Empezar de nuevo (1D - Louis)

Julia Bolton, una chica con una vida complicada, en búqueda de su familia por Londres. Nunca ha conocido el amor. Sus pasiones el baile y el piano, con el sueño de dedicar su vida a ello. Aunque sea difícil ella no piensa rendirse.

Y tendrá la ayuda de su abuelo y de cinco locos famosos; y especialmente de uno de ellos. El chico del pelo desordenado y ojos traviesos. El bromista de One Direction.

Louis Tomlinson, un chico con una vida fácil y con cinco amigos que son más parecidos a cinco hermanos. Recién salido de una relacion que no acabó muy bien. Con su sueño de dedicarse a la música cumplido, con millones de fans esperando una sola mirada suya.

Pero su mirada solo se dirige a los ojos de esa persona, a la que ha estado buscando toda su vida. A esa bailarina rebelde nieta de uno de sus patrocinadores. Esa chica con sonrisa de ángel, que le hará volver a creer en el amor.

5Me gustan
0Comentarios
225Vistas
AA

2. Capitulo 1 - N° 30 de Indie Street

 

Capitulo 1 - N° 30 de Indie Street

 

Pues no había manera, no encontraría la casa ni por arte de magia... Entre en una de las pocas cafeterías que había, uno de los inconvenientes de las afueras de Londres. Conecte el movil al Wi-Fi y me meti en Google Maps haber si conseguia hayar el camino sin perderme. Cuando ya lo tenia, decidi empezar a buscar otra vez, pero me volví a perder. Ese día las cosas no me salían bien.

 

Vi a una señora cruzando la calle y se me ocurrió preguntarle.

 

- Perdone señora, me podría indicar como puedo llegar al 30 de Indie Street.

 

- Claro cielo - me dijo sonriendo - Baja la calle hasta la Plaza White y desde allí, coge la calle de la izquierda y ya estarás en Indie Street.

 

- Muchísimas gracias.

 

pensé seriamente mandarle una reclamación a Google Maps. ¡El camino que me decia era totalmente lo contrario! Seguí las instrucciones de la señora y llege a la plaza y luego a Indie Street.

 

Me puse los cascos para oir música, y la primera canción, al ponerlo en aleatorio, fue una de un grupo londinense del que mi mejor amiga Teresa era super fan. Iba mirando los números de los portales cuando choque con un chico que llevaba gafas de sol y una gorra. Al chocar se le calleron las dos cosas y pude observar sus alucinantes ojos azules y su gracioso pelo castaño claro desordenado.

 

La pinta que yo debia llevar tenia que ser horrible. A mis 18 años estas últimas semanas dormir me habia cosatado bastante, por lo que seguramente mis ojos verdes debian tener unas terribles ojeras debajo de tamaño gigantesco. Mi pelo rubio debia parecer un gran nido de pajaro, con la trenza de raiz desecha, un mechon por allí uno por allá. Así que podemos resumir en que no estaba en mi pleno esplendor.

 

Me ayudó a levantarme y nos quedamos mirando durante unos minutos. No soy demasiado alta por lo que le llegaba por el hombro más o menos.

 

- Perdón - dije yo para romper el silencio.

 

- No pasa nada, yo tampoco prestaba atención - me guiñó el ojo - me llamo Louis Tomlinson y tu?

 

- Julia, Julia Bolton - me tendió la mano, pero yo como buena española le di dos besos.

 

- Tienes un acento raro... No eres de aqui no? - me preguntó alzando una ceja haciendo una extraña mueca.

 

- He vivido en España toda mi vida, pero mi familia es inglesa, o eso creo... - pensé en voz alta.

 

- Ah, y que hace una chica tan guapa como tu sola por la calle? - cambió de tema al ver que se me borraba la sonrisa.

 

- Buscando el 30 de Indie Street - respondí sonriendo al levantar la mirada y ver la suya.

 

- Conozco esa casa, alli vive uno de los patrocinadores de mi banda, si quieres te acompaño - se ofreció.

 

- Sí, por favor, ya me he perdido tres veces - le dije haciendo una mueca, a lo que él rió.

 

- Pues vamos - cogió con una mano la maleta y con la otra mi mano.

 

Por el camino pensaba lo que me habia dicho de el 30 de Indie Street. ¿Alguien de mi familia era el patrocinador de su banda? ¿Su banda, era famoso?

 

- Ya hemos llegado señorita - hizo una graciosa reverencia y me beso la mano.

 

- Gracias caballero - hice yo también una reverencia haciendo que cogía la falda de un vestido.

 

Nos reimos a la vez por el ridículo que estabamos haciendo.

 

- Y que busca en esta casa, señorita? - me preguntó sonriendo.

 

- A mi famila... - dije yo en bajo.

 

- A su familia? - yo asentí - espera tú eres la nieta perdida de Mike... - dijo más para él que para mi.

 

Me volvió a coger la mano y me llevo a rastras a la puerta de la casa. La casa era espectacular, tenía un gran porche con una hamaca y una mesita con sillas. La fachada era blanca y se veía que tenia dos pisos más la buhardilla.

 

Llamó al timbre, yo estaba bastante nerviosa y aprete su mano. Él me miró y me dió un beso en el pelo en señal de apoyo. La puerta se abrió.

 

- Señorito Tomlinson que hace aquí? - dijo una voz con sorpresa.

 

La cara de una mujer bajita con pinta de ama de llaves, con el pelo blanco y uniforme, apareció por el marco de la puerta. Me miró preguntándose quién era y me di cuenta que seguía de la mano de Louis, y me sonrojé.

 

- Señora Lert llame inmediatamente a el señor Bolton, por favor, es urgente - dijo Louis ajeno a lo que acababa de pasar.

 

- Ahora mismo, señorito - respondió haciendo una leve reverencia con la cabeza - pasen a la sala de estar, en un momento el señor Bolton estará con ustedes.

 

La verdad es que no pegaba nada un ama de llaves en esa casa, no tenía pinta de pertenecer a gente que se permitiera esos lujos. A lo mejor también habia servicio en la cocina y de limpieza. Ya lo descubriría o no...

 

Entramos dentro, Louis me guiaba hacia la sala de estar. Muy bonita la verdad. Una estantería llena de libros que imponía a la derecha, y a la izquierda un gran ventanal. dos sofas en medio, uno delante del otro separados por una mesa de cristal, con un jarrón con margaritas blancas en el cento.Habia una chimenea en la pared del frente y encima el retrato de una niña idéntica a mí cuando era pequeña. Estaba en el campo corriendo con el pelo rubio suelto movido por el aire y llevaba un vestido blanco.

 

Me quede mirando el retrato con la boca abierta, no podía ser yo. Louis miraba el retrato y luego a mí, y asi varias veces.

 

- Tengo razón... - volvió a decir en voz alta.

 

- Louis que alegría verte, que haces aqu...

 

Un señor mayor también con el pelo blanquecino por las canas, apareció en la sala. Con los mismos ojos azules que yo. Tenía la sensación de que ya le conocía, y el parecía tenerla igual, nos quedamos mirandonos en silencio.

 

- Señor Bolton, he venido porque creo que he encontrado a su nieta... - explicó Louis.

 

- No puede ser... Julia eres tú?

 

No sabís que hacer, si huir o tirarme a sus brazos. Decidí hacer la segunda, y él me acogió en ellos como si me estuviese esperando desde hace demasiado tiempo. Las lágrimas empezaron a caer de mis ojos. Me acordaba de él.

 

----INICIO FLASBACK----

 

- Abu!! - corría hacia un señor sentado debajo la sombra de un árbol con mi vestido blanco ondeando al viento - Mira lo que he encontrado.

 

- A ver...

 

Había encontrado un trébol de cuatro hojas y pensaba que habia encontrado la octava maravilla del mundo.

 

- Ala que bonito! Mira vamos a guardarlo aquí.

 

Abrió un guardapelo que llevaba en el bolsillo de la americana del traje y metió el trébol dentro.

 

- Era de tu abuela, quiero que lo lleves tú para que te de buena suerte allí donde te lleve el destino y para que sepas que siempre estaré a tu lado pase lo que pase...

 

- Que bonito! Gracias abu - me tiré a sus brazos y me abrazó fuerte como si no quisiese que me fuera - Te quiero pequeña.

 

- Y yo a ti Abu.

 

----FIN FLASHBACK----

 

- Abu.. - le dije aún entre sus brazos apretando fuerte con mi mano el guardapelo que siempre llevaba colgado al cuello.

 

- Pequeña... - lloraba de alegría por saber que le recordaba - ¿Dónde te habías metido?

 

- En un orfanato en España, ¿por qué nunca fuiste a por mi? - le pregunté mientras me separaba del abrazo.

 

- Sentémonos porque es muy largo.

 

Louis hizo el amago de irse, pero mi abuelo le paró diciéndole que yo iba a necesitar apoyo. Nos sentamos en los sofás, mi abuelo en uno y Louis y yo en otro. Louis me cogió la mano, le miré y le di las gracias con la mirada, a lo que él asintió.

 

- Empecemos... - comenzó - Tus padres y yo no nos llevábamos muy bien, porque yo no aceptaba a tu madre. Nosotros tenemos bastante dinero y tu madre solo se casó con tu padre por eso. Cuando tu naciste tu madre os abandonó a tu padre y a ti, porque sabía que no iba a conseguir ni un duro solo por casarse con tu padre. Estuvisteis viviendo conmigo hasta que cumpliste 3 años. Él decidió que no podíais seguí así, por lo que huyó a España contigo. Perdí el contacto con vosotros y no volví a saber nada hasta el 5 de septiembre del 2000. Tu padre había fallecido en un accidente de tráfico. Estuve buscándote durante años, pero no sabía a donde te habían llevado tras la muerte de tu padre. Hace unos años me rendí, pero como puedes observar nunca me olvide de ti - terminó señalando el retrato.

 

Estaba en shock, todo el principio de mi vida resumido en pocos minutos.

 

- Cielo, se que necesitas un rato asimilarlo, ¿por qué no te la llevas a que la de el aire, Louis? - propuso mi abuelo.

 

- Claro señor Bolton, vamos Julia - tiró de mi mano para ayudarme a levantarme.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...