Eternal Dream(Sueño Eterno)

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 20 sep 2013
  • Actualizado: 12 dic 2014
  • Estado: In Progress
Emma es una chica con un pequeño secreto,normalmente no le gusta llamar la atencion hasta que un dia...

Espero que les guste,la verdad he pasado mucho tiempo sin escribirla.
Aun no me animaba a publicarlo en algun lugar,por que me daba nervios =S
Bueno disfruten =)

4Me gustan
6Comentarios
570Vistas
AA

10. Capitulo 9

Capitulo 9

Revela

 

Tantos malditos túneles y nos tomo tiempo el poder salir, caminaba al frente de todos, el mirar la salida y sentir pequeñas las ráfagas de viento mover algunas hebras de mi cabello no habíamos avanzado casi nada y el salir de ahí sin problemas era algo que estaba empezando a plantearme preocupación, el silencio era demasiado, ese silencio que te alertaba que algo iba a salir mal, sentí una presencia extraña

La pelirroja que anteriormente nos había metido en ese laberinto del demonio estaba justo frente a mi pero algo no era igual que la última vez que la había visto, no conocía a Elizabeth pero podía sentirla, aunque no podía verla sabia que ella estaba ahí

Mi cabeza dolió y todo empezó a aparecer, había salido corriendo de casa, corrí sin darme cuenta de lo lejos que había llegado, cuando me detuve ya estaba perdida; camine en círculos por minutos, era de noche y casi no podía distinguir la diferencia del lugar, al menos la luna resplandecía en el cielo

Y quede paralizada, no podía moverme, una fuerza misteriosa me forzaba a ponerme de rodillas pero yo me resistía, sentía como si todo el peso de la gravedad caía en mi en el doble o triple de lo normal, me hizo ceder. Alguien se acercaba y mi miedo aumento, un hombre con por lo menos unos 30 años de edad se poso detrás de mí, tenía ganas de gritar estaba de lo mas aterrada pero ahogue las ganas de gritar, me tenia totalmente paralizada, coloco sus dedos índices en mis sienes y vino el dolor

Haz que a un lado el dolor y el sufrimiento – dijo de manera algo pausada.

Lagrimas se asomaron por las cuencas de mis ojos, sentí algo extraño, como si extrajeran tolo lo rota que me sentía, quito su mano derecha de mi sien para colocarla en mi cuello justamente el lugar en donde aparecían mis marcas después vino la sangre. Y todo tenía prácticamente sentido, el había bloqueado mis recuerdos, no había olvidado  sola estaban restringidos , no podría olvidar ese color escarlata que había visto mientras el pavor se infringía en mi cuerpo, esos ojos – fríos, escarlata – susurre tan bajo que solo yo pude escuchar mi voz. Había quedado completamente estática  como en trance mientras las cadenas que habían puesto entre mis recuerdos caían violentamente.

 

Y otra oleada de entendimiento llego tan fuerte como un golpe en la boca del estomago, fríos, siempre habían sido la respuesta, justo en frente de mi, también había explicación para mis poderes aumentando en las noches de luna nueva, había sido una noche de en la cual la luna había estado totalmente presente, brillando con una intensidad algo inexplicable como si hubiera sido avisada de lo que estaba ocurriendo y eso explicaba mucho mis cambios.

Marcus había estado ahí, mi amigo de la infancia se había preocupado de mi imponente salida desesperada, me había seguido todo el camino sin ni siquiera haberme percatado de ello, había visto todo, el había sido el que me había recogido después que sintiera que las luces se habían apagado y el haber sido abandonada sin importancia en el lugar casi empapada en sangre.

Ellos, esa especie, los fríos habían sido causantes de este lio; Elisa me miraba con sus ojos grises, que parecían algo perdidos como si en realidad no fuera ella. El clima estaba húmedo, se podía percibir en el ambiente un tenue olor a tierra húmeda, estábamos rodeados de espeso bosque parecíamos estar en medio de la nada, el cielo estaba acompañado por nubes y se podría observar una fina neblina a lo lejos.

Elizabeth y los fríos tenían alguna conexión era más que obvio, ella planeaba algo y utilizaba a Elisa y los otros tres vampiros como sus títeres para conseguir lo que quería.

Regrese en mi  parpadeando  lentamente, saque mi vista del suelo  dirigiéndola hacia Elisa- Estas utilizándola, ¿no es así? – me dirigí hacia la q estaba controlando el cuerpo de la pelirroja .

Así que lo notaste, al parecer no eres tan tonta como pareces – estaba de lo más segura que era ella.

Podría reconocer a una loca como tu sin importar en el cuerpo en el que estés, muchas cosas te delatan -  mi voz sonó en un tono casi indescriptible.

Al parecer tus poderes se han liberado si no fuera ese el caso tus ojos no estarían así – sus palabras causaron impacto  al principio lo que gradualmente se convirtió en otra cosa, algo más que efervencia y crecía al pasar los segundos. Ella sabía.

Emma, tranquilízate – las palabras de Anabel que se encontraba detrás de mí se escucharon lejanas para mi.

Em… - Josh sonaba preocupado.

Ven pequeña – la voz de esa manipuladora diciendo eso había sido la llave para abrir lo que tenia encerrada.

Sin pensarlo dos veces  avance usando más velocidad de la que creía tener, fueron menos que segundos en los que ella chasqueo los dedos, no pude alcanzarla, basto nada mas el  chasquido para que una chica morena, dos chicos uno castaño y el otro rubio estuvieran ahí, y de pronto empezaron a aparecer mas vampiros, sus títeres a como yo les llamaba, una mueca más que una sonrisa se asomo por sus labios.

Mi marca ardió, una ráfaga indescriptible pasó por Anabel, su marca igualmente ardió, Justin se dio cuenta de los pensamientos, los gemelos también reaccionaron y  fue una reacción en cadena, un sonido desde lo más profundo del pecho de cada uno se escucho, y sin ni siquiera pensarlo, bastaron las miradas y los colmillos se hicieron aparecer, todos  a la misma vez.

Sus ojos lentamente se coloreaban de rojo, no eran tan intensos como el tono que Emma poseía pero el cambio se hacía notar, vampiros en su forma natural o simplemente como la gente los imaginaba.

Emma, basta -  era la primera vez que Justin hablaba desde que había visto mis ojos.

Era instinto, era salvaje, podía sentirlo en lo más profundo. No lo escuchaba en lo absoluto.

Atrápame si puedes princesa – maldita manipuladora, empecé a seguirla y así fue como habíamos terminado separándonos.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...