Bisexual y antipático

Alice Cooper es una chica normal y corriente que no se preocupa mucho por sus estudios y tampoco es la típica popular en su instituto, un día, por razones familiares, el profesor de Música decide tomarse unos días para estar con su madre, quien está en el hospital, dejando paso así a su sustituto, Ronald, un chico alto, rubio, de ojos azules y con una mirada... Extraña. Quizá, y sólo quizá, Alice acabe enamorándose de él. --- PROHIBIDA SU COPIA TOTAL O PARCIAL. ESTA OBRA ESTÁ REGISTRADA EN SAFE CREATIVE BAJO EL CÓDIGO 1312269678241 Gracias. Lukiii http://www.wattpad.com/story/10869623-bisexual-y-antip%C3%A1tico

1Me gustan
0Comentarios
156Vistas
AA

1. Dudas y confesiones

Mi nombre es Alice Cooper, soy inglesa, amo la cultura japonesa, escribir, dibujar... Esas cosas. Tengo un gran sueño, y es viajar a Venecia. Siempre me ha gustado esa ciudad y, la verdad, no sé por qué. Mi personalidad... Bueno, soy el tipo de persona que sonríe aunque no sea feliz, ríe aunque tenga ganas de llorar... Tímida, muy tímida, no puedo mirar a alguien a los ojos cuando hablo y no porque mienta, sino porque me da muchísima vergüenza.

Ahora mismo me encuentro en el salón de clase, esperando a que entre el profesor...

- ¡Chicos! ¡Por favor, prestad atención un momento! - Intenta poner orden el señor Michaels o "el gafas" como así le llamamos. - Quiero presentaros a alguien - comienza él - este es Roy, va a ser mi sustituto a partir de hoy, os explicará cómo hacer cada cosa mientras yo estoy fuera.- El profesor de música tenía que quedarse en el hospital, por su madre.

El chico empieza a hablar, y yo no le presto atención alguna

Las clases a partir de hoy serán una mierda.

Poco después, suena la campana que indica que es la hora de salir fuera, a la libertad y comer, para luego, soportar otras dos horas más.

- ¡Alice! ¡Alice! - Corría hacia mi una chica rubia, alta y muy, muy guapa: Jeniffer, mi mejor amiga. - ¿Qué te parece el nuevo profesor de música? - Dijo, sonriente.

- Parece un gran antipático - Suspiro. A lo que todas las chicas -muchas que ni estaban junto a mi- se quedaron mirándome.

- ¡Pero si está buenísimo! - Gritaron casi todas al unísono.

Más para vosotras...

Y venga, otra hora más con el "Adonis" ese... Menudo día de mierda, y eso que yo amo los martes.

Tiene una extraña forma de mirar... Cómo decirlo... Es como si te comiese con los ojos, y no es broma. Una gran sonrisa... Pero, lo que más me llama la atención es esa manera de morderse el labio: se recuesta en su silla y espera a que nos callemos, mientras, como si riese para sus adentros, se muerde el labio inferior.

Tendrá unos 29 o 30 años. No lleva anillo por lo tanto -quizá- no esté casado. Lleva gafas y parece que no se las quitará en ningún momento. Es alto, de unos 1,80 cm más o menos... Lleva el cabello corto y, es pelirrojo. Su forma de moverse... Camina de un sitio a otro y se para, de una forma... Rara. ¿Será...? No, no puede o... ¿tal vez sí? ¿Será gay? Y además...

Es desesperante.

- Señorita Alice... ¿Podría quedarse un momento a ordenar la clase? - Pregunta él, antes de que yo pueda salir -o correr- de esta.

No, claro que no.

- Sí, lo haré con gusto profesor. - Y ahí estoy yo de nuevo... Sin decir las cosas que pienso.

Comienzo a limpiar las mesas y colocar las sillas mientras él intenta adivinar cómo se utiliza un maldito ordenador (que conste que ni siquiera ha podido encender el proyector para enseñarnos un vídeo.) Se ve... Bien. Quizá mis amigas tengan razón, es guapo.

Muy guapo.

¿Qué? ¡No! Quiero decir... Tampoco es tan guapo. Es normal, como todos. Además, yo ya tengo "mi" príncipe azul. Bueno... Técnicamente no es mío... Yo no tengo novio.

- Oye, si sigues pasándole el trapo a esa mesa la vas a desgastar ¿sabes? - Ríe él, tomándome la mano para que deje de limpiar.

 Sus manos son suaves, muy, muy suaves. ¿Pero qué estoy diciendo? No me interesa. Es un viejo.

Se queda mirándome a los ojos con esos tan... Bonitos. ¡Joder! ¡Es como si me hechizara!

- Profesor... - Logro susurrar. - Será mejor que me vaya. - Digo recogiendo mis cosas.

- Espera. - Sonríe. - ¿Puedo...? ¿Puedo preguntarte algo?

¿No acabo de decir que TENGO que irme?

- Claro, lo que desee.

- ¿Por qué dejas que te traten así? - Dice, refiriéndose a algo que pasó esta mañana.

Porque soy débil, porque no puedo defenderme, ni siquiera con palabras.

- ¿A qué se refiere?

- Ya sabes a lo que me refiero. Te vi, vi cómo te tratan. Te caíste y lo único que hicieron los demás fue señalar, reír y tirar tus libros a la basura.

- Sé bien lo que pasó.

- ¿Entonces? - Me observa con sus ojos azules, y no puedo evitar que una lágrima caiga por mi mejilla, la cual él limpia cuidadosamente. - No llores... - Susurra.

- No le incumbe lo que me pase, por favor, deje que me vaya. - Intento mantener la compostura para no abrazarme a él y romper a llorar.

- No. - Su voz suena decidida, un pequeño color rojo invade mis mejillas - No puedo. - Sentí sus ojos clavarse en los míos y no pude evitar comenzar a tartamudear.

- Yo... Yo no...

Fue acercándose a mis labios hasta hacer que se rozasen, poco después acarició mi mejilla... El tacto de su piel contra la mía... Era diferente, diferente a cualquier persona que había conocido antes.

Béseme.

- Lo siento, no debí... - Dice, antes de alejarse de mi.

- No, no debió. - Finjo estar molesta y camino en dirección a la puerta, cuando algo me detiene.

- Te llevo

Sí.

- No... No es necesario - A lo que él insiste.

- Es mi culpa que estés aquí a estas horas, déjame llevarte. - Comienza a recoger sus cosas y, cuando termina se acerca a mi - Por favor.

- Está bien... Gracias.

Cuando salimos del colegio sentí el pequeño sonido de la alarma de su coche, un Jaguar C-X75. ¡Dios! ¡Esos aún ni han salido al mercado! Tendrá demasiado dinero...

- Sube - Se acerca a la puerta y la abre, invitandome a entrar a lo que yo dudo durante un pequeño instante - Oh, vamos, sube, tampoco te voy a raptar - Y, aquel comentario me hizo dudar aún más, pero subí.

En el camino no hablamos, ni siquiera tenía un tema de conversación.

- Hemos llegado - Una gran sonrisa se dibuja en su rostro y me quedo mirándole - ¿Pasa algo?

- No, es sólo que... -Me acerco a sus labios, lentamente.

No, no debo.

Corrijo mi rumbo y beso su mejilla - Gracias.

Él se queda perplejo - A-ah... Sí... Quiero decir.... De nada.... - Dice con nerviosismo y noto cómo acaricia su labio inferior, haciéndome notar que quería ese beso.

- Adiós - Digo saliendo del coche

No dejes que me vaya

- Adiós - Susurra él y, como pensé, se fue.

Semanas después entro a mi casa, por suerte, no hay nadie. Mi madre trabaja diseñando ropa y mi padre... Bueno, mi padre es camarero. Subo a mi habitación, encontrandome con esta como estaba horas antes: desordenada.

Escucho el sonido de mi móvil: un Whatsapp.

Liz: ¡Hola! :) ¿Qué tal?

Yo: Bien, ¿y tú?

Liz: ¡Genial! Oye... ¿Puedo hacerte una pregunta? ¡Pero no te enfades!

Yo: Ya te he dicho que no me gusta nadie

Pesada.

Liz: ¿Cómo sabías que diría eso?

Yo: Llevas toda la santa semana intentando saber quién me gusta. Ya te lo he dicho, si me gustase alguien tampoco te lo diría.

Liz: Vengaaaa dimeeeeee. Que sé que te gusta alguien. No se lo voy a decir a nadie, te lo prometo.

Yo: No.

Liz: Que no se lo digo a nadie te lo prometo

Yo: Vale, está bien. Pero no se lo digas a nadie ¿vale?

Liz: Vale

Yo: El profesor de música.

Liz: ¡Qué fuerte!

Ya me estoy arrepintiendo.

Liz: Bueno, tengo que irme ¡Bye!

Yo: ¡Bye!

Lo suponía.

Ahora tengo que volver a clase, a mis padres se les ha ocurrido la gran idea de decirme que me quede a comer hoy en casa... En cuanto llego al Instituto, me encuentro con Roy, al parecer está de Guardia.

- Good Afternoon. - Saludo, intentando que note que estoy aquí

- Good Afternoon - Sonríe y vuelve a su semblante serio.

Si te lo estás preguntando: las clases de música son en inglés, aunque tenemos el libro en español.

- ¡Roy! - Le llama una chica de unos años menor que yo. - Le he encontrado en Facebook - A lo que él la mira riendo sin decir nada y yo también. - ¿A que tiene una foto tocando el saxofón?

- ¿De verdad crees que te lo va a decir?

- ¡Que no le voy a agregar! Sólo digo... - Seguimos riendo y toca la campana, indicando que cada uno debe volver a clase, incluído él. Y, como todos los martes, camina a paso rápido hasta su clase, seguido de mí. En cuanto llego me encuentro a Liz, la cual saca el tema de quién me gusta.

- Y ¿quien te gusta? - Pregunta Mindy, una chica con la cual normalmente no hablo (en realidad, no hablo con casi nadie)

- Nadie, ya lo he dicho

- Le gusta Roy - Responde Liz

- ¿Roy? ¿El profe?

- ¡Sí!

Venga ya.

- ¡Que no! ¡Que no me gusta! - Grito sin darme cuenta y al poco tiempo me acribillan a preguntas -todas iguales-

- A ver chicos, ¿qué es esto? ¿Esta es la educación que teneis? Intento hablar con un profesor y se os escucha desde mi clase. - Dice Roy

¿Se nos escucha? ¿Quiere decir que ha escuchado todo lo que he intentado negar minutos antes?

Al entrar, mi "amigo" Alex se da la vuelta en su silla para hablar con Liz, mientras todos los demás hablan y el profesor espera a que se callen.

- Eh, Alice - Dice, parece que todos seguirán hablando - ¿Te gusta Roy? - Y, como por arte de magia, todos se callan.

Observo como la persona a la que se refería -quien está sentado en frente mía- sé queda mirándome, como esperando una respuesta. Empiezo a reír, nerviosamente - ¿A qué viene eso? - Sigo riendo.

El profesor me manda callar, y no le hago caso. Me echa.

Menudo día.

Salgo corriendo de la clase, intentando escapar de todo y de todos. Soporto una hora más y luego vuelvo a mi casa, y, como de costumbre, no hay nadie.

Me conecto a Facebook y, por curiosidad busco a Roy.

¡Hay millones!

Quizá, si busco en alguna hoja suya...

¡Aquí está! Ronald Stevenson. Comienzo a buscarle, supongo que tendrá esa foto que dijo aquella chica, tocando el saxofón. Y ya lo he encontrado.

Nombre: Ronald Stevenson
Ciudad: Londres
Sexo: Hombre
Intereses: Hombres y mujeres

Bueno, su perfil es privado, ¡qué mal!

Hombres y mujeres

¡ES BISEXUAL!

---

Hasta aquí el primer capítulo, espero que les haya gustado y, si se están preguntando si esto es una copia o algo así: no, de ninguna manera. Esta historia está basada en hechos reales.

En mi historia, en realidad.

Lukiii

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...