Mi Hermanastro,Harry?

-¿Te das cuenta de que eres mi hermanastro? ¿Harry?- — Lo sé!. No me fastidies!.

97Me gustan
111Comentarios
39593Vistas
AA

42. “Mamá?“

MINI MARATÓN.

“Mamá?“ Capítulo 42

Me dolía ya hacerle daño a mi cuerpo por cada error que suelo cometer como adolescente, tengo 18, puedo liderarme bien. Con tantas dudas en la cabeza me recosté en mi cama, tomando poco a poco el sueño. La vida nunca me fue fácil, para nadie lo es ni lo será. Pensé antes dd caer en un profundo sueño.

(...)

Miré la sangre escurriendo de aquella tualla en el suelo del baño, creí haberla recogido hace horas, con suerte nadie la habrá visto.
Miré la navaja, seguido mis brazos con más cortadas de lo usual extraño.

—¿Estas Bien? -Preguntó la voz materna. - ¿Qué es eso Dann? -Preguntó preocupada.

Miré con atención la silueta escondiendo la navaja en mi espalda. Me pareció normal mirar aquella silueta sobre la puerta, aunque, en lo usual, me hubiera espantado.

Ignoré aquella sombre por algún motivo que aun no logro entender.

Subo aquellas escaleras, las mismas donde me caí, ahora mas nuevas y reparadas.

—¿Dann? No estas bien -Dijo la voz familiar.

La miro con destello y felicidad. Corro a abrazar la silueta. Mi madre.
De pronto. Sé que es un sueño. Por primera vez en mi vida me doy cuenta que estoy soñando.

—¿Mamá? Te extraño y te necesito de verdad -Dije sollozando entre su abrazo cálido.

Ella estaba preocupada y feliz, yo solo podía disfrutar del momento que jamas volvería a ocurrir.

—Dann, Tranquila, TODO -Me tomó del rostro con delicadeza.- Escúchame, Todo estará bien, no siempre será lo que desees pero recuerda que siempre estuve contigo, siempre, con tu padre, Louis, Drake y tu -Dijo con una lagrima.- los miro crecer todos los día. Los amo, y SIEMPRE ESTARÉ CON USTEDES -Aclaró sollozando con tranquilidad
—¿Mamá? Te amo ¿lo sabes? -Sollocé. 
—Descansa y haz lo correcto. Dann, confío en ti. 

Fue lo ultimo que dijo antes de que yo pudiera perderme en mi misma.

Abrí los ojos, tomé un gran suspiro y me levanté con rapidez, mirando a todo lugar, la sala, seguro me había quedado dormida en la sala. Tenía ligeras gotas de sudor y estaba asustada, pero, pronto reflexioné, Mamá. Comencé a preguntarme ¿fue real? ¿Mi madre se comunicó conmigo? ¿Fue Parte de mis alucinaciones como todas las veces?, ¿Qué he soñado?.

Me levanté y miré el pasillo, seguido aquellas escaleras donde había caído hace unos días, tenía ganas inmensas de volver al techo, tenía que subir por que TENÍA QUE SUBIR.

Me dirigí a ellas y sin importarme lo sucedido antes comencé a subirlas.
Logré subirlas y llegar al techo, seguro serían las 6:00pm. El aire cálido de Londres se adentraba en mi, algo me llamó la atención, el libro que había dejado, el libro viejo de mi madre que no había terminado de leer aquel día del accidente.

Lo tomé y lo abrí al azar. Y algo me llamó la atención. Una nota, la miré y pronto mis mejillas comenzaron a mojarse, lagrimas combinadas de dolor y felicidad, además de confusión, la letra de mamá en aquel papel, lo más cerca en la vida real que eh estado de ella desde hace años. Lloré, pero no sólo sollozos, parecían gritos. 

“Vamos Danna, TRANQUILIZATE” me dije a mi misma.
Leí la nota nuevamente “CONFÍO EN TI”.

Y desde ese momento me di cuenta que lo que había soñado tenía que ver con la realidad de mamá, ella confía en mi. Confía en todos y cada uno de nosotros. Como la extraño.

Suspiré con sollozos y bajé las escaleras y miré a Gemma por el pasillo. Mis lagrimas seguían cayendo sin parar, no dejaban de salir. Mi padre no estaba.

—¿Danna? Danna! -Me tomó de la mano.- ¿Q-Qué tienes? -Preguntó preocupada.

Jamás había dejado que me vieran llorar, quería simbolizar ser una persona fuerte por mamá. Cubrí mi rostro, la abrasé fuertemente.

—L-Luego t-te cuento -Dije apenas con las palabras en mi boca para hablar.-

La solté me alejé de ella unos segundos y me fui, tenía que tomar agua , comenzaba a marearme, pronto vi a Louis tranquilo en la sala.
Mis sollozos se escuchaban traté de callarlos pero fue enbano , no respondían sentía un inmenso dolor, ¿por qué se mueren las mejores personas? 
Mis lagrimas corrían exageradamente. Me miró extrañado de repente y se levantó rápidamente de el sillón donde ya hacia hace segundos.

—¿D-Danna? -Dijo .

Corrí a la cocina. Él me persiguió.

—Louis -Me rehusé a mirarlo a los ojos. Y lo abrasé.- Te quiero sabes? -lloré. Maldita estúpida llorona.
—lo sé enana -me abrasó con cariño.- ¿Qué pasa? -Preguntó.
—Mamá -Apenas pude hablar.- Soñé a mamá, y descubrí que en realidad si quiso decirme algo, que fue real , que aun nos ayuda y vigila. La extraño, todos la extrañamos y -y yo me siento tan... Indefensa sin su ayuda, me siento . Sola. -Hice una pausa

Él la hizo antes de poder hablar con pesadez en cada una de sus palabras.

—No lo estas, yo siempre estaré para ti Dann. -Me tomó de las mejillas.- soy tu hermano mayor.
—Lo sé, estaré bien por mamá, y por ustedes. Mi familia-Dije tranquilizándome.-
—Eres una sentimental. -Inquirió.- Te quiero hermana.

Me abrasó y reí por alguna razón que no podía comprender.

(...)
Las 9:00pm. Declaraba mi reloj de celular, al parecer Anne y mi Padre estaban dormidos temprano, Louis estaba con sus amigos fuera de casa y Harry subía las escaleras supongo, lo escucho cantar.
Yo seguía igual de decaída y al parecer tenia los ojos hinchados de tanto llorar, supongo que cada quien tiene sus tiempos de depresión, hablo de que ninguna vida es perfecta, en cambio yo me he guardado todo y supongo que hasta con las cosas mas mínimas me podría deprimir. 

Tenía hambre tenía que bajar, al fin y al cabo no me encontraría a nadie.
Abrí la puerta, y Harold seguía en las escaleras. Apresuré el paso y tapé mi cara con mi pelo. Lo miré de soslayo los pocos segundos y me miró extrañado.

—Danna, ¿te encuentras bien? -Levantó mi rostro dejando verme al descubierto.
—Sí -Dije fría. Intentando irme.
—No lo estas. -me tomó fuertemente del brazo.
—Déjame Edward -Dije seca.
—Tenemos que hablar. Danna. -Dijo con cierta desesperación. 
—¿Para qué?, -Dije sin más.- Sólo déjame ¿quieres? -supliqué con tono de resonancia.
—Espera -Me tomó y me besó.

Lento, con intensidad y cariño. Me besó, rápidamente me tranquilicé atontada. Me separé de aquel besador invicto y me retiré dejándonos con las palabras en la boca. Sonreí.

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...