Empezar de nuevo (1D - Louis)

Julia Bolton, una chica con una vida complicada, en búqueda de su familia por Londres. Nunca ha conocido el amor. Sus pasiones el baile y el piano, con el sueño de dedicar su vida a ello. Aunque sea difícil ella no piensa rendirse.

Y tendrá la ayuda de su abuelo y de cinco locos famosos; y especialmente de uno de ellos. El chico del pelo desordenado y ojos traviesos. El bromista de One Direction.

Louis Tomlinson, un chico con una vida fácil y con cinco amigos que son más parecidos a cinco hermanos. Recién salido de una relacion que no acabó muy bien. Con su sueño de dedicarse a la música cumplido, con millones de fans esperando una sola mirada suya.

Pero su mirada solo se dirige a los ojos de esa persona, a la que ha estado buscando toda su vida. A esa bailarina rebelde nieta de uno de sus patrocinadores. Esa chica con sonrisa de ángel, que le hará volver a creer en el amor.

5Me gustan
0Comentarios
243Vistas
AA

3. Capitulo 2 - Explicaciones

 

Capitulo 2 - Explicaciones

 

Me levante y seguí a Louis hacia la parte trasera de la casa. Había una puerta que daba a un gran jardín. Me llevo hasta la sombra de un árbol, nos sentamos y allí me derrumbe. Yo que me imaginaba a mis padres como gente modesta que no pudo hacerse cargo de mi, y por eso me dejaron en un orfanato, para que encontrase un lugar mejor donde vivir. Que pensaba que encontraría la familia que tanto había deseado desde que tenia uso de razón. Pero toda esa imagen de familia feliz era mentira. Mi madre nos abandono y mi padre había muerto. Solo me quedaba mi abuelo. Las lagrimas caían de mis ojos sin control.

 

Louis me abrazo contra su pecho, y yo me deje abrazar. Susurraba palabras de apoyo en mi oído mientras acariciaba mi cabeza: "ya paso", "sh, no llores pequeña"... Cuando conseguí dejar de llorar, empecé a contar mi vida como si le conociese de siempre, y es que necesitaba soltarlo todo. Cuando termine con mi discurso, se quedo callado durante unos minutos todavía abrazándome. Y yo rompí el silencio.

 

- Ya sabes toda mi vida, ahora te toca hablar de ti - le dije forzando un poco una sonrisa.

 

- Me llamo Louis Tomlinson y tengo diecinueve años. Vivo en Londres con mis cuatro mejores amigos, aunque soy de Doncaster. Tengo cuatro hermanas: Lottie, Felicite, Phoebe y Daisy. Voy siempre que puedo a verlas. Junto con Harry Styles, Niall Horan, Liam Payne y Zayn Malik, soy parte de One Direction - me miro y me dijo sonriendo - tienes el honor de estar con uno de los hombres más deseados de Inglaterra.

 

- ¡Que honor!, creo que me voy a desmayar - le respondí mientras me reía con él - One Direction me suena mucho... me parece que a mi mejor amiga le gustáis.

 

- ¿No has oído nada de nosotros? - me encogí de hombros - Pues mira que somos conocidos...

 

- Cántame algo, a lo mejor me suena... - le propuse.

 

- Baby you light up my world like nobody else,

The way that you flip your hair gets me overwhelmed,

But when you smile at the ground it ain't hard to tell,

You don't know,

Oh oh,

You don't know you're beautiful,

If only you saw what I can see,

You'll understand why I want you so desperately,

Right now I'm looking at you and I can't believe,

You don't know,

Oh oh,

You don't know you're beautiful,

Oh oh,

Thats what makes you beautiful.

 

Me cantó ese trozo al oído. Y me acorde que ya la había escuchado antes, era la canción que Teresa me habia obligado a bailar en el video para la academia de danza. Me encantó su voz y como le brillaban los ojos mientras cantaba.

 

- ¿Te ha gustado? - me preguntó Louis un poco tímido.

 

- ¿Dónde se ha metido el Louis arrogante y con el ego por las nubes? - le dije riéndome - ¡Pues claro que me ha gustado! Cantas genial, no me extraña que seas famoso. Además esa canción la he bailado yo antes.

 

Se sonrojó un poco y bajó la cabeza. Me hacia gracia, así que le di un beso en la mejilla. Nos miramos durante unos minutos, sin despegar la mirada del otro, podíamos ver los sentimientos que pasaban por nuestros ojos. Miedo, tristeza, esperanza.. podían leerse en sus preciosos ojos azules.

 

- Va a ser mejor que vayamos entrando o el señor Bolton va a pensar que te he raptado - me guiñó un ojo divertido.

 

Fuimos hacia la casa empujándonos de un lado para otro como niños pequeños. Acabé corriendo hasta la sala de estar. Allí me esperaba mi abuelo.

 

- Julia - se levantó nada mas verme entrar.

 

- Abu,  ayúdame - le dije riendo mientras me escondía en su espalda.

 

- ¡Julia te vas a enterar cuando te coja! - chilló Louis que entraba a toda velocidad.

 

Frenó como pudo, se puso rojo hasta las orejas y empezó a tartamudear, al ver a mi abuelo con cara seria y yo escondida detrás.

 

- Pe...per..dón se..ñor Bol..bol..ton - consiguió decir, a la vez que yo me tapaba la boca para no soltar una carcajada.

 

- No te disculpes Louis, seguro que la culpa la tiene mi nieta - sonrió mi abuelo.

 

- ¡Abu, defiéndeme! - me quejé.

 

- No te quejes que seguramente sea la verdad, anda siéntate -  me señalo el sofá de antes - ¿Qué has pensado hacer ahora que sabes que solo te queda este vejestorio como familia? Yo te ofrezco mi casa pero eres libre para decidir lo que quieras.

 

Ya lo había pensado, iba a quedarme aquí. Había hecho un largo viaje para ahora volver a España otra vez. A parte de que allí no tenia mas familia que mi mejor amiga Teresa, y aquí tenia a mi abuelo. La familia es lo que importa y en este caso mi abuelo es lo mas importante para mi. Además de que me acababa de reencontrar con él y quería recuperar el tiempo perdido. Cuando se lo hice saber a mi abuelo este saltó de alegría y llamó inmediatamente a la señora Lert para que hiciera una cena especial. Invitó a Louis y le dijo que se trajera a los otros miembros de la banda y a las novias de estos. Mi abuelo subió las escaleras para enseñarme mi nueva habitación y yo iba a subir después de el, pero una mano agarró mi brazo haciéndome detener.

 

- ¿A dónde crees que vas sin despedirte? - me dijo mientras subía una ceja.

 

- Nada, yo solo seguía a mi abuelo - le respondí con cara de inocente.

 

- Ven aquí anda...

 

Me llevó a sus brazos y me beso el pelo mientras me metía un papel en el bolsillo del pantalón.

 

- Este es mi número, llámame siempre que me necesites, aunque sea por una chorrada. Siempre estaré a sus servicios, señorita.

 

Volvió a hacer la reverencia y yo como buena señorita que soy le respondí con otra reverencia. Nos reímos otra vez y me acerqué a darle un beso en la mejilla.

 

- Gracias por todo Louis.

 

- No me des las gracias, era lo mínimo que podía hacer.

 

Me sonrió por última vez y salió por la puerta. Sentí como si me faltara algo, como si una parte de mi se fuera con es chico que conocí ese mismo día pocas horas antes.

 

- ¡Cariño ven que me canso de esperar! - me gritó mi abuelo desde el piso de arriba.

 

- ¡Ya voy abu! - respondí en el mismo tono de voz, negando con la cabeza mientras sonreía.

 

"Menudo abuelo que tengo" pensé.

 

******************************

 

¿Por qué lo había hecho?

 

Esa pregunta rondaba mi cabeza desde que había roto con Claire.

 

¿Por qué?

 

Sabia la respuesta, pero no quería aceptarlo. Que todo había sido una gran mentira, que me había utilizado como un pañuelo de usar y tirar. Yo la quería y pensaba que ella a mi, pero no. Ella solo quería fama, y la había conseguido, a mi costa.

 

Y allí estaba yo, por la calle, solo y mis pensamientos. La nieta de Mike había conseguido que me olvidara de todo, y se lo agradecía. Era una chica guapa y divertida, no lo puedo negar. Y aunque solo la conocía de unas pocas horas, no podía sacármela de la cabeza. Y eso me daba miedo, no estaba preparado todavía.

 

Llegue a casa y nada más abrir la puerta, cuatro cuerpos cayeron sobre mi.

 

- LOUIS ¿DONDÉ TE HABIAS METIDO? - pregunto Liam.

 

- Estaba en casa de Mike, por cierto esta no....

 

- PENSABAMOS QUE TE HABIAN RAPTADO - me interrumpió Niall.

 

- O PEOR QUE NOS HABIAS ABANDONADO - siguió Zayn.

 

- ¡NO NOS VUELVAS A HACER ESTO! - termino Harry.

 

- ¿Ya os habéis calmado? - ellos asintieron mientras nos sentábamos en el salón - bien, porque esta noche tenemos una cena de celebración.

 

- ¿Y que celebramos? - me pregunto Niall con la boca llena de patatas, nunca he sabido de donde sacaba tanta comida.

 

- Que Mike ha encontrado a su nieta - explique, antes de que Niall escupiera todas las patatas.

 

- No puede ser, ¿Nos estas vacilando, Boo-bear? - me interrogo Harry.

 

- No, me la encontré por la calle por casualidad. Es igual a la niña del retrato, solo que más mayor, más guapa....

 

- Louis ya nos hemos dado cuenta que te gusta, pero sigue con la historia - me despertó Zayn.

 

- Aguafiestas - dije en bajo - Pues eso, estaba buscando la casa de Mike y la lleve hasta allí. Y Mike ha decidido hacer una cena para celebrar el reencuentro y que Julia se queda en Londres con él. Así que hay que estar allí a las nueve. Ah y Liam dice Mike que lleves a Danielle y que le digas que le llame que la necesita para no se que de Julia; tu también Zayn.

 

- Pues si que te has enterado bien, ¿eh? - me regaño Liam al pasar a mi lado en dirección a su habitación, seguido por Zayn

 

- Pues ala ya sabéis a prepararse - nos dijo Harry.

 

- Harry, amigo, son solo las siete. Quedan dos horas - le hable como si fuera un niño pequeño.

 

- Y que - nos explico desde las escaleras - Estos sexys rizos no se peinan solos.

 

- ¡Pero si nunca te los peinas! - exclamo Niall.

 

- Eso es lo que pensáis vosotros, herejes.

 

- Herejes tus rizos Styles - chillo Niall mientras subía las escaleras corriendo detrás de Harry.

 

- Estoy rodeado de locos - pensé.

 

Pase el tiempo tirado en mi cama mirando twitter e hice skype con mi madre y mis hermanas. Estuve casi una hora hablando con ellas. Cuando me quise dar cuenta faltaba media hora para las nueve. Así que me di una ducha rápida y me vestí en un tiempo record. Me puse una camiseta banca unos tirantes azueles y un pantalón rojo. Baje las escaleras, y ya estábamos todos excepto Harry que se había quedado dormido. Por eso al bajar se llevo una colleja, bien merecida, de Niall.

 

Fuimos al garaje y cogimos la furgoneta. Liam conducía, Niall de copiloto, y Zayn. Harry y yo detrás. Pasamos el camino entre bromas y risas. Danielle y Perrie, la novia de Zayn, irían en el coche de Dani y nos encontraríamos allí. Llegamos justo a las nueve y nos abrió la señora Lert.

 

La vi de lejos con un vestido por encima de las rodillas y unos tacones negros. Iba con su pelo suelto y las ondas le caían por los hombros. Era como una ángel. Al verme sonrió y yo no pude hacer menos. Me lleve un codazo de Liam para que me moviera y dejara a la señora Lert cerrar la puerta.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...