Eternal Dream(Sueño Eterno)

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 20 sep 2013
  • Actualizado: 12 dic 2014
  • Estado: In Progress
Emma es una chica con un pequeño secreto,normalmente no le gusta llamar la atencion hasta que un dia...

Espero que les guste,la verdad he pasado mucho tiempo sin escribirla.
Aun no me animaba a publicarlo en algun lugar,por que me daba nervios =S
Bueno disfruten =)

4Me gustan
6Comentarios
514Vistas
AA

8. Capitulo 7

                                              La recien llegada

 

Mientras nosotros resultábamos con muchos daños ellos estaban muy orgullosos de que sus planes estuvieran saliendo muy bien; el plan era el de tomar mi cuerpo como un vehículo para tener a su huésped, además de eso querían apoderarse de mi sangre ya que era muy fuerte y vital; también estaban pensando en hacerle  creer a Justin que estaba en su contra para poder obtener su sangre, para hacerle sentir odio en contra de mi –aunque no fuera un resultado muy acertado-para que su sangre estuviera llena de odio  para que al disolverla con la mía  tuviera suficiente poder, como para  traer a la vida a Elizabeth.

En la  escuela había llegado una chica nueva al salón; ella tenia el cabello rojo como el fuego, piel blanca como la nieve, alta, tenía un tono de ojos gris muy extraño para alguien que era pelirroja; su presencia en el salón me ponía la piel crispada, al verla directamente a los ojos un escalofrío recorrió mi espalda, sus ojos  se dirigían hacia  de una forma brusca, su mirada  era como la de un depredador que tenia acorralada a su presa, sus brillantes ojos grises hicieron que intentara bajar la mirada, mas no pude.

Justin: ¿que pasa?

Emma: ella

Justin: si, ¿que pasa?

Emma: ella no es normal, no puedes sentirlo

Justin: sinceramente no puedo decir que si por qué no resulta sospechosa para mí en absoluto.

Al dirigirse a su asiento Elisa, me quedo viendo fijamente,-tan solo un instante- empecé a sentirme mal; al final de todo tanta lucha no valió la pena –perdí el conocimiento- Justin exaltado le dijo al profesor que necesitaba llevarme a la enfermería; al llegar donde la enfermera Justin encontró a Jake.

Justin: que haces aquí, deberías de estar en clases 

Jake: Anabel se puso muy mal

Justin: que  paso, ella  está bien

 Jake: ella esta inconsciente; cuando estábamos en clase de historia, el profesor pensaba que estaba dormida pero ella no acostumbra dormirse en las clases, el que hace eso normalmente es Josh, me levante para verla, le hablaba y no me respondía así que le pedí al profesor que me dejara traerla a la enfermería

Justin: no la hubieras traído aquí si le sacan sangre se darán cuenta

Jake: lo sé, pero estaba preocupado y no sabía qué hacer

Justin: le hubieras avisado a  Josh

Jake: Josh no está en la escuela llevaron a su clase de excursión, pero aun no te he preguntado qué haces tú aquí

Justin: ah claro, estoy aquí por Emma

Jake: que paso con ella

Justin: se desmayo

Jake: que extraño no te parece sospechoso que Emma y Anabel se hayan desmayado en mismo momento

Justin: observaste algo sospechoso antes de que Anabel se desmayara

Jake: pues ella se miraba desorientada, al parecer le dolía la cabeza

Justin: ¿por qué lo dices?

Jake: su mano la tenía en la frente y se quejaba un poco

Justin: exactamente lo que paso con Emma

Jake: ¿qué diablos les está pasando a las chicas?

Justin: ahora que recuerdo ella  empezó a sentirse mal cuando entro al salón la chica nueva

Jake: que chica nueva

Justin: la verdad no  sé muy bien, su mente es un poco borrosa y no pude descubrir  mucho

Jake: eso es un poco extraño pero no te preocupes yo averiguare

Justin: no te  metas en problemas  y si hay alguno me  avisas

Jake: si no te preocupes… ¡ah! y cuida de Anabel por mi

Justin: descuida sabes que lo hare

Mientras Jake buscaba la manera de liberarse de las demás clases, Justin hablaba con la enfermera; no puedo especificar cuánto tiempo estuvimos inconscientes en la enfermería.  La pelirroja era extraña me transmitía un sentimiento de desconfianza, no pude sentirla llegar y tampoco adivinar sus acciones  era como que si ella pudiera bloquearme de alguna manera. La nueva tenía mucho que ver con ELIZABETH estaba muy segura de eso.

Semanas después de ese incidente todo parecía tranquilo  Elisa no resulto causante de problemas pero aun así  mi instinto me decía que ella tenía algo extraño que ocultar. Mis noches empezaron a ser intranquilas  mis sueños estaban invadidos de  una gran cantidad de vampiros. Esos resultaron ser: Los fríos.

Del otro lado de la ciudad en un pequeño lugar oscuro rodeado de arboles  un pequeño sonido rompió el silencio que en ese lugar existía.

La familia de Justin que  después de tanto tiempo de vivir en silencio y en las sombras aparece, la mala noticia: andan en mi búsqueda. Ya era suficientemente malo que cuatro vampiros estuviesen detrás de mí- al parecer si soy un imán de problemas- y lo que me faltaba ser perseguida por una familia de vampiros de muchos miembros en ella. Como podrían haber sabido ellos de mi existencia; Justin jamás menciono que ellos tuvieran habilidades y eso empeoraba mi ansiedad. En los pasados meses  tuve días extremadamente peligrosos y muy extraños, mi vida era aburrida al compararla con la que tengo ahora, la única desventaja de mi vida diaria es que en cualquier momento puedo desaparecer  sin dejar ningún rastro; mi familia saldría herida si algo así pasara y mas mi hermano que me ha protegido durante todos estos años.

Justin empezaba a comportarse raro conmigo estaba un poco distante y distraído, en las clases se hacía menos frecuente el que me encontrara con Josh y Jake a la única que seguía viendo a diario era a Anabel, no sabía qué era lo que estaba pasando, porque un cambio tan repentino después de que todas las tardes platicaba o salía con todos ellos no lo entendía en lo absoluto. Empezaba a darle vueltas al asunto; eso estaba trayendo a mi mente malos presentimientos.

Mis amigos si es que puedo seguir llamándolos así, ya que últimamente solo hablaba con ellos durante la hora del almuerzo, de vez en cuando quedaba con alguna de las chicas para ir a alguna parte pero la mayor parte del tiempo la pasaba con Anabel, los gemelos o  Justin; estaba empezando a formarse una mala costumbre al sentirme tan cómoda con ellos, lo tomaba como una vida normal, suprimiendo algo que era un poco difícil de ocultar, puede  que los días hayan estado tranquilos en ese tiempo pero siempre tendría que esperar que pasara lo peor; se que pensar de esa manera seria muy pesimista pero esa era la realidad que tenía que aceptar. 

Mi suerte no era muy buena después de todo; aunque no se tratase de algún incidente sobrenatural siempre había ciertas cosas que nunca me salían bien, era un poco torpe tenía que aceptarlo, siempre me ocurrían cosas sin sentido pero siempre creí que era por una tonta casualidad o quizás por mi tonta desgracia, no le ponía mucha mente al asunto, al final eran minuciosas pistas de que ocurriría algo terrible pero por haberlas oprimido, desde el principio lo estoy pagando.   

Puede que más de alguna vez en toda esta historia ha parecido interesante el cambio de tiempo como si esta historia estuviese en el presente o en pasado; eso es muy difícil de decir la confusión aun me rodea así que esa decisión será su encargo.

Mis días empezaban a ponerse grises y oscuros, la lluvia ayudaba a poner ese ambiente de tensión entre todos nosotros eso estaba empezando a molestarme, no deseaba en absoluto el regresar a mis aburridos, tristes  y decepcionantes días; eso lo tenía más que seguro.

Recuerdo que todo estaba en constante monotonía hasta en aquel instante en el que el llego a mi vida, revolvió  mis pensamientos e hizo que mi actitud se volviera más fuerte.

Cada pensamiento que he tenido a acortado la historia, no estaba viviendo la realidad en absoluto, estaba hundida en mi propio mundo en el que nadie podía acercarse. Los latidos de mi corazón estaban empezando a desvanecerse y la oscuridad estaba empezando a apoderarse de mí; no tenía miedo más sin embargo si una duda, porque su llamado nunca aparecía, porque ese sonido tan conocido no había interrumpido mi silencio a como antes había sucedido. Algo estaba mal mi instinto me lo gritaba pero no hacia ningún esfuerzo para salir de mi silencio, mis sentidos estaban dejándome atrás esto hizo que me sofocara para al fin poder intentar algo para salir de esta oscuridad.

Mi cuerpo finalmente respondió y abrí mis ojos bruscamente, al abrirlos alguien me tenía en brazos, no era ese alguien que yo esperaba; estaban a punto de morderme-eso me hizo quedar en shock por segundos para después responder con brusquedad-mis ojos instantáneamente cambiaron, mi movimiento fue veloz; mi primera acción fue estirar mi mano con mucha fuerza para lograr soltarme, al hacerlo caí al suelo, trataba de visualizar quien era esa persona pero al darme cuenta que no podía, preferí empezar a correr; al querer levantarme me tomaron del tobillo mi primera reacción fue patear muy fuerte en dirección donde mi tobillo estaba atrapado, sin medir mi fuerza pude soltarme pero esto hizo que avanzara hasta la orilla del lugar en donde estaba que al parecer tenía un metro de alto, mi espalda golpeo con el suelo solo intente tomar aire y salir corriendo a como pude.

Ese lugar era enorme, habían demasiados pasillos y lo menos que deseaba era regresar al lugar del que acababa de escapar; empezaba a tomar la calma. En un instante pude sentir a varias personas cerca del lugar, inicie mi búsqueda, entre más me acercaba, en cuestión de segundos pude reconocer a las personas que había sentido anteriormente.

En un lugar oscuro, frio y silencioso encadenados de manos, pies e incluso el cuello se encontraban Anabel, Jake, Josh y Sam Mi compañera de salón era la única que estaba consiente estaba muy confundida no sabía que hacia ella en este lugar. Ella volvió sus ojos hacia a mí, pero no decía nada parecía estar en shock ya que lo único que hacía era mirarme fijamente a los ojos, cuando me le acerque empezó a hiperventilar y a llorar

 

Emma: ¿Qué haces tú aquí?

Sam: eres tú cierto, dime que mis ojos no me engañan

Emma: ¿Qué te pasa, porque estas tan alterada? dime

Sam: Pensé que tu sangre ya había sido… y que tú ya estabas…-ella no terminaba las frases y eso me confundía más

Emma: Sam no te entiendo, de que hablas, que le han hecho a los chicos-le pregunte señalando a los Anabel y  a los gemelos

Sam: ellos están en un sueño profundo, ella les dio… los obligo a beberla

Emma: no entiendo explícame, como ellos pueden estar durmiendo si ellos son…- frene en seco antes de decir esa palabra

Sam: que cosa… vampiros, a ellos también les afecta la magia

Emma: que dices, a que te refieres con magia

Sam: Emma soy una bruja por eso me tiene aquí

Emma: ¿Que dices?

Sam: Me tienen con vida por que necesitan de mí, estoy consciente porque no tengo la fuerza de un vampiro como para soltarme, pero ella también me hizo beberla con una dosis menos letal pero igual eso está en mi organismo

Emma: que puedo hacer para despertarlos, necesito de ayuda, necesito encontrarlo

Sam: te refieres a Justin, el estará igual a como estabas tu

Emma: no entiendo como paso esto

Sam: recuerdas a la chica nueva Elisa, resulto ser una ilusionista y una muy buena

Emma: ¿Ilusionista?

Sam: Si, tu novio puede leer la mente, tú puedes sentir lo que los demás van a hacer y lo que siente la gente pues esta chica puede entrar a tu cabeza e incrustar una ilusión

Emma: entonces yo tenía razón, ella si era sospechosa después de todo

Sam: ella hizo que te desmayaras, a los demás los dejo  inconscientes, nos saco a todos nosotros, tú nunca despertaste hemos estado aquí desde ese entonces

Emma: ¿Cuánto tiempo llevamos aquí?

Sam: no puedo responderte eso, ella hace que perdamos la noción del tiempo acá.

Emma: Es hora de salir de aquí a como sea

Sam: Primero tenemos que levantar a tus amigos

Emma: ¿Qué puedo hacer para que despierten?

Sam: eso es muy sencillo, son vampiros, con tu sangre.

Me quede paralizada al saber que tenía que derramar sangre aun así sabiendo que Justin me lo había prohibido sin importar las circunstancias.

Aunque sabía que lamentaría el hecho de derramar sangre, simplemente olvide las palabras que se me habían sido dichas e hice una herida en mi muñeca con el primer objeto que pude ver, a decir verdad mi vista era bastante buena, el olor a sangre se impregno en el ambiente, nunca pensé que iba a funcionar simplemente con el olor así que sin ninguna duda hice que las gotas de sangre fueran directamente a los labios de Anabel, sabría que ella se molestaría por esto pero no tenía ninguna opción, estaba algo desesperada y necesitaba de verdad sacarlos a todos de ahí.

Mi alivio fue cuando note que Anabel empezaba a recobrar el conocimiento.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...