Descubre la verdad sobre la leyenda...

Crees que conoces todo sobre la historia de la Caperucita roja y el lobo feroz?
Descubre la verdad tras la leyenda, una historia de amor, suspenso, intriga y fantasia!
Julieta tendra que enfrentar la dura realidad cuando su mundo cambia de repente, el destino la golpea sin ella tener la minima idea de como afrontar sus problemas, y esos problemas tienen nombre : Alex. Sera posible que Julieta ahogandose en un mar de frustraciones y sentimientos confusos pueda encontrar el amor? Te recomiendo que leas la historia para que descubras todo esto y mas! No te arrepentiras ;) Acepto recomendaciones!

2Me gustan
2Comentarios
263Vistas
AA

1. La noche que todo cambió.

Cuando era niña, mi abuela una vez me conto la historia de hombres lobo rondando por los bosques, criaturas grandes y feroces que no controlaban su impulso de matar, de día eran personas normales, pero cuando llegaba la noche y la luna estaba llena, involuntariamente se convertían en lobos gigantes.

Aunque la abuela me contaba muchas historias de seres fantásticos, mi favorito siempre fue este y me sentía inexplicablemente intrigada por este cuento.

Contar cuentos era nuestra actividad favorita para pasar tiempo juntas, solo nos tenemos la una a la otra, mis padres murieron asesinados cuando era pequeña y desde entonces mi abuela se ha encargado de mí, me bautizaron con el nombre de Julieta, pero la abuela prefiere llamarme caperucita roja por la capa roja que me regalo y que siempre llevo puesta, ella me dijo que la capa es mágica, que me protege de todo peligro y que era necesario llevarla puesta en todo momento porque donde vivimos estamos siempre en constante peligro.

Cuando mis padres murieron, la abuela decidió mudarse de la cuidad a un lugar retirado y tranquilo, así que compro una casa en un bosque hermoso y frondoso, casi encantado, donde en el día todo era paz pero cuando llegaba la noche, era oscuro y tenebroso, lleno de peligros y animales nocturnos hambrientos al acecho. Por eso la abuela y yo nunca salíamos por la noche, preferíamos no arriesgarnos.

Una tarde mi abuela me pidió que recogiera frutos silvestres y así lo hice pero me distraje mucho y antes de darme cuenta ya había  anochecido, así que rápidamente me puse en marcha para regresar a casa lo más pronto posible, debo admitir, el camino de regreso era aterrador, oscuro y frío, sentía la sensación de que me observaban y los ruidos de los animales nocturnos como los búhos, murciélagos y lobos complementaban al bosque sombrío.

Caminaba nerviosa por el bosque de regreso, jamás había estado fuera de casa tan tarde en la noche, no se me era permitido, aun era muy joven, apenas tenía 16 y aunque no entendía porque mi abuela me sobreprotegía tanto siempre obedecía sin protestar. Pensaba en lo molesta que estaría abuelita cuando llegara a casa cuando de repente mis pensamientos fueron interrumpidos por algo (o mejor dicho alguien) que se metió en mi camino.

-BOO!

Sentí  como mi corazón se detuvo y al escuchar este sonido di un salto hacia atrás y sin querer solté la canasta de frutas que llevaba, de repente me encontraba frente a frente con este hermoso joven de alta estatura y cuerpo bien formado, no pude ver bien la cara ya que había anochecido pero la noche estaba lo bastante clara para poder ver su silueta.

Al ver mi reacción  de miedo se rio malvadamente y lentamente se acerco a mí, yo aun atónita y paralizada de miedo solo me quede ahí observándolo. Era la primera vez que interactuaba con otro ser humano que no fuera mi abuela.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...