"She Wolf".

'Una vez, un humano y una bestia se enamoraron, pensando que así salvarían sus vidas'.
<<—¿Quien eres? —suspiró—. ¿Qué eres?
—No lo sé... >>.
'Una vez dos almas completamente diferentes se juntaron; crearon una historia, una historia prohibida'.

14Me gustan
6Comentarios
608Vistas
AA

5. "¿Por qué la trajiste?"

—¿Por qué la trajiste? —oigo.

—Porque estaba sola e indefensa... nada más —dice él.

—Tiene algo raro... no me fío de ella. ¿Alguna vez viste a una chica con el pelo y los ojos grises? Eso no es de ser una persona normal... es un bicho raro, tenemos que sacarla de esta casa.

—Me niego, Lidia, está indefensa... 

Abro los ojos despacio y veo que estoy en la habitación donde me cambié antes. Tengo un trapo mojado en la cabeza y una gota de agua va bajando por mi frente poco a poco. Levanto un poco la cabeza y me fijo en la ventana, sigue nevando. Cojo el trapo y lo dejo encima de la mesilla que hay a mi lado, me desarropo y me levanto sin hacer mucho ruido. Coloco los pies fuera de la alfombra que hay debajo de la cama y noto que sigo sin tener frío en mi cuerpo. Me voy acercando a la puerta de madera y coloco mi oreja en esta.

—Haz lo que quieras... eres un completo idiota, esa no va a sobrevivir aquí ni dos días. Se volverá loca antes de una semana.

—No si consigo que todos desaparezca.

—Llevamos demasiado tiempo intentándolo, no lo consiguió ni papá... que se vaya.

Kit abre la puerta y yo rápido me aparto, coloco mis manos agarradas delante mía y hago como si nada.

—Ya me he despertado... —digo sonriendo y actuando como si no hubiera escuchado nada.

—Ya veo... ¿cómo te encuentras?  —pregunta acercándose a la mesa de noche y cogiendo el trapo húmedo.

—Pues... bien, sí. Me podré ir dentro de un par de horas como mucho.

—No, no, tú tienes que pasar la noche aquí.

Ni de coña paso yo aquí la noche Pienso.

—Oh, no, no hace falta, no quiero causar molestia —inquirí algo nerviosa.

—No es ninguna molestia, de verdad, es más, si te vas no tendré la conciencia tranquila. 

Me muerdo el labio y me siento un poco asustada, no me queda ningún remedio, así que acepto a quedarme una noche. Kit se va del cuarto y me cierra la puerta. Yo coloco la mano en el picaporte pero a los segundos la aparto, ladeo la cabeza y miró a la ventana, veo un pájaro. Me acerco a abrirle la ventana, el animal entra rápido y se coloca en la cama, parece que tirita. Está asustado y me acerco lentamente hacia el y lo cojo. Abro el armario que hay al fondo de la habitación y agarro un jersey azul, rodeo al pájaro con este y le dejo un hueco para que pueda respirar, a los minutos se duerme.

de repente escucho un ruido proveniente de la ventana y me giro rápida y algo asustada. Es él. Corro hacia la ventana y la abro, pero ya se ha ido. Bajo la mirada algo preocupada y me giro. Me encuentro delante de una polera negra, levanto lentamente la mirada hasta llegar a sus ojos castaños, su cabellera rubia brilla y en su boca se dibuja una sonrisa..

—¿E-eres tú...?

Coloca su  mano sobre mi mejilla derecha y agarra mi mano, comienza a acariciarla y yo cierro los ojos. Coloca un mechón de mi pelo detrás de mi oreja y se acerca poco a poco a mí. Puedo  notar su respiración a apenas dos centímetro y entonces...

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...