte y me muevo hacia un lado del escenario transmitiendo todo lo que siento en ese momento. Alegría, emoción, tranquilidad. Abro los ojos varias veces y una de las veces veo que todo el público mueve los brazos a un lado y a otro.

Me dirijo al otro lado del escenario y canto uno de los último estribillos más complicados, para que cuando lo termine vuelva al soporte, coloque el micrófono y emitir las últimas palabras de la canción “You never really can fix my heart”

Perfecto. He bordado mi actuación haciendo que sea la mejor desde que llegué al programa. Miro al público que estalla en aplausos y corean mi nombre al unísono. Se lo agradezco y no puedo evitar que una lágrima escape de mis ojos deslizándose por mi mejilla.

- Una muy buena actuación María.- me dice el presentador viniendo hasta mí. Me ofrece un brazo y yo se lo agarro.- Ahora vamos a ver que dicen los jueces de tu actuación.

Aunque sinceramente, no me importa lo que me digan. He hecho una de las mejores actuaciones de toda mi vida, la he bordado. Para mí eso es todo lo que me importa, estar a gusto conmigo misma.

Llegamos enfrente de los jueces tras atravesar un pasillo sin techo ni paredes que atraviesa por el jurado. Todo el público me ofrece la mano para poder chocársela. Yo lo hago a todos los que puedo y me siento como nunca.

Delante del jurado no tengo nervios estoy totalmente tranquila y a gusto con lo que he hecho.

- Bueno, María.- comienza Pablo Alborán, uno de los miembros del jurado.- Creo que ha sido tu mejor actuación desde que entraste al programa y eso cuenta tremendamente en el veredicto final. No te he visto ningún fallo, aunque tal vez alguno de mis compañeros tenga alguna pega, pero por lo menos, yo no. Te felicito.

- ¡Muchas gracias!- le agradezco ilusionada. La verdad, es que te lo diga alguien tan profesional como él te hace estar aun más orgullosa de ello.

- Veamos María.- procede a hablarme ahora Malú.- Tu actuación me ha parecido fantástica y creo que tienes todas las posibilidades de ganar. Me has dejado impresionada con todo lo que has disfrutado allí arriba, ya que a mí también me has hecho disfrutar con ello. Enhorabuena y mucha suerte.

- ¡Muchas gracias de verdad!- le respondo a Malú devolviéndome la sonrisa que me había enviado.

- Ahora es el turno de Risto.- dice el presentador mirándome por un momento y después vuelve a mirar al jurado, especialmente a Risto.

La verdad, es que nunca había recibido muy buenas críticas de Risto. Empiezo a ponerme nerviosa. Entonces hace algo que ninguno de los presentes se espera.

Se levanta en silencio de su sitio y se dirige hacia mí con sus gafas de sol que cubren sus ojos. Cuando llega hasta mí, el presentador me retira el brazo y Risto me abraza. Todo el público salta en aplausos que me dejan sorda. Estoy en estado de shock, pero cuando me doy cuenta de lo que está pasando reaccionó y le devuelvo el abrazo.

Un minuto después se retira de mí y vuelve a su sitio. Aun estoy sorprendida pero lo estoy aun más de las palabras que pronuncia a continuación.

- Llevo esperando esto de ti desde que entraste a este programa.

Más aplausos resuenan por todo el plató y yo no puedo evitar esbozar una sonrisa de felicidad que creo que se queda corta para todo lo que siento en ese momento.

- Yo quiero decir desde aquí a toda la gente que está en casa,- continúa Risto.-  que si no te votan, de verdad les pasa algo en la cabeza o no te han oído. Pero como no ganes juro a todo el mundo aquí delante de millones de personas, que no voy a volver a este plató, ni a este canal de televisión en mi vida. Y que se preparen para lo que es bueno. Aparte de esto nada más que añadir. Has conseguido que las noches interminables en este programa merezcan la pena.

Me quedo impactada después de sus palabras. Aunque pasados unos segundos, reacciono gracias a los vítores del público y respondo un simple gracias.

- Bueno María, después de este gran aprobado por parte del jurado hacemos una muy pequeña pausa y enseguida volvemos con la última actuación de la noche.

Cuando el presentador me despide vuelvo a recorrer el pasillo a través del público y me meto por el escenario a mi camerino de nuevo. Me encuentro con Carlos llorando de pura alegría que me abraza y me susurra:

- Estoy tan orgulloso de ti. Mi pequeña por fin se ha convertido en toda una cantante.

Me mira a los ojos y me deja, ya que un guarda lo vuelve a separar de mí llevándome a mi camerino.

Os preguntaréis donde está mi familia. Bueno, ellos no han podido venir esta noche porque están cuidando de mi abuelo que está en el hospital. Mi padre y uno de mis hermanos están en el hospital junto a mi abuelo, mientras que mi madre y mi otro hermano estás con mi abuela cuidándola en casa y viendo el programa.

En el camerino me miro al espejo y me sonrío. Mis labios rosados y finos se curvan en una gran sonrisa. La verdad es que no me creo nada de lo que ha pasado hoy en el programa. Me parece como una historia que estuvieran escribiendo en este mismo instante. Tan irreal. Tan maravillosa.

Bebo un poco de agua y me siento a descansar un poco. Sacó de mi mochila que he traído conmigo la partitura de la última actuación y la repaso antes de que se acaben los anuncios y de que llegue el mismo chico que me anunció la salida para la primera actuación. Lo sigo hasta el escenario después de atravesar los numerosos pasillos. Me encuentro con algunos de mis compañeros y los saludo con un abrazo y dos besos. Ellos me felicitan y solo les puedo decir “gracias por apoyarme”. Los anuncios llegan a su fin y con ellos el presentador vuelve a salir al escenario.

- ¡Aquí tenemos la última actuación de la noche!¡Una actuación en la que participarán todos los concursantes de “En lo más alto”!¡Y nos traen “ Tik Tok” de Ke$ha!

El presentador sale del escenario y empieza a sonar la música junto a nuestras voces, unidas por última vez. Cada uno de nosotros canta una frase y el estribillo todos juntos. Saray y yo al ser las finalistas tenemos una frase solas y otra las dos juntas, también con el estribillo.

Llega mi frase y lo hago como el resto de la noche. A continuación llega mi dúo con Saray en la que las dos lo bordamos. No importa lo que pase esta noche, tanto si gano como si pierdo este es un momento que recordaré toda la vida y me hace sentir ganadora.

Por fin terminamos la canción y nos colocamos tal y como nos dijeron. Una fila detrás de nosotras con todos los concursantes y nosotras dos delante de ellos esperando el veredicto final.

- Ahora procederemos a anunciar al veredicto de la audiencia.

Sale una chica por un lado del escenario y le entrega el sobre al presentador.

- Y el ganador de la quinta edición de “En lo más alto” es.- hace una pequeña pausa para abrir el sobre y pronunciar las palabras que cambiarán mi vida para siempre.- ¡Saray!

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...