Salváme

''Sálvame, por favor, sálvame de esta pesadilla''
''Haría lo que fuera por hacerlo, princesa''
''Sácame de aquí, haz que se detengan... Haz algo''
''Lo que sea por ti, nena''

(...)

''Yo sé como puedo salvarte''
''¿Cómo? Dime, por favor''
''¿Confías en mi?'' ....

9Me gustan
13Comentarios
729Vistas
AA

12. Capítulo 11

Capítulo 11

|Sin Punto De Vista|

Zayn la miró, el enojo reflejado en sus ojos. ¿Quién lastimaría a esta pobre chica? Bufó molesto, aunque cuando ella le había mencionado eso de ‘’Espera hasta mañana en la escuela para golpearme si quieres’’ cuando la vio camino a casa por uno de los caminos de tierra. Él había mirado su moretón y había entendido todo, pero necesitaba aclaraciones; no quería, por una extraña razón, que le hicieran daño a ______.

Sabía lo que se sentía, ya que él mismo había pasado por aquello.

Tenía doce años cuando sus compañeros y las personas que se hacían pasar por ‘’amigos’’ comenzaron a molestarle, golpeándolo, encerrándolo en los baños e insultándolo. Jamás logró saber el porqué de aquella situación. Uno de aquellos chicos que disfrutaba golpeándolo era Aaron Wells, y, luego de 6 años, volvió a encontrarlo, disfrutando nuevamente molestar a otras personas.

Su madre al enterarse, lo había cambiado de escuela y puesto una demanda al director por la falta de atención hacía los más jóvenes. Zayn pensó en que nunca más volvería a encontrarse a Aaron por allí. Pero aquí estaba, yendo a la misma escuela que él. Él sabía que no lo reconocería, ya que a esa edad su cabello era de un castaño era algo más claro, pero con el pasar de los años se le fue tornando cada vez más oscuro hasta quedar casi de color negro. Además, su forma de rostro ya no era la misma, ni menos su complexión. Cuando tenía doce años, su rostro era ovalado y era, por así decirlo, ‘’rellenito’’; una de las muchas razones por el cuál lo molestaban. Fue un cambio realmente notorio y llegó de golpe cuando entró en la pubertad a los catorce años, donde ya estaba yendo a la Sherwood Forest School. Allí sucedieron cambios en su cuerpo y su mente, lo que lo hizo cambiar la forma de ver la vida.

A mediados de año, zayn se unió a la banda actual. Para ese entonces, allí solo estaban Michael, Jared y Kyle. Allí consumía drogas y bebía hasta no poder ponerse de pie todos los fines de semana. Luego de un año, llegaron Jason y Marcus. Supieron por ellos que estaban siendo perseguidos, por lo que Michael nos compró una arma a cada uno y así les enseñó como utilizarla. A la semana mató por primera vez.

Los recuerdos invadían de una forma perturbante la mente de zayn, quien aún, con la mirada fija en ______, seguía sentado a su lado en la cama.

_____ no dejó de mirarlo con el ceño fruncido. Se le veía realmente hundido en sus pensamientos que decidió mejor no decir nada al respecto.

|PDV de ___|

Sus ojos cafes estaban perdidos mirando hacía atrás mío, pero al momento de darme vuelta noté que no había nada interesante allí aparte de la pared.

Estaba pensando en algo… ¿Qué? No lo sé, pero de inmediato comencé a sacar conclusiones. ‘’Quizás esté pensando lo divertido que sería golpearme, o quizás en las muchas maneras de hacerlo para que a mi me duela’’ Me encogí en mi lugar, mientras que disimuladamente intentaba echarme hacía atrás, alejándome del cuerpo de zayn.

Él me miró de repente. Sus ojos clavados en los míos. Se acercó peligrosamente a mi, haciendo que mi cuerpo se fuera hacía atrás para que mi espalda tocara la suave almohadas de plumas, impidiéndome seguir retrocediendo. Él continuó acercándole, para luego sentarse más cerca de mi y abrazarme.

¿Abrazarme? Me estrechó contra sus brazos, juntando ambos pechos y torsos. Quise apartarme, poniendo ambas manos sobre sus fornidos hombros y empujándolo fuera de mi cuerpo. Zayn solo me apretó más contra su cuerpo, quitándome el aliento.

—¿Zayn ? ¿Q-qué haces? —pregunté con miedo.

Jamás había recibido un abrazo, no desde que mi madre murió como se puede notar. Quizás me haría daño. Me podría golpear. Cada pensamiento negativo posible llegaba a mi mente como una bomba, poniéndome realmente nerviosa y tensa.

—Sólo relájate, _______.

Volvió a decirme aquel apodo. Intenté hacer lo que él me pidió: relajarme en sus brazos. Cerré los ojos por un momento e intenté hacer que mi cuerpo dejara de estar tenso.

Lo logre.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...