Mi Hermanastro,Harry?

-¿Te das cuenta de que eres mi hermanastro? ¿Harry?- — Lo sé!. No me fastidies!.

97Me gustan
111Comentarios
39585Vistas
AA

40. Amigas”

“Amigas” Capítulo 40 

«Flash Back»

Miré detenidamente la escena, cada uno de los aspectos de aquellas dos siluetas besandose, Harry y Dayana.
No podía ser que apenas se conocieran y ay estuvieran compartiendo saliva, la simple idea da asco. Odié a Harry. Mientras yo sentía feo por que sentiría Harry en mi cumpleaños si yo besara Luke , Harry le daba igual lo que me pasara a mi.
Me sentí tonta, mediocre y humillada. Los miré segundos y sonreí falsamente. Subí las escaleras y me encerré ante las cuatro paredes de mi cuarto.

«Fin Flash Back»

Era la cálida mañana de Miercoles tan sólo dos días y Luke ya tenia lleno teléfono de mensajes. Platicas de media noche y aun así seguía mandándome mensajes. Yo y Dayana habíamos hablado varias veces, hasta ayer en el recreo nos sentamos juntos, era buena persona de pocas palabras. Para mi suerte yo hablo demasiado. El simple hecho de que ella fuera buena persona me fastidiaba, Harry la querría mas a ella. Pero sin embargo ella me caía bien.

—Buenos días -Dijo amigablemente Anne.

Nos encontrábamos en el desayuno, Gemma había ido a buscar un departamento tan temprano por que le gustaba el clima. Ella tenia la loca idea de mudarse e independizarse sola, Gemma es un ejemplo a seguir. Muy bueno debo decir. Jamas entenderé por que Harry no lo toma. 
Louis, Harry, Anne y Yo nos encontrábamos en la mesa. Mi padre estaba trabajando. 

—Hola -Saludé.
—Hey!, Enana, llegaremos tarde si no te apresuras. -Incitó Louis.- vamos Dann.
—Ya voy -Reí. Estaba alegre.-
—De buen humor señorita -Inquirió Anne.

Asentí.

—Ya le hacía falta -Escuché decir a Harry entre dientes.-
—Lo sé Harry .-Le dije seria y me levanté de la mesa para recoger mis platos. Este se sorprendió, seguro creyó que no lo había escuchado y es que como habla tan bajo. Pensé sarcásticamente.

(...)

Eran las 3:00 pm, yo y Dayana estábamos en el parque lejos de la escuela, de casa y de la sociedad. Muy lindo. Platicábamos interesantemente sobre esas cosas que suelen ocurrir sin ninguna explicación. Le mencioné sobre el sentimiento que sentía con Harry, pero le mentí en algo, le dije que no era Harry, que era por otra persona , para que no sospechara y no se arruinara lo poco que tenía con Rulos. 

—Sabes, sé que puedo confiar en ti. Tu hermano me gusta. -Afirmó la chica de ojos claros.
—Hermanastros -recalqué.-

Rió aun sin decir algo que me pareciera gracioso.
Por dentro me sentía invadida. Pero era buena persona. No le haría daño.

—Pero, hablamos poco y lo único que hacemos es besarnos. -Admitió.
—Pues -suspiré por lo que iba a hacer.- escúchame, se atrevida y sonríe le. Él ama las sonrisas, más que sostengas tus brazos al rededor su cuello, lo enloquece, y-yo lo conozco. Él ha t-tenido novias y sé lo que siente ante cada aspecto. -Le ayudé.

Le decía como enamorarlo aunque aun así me sentía mal ya que ayudaba a esta chica s enamorad a mi chico. En fin , necesitaba alejarme de Harry y estar con Luke. Quien no dejaba de llamarme. Comenzaba a hostigarme. Ya le había dicho que dejara de llamarme que suficiente teníamos con vernos todos los días en la escuela. El chico era lindo pero me comenzaba a molestar su impertinencia y gran gasto de saldo.

«Horas después»
Dayana ya se había ido, mis mejillas se comenzaba a mojar por aquellas lágrimas dd impotencia, de no poder hacer nada ante lo que ocurría, sabía que tenía que alejarme del tonto de rulos y no lo hice, subí mis escaleras y me encerré en mi cuarto.
Lo miré unos minutos, me senté sobre la cama y visualicé que en el piso había dejado una caja. Cosas de la escuela. Localicé mi antiguo amigo llamado cúter. El mismo que solía utilizar a los 13 parte de los 14-15 y tal vez esta vez solo para rasgar mi cuerpo cada vez que sentía culpa o impotente. El solo hecho de ver sangre me gustaba.

No le haría daño a nadie. Sólo a mi.

—Ven conmigo Suertudo -dije al cúter ya hacía en mi mano.

Miré mis shorts y en mi puerta comenta a rasgar ciertas letras como “E” de Estúpid@, “O” Odio. “M” mamá. Miraba la poca sangre. Me recorrí la manga suavemente y en mi muñeca comente a rasgar con fuerza y sin miedo miré la sangre transcurrir por mis dedos y caer en la tualla en el piso. Siempre amé ver como la sangre me corría por los dedos, el ardor comenzaba a aparecer, pero no me importaba, era adorable la Escena.

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...