Mi Hermanastro,Harry?

-¿Te das cuenta de que eres mi hermanastro? ¿Harry?- — Lo sé!. No me fastidies!.

97Me gustan
111Comentarios
39005Vistas
AA

22. (22) "Que tierno"

"Que tierno" Cap. 22
*17 años*

Recuperé mi autoestima, subí con exactitud mis calificaciones, seguía siendo yo, pero más intelectual" decía Drake. Mi hermanito valla que había crecido, sólo que tenía como objetivo ser como Harry cuando sea grande, mala suerte, además intento ser más social, en cierto sentido me da un pavor inmenso volver a ir a España, mi lugar natal, pensar en eso me deprime porque yo en verdad amaba aquel lugar. 
Ah!, por cierto, apuesto que todos quieren saber sobre Harry, ¿Qué pasó aquel día?. Ja, deberán descubrirlo después.

El ruidoso y estruendoso sonido que siempre nos avisaba la llegada de una gran tormenta se hizo presente. Era viernes.

—Vamos tórtola, -Decía Louis en el sofá.
—Cállate obeso, llegué primero. -Me defendí, yo y Sarah, mirábamos una película, Louis se metió de colado, Gemma estaba con Anne en el hotel de trabajo donde Anne, Steve, Gemma y Louis pasarían la noche. Sólo que Louis se iría más noche. Yo y Harry decidimos no ir. Harry estaba con Zayn, Liam,Niall los chicos que se encontró aquellas vacasiones. 

—¿Quieres palomitas? -le ofreció Sarah a Louis.
—Sí -Asintió estirando su mano para tomar una. 

Pronto alejé las palomitas de él.

—Pues sigue queriendo -Le guiñe el ojo.

El me fulminó con su mirada entrecerrada y tomó un puño de palomitas y se las metió a la boca.

—¡Gracias! ¡Sarah! -Dijo Louis mirándome indignamente.

Pronto Sarah se fue, Harry y sus amigos bajaron a la sala donde estaba yo mirando la TV sola.

—Vas hapennin Danna -grito dándome un ligero susto.
—Hola, Zayn, que zeynsual -Lo mire de pies a cabeza, tenía nuevo corte. Se veía sexy.

Rió y Harry me miró.

—Yo también tengo algo nuevo. -Agregó presumiendo. Su comentario lastimero me hizo sonreír, pero aunque siempre le peleé dentro de mi hay algo que siempre tiene una impresión de el realmente sexy y atractiva, seguro eran las 8:00pm, comenzaba a hacer frío y decidí ir por una gran cobija para mi, justo decidía cual sería la más abrigadora para la ocasión, justo me dirigía a la salida con las cobijas cuando Harry aparece, así, de la nada, el extraño de rulos se había inclinado en el marco de mi puerta, como todo un galánator. 

—¿Te ayudo Greñuda? -Se ofreció con los brazos extendidos.
—No gracias, al menos no tengo el cabello de afro. -Alzé una ceja y coloqué mi mirada juguetona.

El rápidamente toco su cabello algo despavorido ¿se la había creído?

—¿Quieres que me corté mis rulos? -Dijo con algo parecido a un miedo a mi respuesta.
—No -Lo tomé de la mejilla y le di un beso en ella.

Así es, desde que llegué, somos más bipolares que antes, somos muy cariñosos, y hablo más que un simple abrazo y una mirada si no que, el tema "Abrazos posesivos y sonrisas pervertidas" se nos habían apoderado. Pero a veces nos evitamos y nos seguimos fulminando con la mirada cada que algo no nos parece correcto. Él sigue cantando en su grupo que pasó de "White Skimo" a "one direction", quién ahora ya tiene gran fama, las chicas lo amaban, los amaban. Y "irrisistible" la canción que me dedicó aquellas vacaciones en la playa, seguía presente. ¿Cómo pasó?, Toda mi vida me la he pasado preguntándome como es que pasan las cosas sin explicaciones, siempre supe que Harry no sería mi familia, a él le tengo otro tipo de cariño guardado.

Me sonrió y me tomó por las caderas, me puse algo nerviosa, él miró mis labios y seguido mis ojos, sonrió dejando ver sus hermosos hoyuelos, no hice ningún tipo de gesto hasta poder saber que era lo que pretendía.

—¿puedo? -preguntó

Me extrañé pero asentí.
Me empujó poco a poco a los adentros de mi habitación, me miró una vez más, alzó mi cara y me besó, sin dejar el beso "a pasional" cerró la puerta y con ella el seguro. 
Estaba harta de que el odioso tomara las decisiones, como un día me besa y al otro no, siempre cuando quiere, si esto va así, necesito tomar las riendas. Lo recargué a la pared como toda una experta mientras el movía suavemente sus manos sobre mi cadera yo sólo lo mantenía acorralado en la pared, mientras una de mis manos tenía sus pequeños 
Despeinados rulos en un puño. 
Pronto cambiamos de posiciones quedando yo chocando contra la pared.

Parecía que había más temperatura por que antes tenía frío y ahora sólo quería salir a mojarme. El beso se tornó cada vez más y más intenso, y cuando me di cuenta mis impulsos ya le habían arrebatado su camisa de cuadros dejándola caer al piso , y el ya me tenía sin blusa, técnicamente en brasier.
Valla escena, podía asegurar que mi respiración se aceleraba al igual que la de él.

—¿Estas segura? -Dijo él rompiendo el beso para tomar aire. Con una respiración agitada.
—Eso creo -Le dije, estaba confundida pero lista para nuevos actos.

Sonrió confundido y me besó nuevamente mientras desabrochaba mis jeans negros, y yo los suyos, mis pantalones estaban totalmente abajo, nos dirigimos a la confortable cama, donde caí para estar al uso ser Harry Styles el chico que podría de mi hermano. Sacó el sobre que llevaba en su pantalón.
El chico parecía ser todo un experto en esto, se encimo sobre mi y bajó suavemente mis bragas, ropa interior, y yo la de él hasta quedar totalmente desnudos, pronto ya estaba encima mío, habría mis piernas un poco y se acomodó entre ellas, sentí su grandísima erección chocar contra mi entrepierna algo que grandiosamente me estremeció todo mi cuerpo calenturiento. Abrió aún más mis piernas con respeto y yo sonreí, que locura estaba haciendo. Esto no era un juego estaba mi virginidad en juego pero parecía nada de eso importarme. 
El chico se acomodó de tal manera para empujar su gran erección hacia mi vagina, mis adentros, realmente tenía miedo, ósea, que te metan algo así de grande por donde jamás tenías algo dentro da miedo. Valla qe grande (xD)
Rulos daba ligeros suaves mis piernas mientras el movimiento que hacia era cada vez más intenso, me sostuve de la cabecera de la cama para no moverme tanto y hacer que a Harry se le facilitará. La cama se movía y trataba de contener grandes pero GRANDES gemidos que intentaban salir, pero mordía mis labios dejando salir un sonido como "hmm"intenso. El sonreía y parecía atento a mis gesticulaciones además de que de veía motivado ahí arriba, me dolía. Y el no dejaba de decirme. Algo como “valla amiga, esta pequeño tu ... O mi erección es grande.” Reía conteniendo gemidos, Parecía que era mucho que meter dentro mío.

—¿también eres primerizo? -Le exclamé conteniendo gemidos.

El asintió. 

Que tierno, acepto perder su virginidad conmigo. Estaba sonrojada. El sonreía pero mientras más se apasionaban el tiempo la cama de movía más. 
Cuando ocurrió lo menos esperado..

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...