Una historia que jamas fue contada...

Tres amigos en una intrépida aventura, tratando de encontrar lo que se ha perdido...

3Me gustan
2Comentarios
71Vistas

1. El comienzo

Que pedo Max como andas, me dijo Fernando que si íbamos al bosque a fumar weed, hoy en la noche.

Que paso Marcos, si claro yo me apunto.

Vale, entonces nos vemos en la casa de Fernando a las 11 para de ahí irnos...

Okey, ahí estaré.

Ya quiero que sea la noche, estoy ansioso por probar la marihuana que compro este Fernando. Pasaron las horas, Marcos estaba esperando que su mama se durmiera para así poderse escapar e ir a la casa de Fernando.

Llego la hora, la mama de Marcos se quedo dormida, Marcos se sale de su casa y va directo a la casa de Fernando.

Que onda Fer

Que pex Marcos ¿

Max todavía no llega o que?

Nel, si no llega en 5 minutos nos vamos ..

A ver deja le mando un mensaje para ver por dónde va.

Hola Max ya estamos aquí Fer y yo, ¿dónde andas?

Ya casi llego chicos, estoy ahí en dos minutos.

...

Que onda Max donde andabas.

Mi jefa no se dormía perdón (entre risas)

Bueno vamos, dijo Fernando.

Se adentraron el el obscuro bosque, cada quien llevaba una linterna, una vez Max encontró una casita de madera abandonada y siempre se van ahí a darse sus viajes.

Después de caminar casa quince minutos llegaron a la cabañita, toda hecha de madera, muy sucia y tenebrosa pero eso no los detenía.

Fer prende la luz de la cabaña y dice casa, dulce casa. Prende el primer porro y se lo pasa a Max y este se lo pasa a Marcos y así se fueron un buen rato.

Max y Marcos estaban en su viaje, a Fer no le pego y se entretiene viéndolos.

De repente sale Marcos de la cabaña y agarra una roca, y empieza a platicar con ella.

Hola roca, ¿como estas?

Estoy triste

Porque estas triste roca

Por qué no se olvide mis piernas y no puedo caminar , por eso estoy triste

No te pongas así, yo te presto las mías por un rato ¿va? ( Marcos hace un gesto como si se quitara las piernas y se las da a la roca)

La roca le agradece y se va corriendo, Marcos pierde el equilibrio y cae al suelo. Max ya estaba bien y muerto de risa de lo que estaba haciendo Marcos. Marcos despierta del viaje e intenta parase pero no puede, vuelve a intentarlo pero no puede. Desesperado empieza a gritar repetidamente ¡no siento mis piernas! Fer y Max se preocupan y corren a ayudarlo, Marcos se acordó de lo que paso en el viaje, le contó a Fer y a Max, después de unas horas todavía no sentía las piernas...

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...