Eternal Dream(Sueño Eterno)

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 20 sep 2013
  • Actualizado: 12 dic 2014
  • Estado: In Progress
Emma es una chica con un pequeño secreto,normalmente no le gusta llamar la atencion hasta que un dia...

Espero que les guste,la verdad he pasado mucho tiempo sin escribirla.
Aun no me animaba a publicarlo en algun lugar,por que me daba nervios =S
Bueno disfruten =)

4Me gustan
6Comentarios
711Vistas
AA

7. Capitulo 6

                                                         Promesas

Solamente estaba inconsciente pero sentía un silencio, como nunca antes había experimentado, me sentía en paz, sentía como flotando en agua, estaba oscuro, pero no estaba en movimiento, todo estaba intacto, absolutamente nada se movía, no se emitía ninguna clase de sonido, el liquido se torno de color carmesí como la sangre-aunque no tenía ni idea del cambio de color en el liquido en ese momento- a lo lejos se escuchaba una voz, sonaba desesperada, con un tono de agonía y sufrimiento, mencionaba mi nombre con preocupación y angustia como si nunca jamás volvería a escuchar mi vos- esa voz tal dulce era Justin- mencionaba mi nombre  con desesperación.

Justin: Emma, por favor responde

Anabel: Emma ¿me oyes?

Justin: por favor despierta.

Anabel: Reacciona

Justin: por favor, por favor… por favor… No me dejes…

Escuche la voz de Justin que decía “no me dejes” en ese momento abrí los ojos, el me levanto y me abrazo, mientras Anabel suspiraba de alivio por verme consciente de nuevo, lo único que deseaba era poder regresar a mi casa, volver a ver a mi madre, a mi hermano y poder dormir un rato, cada cosa que me sucede esta en un grado más alto y peligroso cada vez, este año ha sido en el que más me he preocupado por las personas de mi alrededor, nunca me había interesado tanto una persona en especial, nunca se habían preocupado tanto por mí, pero creo que todo esto pasa por alguna razón, extrañamente tengo más amigos de lo pensaría tener, no tengo problemas en la escuela, mi mama esta últimamente más tranquila, no ha cambiado la forma de comunicación con mi hermano aunque no sepa que  mi novio-esa palabra aun a la que no me acostumbraba decir- es un vampiro y que sus hermanos también lo sean o acerca de mis habilidades que para mi pareciesen ser un gran error pero a la misma vez una gran suerte ya que de no ser así nunca hubiera conocido a Justin, a Anabel, a Jake o a Josh pero al menos puedo estar tranquila de que él nunca me dejara sola y el puede estar muy seguro de que yo nunca lo dejare, al menos hasta que mi corazón deje de latir.

Emma: ¿eres tu Justin?

Justin: si estoy aquí a tu lado

Emma: prométeme que nunca me dejaras sola

Justin: lo prometo; aunque por mi culpa, tu estas así

Emma: sabes que eso no es cierto, de no ser por ti no estaría viva

Justin: de no haberme conocido tuvieras una vida normal

Emma: yo no soy normal, mi vida nunca fue normal

Justin: pero…

Emma: ¡Nada! Si tú no hubieras aparecido estuviera igual que antes, sin amigos, sola, desolada, pérdida en mi decadencia, hundida en los peores momentos de mi vida

Justin: Esta bien pero no te trates mal a ti misma, no resisto verte sufriendo.

Me llevo de regreso a su casa me pusieron vendas en los lugares  en los que yo estaba lastimada, la atención que me daba Anabel era genial, ella me cuidaba como si fuera mi hermana mayor, se preocupaban por mí, ella para mí era una excelente amiga, pero ella estaba un poco abrumada al ver en la manera en que sufría su hermano al verme sufrir a mí, era una responsabilidad muy grande el de mantener a salvo a una humana , verdaderamente  puedo defenderme sola, pero eso era algo que ninguno de los dos quería arriesgar, así que tomaron una decisión juntos, la que se volvió promesa.

Justin: Anabel, puedes prometerme algo

Anabel: ¡claro!

Justin: promete que cuando yo no esté para cuidar a Emma tú lo harás por mí, no dejes que la lastimen

Anabel: te lo prometo, nunca te defraudaría

Justin: ¡Gracias!

Después de unas cuantas horas me sentía mejor, aun seguía sin entenderlo porque mis habilidades no reaccionaban, era confuso no lo podía entender, las únicas veces que mis poderes habían respondido, habían sido en situaciones en las que todo estaba tranquilo o cuando me enfurecía, o estaba triste, era algo muy difícil de comprender.

Justin: ¡Hola! ¿Cómo te sientes?

Emma: mejor

Justin: Segura, te veo pálida

Emma: Justin la mayoría del tiempo estoy pálida, créeme estoy bien

Justin: Esta bien

Emma: sabes me he estado preguntando ¿Por qué mis habilidades no aparecen en el momento en el que necesito de ellas?

Justin: no te angusties, las vas a poder controlar cuando llegue el momento indicado.

Emma: pero al menos quisiera saber cuándo o cómo hacer para usarlos en caso en el que tú...

Justin: no digas eso, sabes que siempre estaré contigo

Emma: Justin las cosas no siempre salen  a como las planeas, algunas veces las cosas pasan sin razón alguna

Justin: ¡lo sé! pero al pensarlo me  preocupo demasiado

Emma: a mí también me preocupa cualquier cosa que pueda suceder

Pensando de esta manera ambos sentíamos una gran angustia aunque yo no iba a dejar que el miedo me controlara, decidí aprender a controlar mis poderes de cualquier forma posible; Anabel prometió que me ayudaría junto con Josh y Jake; pasaron semanas y empezaba a controlar mis reacciones en contra de cualquier situación que se presentara pero los que más se preocupaban eran mis compañeros de clases llegaron a tanta angustia que un día me acompañaron  hasta mi casa.

Christopher: Oye en donde te has metido

Hillary: ¡Sí! Últimamente solo te hemos visto en clases

Alex: ¡Sí! Últimamente te has desaparecido

SAM: los chicos tienen razón…. ¿Qué pasa?

Wendy: necesitamos saber si las cosas están bien con… ¡ya sabes!

Christopher: ¡Sí! Puedes contar con nosotros.

Emma: ¡chicos! Miren lo que pasa es que he estado muy ocupada últimamente

Alex: pero porque si tenemos las mismas clases

Hilary: además si no le entiendes puedes pedirnos ayuda

Christopher: ¡claro! No sería ninguna molestia ayudarte

Emma: ¡gracias! Pero puedo hacerlo todo yo, solamente estoy un poco atrasada con las clases

Christopher: ¡está bien! No te preocupes te comprendemos.

Varias semanas después me enfrente a la primera prueba que tenía preparada Anabel y fue dura, al menos para mí.

Estaba empezando a atardecer, estábamos en el bosque sentía que  me estaban vigilando así que empecé a correr , de pronto llegue a un arroyo pero algo me empujo tan fuerte que llegue hasta el otro extremo del arroyo, me levante rápidamente, empecé a seguir a la persona que me seguía, corrimos por todo el bosque, le dimos varias vueltas a todo, al detenernos la chica bajo del árbol; empezó a atacarme y en ese momento reaccione, mi cabello cambio, siguiéndolo así mis ojos junto con el color de mi piel, era hábil, rápida, y muy fuerte  pero a mi nada ni nadie me detenía intento muchas veces derribarme pero nada funcionaba; ninguna cedía a los ataques de la otra; en uno de sus ataques logro lanzarme contra un árbol mi espalda dio el golpe con el árbol, no me había herido interiormente; el único daño que me había causado era que se me hacia un poco difícil respirar.

Anabel: ¡OH Dios! ¿Emma estas bien?

Josh: ¡¡¡Anabel!!!

Jake: ¡Oh rayos! ... Emma

Emma: chicos estoy bien no se preocupen

Anabel: estas bien; si esto vuelve a pasar y te lastimas se que  Justin

Emma: ¡Tranquila! ¡Eso no  pasara! No se preocupen estoy bien

Josh: Anabel ten más cuidado; podrías lastimarla

Anabel: ¡Lo sé! No fue mi intención hacerlo, fue una reacción, un reflejo

Emma: ya paso, ahora tenemos que seguir

Los chicos hicieron como si no había ocurrido nada, así de esta manera seguimos con la prueba claro que Justin no sabía absolutamente nada acerca del entrenamiento ya que si se enteraba prohibiría que lo hiciéramos. Cada vez podía controlar todos mis poderes y mis emociones.

Una noche al terminar el entrenamiento, estaba en mi cuarto, estaba dormida; en mi sueño estaba en mi habitación, se abría la ventana y alguien entraba, yo sentía que me asfixiaba, no podía respirar; sentía que mi cuerpo estaba caliente a pesar que a mi alrededor el clima era muy frío, alguien me cargaba, hasta que coloco mi cuerpo en una especie de piedra, al ver a mi alrededor había muchas personas y en el suelo un liquido de color carmesí, al soñar eso mi corazón latía demasiado rápido, mi cuerpo alcanzo altas temperaturas, me quejaba, y pronunciaba el nombre de Justin ; me di cuenta que el liquido color carmesí de mi sueño era sangre, este sueño se había vuelto pesadilla me descontrole en mi propio sueño, atacaba  a cualquier persona en mi camino, mientras pasaba eso en mi sueño, en mi cama no paraba de moverme; no importo la distancia que tuviéramos;  Justin logro escucharme, al oír mi desesperación llego lo más rápido posible, entro por la ventana, y al tocar mi frente descubrió que mi temperatura era irregular era demasiado alta, intento despertarme pero no pudo lograrlo, no le importo que dijera mi madre o mi hermano, el estaba preocupado por mi; así que me puso una colcha encima me cargo y salió de la casa, al salir noto un gran cambio en mi temperatura había cambiado drásticamente , ya no estaba caliente estaba demasiado helada que hasta temblaba era una situación muy extraña, por fuera estaba muy tranquila pero mi sueño era terrible estaba llena de sangre y el color de mis ojos era rojo carmesí como el color de la sangre, el deseo de beber sangre era frenético pero en realidad yo no necesitaba la sangre , es decir no dependía de ella en absoluto, lo único que tenia de vampiro eran las habilidades ,es decir, mi corazón aun latía.

Al llegar a casa de Justin  me acomodo en un sofá, justo en el momento empecé a ponerme muy pálida, mi piel estaba tan fría como la de él, los latidos de mi corazón eran más rápidos, una ráfaga de aire frío me envolvió; comenzó a llover  muy fuerte, Justin estaba muy angustiado por ver mi estado, ya que pareciese que hubiera muerto pero no era así para él era frustrante no saber qué sucedía conmigo; llego  Anabel, entro en la habitación en donde estábamos, al verme le dijo a Justin que no debía estar en la casa que debía hacer algo para que mi corazón latiera a su ritmo normal.

Anabel: Justin ¿Qué pasa?

Justin: ¡No lo sé! Hace rato la escuche quejarse y también pronunciaba mi nombre, así que fui a su casa, al llegar la encontré teniendo una pesadilla, la abrace y se calmo pero algo me inquieta

Anabel: ¿Qué pasa?

Justin: su temperatura cambio demasiado y sus latidos son muy acelerados

Anabel: Justin tienes que sacarla de la casa ahora mismo

Justin: ¿Qué? ¿Por qué? Además no puedo sacarla está lloviendo muy fuerte  

Anabel: Exactamente por eso si la mantienes en un lugar en donde la temperatura  esta cálida la mataras

Justin: ¿A qué te refieres con eso?

Anabel: que tienes que ponerla en un lugar frío ahora o sin ella morirá

Justin: ¡bien! Hay que ir afuera

Estábamos los tres en el jardín, la lluvia estaba muy fría, la temperatura de mi cuerpo empezó a bajar y los latidos de mi corazón eran normales-desperté- la reacción de mi rostro era signo de angustia, desesperación e impresión  en la lluvia no se podían ver pero tenía lagrimas cayendo de mis ojos; esa fue una noche intranquila; me sentía muy débil a pesar de no haber hecho nada, mas temblaba de frío, en el momento en el que caminábamos hacia la casa la marca de mi pecho empezó a destellar tenía un color pálido; mí apariencia  era muy diferente ya había cambiado por completo, al entrar a la casa mis signos vitales regresaron a la normalidad; era muy frustrante no poder hacer absolutamente nada en estas situaciones que ponían en riesgo mi vida, odiaba no poder hace nada y los chicos también se sentían tan impotentes; era muy tonto pensar en cómo solucionar las cosas sin saber el motivo por el que ocurren.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...