Mi Hermanastro,Harry?

-¿Te das cuenta de que eres mi hermanastro? ¿Harry?- — Lo sé!. No me fastidies!.

97Me gustan
111Comentarios
39595Vistas
AA

24. (24) “¿Qué hace él aquí?”

“¿Qué hace él aquí?”
Capítulo 24

Hace ya 3 días pasó aquella intensa noche con Harry, quién me trata de seducir con sus miradas, y me siento tonta, indefensa, creo no me siento lista para admitir que "me gusta" de nuevo, pero, es mi hermanastro, eh pensado miles de veces lo que sucedería al confesarle a mi padre o a la familia lo que hicimos yo y Harry, que somos irresistibles uno al otro , o al menos Harry me es irresistible.

Me encontraba sola en casa, Harry con mi padre. Louis y Gemma salieron con sus amigos de la universidad y Anne fue a comprar despensa con Drake. Decidí quedarme sola.
Estaba recostada en la sala, mirando el techo, en volviéndome en mis propios pensamientos.

Alguien llamó a mi celular. ¿Quién osa destruir mi estabilidad?

—Hola!, Danna. -Se escuchó tras la otra línea. Numero desconocido- Ábreme la puerta de tu casa. ¿Por favor? -Tras dicho eso colgó.

La abrí. Extrañada.

¿Qué? ¿Qué hace él aquí? George. El chico que conocí en España hace unos meses.
Sonreí bobamente al recordar lo que me dijo antes de venirme nuevamente a Londres.

“Eres lo que busco, simplemente jamás encontraré algo como lo que tu eres. Enserio me gustas.”
Soy una chica de 17 años, no puedo resistirme a eso.

Él chico ahí estaba, con una sonrisa encantadora de oreja a oreja, sacudiendo sus rizos y con los brazos abiertos. Era casi perfecto.

Lo abrasé.

—¿Y bien? ¿No dirás nada jovencita? -Dijo frunciendo el ceño.
—¿Q-Qué estas haciendo aquí? -Dije confundida.
—Bien, me enteré que en la escuela que me comentaste, tu escuela, había puestos vacantes, estaré por uno o dos meses mientras se estabilizan las escuelas de España. -Guiño su ojo.
—Genial, tienes donde quedarte? -Aclaré mi voz
—Sí, hay un departamento de mis tíos a dos cuadras de aquí donde me dejaron pasar las noches necesarias.

Sonreí y lo tomé de la mano adentrandolo en casa. Nos dirigimos a la sala, prendí la TV.

—Danna, te extrañé sabes... —Dijo justo a mi lado. Palabras que, no sé por que, erizaron mi piel. 
—S-si? -estaba nerviosa, por alguna razón mi cabeza no estaba cuerda. Lo miré.- 
—Sí, y mucho. -Se acercó a mi aún más. Parecía tener intensiones de un beso de bienvenida, cada vez se me acercaba más y más. Mis ojos miraban sus labios, sus derretibles labios, teníamos que estar a 5 centímetros de distancia. Su aliento chocaba contra el mío.

¿Enserio pasaría? Que desconsiderada soy.
     
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...